sábado, 1 octubre 2022 |

Actualizado a las

11:35

h CEST

11 C
Madrid

Ejemplos de condicionamiento: definición, teoría y 9 ejemplos de todos los tipos de condicionamiento (operante, clásico…)

Puntuación media: 5 | Votos: 1

¿Qué es el condicionamiento clásico y operante? Estos son solo 2 de los más grandes tipos de condicionamiento, dentro de estas categorías se encuentran diversos sub tipos de condicionamientos y estrategias. Los ejemplos de condicionamiento se extienden desde el entrenamiento de mascotas hasta el moldeamiento de la conducta de un niño al ver a sus padres.

La teoría conductista de Ivan Pavlov creó los fundamentos para cientos de psicólogos alrededor del mundo y solidificó una parte importante de la teoría conductista (dentro de la cual está la teoría de estímulo-respuesta), los tipos de condicionamiento son numerosos y los ejemplos de condicionamiento son bastos aun así la aplicación práctica de estas teorías sigue siendo aplicada en distintas áreas y siguen generando resultados, especialmente las practicas que se basas en la teoría del condicionamiento operante.

Determinismo psicológico:
Definición, características, representantes y ejemplos de determinismo psíquico

Leer artículo

Condicionamiento clásico de Pavlov

El primero de los condicionamientos como tal es el condicionamiento clásico, este fue el primero en ser descubierto por Ivan Pavlov durante uno de sus estudios con perros, donde descubrió que después de un tiempo sonando una campana antes de alimentarlos, los perros terminaron asociando el sonido de la campana con comida y empezaban a salivar solo con el sonido de esta en anticipación a pesar de que la comida no estuviese presente.

Los perros son el acontecimiento que llevó al descubrimiento del fenómeno, pero en términos teóricos el condicionamiento clásico consiste en la asociación de un estímulo no condicionado (que genera una respuesta no condicionada) con un estímulo neutro. Esta asociación resulta en una respuesta condicionada disparada por el estímulo condicionado (que originalmente era el estímulo neutro).

1. El perfume (condicionamiento clásico)

El primero de los ejemplos de condicionamiento clásico es el aroma de un perfume, una pareja en la que uno de ellos utiliza un perfume particular, el estímulo del aroma del perfume se asociará a los sentimientos que se experimentan cuando se está en presencia de una persona amada, hasta que en el futuro solo oler este perfume será suficiente para empezar a sentir estas sensaciones y emociones.

2. Generalización de aromas o sonidos (generalización)

Algo interesante que puede ocurrir en el proceso del condicionamiento clásico es el fenómeno de generalización esto significa que el estímulo condicionado puede expandirse para asociarse a estímulos similares y generar la misma respuesta condicionada.

Utilizando los 2 casos que se han dado hasta ahora se usarán para ejemplificar procesos de generalización. En el caso de los perfumes es posible que otras esencias parecidas empiecen a despertar los sentimientos de la persona, y en el caso de los perros pueden empezar a salivar después de escuchar sonidos con un timbre similar al de la campana (estímulo condicionado). Si bien esto no fue lo que se asoció originalmente es lo suficientemente parecido para disparar la respuesta condicionada.

3. Aprender a tocar un instrumento (condicionamiento contiguo)

Ahora se está en un área de condicionamientos no tan conocidos pero que aún tienen un lugar en la rama de esta ciencia, el condicionamiento contiguo es bastante similar al condicionamiento clásico, sin embargo esta teoría está más enfocada a entender el fenómeno del aprendizaje más que la conducta como tal. Esta teoría fue postulada por Guthrie quien expuso que la combinación de estímulos que son acompañados por un movimiento, cuando estos estímulos vuelvan de forma recurrente serán procedidos por los mismos movimientos.

Un ejemplo de esto puede ser el proceso de aprender a tocar un instrumento, para hacerlo alguien debe escuchar notas, escuchar instrucciones, leer música y seguir ejemplos (ejemplos de estímulo neutro) todos estos estímulos generanran los movimientos (como el movimiento de los dedos en la guitarra) y en el futuro estos estímulos como la lectura de música darán pie a los movimientos aprendidos es decir tocar la música.

4. Miedo a la obscuridad (condicionamiento simultáneo)

El condicionamiento simultaneo es otro tipo de condicionamiento clásico y de hecho es sumamente similar, la único que la diferencia es que en el condicionamiento simultaneo el estímulo condicionado se presenta al mismo tiempo que el estímulo incondicionado.

Hay otros tipos de condicionamiento clásico como el demorado donde el estímulo condicionado se presenta justo antes del estímulo incondicionado, el de huella donde hay un periodo de tiempo entre el estímulo condicionado y el incondicionado y por último el condicionamiento hacia atrás donde el estímulo condicionado surge después del estímulo incondicionado.

Por ejemplo, un sujeto con miedo a la obscuridad se encuentra en una habitación en la que suena una alarma y cada vez que suena esta alarma se corta la electricidad al mismo tiempo, esto terminará asociando ambos estímulos en un proceso de condicionamiento clásico, pero con la particularidad de que los estímulos (el corte de la electricidad y la alarma) se presentan simultáneamente.

Condicionamiento operante de Skinner

El segundo tipo de condicionamiento es el condicionamiento operante también conocido como condicionamiento instrumental, existen una gran diferencia entre condicionamiento clásico y operante, y es que si bien el condicionamiento clásico es un proceso que se da de forma orgánica el operante es un proceso más activo dirigido a generar cambios específicos de la conducta.

En el condicionamiento operante se busca modificar la conducta reforzando o debilitando conductas deseadas o indeseadas, si se quiere que una conducta deseada se repita se refuerza, y si por el contrario se quiere extinguir una conducta indeseada se puede castigar, estos son algunos ejemplos de condicionamiento operante.

5. Bonificaciones de trabajo (refuerzo positivo)

Hay varias formas de modificar la conducta, en este texto se hablará de 2 tipos de refuerzo y 2 tipos de castigo. El primer ejemplo es de un caso de condicionamiento operante con refuerzo positivo. Un vendedor de autos trabaja 5 días a la semana y gana un sueldo base, sin embargo cada vez que logra una venta gana una bonificación del 5% del total de la venta.

sto es un refuerzo positivo (o premio como se le conoce popularmente) que hará que el vendedor busque hacer más ventas (repetirá la conducta deseada) este es uno de los ejemplos de refuerzo positivo y es una práctica común en distintos departamentos de venta debido a que es sumamente efectiva, algunos la consideran mejor que el castigo.

6. Paraguas bajo la lluvia (refuerzo negativo)

El refuerzo negativo se confunde mucho con el castigo, sin embargo no es lo mismo porque el refuerzo negativo consiste en retirar un estímulo adverso o incómodo al sujeto. Por ejemplo, un niño pequeño que siente frio cada vez que se moja en la lluvia, un día toma y abre un paraguas y se da cuenta que puede mantenerse seco de esta forma. El refuerzo negativo del paraguas elimina el estímulo incómodo de la lluvia lo que hará que cada vez que llueva el niño abra un paraguas o incluso lo tome cuando crea que lloverá.

7. Entrenamiento de la mascota (castigo positivo)

Ahora en el terreno del castigo al igual que en el de los refuerzos hay 2 tipos, positivos y negativos sin embargo el castigo es mucho más controvertido, en parte es porque históricamente ha tenido usos perjudiciales sobre todo fuera del amito científico, pero la verdad es que el castigo puede aplicarse para modificar la conducta de manera que no cause daño a quien lo reciba.

El castigo positivo consiste en administrarle un estímulo adverso o incómodo a alguien después de que realice una conducta indeseada, un ejemplo sumamente común se da durante el entrenamiento de algún animal debido a que el castigo positivo es muy fácil de entender por organismos con cerebros no tan complejos.

Supongamos que se busca entrenar a un gato para que deje de subirse a la mesa del comedor, el condicionamiento operante con castigo positivo consistiría en utilizar un spray de agua cada vez que el gato se suba a la mesa, esto debe hacerse cada vez que lo haga y no puede pasar mucho tiempo entre el momento que lo haga y que se aplique el castigo para que el animal pueda asociar los estímulos y empiece a cambiar la conducta indeseada por su asociación al spray.

En general los ejemplos de castigo positivo y negativo son vistos como castigo físico a niños (golpes, nalgadas etcétera) y es cierto que históricamente varias generaciones han aplicado el castigo como método de modificación de conducta de forma terrible, porque desconocen el daño que causan sus malas prácticas y tampoco conocen cómo hacerlo de forma segura.

Un castigo positivo seguro tiene estrictas reglas, deben existir advertencias antes de tan siquiera considerar administrar uno, debe ocurrir después de un evento específico y más importante aún no debe hacerse daño a nadie, esto tiene efectos contraproducentes sumamente serios en las personas. Debido a que el castigo positivo es tan complicado y difícil de administrar correctamente muchos profesionales lo manejan como un último recurso, prefiriendo optar por refuerzos o por el otro tipo de castigo.

8. No salir de casa (castigo negativo)

Como se acaba de hacer referencia este tipo de castigo suele ser menos controvertido y menos intenso, de hecho es posible que el lector haya tenido alguna experiencia recibiendo este tipo de castigo. El castigo negativo consiste en quitarle algo que le guste o cause placer a la persona después de que se presente la conducta que busque eliminarse.

Este estilo de castigo es más popular entre los padres modernos pues es una forma de castigar sin causar ningún tipo de daño al hijo. Uno de los ejemplos de castigo negativo ocurre cando un niño le hace bullying a su hermano menor y sus padres lo castigan quitándole el acceso a internet por una semana. O en el caso de un adolescente que se haya saltado las clases un padre puede castigarlo prohibiéndole que salga de casa o que asista a algún evento específico al que quiera ir, esto evitará que se repita la conducta por miedo a que se repita el castigo.

Aprendizaje vicario

El condicionamiento es una teoría que comparte mucho con las teorías del aprendizaje, por eso algunos suelen mencionar al aprendizaje vicario entre los tipos del condicionamiento. El aprendizaje vicario también conocido como condicionamiento social o aprendizaje social, en este tipo de condicionamiento existen al menos dos figuras un modelo y un observador, el modelo realizará la conducta en cuestión y el observador que posteriormente la repetirá.

En el aprendizaje vicario existen ciertos tipos de refuerzos pero distintos, muchos de ellos están asociados al modelo, si el modelo es alguien que el observador considera admirable esto puede servir como un reforzador y motivación para repetir la conducta, si el modelo recibió algún tipo de recompensa después de hacer su conducta servirá como un refuerzo para el observador y por supuesto están las consecuencias que ocurran después de que el observador replique la conducta.

9. Buenos modales (aprendizaje vicario)

Un ejemplo de aprendizaje vicario sencillo ocurre cuando un niño ve a su madre siendo cordial o amable y ve como esto es recibido con más cordialidad, esto puede causar que el niño empiece a actuar como su madre esperando recibir el mismo trato. También hay casos más mundanos como llegar a un nuevo sitio o establecimiento donde se desconoce el funcionamiento del sitio, por lo cual se busca un modelo al cual seguir para aprender cómo actuar.

La primera vez que se llegue a un trabajo es común observar a un modelo y ver a dónde se dirige, dónde y cómo se presenta, e incluso varios establecimientos tienen la costumbre de hacer que sus nuevos empleados acompañen a personas que tienen años de experiencia para que vean cómo manejar maquinaria o distintas estaciones.

Desde la definición de conducta según Pavlov hasta los distintos tipos de condicionamiento la práctica de la modificación de la conducta es una de las que tiene más historia y trayectoria para tratar distintas aflicciones, los ejemplos de condicionamiento han demostrado su utilidad y validez. El control de estímulos y la evaluación de las respuestas son herramientas claves para lograr que las conductas se repitan o se extingan. Sin embargo, todas estas técnicas deben ser aplicadas o al menos supervisadas por profesionales que sepan lo que hacen porque de lo contrario la mala aplicación del condicionamiento puede generar daños sumamente complicados de erradicar en un futuro, especialmente con el uso del castigo.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre