lunes, 3 octubre 2022 |

Actualizado a las

11:18

h CEST

15.5 C
Madrid

Desequilibrio emocional: causas, síntomas, tratamiento y cómo saber si una persona tiene inestabilidad emocional

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Todos conocen la existencia del trastorno bipolar y si bien no todos comprenden los detalles pertinentes tienen una idea bastante general de qué se trata, pero a veces la gente cataloga a otros como bipolares cuando en realidad se trata de un desequilibrio emocional. Aunque hay casos donde ambos coinciden no siempre son lo mismo.

La inestabilidad o desequilibrio emocional es un estado que afecta la intensidad, regulación y comportamiento de las emociones, esta puede desarrollarse por muchas causas pero independientemente de cual sea, esta genera un verdadero malestar y dificultades para quien lo experimenta por lo que no debe ser utilizado como un insulto y debe ser atendido.

Funciones de un psicólogo:
Cuáles son las principales actividades de un psicólogo (general, clínico…)

Leer artículo

¿Qué es desestabilizarse emocionalmente?

Todos experimentan un gran rango de emociones a lo largo de sus vidas, todos han pasado por momentos de la más grande felicidad y euforia así también como puntos sumamente bajos y tristes, la capacidad de sentir y experimentar esas emociones es parte de ser humanos. Sin embargo, en algunos casos las personas experimentan rangos de emociones extremos, no solo a lo largo de su vida sino a lo largo de unos días o incluso horas.

El desequilibrio emocional (o inestabilidad emocional como es referido a veces) es un estado que permite que una persona sufra de altibajos y variaciones emocionales pronunciadas, esto tiene influencia en su estado anímico por supuesto pero también en otras variables como la motivación, el desempeño en ciertas actividades y las relaciones interpersonales solo por nombrar algunas. Se dice que la persona “sufre” de estos altibajos emocionales porque puede causar verdaderos estragos y malestar en la salud mental de quien pase por esto.

Características de la persona inestable emocional

Es necesario aclarar que solo se puede hablar de desequilibrio emocional si no existe una causa que “explique” o “justifique” el cambio drástico en las emociones pues es perfectamente normal sentirme feliz mientras se disfruta de la comida favorita e inmediatamente pasar a la tristeza o angustia al recibir una llamada con una mala noticia, esa es una respuesta “normal” y “justificada” no un desequilibrio emocional.

Además de la característica más obvia del desequilibrio emocional (los cambios de ánimo) existen otras como las reacciones inesperadas, esto significa que alguien puede reaccionar de una manea “extraña” por distintas razones, puede que la respuesta sea demasiado intensa o muy débil, o quizás la respuesta no es lo esperado en el sentido de que no “concuerda” con la situación.

Otra característica importante es la dificultad que presentan para calmarse o mejor dicho para manejar los estados de ánimo a voluntad, es decir que si bien sufren de estas emociones ambivalentes una vez que se encuentran dentro de una de ellas es complicado salir. Aplica en ambos polos, si es un estado de euforia es difícil que la persona se calme y si es un estado de tristeza es difícil animarla.

La ultima característica que se mencionará en este artículo va relacionada a las dificultades que pueden enfrentar personas con estos desequilibrios en sus relaciones interpersonales, estos desequilibrios pueden entorpecer el proceso de establecer una relación (especialmente una de pareja) y más aún si ambas partes no están conscientes de la existencia de dicho desequilibrio y de cómo actuar ante este.

Algunos casos que se presentan como ejemplo de estas dificultades son la falta de contención de sentimientos, algunas personas con desequilibrios emocionales encuentran complicado regular las emociones por lo que pueden terminar expresándolas dentro de algún contexto no muy apropiado generando incomodidad para sí mismos y su entorno.

Otra característica que alimenta dichas problemáticas es la impulsividad en ocasiones estos estados anímicos intensos facilitan que la persona actúe de forma impulsiva y tome decisiones que no hubiese tomado bajo un estado más regulado o “con la cabeza fría” como lo expresan algunos.

Tratamiento para la inestabilidad emocional

¿Cómo ayudar a una persona con inestabilidad emocional? Afortunadamente gracias a estudios, observación, evaluación y experimentación se han logrado identificar posibles causas, factores de riesgo, herramientas diagnósticas y posibles tratamientos para ayudar a las personas que sufran de desequilibrio emocional. Como es de imaginar hay muchas posibles causas para este fenómeno y su tratamiento variará dependiendo de cada caso.

Actualmente el tratamiento más efectivo para los desequilibrios emocionales son las terapias psicológicas, lo ideal es que si alguien piensa que puede estar padeciendo de algún desequilibrio emocional se dirija con un psicólogo para que evalúe su caso y en el escenario de que tenga razón pues empezar a diseñar un tratamiento que se adapte al individuo, pero ¿cómo combatir la inestabilidad emocional?

Una de las terapias utilizadas en estos casos es la terapia cognitivo conductual basada en el enfoque del mismo nombre, esta terapia actúa a nivel emocional y cognitivo, busca encontrar los factores que causan el problema y una vez realizada la exploración empezar a implementar técnicas que ayuden a corregir estos procesos de desajuste emocional y cognitivo.  Por lo general en esta terapia se busca que el paciente termine siendo capaz de manejar sus miedos, desarrollar un mayor autocontrol emocional, mejorar el autoestima y promueva la comunicación asertiva por sí mismo mediante la aplicación de técnicas.

Causas de la inestabilidad emocional

Debido a la naturaleza individual de la persona existen múltiples causas o factores que pueden desembocar en un desequilibrio emocional, mediante la práctica se han observado algunos factores que se han presentado constantemente en personas que sufren de este fenómeno y estos son algunos de esos factores o causas.

Estrés y disfunción emocional

La primera causa es una bastante común que realmente puede afectar a cualquier persona y es que si bien es estrés es algo que en ocasiones es necesario y puede terminar incluso siendo beneficioso, en otros casos es demasiado y puede generar efectos sumamente negativos en quienes estén expuestos a estresores intensos y constantes. Uno de dichos efectos es la pérdida del control de algunas emociones y sentimientos lo que termina en un mal manejo de las emociones dentro y fuera del ambiente estresor, solo hay que imaginar lo diferente que son las personas luego de un día relajado y cómo eso se compara a su actitud luego de un día especialmente difícil en el trabajo.

Sobreprotección e inestabilidad personal

La sobreprotección es otro factor que es identificado como problemático y como posible causa de desequilibrios emocionales, esto ocurre debido a que en el intento de proteger al niño de posibles amenazas o experiencias negativas (esfuerzo que por lo general viene de los padres), en realidad se le está quitando la oportunidad al niño de desarrollar herramientas útiles y suele convertirse en una persona con poca autonomía, esperando que otras personas actúen o hagan cosas por él y respondiendo de forma inapropiada cuando sus falsas expectativas no son cumplidas.

Problemas en la adolescencia y descontrol emocional

La adolescencia al igual que la infancia es otra etapa del desarrollo con sus nuevas particularidades y desafíos, especialmente en esta etapa ya que se cuenta con un pensamiento más crítico se empieza a explorar y construir una identidad más compleja a la que se tiene en la infancia. Esto causa que si algún conflicto queda marcado dentro de dicha identidad pueda desembocar en problemas, pues la posibilidad de desarrollar y perpetuar emociones y respuestas des adaptativas está ahí (lo cual es exactamente lo opuesto a la función óptima de las emociones).

Dependencia emocional (desestabilizado emocionalmente)

Esta última posible causa tiene algo en común con la sobreprotección y es que es generalmente conocida como algo problemático en las personas que una vez es identificado debería ser atendido, es popular la imagen del hombre inestable emocionalmente en el amor. Una persona cuya felicidad por ejemplo dependa de los sentimientos de alguien más es propensa a tener problemas emocionales y en esa relación también, pues en lugar de tener control sobre sus propias emociones estas quedan dependientes a las conductas de terceros (las cuales solo ellos pueden controlar) y esto puede causar cualquier clase de fluctuación o manipulación si la otra persona tiene malas intenciones.

Trastornos relacionados a lo emocionalmente inestable        

¿Existe un trastorno de inestabilidad emocional?  existen algunos trastornos psicológicos en los que una de sus características es esta ambivalencia y variación emocional, por supuesto lo primero que salta a la mente es el trastorno bipolar el cual se caracteriza por presentar episodios de manía y episodios depresivos bastante marcados, sin embargo hay otros trastornos que presentan desequilibrios emocionales, entre ellos el trastorno de la personalidad límite.

Algunos de los criterios para el trastorno de la personalidad límite es un patrón de relaciones interpersonales inestables caracterizado por alternar entre los extremos de idealización y devaluación. También son criterios fuertes sentimientos de vacío, la inestabilidad afectiva con intensos episodios de irritabilidad o ansiedad y problemas de ira, así como también dificultades para controlarla lo que lleva a exhibiciones frecuentes e inapropiadas de estos sentimientos. Como se puede apreciar muchas de estos criterios son lo que se ha visto como características comunes del desequilibrio emocional.

Síntomas de la inestabilidad emocional  

¿Cómo saber si estoy mal emocionalmente? A lo largo del artículo se han mencionado características y causas de los desequilibrios emocionales lo cual es un buen comienzo para poder empezar a identificar algunos casos, pero este apartado se encargará de profundizar en algunos de los signos más importantes que pueden apuntar a un posible desequilibrio emocional.

Baja autoestima (“bajones emocionales”)

La baja autoestima es un problema por sí mismo que requiere de atención, pero también puede indicar algún desequilibrio emocional, especialmente si la persona se encuentra en un pico depresor. En las posibles causas se vio como la dependencia emocional puede jugar un papel importante dentro de este fenómeno y algo que es posible observar en personas emocionalmente dependientes es una baja autoestima.

Baja tolerancia a la frustración (“inestabilidad mental”)

Este es uno de los rasgos de una persona desequilibrada que va relacionado a lo que se mencionó dentro de los criterios del trastorno de personalidad límite y es que una baja tolerancia a la frustración propensa estos estallidos de emociones que pueden ser inapropiados dependiendo del contexto, además de que sentir tal cantidad de ira o frustración al punto que puede ser incontenible ante estímulos que la mayoría puede tolerar indica una carga emocional bastante considerable.

Periodos de euforia y tristeza

Este es uno de los síntomas de inestabilidad emocional más obvios, desde el inicio se ha recalcado cómo las personas que sufren un desequilibrio emocional son capaces de experimentar picos en ambos extremos de felicidad y tristeza, por lo tanto experimentar periodos de tristeza, irritabilidad y desinterés intensos para poco después pasar a un periodo de ilusión optimismo y euforia es señal de desequilibrio siempre y cuando estos cambios no sean “justificados” por algún evento o contexto como ya se explicó.

Poco control emocional

El último de los síntomas del desequilibrio emocional es la ya mencionada falta de control de las emociones, es bien sabido que todos experimentan emociones intensas en algún momento, pero la mayoría es capaz de controlarlas o inhibir una respuesta inapropiada, por lo que alguien que sufra de arrebatos frecuentes (demostrando no solo la persistencia de estas emociones intensas sino también la incapacidad de dominarlas) puede estar sufriendo de un desequilibrio.

Tests de estabilidad emocional

¿Cómo saber si soy inestable emocionalmente? Ya que se conocen las características, causas y síntomas más comunes del desequilibrio solo quedaría hablar sobre algunas pruebas o test para conocer si o en qué medida se sufre de esto. Antes de hablar de test hay que recordar que estos deben ser aplicados por psicólogos que sepan cómo administrarlos e interpretarlos correctamente, alguien puede sentir que padece de algo, pero los autodiagnósticos no son confiables y se necesita la figura de un profesional imparcial para confirmar o descartar estas posibilidades.

En cuanto a test que midan el desequilibrio emocional, realmente los ejemplos más utilizados se encuentran dentro de otros tests, es decir son solo una dimensión de una prueba más grande y realmente miden la “estabilidad emocional”. Entre estos ejemplos se destacan 2, el eje de neuroticismo o estabilidad emocional en el inventario de personalidad de Eysenk y otro test de la personalidad llamado BFQ que contiene una dimensión de estabilidad emocional, ambas de estas escalas funcionan para medir la variable.

En conclusión, la inestabilidad emocional viene con una cantidad de síntomas importantes que afortunadamente pueden ser evaluados y tratados por profesionales de la salud mental. El desequilibrio es algo que debe ser visto con empatía y la mayor comprensión posible.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre