viernes, 9 diciembre 2022 |

Actualizado a las

2:15

h CEST

9.4 C
Madrid

Atención interna: qué es, características, ejemplos y otros tipos de atención en psicología (externa, encubierta…)

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Atención distributiva, focalizada, externa, sensorial y dividida son algunos de los distintos tipos de atención existentes, pero ¿qué ocurre cuando la atención se dirige adentro en vez de afuera de la persona?

La atención es uno de los procesos psicológicos más importantes para el funcionamiento del ser humano y cuenta con varios tipos, uno de estos tipos es la atención interna o la atención dirigida hacia el interior de la persona, esta juega un papel importante en varios procesos introspectivos.

Atención focalizada:
Definición, desarrollo, ejemplos y otros tipos de atención cognitiva (sostenida, selectiva…)

Leer artículo

¿Qué es la atención interna?

La atención es un proceso psicológico que comprende el estado de observación hacia algún estimulo, ya sea interno o externo y es la atención lo que permite tomar consciencia sobre muchos elementos. Otra definición un poco más sencilla es que la atención es la capacidad de dirigir los sentidos hacia algo.

Si se toma ese concepto y se hace énfasis en que la atención puede ser llamada o dirigida a elementos internos se obtiene el concepto de atención interna, esta es la capacidad de prestar atención a los propios procesos mentales o corporales, esto abarca tanto los sentidos y procesos mucho más abstractos que se verán más adelante.

Características de la atención

La atención tiene una serie de características que son compartidas por todos los subtipos incluida la atención interna, dichas características son las siguientes. La amplitud o la cantidad de elementos y tiempo durante la que se puede atender a algo es limitada, si bien las capacidades personales de cada uno varían y algunas personas pueden prestar atención a más elementos que otras estas siempre tienen un límite.

La atención tiene distintas intensidades, es decir que hay estímulos o tareas que requieren de mucha más atención de otros, el cerebro determina cuales son estos casos basándose en varios factores, pero volviendo al punto de que la atención es un recurso limitado se debe economizar el esfuerzo realizado por ella por eso hay tareas que requieren muy poca atención (tareas automáticas) y otras que consumen muchos recursos atencionales (tareas controladas).

Finalmente se tiene que la atención es algo que ocurre voluntaria e involuntariamente, existe un concepto llamado el foco atencional el cual funciona como una manera de explicar de qué formas una persona puede conscientemente mover su atención hacia ciertos estímulos, esto requiere de esfuerzo claramente y existen ejercicios y entrenamientos para mejorar dichas capacidades así también como trastornos psicológicos que dificultan esta tarea. Es gracias al foco atencional que se pueden definir tipos de atención como interna, externa, sensorial o alternada.

Procesos mentales asociados a la atención interna

Si por ejemplo una persona necesita de su atención externa para poder realizar una tarea como armar un mueble ¿qué procesos y actividades requieren de la atención interna? Pues muchos, pero para fines de este artículo se dará una lista con solo 4 procesos generales que abarquen un buen porcentaje de estas actividades.

Recordar

El primer proceso psicológico es uno bastante obvio y es recordar, solo hay que pensar en aquella ocasión donde alguien no puede encontrar sus llaves y debe empezar a recordar y volver sobre sus pasos para encontrarlas. Las personas recuerdan cosas todo el tiempo, pero prestarle atención interna es algo diferente, hay ocasiones donde el recuerdo es menos vívido y se necesita de la atención para poder recordar los elementos faltantes.

Señales sensoriales

Algo que tiende a llamar la atención son los estímulos a los sentidos como un ruido fuerte por ejemplo, estos sentidos pueden dirigirse al propio cuerpo para la atención interna, como por ejemplo los atletas que toman sus pulsaciones por minuto llevando unos dedos a su cuello para sentir el pulso, o alguien que intenta calmarse y se concentra en controlar su propia respiración. Otro caso quizás más común es el dolor, el dolor en alguna parte el cuerpo (como el dolor de estómago) es una forma casi inmediata de llamar la atención interna.

Introspección

Finalmente se tiene la introspección o cualquier análisis interno de una persona concentrada en sus pensamientos, ya sea porque esté analizando algo en particular, esté evaluando opciones para una toma de decisiones, o esté distraído con alguna idea en estos momentos la atención está focalizada en el interior. En estos casos es normal notar que la persona se queda “mirando al espacio” porque si bien sus ojos apuntan a una dirección se nota que su atención no está enfocada en lo que ve sino en lo que piensa.

Ejemplos de los tipos de atención

Para terminar durante el artículo se mencionó que existen muchos tipos de atención y que la atención interna es solo una de estas, incluso se mencionó brevemente la atención externa la cual es aquella dirigida a estímulos que provienen del exterior. Este es un pequeño listado de otras categorías y sus tipos de atención.

Categoría apariencia

Una de las categorías para dividir los tipos de atención es lo aparente que es la respuesta de direccionar los sentidos, esta categoría incluye la atención abierta y la atención encubierta. La atención abierta es la más aparente pues la atención va acompañada de respuestas motoras como movimiento de los ojos o del cuerpo, la atención encubierta es la que atiende a los estímulos sin señales que revelen ese hecho.

Categoría enfoque

Otra característica de la atención son sus recursos y como estos pueden ser enfocados en uno o varios estímulos partiendo de ese postulado se tienen la atención selectiva, la dividida y la sostenida. La atención selectiva o focalizada es la que puede centrarse en un solo estímulo discriminando a los que se consideren irrelevante por el momento, la dividida al contrario es la que se mantiene sobre 2 o más estímulos y la sostenida permite mantener la atención por periodos prolongados de tiempo.

Categoría sentidos

La última categoría de atenciones está apartada para cada uno de los sentidos, estos son los que captan los estímulos en primer lugar así que existe un tipo de atención para cada uno dependiendo de cuál de estos sentidos sea el enfocado principalmente. De ahí se obtienen la atención visual, la atención auditiva, la atención táctil, la atención olfativa y la atención gustativa.

En conclusión, existen muchos ejemplos de atención interna que demuestran cómo esta forma parte de varios procesos mentales importantes y que todos realizan diariamente como utilizar la memoria para recordar algo o prestarle atención a las señales que nos envía nuestro cuerpo de que algo está pasando.

  • N. Myers; M. Stokes & A. Nobre. (2017) Prioritizing Information During Working Memory: Beyond Sustained Internal Attention. Trend in Cognitive Sciences.

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Cabrera, Domingo. (2022, 03 agosto). Atención interna: qué es, características, ejemplos y otros tipos de atención en psicología (externa, encubierta…). Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/atencion-interna/

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Domingo Cabrera
Domingo Cabrera
Licenciado en Psicología Clínica por la Universidad Arturo Michelena, Valencia, Venezuela.
Cinco Noticias / Desarrollo / Atención interna: qué es, características, ejemplos y otros tipos de atención en psicología (externa, encubierta…)

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre