domingo, 4 diciembre 2022 |

Actualizado a las

8:18

h CEST

2.9 C
Madrid

Sincronicidades: exploramos las coincidencias que pueden inquietar a más de uno y por qué ocurren 

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Las sincronicidades es un término que cada vez es más popular y ocurre cuando una persona experimenta dos sucesos diferentes, pero cree que están relacionados aunque no hay evidencia que respalde esa afirmación, en esta entrada hablaremos mucho más al respecto.

La palabra “sincronicidades”, proviene de la palabra “sincronía”, lo cual tiene sentido porque es un término, nacido en la psicología, y acuñado por primera vez por Carl Jung. Se refiere al hecho de relacionar dos hechos que parecen estar aislados y unidos a la vez. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo.

Conocimiento racional:
Qué es, características, método y ejemplos de pensamiento racional (filosofía, ciencia…)

Leer artículo

Tipos de sincronicidad 

Entendemos que “sincronicidad”, es la unión de sucesos que ocurren en el mismo instante, está conectado con la mente y el lugar en donde se encuentra la persona. Más allá de esto, existen tipos de casualidades de la vida. 

Pensamiento y mundo externo 

La primera sincronicidad está conectada con la casualidad o coincidencia de pensar en algo y que ese elemento aparezca delante de los ojos de la persona. Un ejemplo clave puede ser el siguiente, soñar con una cucaracha voladora y que de la nada, aparezca delante de los ojos del individuo. 

Estos hechos, los cuales pueden parecer no estar relacionados, según la sincronicidad sí lo están, puesto que puede reflejar una alerta en la persona o un deseo oculto. 

Estado psíquico y percepción

Las coincidencias de la vida quizás sí existan y el segundo tipo de sincronicidad lo explica de la siguiente manera: Un ejemplo en el que la persona sueña con un suceso, el cual cree que desconoce el lugar y los sucesos, pero después comprueba que sí sucedió. 

Puede llevar a un punto más profundo, por ejemplo, que un individuo sueña que ocurrió un accidente automovilístico y luego le llegue la noticia de un suceso con las mismas características. 

Premonición 

Aunque no es exactamente una “premonición”, la tercera sincronicidad tiene que ver con entender señales que sirven en el futuro. Por ejemplo, soñar con un número y tomar una decisión en función a esto, para luego comprobar que tenían una relación estrecha. 

Existe una creencia que soñar con dinero es la primera parte para iniciar una nueva vida, además de proyectos, la persona toma una decisión basada en este sueño y tiempo después todo lo propuesto, en efecto, prospera. 

Dicho concepto y ejemplo, intenta responder a la pregunta de qué es la sincronicidad espiritual. 

Sincronicidad según Jung

En este apartado nos centraremos en hablar de sincronicidad en Carl Jung, un psicólogo y ensayista de origen suizo, quien fue la persona que se encargó de desarrollar esta teoría con la intención de proporcionar un sentido, desde el punto de vista académico, a las casualidades. 

Detrás de este término, existe mucho trabajo de investigación e ímpetu de comprobar que realmente es posible relacionar dos hechos que parecen completamente alejados, por supuesto, desde el punto de vista científico. 

Según el psicólogo Jung, o la manera en la que él explica este fenómeno, es una forma de relacionar dos situaciones, pero que no tienen una relación casual. 

Más allá del significado de sincronicidad

Para llegar al significado de “sincronicidad”, Carl Jung tuvo que atravesar por mucho. Explicar o darle un nombre a un evento que está conectado con la mente y cómo este se relaciona con el exterior no fue una tarea fácil e incluso, después de tantos años, la teoría tiene muchos detractores. 

Después de varios años de investigación y teorías subjetivas, logró acuñar el término a principios de la década de los 30. Sin embargo, buscó ayuda con la intención de tener fundamento científico, a esta tarea se le sumó el físico, ganador de un premio Nobel, Wolfgang Pauli. 

Durante mucho tiempo, el concepto cambió, pero al final ambos especialistas llegaron a la conclusión de que las conexiones acausales, sí pueden estar relacionadas con la psique y el mundo exterior, al igual que las conexiones causales. 

Esta es una forma de explicar qué es una sincronicidad, un término que no es conocido por mucho, a pesar de que gran parte de los terapeutas en el mundo hacen uso de esta teoría. 

Coincidencias 

La existencia humana es compleja y difícil de entender, eso también implica intentar comprender sucesos que experimentan las personas y la relación de la mente en todo esto. 

Por supuesto que Jung presentó una serie de pruebas y una de las más conocidas es la historia de una mujer, quien estaba en terapia y estaba describiendo el sueño que tuvo con un escarabajo, considerado un símbolo importante en el Renacimiento, mientras está contando, un insecto de las mismas características aparece por la ventana. 

Sobre este acontecimiento, el psicólogo agregó que esta “coincidencia”, pudo estar relacionado con el deseo de esa persona de salir de una relación con excesivo apego, uno capaz de doblar el límite de lo racional. 

Pese a que el psicólogo pudo recabar varios testimonios similares, para muchos especialistas el significado de coincidencia no tiene que justificarse de este modo, del mismo modo, hay otros científicos que aseguran que las coincidencias no existen. 

Críticas sobre la teoría de sincronicidad 

La principal crítica en contra de la teoría de Jung es que no hay ningún método científico que la compruebe, de momento, solo está sostenida en teorías cualitativas. 

Uno de los mayores detractores de la teoría es el escritor de The Skeptic’s Dictionary, Robert Todd Carroll, él argumenta que dicho concepto carece de sentido y que ya existe una palabra que explica, de alguna manera, tal suceso y esa es “apofonía”, en inglés “apophenia”. 

La palabra fue acuñada, por primera vez, por el psiquiatra alemán, Klaus Conrad, quien explicó que se trata de una “percepción espontánea entre conexiones y significados entre objetos no relacionados”, dicho significado guarda relación con la “sincronicidad”. 

Rechazo inminente 

Una de las críticas más recientes provino del profesor y estadista británico, David J. Hand, este aseguró, en el 2014, que carecía de todo sentido y que solo era un intento para explicar hechos que no tienen relación entre sí. 

Cree que es innecesario este término, cuando, en realidad, se trata de eventos naturales que deberían seguir su curso, sin tener la descabellada idea de que existe algo más allá, puesto que ni las matemáticas ni la física han demostrado que tiene sentido. 

Por otro lado, el académico de la Universidad de Cardiff en Reino Unido, Mark Johansen, dice en un artículo que el principal problema de la sincronicidad como principio de conexiones acausales es que se enfoca que las casualidades son estructuras reales que “están ocultas” en el mundo, sin mencionar que son un hecho natural de la vida humana. 

El primer profesional en fijar una postura en contra de la sincronicidad entre personas y en general fue psicólogo, Fritz Levi, en 1952 destacó que había una vaga definición de los eventos sincrónicos y cuestionó la utilidad de la misma, puesto que sentía que no aportaba nada novedoso a la psicología ni a los terapeutas. 

Ejemplos de sincronicidad

Ahora bien, llegamos al último apartado de la entrada y hablaremos de los ejemplos de sincronicidad. 

Símbolos 

Con la sincronicidad las coincidencias existen y en este ejemplo, hablaremos de Armando, un chico de 25 años, recién graduado de la universidad en el área de Administración de Empresas. 

Una mañana él sueña con una maleta y está a punto de emprender un nuevo viaje. Quizás para Armando esa sea la señal que ha estado esperando por años, pero decide ignorarlo para no “ilusionarme”. 

Al llegar a la oficina, en su escritorio, los superiores le dejaron un boleto de avión e instrucciones claras que será ascendido y deberá mudarse a Londres. 

Encontrarse a alguien por casualidad

Imagínate estar pensando en alguien y que estés caminando sin mirar hacia adelante, entonces te tropiezas y cuando levantas la mirada, luego observas que es la persona en la que estabas pensando. 

Cambio 

Si ves muchas señales en algún momento y después te interesas en averiguar qué hay detrás, podrás descubrir un significado oculto, tal vez una necesidad de cambio. Representa una señal de alerta, la cual estás ignorando, pero debes afrontar. 

Sin duda, este tipo de suceso para muchas personas es una clara respuesta a que sí existen las casualidades. 

Es así como las sincronicidades se presentan como una tajante teoría para aquellos que aseguran que no existen las coincidencias. La sincronía está presente en la vida diaria, para los escépticos es difícil aceptar que hay una relación directa entre la mente y los sucesos del exterior.

Sin embargo, al igual que Carl Gustav Junglas hay muchos profesionales que confían en ella, al igual que otros la rechazan por completo, sin importar esto, lo más importante siempre será respetar los puntos de vista de los otros.

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Córdova, Eilidibeth. (2022, 27 septiembre). Sincronicidades: exploramos las coincidencias que pueden inquietar a más de uno y por qué ocurren . Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/sincronicidades/

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Eilidibeth Córdova
Eilidibeth Córdova
Periodista licenciada en Comunicación Social por la Universidad Católica Andrés Bello Extensión Guayana (UCAB), Bolívar, Venezuela. Diplomada en Derechos Humanos y Perspectiva de Género por Universidad de los Andes (ULA), Mérida, Venezuela.
Cinco Noticias / Variedades / Sincronicidades: exploramos las coincidencias que pueden inquietar a más de uno y por qué ocurren 

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre