jueves, 8 diciembre 2022 |

Actualizado a las

21:28

h CEST

9.7 C
Madrid

Responsabilidad emocional: significado, por qué es importante y ejemplos de responsabilidad afectiva

Puntuación media: 5 | Votos: 2

¿Qué es la responsabilidad afectiva? Todos los seres humanos se relacionan con el mundo es mediante las emociones que en los tiempos actuales se ha enseñado cada vez más a comprender las mismas, especialmente dentro de una sociedad que espera que la persona sea capaz de controlar su lado emocional. Es aquí donde entra la responsabilidad emocional, invitándote a tomar conciencia del efecto de las emociones al vincularte con otros.

Las personas se han acostumbrado a responsabilizar a los demás de sus emociones, en otras palabras, es frecuente culpar a otros de como uno puede sentirse o no asumen su responsabilidad de cómo pueden sentirse los otros. Cuando te enfocas en el problema de alguien más, sin detenerte a ver los errores propios, es ahí cuando la responsabilidad afectiva (también conocida como responsabilidad emocional), entra en juego para rectificar el trato hacia el otro.

Necesidades afectivas:
Cuáles son, importancia y cómo evitar carencias en las necesidades de afecto del ser humano

Leer artículo

¿Qué es la responsabilidad emocional?

Si bien el término de responsabilidad emocional puede parecer complejo de explicar, se entiende fácilmente como hacerse cargo o responsabilizarse de algo dentro de los vínculos afectivos. El significado de responsabilidad afectiva es establecer vínculo o relaciones afectivas, de manera igualitaria y con empatía.

La responsabilidad emocional es el modo que tiene cada individuo de actuar con la que consideran como puede influir en los demás, el que se hace, se dice y hacerse cargo de dichas acciones. Esta manera de actuar incluye presencia, gestos, expectativas, comunicación del estado emocional, explicación de decisiones. Cabe destacar, tener responsabilidad afectiva no es algo que se tenga o no (en el sentido de algo dentro o una especie de esencia), sino que es comportarse responsablemente con personas especificas en situaciones concretas.

 ¿Cuáles son sus características?

¿Qué significa tener vínculos afectivos? Las siguientes características o puntos son esenciales a mencionar solo clave para sostener una relación sana:

Comunicación asertiva

El término asertividad es una parte fundamental de la responsabilidad emocional. Por ejemplo, la responsabilidad afectiva en pareja, es hablar claro con la misma, expresando expectativas, intenciones, emociones o cosas que simplemente no sean de mucho agrado, facilita que haya una mayor comprensión entre ambos (también aplica para otros tipos de relaciones interpersonales).

Consiste en tener iniciativa y comunicación, planteando claramente las necesidades y preocupaciones a otra persona. Siempre de una manera tranquila, respetuosa y con voluntad de establecer un diálogo fructífero para las partes involucradas.

Establecimiento de acuerdos 

Además de tomar consciencia y compresión, también es necesario saber establecer límites y acuerdos para fomentar una sana relación. Incluso, si de manera anticipada si plantea al otro que tipo de actitudes no le sientan bien y cuales puede aceptar, siempre que haya posibilidad de negociar un acuerdo que permita gestionar adecuadamente situaciones de incomodidad o conflictos.

Validar al otro

Un factor que refuerza la importancia el significado del valor responsabilidad, es validar de forma recíproca los sentimientos de la otra persona. Ninguna persona debe ser menos importante que la otra dentro de una relación. Debido a esto, sus emociones no deben ser menospreciadas. Al validar lo que siente el otro, implica encontrar el equilibrio para dar prioridad al significado de vínculos afectivos.

Asumir los conflictos

Otra de las características de una persona afectiva es asumir que en toda dinámica personal no todo será alegría, fiesta y aceptar cualquier cosa. Asumir con tranquilidad algún conflicto a cualquier relación es la única vía para consolidar la misma.

Al contrario, alejarse ante la primera señal de conflicto obstaculiza una interacción y conocimiento profundo de otras realidades al margen de la propia, ocasionando un distanciamiento o fin de la comunicación. Mantener la responsabilidad afectiva en una amistad, por ejemplo, también implica buscar aclarar cualquier malentendido y resolver las diferencias con serenidad.

Sin embargo, tampoco se recomienda asumir una actitud defensiva, o temerosa ante la posibilidad de que aparezcan diferencias.

Considerar que cualquier acción tendrá una consecuencia

Cada quien debe tener plena conciencia de que toda palabra y/o acción provocará algún tipo de reacción en otra persona; es por esto que, es esencial guiarse por la autenticidad y honestidad, aprendiendo a expresar de manera clara emociones y límites, antes de decir o hacer algo, cuestionándose uno mismo de qué forma puede afectar al otro y las consecuencias que pueden ocasionar en la relación.

¿Por qué la responsabilidad emocional es importante?

¿Por qué es importante ser responsable? La responsabilidad emocional ayuda a enfrentar y superar conflictos que se hayan tenido con otras personas, ya que por más desarrollada que se pueda tener esta habilidad, los conflictos nunca dejarán de existir, no obstante, si permite que los mismos puedan ser solucionados y superados.

Por lo que, en dicho contexto, los conflictos no deben verse estrictamente como algo negativo, sino que pueden verse como una oportunidad para desarrollar las habilidades adecuadas para manejarlo.

Construir relaciones afectivas sanas

Ser responsable implica comportarse con amabilidad y de manera desinteresada con quienes se desea construir un vínculo afectivo sano. Al ser cordiales, educados y atentos con otros sin esperar recibir nada a cambio, ya que así las personas consiguen sentirse bien con ellos mismos, tendiendo a transmitir confianza en otros para así desarrollar cualquier tipo de relación sana y duradera (sea de pareja, amistad u otra clase).

Evitar sentimientos de culpa

Al desconocer lo que una persona siente o piensa, no se puede pretender que el otro adivine. Siendo este un gran error que se comete con frecuencia, es por esto que al practicar la responsabilidad emocional fomentando un diálogo respetuoso y sincero cono uno mismo y los demás sobre lo que uno desea, no da apertura para los sentimientos de culpa.

La comprensión y respeto deben ofrecerse en ambas direcciones, recordando como cada persona posee sus propios deseos y gustos, los cuales no deben ser dejados de lado.

Fomenta la empatía

Al colocarse en el lugar de la otra persona y comprender desde su punto de vista como se está sintiendo y como tú podrías actuar en consecuencia. Al dejar de lado el egocentrismo e individualismo, centrándose más en la dinámica con el otro (claro sin anteponer la relación a uno mismo de manera permanente) se logra crea un vinculo afectivo donde predomine la empatía.

¿Qué consecuencias pueden ocurrir de no contar con responsabilidad emocional?

El significado de responsabilizar es tener en cuenta las consecuencias de las propias acciones en los demás, y pensar en la familia, amigos y pareja antes de tomar una decisión que pueda afectarles de alguna manera. Además de entender que hacerse cargo de las acciones, no significa someterse o adivinar los pensamientos del otro.

De acuerdo al sociólogo Zygmunt Bauman, no hay que perder el tiempo, y lo último que uno como persona desea es malgastar tiempo valioso de su vida con alguien que no valga la pena.

Ghosting

Dicho concepto proveniente del inglés, se ha vuelto cada vez más popular, haciendo referencia al hecho de desaparecer de manera súbita. Esta se ha visto especialmente en las redes sociales como Facebook, WhatsApp, y Telegram por mencionar las más frecuentadas.

La persona deja de comunicarse, sin ofrecer explicación alguna, dejando de contestar llamadas y mensajes, sumergiendo al otro dentro de una vorágine de incertidumbre y ocasionando que se pregunte constantemente que pudo hacer mal para recibir un abandono de ese tipo.

Este fenómeno es bastante frecuente dentro de las aplicaciones para conocer o ligar, en donde una de las partes se aburre o cansa de la interacción e ignora los intentos del otro para comunicarse. Cabe acotar, que no solo surge en estas aplicaciones, también puede ocurrir en vínculos que llevan tiempo conociéndose.

Breadcrumbing

Se trata de otro vocablo en inglés aplicado al mundo de las relaciones sentimentales que suceden en las redes sociales, significando “miga de pan”. Consiste en la táctica que usan aquellos individuos que envían mínimas señales, reflejando que siguen presentes, pero que no buscan un comprometerse.

 Manifestar un interés de manera intermitente también es visto como una práctica dañina en los vínculos afectivos. Las personas en estos casos se muestran en ocasiones como muy dulces e implicados y otros fríos e indiferentes. Esto sin duda, puede confundir mucha a la otra parte, ya que no sabrá que esperar del otro.

Benching

Este término se origina de “bench”, significando “estar en el banquillo” o lo que se conoce popularmente como ser el plan b. Esta situación se ha visto potenciada tras la aparición de las redes sociales, esta situación implica mantener cierto contacto en línea con alguien, pero sin concretar ningún encuentro.

 Es un tipo de comunicación breve y superficial, siendo una segunda opción, pero sin la intención de conseguir una amistad ni nada en específico, ni mostrar algún tipo de consideración a sus emociones, salvo obtener algún beneficio.

Imposición de los propios deseos

Imponer las necesidades y deseos propios es una de las mayores manifestaciones de la carencia de responsabilidad emocional.  En cada relación interpersonal es primordial tener apertura, capacidad de negociación y mostrar disposición para llegar a un punto de encuentro.

Cuando un individuo vela solo por sí mismo, por lo que desee, desatendiéndose de las necesidades de otro, puede ocasionar daños importantes. Frases como “lo tomas o lo dejas” demuestran una actitud egoísta en la cual no se brinda espacio al mundo emocional de los demás.

Invalidación emocional

Una total ausencia de responsabilidad emocional, implica que las quejas, peticiones o reclamos de la otra persona son completamente invalidados. Si una amistad o pareja expresan tristeza o disconformidad con el trato recibido, su interlocutor puede calificarlo de exigente, loco o exagerado (a). Al grado en que hasta se le haga pensar que no tiene derecho a sentirse así y menos a esperar algo en específico del vínculo.

Negligencia afectiva

Finalmente cabe recordar, que no solo es tomar en cuenta las acciones realizadas sino también lo que no se hace. Cuando te relacionas afectivamente con alguien, es necesario proporcionar presencia, cuidados y escucha, para contribuir activamente a la relación. De no hacerlo, esta carencia puede verse como irresponsable, egoísta y negligente.

Ejemplos de situaciones donde se demuestra la responsabilidad emocional

Tras lo anteriormente expuesto ¿qué significa responsabilidad afectiva? Es importante tener en claro que en la vida se desarrollan distintos tipos de relaciones, por lo que a continuación podrás observar algunos ejemplos de responsabilidad afectiva:

Entorno laboral

La definición de ámbito efectivo en el trabajo, requiere de honestidad decir las cosas de un modo amable, respetuoso y empático a alguien que haya aplicado una vacante que no cumpla con el perfil que necesita la empresa, en lugar alimentar falsas esperanzas y ofrecer una retroalimentación positiva, cuando no obtendrá el puesto.

También debe ponerse en práctica cuando se le hace ver a un compañero o subordinado algún error o área de oportunidad, demostrando empatía y respeto, en lugar de darle a entender que no está siempre en lo correcto.

Relaciones de pareja

En los casos de las relaciones de parejas, se demuestra responsabilidad emocional al ser honesto al hablar de los sentimientos y emociones por la otra persona, al dejar en claro hasta que nivel se desea llegar en la relación (ejemplo, si se tratará de algo formal o no) y que se está dispuesto a ofrecer dentro de la misma.

Entorno familiar y/o amistad

En las relaciones familiares y de amistad se es responsable emocionalmente cuando la persona habla con honestidad, con respecto a lo que se dice y lo que se está dispuesto a realizar o hasta donde se está dispuesto a comprometer, un ejemplo es cuando se cumple con una promesa.

No se es responsable con el vínculo afectico cuando se promete ir a una reunión y se cancela a último momento o se decide no aparecer, o al prometer una ayuda o compañía y la persona se desentiende sin comunicarse.

La responsabilidad afectiva se ha vuelto más popular, no porque sea algo reciente, sino porque las personas en la actualidad, han aprendido a dar mayor valor a construir relaciones desde el respeto y comunicación sana. Ahora que ya estas familiarizado con el concepto de la responsabilidad emocional, deberás tener claro que en la vida se crean diferentes tipos de relación y en ellas se debe procurar la responsabilidad emocional.

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Acevedo, Andrea. (2022, 10 agosto). Responsabilidad emocional: significado, por qué es importante y ejemplos de responsabilidad afectiva. Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/responsabilidad-emocional/

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 5 | Votos: 2

Andrea Acevedo
Andrea Acevedo
Licenciada en Psicología por la Universidad Metropolitana de Caracas, Venezuela. Experta en procesos de reclutamiento, captación y selección de personal.
Cinco Noticias / Desarrollo / Responsabilidad emocional: significado, por qué es importante y ejemplos de responsabilidad afectiva

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre