lunes, 3 octubre 2022 |

Actualizado a las

13:22

h CEST

23.3 C
Madrid

Estados afectivos: significado, características y ejemplos de los estados emocionales de una persona

Puntuación media: 5 | Votos: 1

¿Qué es el tono afectivo en psicología? Los estados emocionales son una parte intrínseca del humano, estos ayudan enormemente a lograr que el individuo se adapte a los distintos contextos que le rodean, especialmente para la adaptación social en grupos de otros individuos.

Para comprender los estados emocionales hay que hacer distinciones entre emociones, pasiones y sentimientos pues por ejemplo las emociones y el afecto no es lo mismo que un estado afectivo, una emoción es una respuesta interna mientras que un estado afectivo hace más referencia al ambiente de un lugar.

Emociones primarias:
Cuáles son, significado, tipos y ejemplos de todas las emociones básicas del ser humano

Leer artículo

¿Qué son los estados afectivos?

Es bien conocido que las emociones son una parte importante y sumamente interesante de la vida humana, todos en mayor o menor medida operan y viven sumamente influenciados por sus emociones, algunos consideran que esto es algo malo y que siempre se debe perseguir la objetividad, sin embargo las emociones tienen su razón de existir y es que son adaptativas. De forma similar se tiene la existencia de los estados afectivos lo cual toma el concepto de las emociones (al igual que otros que se verán más adelante) y los lleva a otro nivel.

Los estados afectivos también son una función psicológica humana utilizada para la adaptación, pero en este caso se habla más de una comunicación interna y externa, pues un estado afectivo le da información a la persona que podrá usar (y en muchos casos efectivamente, lo hace) para modificar la percepción de varios elementos así también como otros procesos cognitivos más complejos.

Es bueno utilizar uno de los ejemplos afectivos para dejar aún más claro el concepto, no es lo mismo llegar a una fiesta y ver que todo el mundo la está pasando bien, hay múltiples grupos de personas compartiendo y riéndose, a llegar y ver que hay un ambiente de tensión en el que nadie realmente está pasando un buen rato.

En ambos casos la información que la persona recoge de los elementos que percibe, le informarán sobre el ambiente y cómo debería comportarse o proceder con sus siguientes acciones, es decir formar parte de la diversión en el primer caso y andar con precaución en el segundo, si se intercambiaran las respuestas se obtendría a alguien actuando de forma “extraña” o no acorde al contexto, o en otras palabras de forma desadaptativa.

Ejemplos de las características afectivas de una persona

Los estados afectivos constan con algunas características bastante curiosas, algunas son de esperarse pero otras han sido desarrolladas por teorías específicas que buscan aclarar aspectos de la naturaleza y el funcionamiento de los estados afectivos.

Medición de estados afectivos emocionales

La primera característica es que esto es un fenómeno medible, lo cual es sumamente importante para la ciencia especialmente para la psicología en este caso, pues no solo otorga evidencia de su existencia, sino que abre la puerta para realizar posibles estudios que otorguen más información e incluso lo relacionen con otras variables diferentes.

Hay varias formas de medir un estado afectivo, pueden usarse métodos de observación, pueden recogerse datos fisiológicos (como exámenes médicos) pero la más común son los cuestionarios auto aplicados, estos recogen información objetiva junto con expresiones subjetivas del sujeto a estudiar corriendo menos riesgo de sacarlo de dicho estado. Una de las pruebas psicométricas para medir estados afectivos en el Multi-Affect Indicator (conocido como MAI por sus siglas en inglés).

Dimensiones de la emoción

Hay una teoría o, mejor dicho modelo de los estados afectivos del cual se explica el origen de sus tipos, bajo este modelo conocido como modelo descriptivo de los estados afectivos se manejan 2 variables, la activación y la valencia. La valencia es la valoración que se le da al estado afectivo referente a qué tan placentero es, volviendo al ejemplo de las 2 fiestas, la primera donde todos se divierten sería más placentera (valencia positiva) que la que está llena de tensión (valencia negativa).

Luego está la activación la cual es el nivel de activación psicofisiológica (respuestas del cuerpo por ejemplo), en donde mientras más energía de este estilo exista se determinará si es un estado de alta o de baja activación.

Estas variables son representadas gráficamente en una especie de grafico de coordenadas (o cruz) en donde la valencia es el eje X (la línea horizontal) que en su extremo izquierdo tiene la valencia negativa y al derecho la valencia positiva. Y la activación sería el eje Y (la línea vertical) donde en el extremo superior se encuentra la alta activación y en el inferior la baja activación. De este grafico se obtienen cuatro tipos de estados afectivos que se verán en el último apartado de este artículo.

Estados afectivos subjetivos y espontáneos

Ahora es donde se llega a las características de la pasión predecibles que se mencionaron, no es sorpresa que al tratarse de emociones y sentimientos los fenómenos afectivos sean altamente subjetivos, pues la percepción de cada uno tendrá peso a la hora de determinar cómo interpretar alguna situación o inclusive cómo contribuir a dicho estado actual.

También se tiene que el estado afectivo es algo que ocurre espontáneamente, es decir no son algo que emerge directamente de un evento o consecuencia única y necesariamente replicable, sino que tienden a ser involuntarios y el resultado de varios factores alguno sutiles otros no tanto.

¿Cuáles son los estados afectivos?

Volviendo al modelo descriptivo de los estados afectivos hay que recordar todos los elementos presentes para la distinción de los tipos de estados afectivos existentes según el modelo, la alta activación, baja activación, la valencia negativa y la valencia positiva. De estos 4 elementos aparecen distintas combinaciones que resultan en ansiedad, entusiasmo, depresión y tranquilidad.

Entusiasmo

Primero se hablará de los estados afectivos positivos, es decir aquellos que son percibidos por la mayoría como agradables y deseables, el primero es el entusiasmo que resulta de la combinación entre la alta activación y la valencia positiva. El entusiasmo es ánimo y pasión despertada por algo y este suele ser el estado afectivo que más intentan generar en ambientes de trabajo pues es ideal para la productividad y la innovación, desgraciadamente replicarlo no es sencillo pues como se habló en las características estos fenómenos son espontáneos por lo que intentar replicarlos artificialmente resulta en niveles variados de éxitos y fracasos.

Tranquilidad

El segundo estado placentero es el de la tranquilidad, este resulta de la combinación de la valencia positiva (lo que lo hace placentero) y la baja activación, la tranquilidad es necesaria especialmente si se pasa mucho tiempo en algún otro estado afectivo con alta activación, pues el descanso es parte vital de la vida así que el descanso placentero es sumamente importante para todos.

Ansiedad

Los estados afectivos negativos comparten nombre con algunos trastornos psicológicos que desafortunadamente son bastante prevalentes en la actualidad y es que estos estados generan estos sentimientos en las personas y en el peor de los casos la larga exposición a estos ambientes puede empezar a tomar repercusiones en la salud de las personas presentes en él. La ansiedad surge de la combinación de alta activación y valencia negativa y genera sentimientos de miedo o tensión ante situaciones que pueden o no ocurrir.

Depresión

Finalmente, la depresión como estado afectivo nace de unir la baja activación con la valencia negativa, es decir la poca actividad con la valoración del ambiente como uno no placentero, uno de los ejemplos de emociones afectivas pudiese ser el ambiente que existe durante la mayoría de velorios o entierros, por lo general los presentes están tristes y este contexto informa al resto de cómo comportarse en la situación.

En conclusión, el significado afectivo es algo que las personas pueden descifrar y utilizar para adaptar su conducta y encajar con el resto de individuos, también se tiene que estos estados son espontáneos y surgen de una combinación de factores relativamente impredecibles.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre