jueves, 11 agosto 2022 |

Actualizado a las

2:21

h CEST

30.8 C
Madrid

Cuerpo mental: qué es, características del cuerpo psíquico y de otros tipos de cuerpos (emocional, espiritual…)

Puntuación media: 5 | Votos: 1

¿Qué es el cuerpo mental superior? Algunas personas creen en la existencia de energías que influencian la salud de la mente y el cuerpo, uno de los resultados de esa energía es el cuerpo psíquico, pero ¿realmente existe o no?

El cuerpo psíquico forma parte de un sistema de creencias sin ningún tipo de sustento real, por lo que personas acreditadas consideran que dichas creencias son falsas o están basadas en información poco confiable. Aun así, esto no detiene a muchos de preguntarse cuál es el color del cuerpo mental por ejemplo, dado que es un tema de interés para algunos vale la pena explorarlo pero siempre recordando que nada de lo que se está hablando está realmente comprobado y no debe tomarse en serio.

Campo de estudio de la psicología:
Definición, aspectos y aplicaciones de las diferentes ramas de la psicología

Leer artículo

¿Qué es el cuerpo mental?

El cuerpo mental es un concepto inventado que asocia la mente con las energías, los chakras y su relación con otras personas, este concepto junto con otros que serán más explicados más adelante son utilizados por el reiki una pseudoterapia que dice utilizar energías para cambiar el cuerpo.

Se dice que uno de los ejemplos de cuerpo mental es una especie de campo electromagnético que rodea el cuerpo humano y que se ve alimentada e influenciada por los propios pensamientos sin importar si estos pensamientos son conscientes e inconscientes. Otro postulado dice que esa energía puede ser percibida por otras personas y bajo esa teoría los creyentes consideran que sus pensamientos alimentan el cuerpo energético y esto puede atraer o repeler elementos positivos y negativos, y de esa forma pueden tomar más control de su vida si controlan los pensamientos.

Además del cuerpo mental se cree en la existencia de otros 3 conceptos que se complementan entre sí y buscan dar respuestas y significado a varios fenómenos humanos (el cuerpo mental y emocional).

Cuerpo emocional

Según practicantes del reiki el cuerpo emocional está intrínsecamente relacionado con el cuerpo físico, se ubica junto a este pero la diferencia es que la energía del cuerpo emocional no está alimentada por los pensamientos sino por las emociones como lo indica su nombre, en consensos generales parece que el cuerpo emocional tiene una función adaptativa similar a la que tienen las emociones por naturaleza, solo que asociaron el concepto a “energías”.

Cuerpo espiritual

El cuerpo espiritual es un concepto aún más abstracto pues este se supone que es la “esencia” de la persona, el potencial natural de cada uno que incluye cosas como la capacidad de aprender, de actuar, de vivir, de experimentar, y de tener una identidad entre otras cosas, los practicantes consideran que por medio del cuerpo espiritual se consigue la felicidad y la paz, siempre que el potencial sea desarrollado con amor.

Cuerpo físico

El cuerpo físico es exactamente lo que se piensa, el cuerpo físico biológico y orgánico de cada persona, con el que se puede experimentar y manipular, según el reiki el cuerpo físico se estudia a profundidad pero el mayor interés está en cómo el cuerpo físico se relaciona con los otros 3 que ya se mencionaron (el cuerpo mental, el cuerpo emocional y el cuerpo filosófico).

Técnicas para desarrollar el cuerpo mental

Ahora pues si en teoría estos cuerpos son la vía hacia la felicidad es natural preguntarse cómo desarrollarlos o trabajarlos para cumplir dicho fin y el reiki (además de otras prácticas) proponen algunas actividades que dicen ser la manera ideal o al menos ayudar en el proceso.

Imposición de manos

La primera actividad que recomiendan para trabajar el cuerpo en general es una terapia reiki, esta se basa en la teoría de que hay puntos energéticos de chakra en el cuerpo y que estos chakras son los que controlan partes del cuerpo físico como las glándulas por ejemplo, ahora si estos chakras no están en armonía (o “desalineados” como se le llama) tendrá efectos negativos en el cuerpo que se manifestará con malestares y dolencias.

Entendido esto los expertos en reiki dicen poder utilizar la energía que emana de sus manos para imponerlas sobre el cuerpo de su “paciente” y de esta forma resolver la desarmonía en los 6 puntos de chakra del cuerpo con la finalidad de alinearlos. Esto en teoría debería resolver dolencias y otros malestares incluidos los emocionales, alguien con los “chakras alineados” debería ser alguien más pleno y feliz.

Yoga

La otra actividad que se supone que ayuda con el cuerpo mental es el yoga, muchos conocen esta disciplina como una actividad física pero el yoga incluye muchas otras cosas como por ejemplo un conjunto de creencias y filosofías, el yoga dice fortalecer no solo el cuerpo sino la mente y el espíritu (aquí se empieza a ver la relación con el cuerpo mental) además no solo se trata de estirarse y adoptar una serie de posiciones, también se complementa con ejercicios de respiración y meditación.

En este caso la creencia es que el yoga puede utilizarse para aprender a generar y almacenar la energía vital, además de poner usarla y canalizarla, en teoría síntomas como cansancio confusión e irritabilidad son señales de una pobre energía vital por lo tanto aprender a utilizarla sería la respuesta a estos problemas.

Durante el artículo se utilizaron mucho las comillas y palabras como “creen” “en teoría” “dicen ser” y es que estas prácticas y conceptos no tienen valides científica, o en otras palabras no hay evidencia real y comprobable de que existan o funcionen, lo mejor que puede obtenerse es evidencia anecdótica (la cual es poco confiable a ojos de la ciencia).

Si bien el artículo es crítico de estas pseudociencias y pseudoterapias (porque es responsable identificarlas como tal) no significa que no deban existir, alguien puede creer en cuerpos mentales y filosóficos sin ningún problema, puede ser conocimiento interesante, pero el problema empieza cuando se empieza a creer y vender que estas son las soluciones a problemas que en realidad son mejor tratados por ciencias reales como la medicina por ejemplo.

Quizás la mejor actitud ante estas pseudoterapias que esparcen desinformación es entenderlas y extraer los mejores elementos mientras se desecha el resto, por ejemplo el yoga si bien está lleno de creencias místicas también cuenta con herramientas que pueden ser realmente útiles para varias personas como la actividad física y la meditación, alguien puede practicar yoga y desempeñarse en estas prácticas sin creer que la “energía vital” es lo único que la mantiene con buena salud.

En conclusión, el cuerpo psíquico así como sus acompañantes emocionales son interesantes para entender distintos puntos de vista y obtener una visión alternativa de algunos fenómenos naturales, pero como se ha repetido varias veces, no son reales y no existe evidencia válida para poder confirmar su existencia y por extensión la eficacia de las practicas relacionadas a estos.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre