miércoles, 17 agosto 2022 |

Actualizado a las

3:20

h CEST

19.5 C
Madrid

Psicología inversa: qué es, cómo funciona, efectos, técnicas y ejemplos de psicología invertida en el día a día

Puntuación media: 4.5 | Votos: 2

La reactancia psicológica es un concepto que se popularizó mundialmente, resultando en múltiples búsquedas como “psicología inversa de la mujer” o “psicología inversa en el amor”. Este concepto tiene varios nombres, psicología inversa, reactancia en psicología o reacción de Gauche, pero sin importar cómo se le llame esta es una herramienta controvertida de la sicología o psicología.

¿Cómo usar la psicología en las personas? Muchos debaten los pros y contras de ir al psicólogo, otros aseguran que la psicología no sirve de nada e irónicamente buscan aprender psicología inversa y luego cómo utilizar psicología inversa. Estas personas están equivocadas en varios niveles, pero principalmente porque la psicología inversa no es tan confiable como se cree y aun así no es algo que pueda “dominarse” buscando en internet, la psicología es algo que debe estudiarse.

Sesgos cognitivos:
Qué son, tipos, efectos, ejemplos y 50 prejuicios cognitivos que debes corregir

Leer artículo

¿Qué es la psicología inversa y cómo funciona?

¿Qué es la psicología invertida? la psicología inversa es un concepto popular (en este contexto se refiere a no científico) usado para definir una técnica utilizada para lograr que alguien haga o no haga algo, dándole la orden opuesta, esta técnica por lo general suele ser utilizada con la intención de persuadir o manipular a alguien.

Antes de continuar con el significado de psicología inversa es importante tener en cuenta que la psicología inversa no es ninguna técnica o herramienta infalible que funciona cada vez que se usa y con cualquier tipo de persona.

Por lo tanto no es realmente recomendable utilizarla con confianza y sobre todo debería evitarse en ámbitos importantes como los negocios, para que la herramienta funcione hay que tener un profundo conocimiento de la persona con la que se está hablando y estar consciente del contexto y tiempo correcto para hacerlo, aún con todos esos factores bajo control existe la posibilidad de que no funcione por alguna particularidad personal que no se haya tomado en cuenta.

La psicología inversa nace del concepto de reactancia psicológica, este es un concepto mejor estudiado y definido, se refiere a la reacción o respuesta emocional que impulsa a alguien a contradecir una orden o norma, cuando se percibe que dicha orden o norma intentar privarnos de la libertad de alguna manera. La reactancia psicológica es una respuesta natural debido a que la libertad es algo sumamente importante para las personas y protegerla es casi un instinto, así que cuando se percibe una amenaza a esto por muy leve que sea lo normal es dudar o rechazarla.

Efectos que genera (cómo actúa un psicólogo)

Ahora, la psicología dice que la reactancia psicológica intentará recuperar o mantener la libertad percibida de la persona, y por lo general esto lo hará por medio de 3 categorías de respuestas. La primera es la llamada restauración directa estos casos son los que se conocen más como psicología inversa, porque la persona busca hacer exactamente lo opuesto a lo que dicta la orden.

La segunda categoría son las respuestas indirectas, estas consisten en hacer lo opuesto pero por medio de una conducta equivalente, es decir de una forma indirecta por ejemplo se le ordena a un niño que no se coma un dulce y este obedece pero decide no comerse sus vegetales como respuesta.

Por ultimo está la categoría de respuestas subjetivas, en este caso la persona no evita la orden, al contrario la sigue pero cognitivamente genera pensamientos como consecuencia de esto, los pensamientos pueden ser de rechazo hacia quien dicta la orden o pueden justificar el hecho de seguir la orden, como una forma de decir “lo hago porque quiero no porque me lo ordenaron”.

Características: ¿cómo funciona la psicología inversa?

El siguiente paso luego de comprender qué es la psicología inversa es observar sus características, este apartado está compuesto tanto por características específicas de la psicología inversa, así como también por características de la reactancia psicológica (su concepto madre).

No es racional

Lo primero y principal, es que las respuestas reactantes (o las respuestas a la psicología inversa) no son racionales, esto es precisamente lo que las hace atractivas para las personas que buscan persuadir y manipular a otras, porque dan la oportunidad de que sus víctimas dejen de lado la lógica y las opciones válidas y actúen desde la emoción únicamente. La reactancia no es racional porque nace de lo que se percibe como una amenaza, y por lo general alguien responde a esto con miedo o ira, al contrario de considerar racionalmente la realidad o si tan siquiera la orden representa una amenaza o no.

Es proporcional

La segunda característica es que la efectividad de la psicología inversa y de la respuesta reactante depende de varios factores (otros se verán en las siguientes características) y uno de ellos es la importancia de la orden o de la situación en general, es decir si la orden afecta directamente algo que la persona considera como importante su respuesta emocional será mayor.

En segundo lugar está la insistencia, es decir que si se hace mucho hincapié en la orden o prohibición esto logrará que la respuesta de la persona sea cada vez mayor, en algunos casos alguien desarrolla una respuesta reactante hacia a algo que antes no le interesaba solo por el simple hecho de que ahora se le prohibió y ahora esto lo volvió algo atractivo.

Quien da la orden importa

El segundo factor importante a la hora de determinar una respuesta inversa es la figura que da la orden, dependiendo de que tanto respeto o consideración se tenga por el emisor de la orden esto determinará qué tan fuerte será la reacción (o si habrá una en primer lugar). Por ejemplo, 2 personas una le tiene mucho respeto a la policía y la otra considera que ellos pertenecen a una institución corrupta, es mucho más probable que la persona que los respete acate la orden mientras que la persona que no, se les rebele.

Depende de la susceptibilidad personal

La ultima característica a la que se hará referencia es a la importancia de la persona como tal, hay personas más susceptibles a la psicología inversa que a otras y mucho de eso tiene que ver con la crianza y la vida que lleve la persona. Alguien que se haya desarrollado en un ambiente más autoritario y esté acostumbrado a seguir ordenes presentará menos respuestas reactantes que alguien que haya crecido y viva con más libertades y libre albedrio, en otras palabras mientras más libertades tenga una persona más fácil será que las sienta amenazadas.

Técnicas y cómo aplicar la psicología inversa

¿Cómo usar la psicología en las personas? Ahora es el momento de observar algunos usos prácticos de la psicología inversa, estas son algunas de las “técnicas” o formas en las que se puede generar una reactancia cognitiva. Cabe repetir el mensaje del inicio, estas técnicas no son infalibles y requieren de bastante conocimiento previo, además de que hay que tener en cuenta todos los factores que influencian las respuestas (explicadas en el apartado anterior).

La orden opuesta “frases de psicología inversa”

La primera es la técnica más conocida, dar una orden opuesta a lo que se desea esperando que la persona se rebele y termine haciendo lo que realmente se quiere. Como es de esperarse hacer esto no es tan sencillo, no se trata de dar cualquier orden y esperar que la persona desobedezca, la orden debe en teoría amenazar las libertades de quien la recibe, para que esta pueda tener una respuesta reactante, obviamente con esto no se quiere decir o fomentar que alguien amenace a otra persona, la psicología inversa se mantiene en un delicado equilibrio, que debe mantenerse para que funcione y para no herir los sentimientos ni asustar a las personas en quienes se usa.

Provocaciones (atentar al orgullo)

Otra forma útil de utilizar palabras técnicas de la psicología inversa es con una leve provocación, este método es especialmente efectivo con personas que son muy orgullosas, en resumen se atenta a este orgullo frágil, lo que impulsará a esa persona a defenderlo u protegerlo haciendo lo que se esperaba para demostrarlo. Por ejemplo decirle a alguien “seguramente no puedes mover esa caja, es muy pesada”.

Hay distintas maneras de utilizar una provocación como técnica de psicología inversa, pueden hacerse provocaciones directas, provocaciones indirectas u otra forma de hacerlo bastante popular es convertir la petición en un desafío como “te apuesto a que no puede mover esa caja pesada”. Al igual que antes, utilizar una provocación es algo delicado porque si bien puede funcionar también puede salir mal hiriendo los sentimientos de la persona donde en lugar de que alguien tenga una reactancia psicológica simplemente sienta un golpe a su orgullo.

Utilizar la curiosidad

Una tercera técnica que es algo similar a la anterior, consiste en apelar a la curiosidad de las personas en lugar de a su orgullo, esta es menos riesgosa pues no está la posibilidad de herir el orgullo de las personas, pero al mismo tiempo es más rara, pues solo funciona en algunas situaciones específicas. Esta modalidad de psicología inversa por lo general es más utilizada en la publicidad y en algunas técnicas de marketing, como por ejemplo el material promocional de algunas políticas que publican pistas acerca de la temática o los contenidos de la cinta.

Ilusión de alternativas (falso dilema)

Puede argumentarse que esta técnica no pertenece a la categoría de psicología inversa, pero sin dudas cumple con los mismos objetivos que ella, crear la ilusión de alternativas permite que alguien haga algo que otra persona quiera (a esto también se le conoce como falso dilema).

Al igual que las otras técnicas esta puede utilizarse de varias formas, una de ellas es presentar 2 opciones, ambas benefician a quien las provee y al mismo tiempo se omiten (limitan) la infinidad de respuestas posibles, por ejemplo “¿vas a limpiar el baño o prefieres encargarte del patio?”, otra forma de hacerlo es dar una opción claramente indeseable y otra que en comparación es mejor, con la esperanza de que se escoja “la mejor”.

Intención paradójica “terapia invertida”

Por último está la intención paradójica, de nuevo esto es debatible en cuanto a si es parte de la psicología inversa pero es sumamente interesante, la intención paradójica es una técnica utilizada en psicoterapia que busca que el paciente piense o haga aquello que le está generando malestar en vez de evitarlo como normalmente lo haría, al inicio esto puede sonar como una pésima idea, pero en los casos correctos esta puede ser una herramienta extremadamente útil para algunos pacientes.

Por ejemplo, en algunos casos de parejas que han perdido su intimidad y ya no tienen sexo como les gustaría, pudiese usarse la intención paradójica pidiéndoles que la próxima vez que vayan a dormir implementen una regla, pueden tocarse y besarse todo lo que quieran, pero no pueden tener sexo.

El terapeuta espera que esa “prohibición” ayude y que simplemente no puedan resistir y rompan la regla. De nuevo es paradójico recomendarle a una pareja que quiere tener sexo que no lo tengan, pero ese es el punto de la intención paradójica y varios terapeutas han reportado éxito con esta clase de técnicas.

Situaciones de uso de la psicología inversa

Ahora para terminar se darán unos claros ejemplos de la psicología inversa casual y aplicada, a lo largo del artículo se han dado breves ejemplos de algunas de las técnicas o casos donde se puede apreciar la reactancia psicológica y la psicología inversa, pero este apartado está enteramente dedicado a eso, no hay ejemplos de psicología inversa para seducir a un hombre.

No te comas esto

En típico caso en el que un niño no quiere comer lo que su madre cocinó, una forma de utilizar la psicología inversa y volver la actividad un juego al mismo tiempo es que la madre se sirva un plato, y le diga al niño “tengo que hacer algo, ya vuelvo pero hagas lo que hagas no te vayas a comer mi comida”.

Prohibición

La adolescencia es una de las etapas más rebeldes de la vida de la persona promedio, a esa edad hay una fuerte búsqueda de la identidad e individuación, por lo tanto es normal que ocurran casos como el siguiente. Un adolescente es castigado por sus padres por no respetar lo horarios de llegada a casa, el castigo es que tiene prohibido ir a la fiesta de su amigo, este castigo hará que la fiesta sea aún más atractiva y de hecho posiblemente el adolescente no estaba interesado en ir, pero ahora que está prohibido hará lo posible para asistir.

Insomnio (intención paradójica)

El último ejemplo es específicamente sobre intención paradójica ya se vio el caso de la pareja. Otro caso ocurre con pacientes con problemas para dormir, si los tratamientos convencionales no funcionan el psicoterapeuta puede dar la orden de que al llegar la noche la persona intente no quedarse dormida, en este caso se espera que la actividad como tal sea lo suficientemente agotadora para que cuando tarde o temprano el paciente caiga dormido tenga un sueño profundo y reparador.

A manera de conclusión se tiene que la psicología inversa es algo que todos han experimentado o intentado utilizar en algún punto de sus vidas, y que si bien en muchos casos es algo inocente siempre se corre el riesgo de causar algún tipo de daño a las personas o a la relación entre ellas, por lo tanto es preferible limitar su uso a ocasiones donde sea absolutamente necesario y se esté seguro de que será inofensivo para las personas involucradas, especialmente si no es un profesional el que esté utilizando la herramienta.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre