miércoles, 18 mayo 2022 |

Actualizado a las

10:07

h CEST

17.2 C
Madrid

Superar el duelo: los 12 consejos y dinámicas más importantes para aprender cómo superar una pérdida

5
(1)

El duelo es un proceso diferente para cada persona, todos no lo viven de la misma forma. Por lo tanto, tampoco lo manejan igual. El dolor que causa la muerte de un ser querido puede ser devastador para muchos y también hace cambiar a las personas.

El ser humano enfrenta la pérdida de un ser querido en algún momento de su vida. Existen casos donde los hijos pierden a los padres cuando aún están pequeños o seres amados que se van inesperadamente. Superar una pérdida es una situación difícil y una etapa llena de tristeza para quien la atraviesa. Las personas que luchan con el manejo del duelo, pueden pasar años en ello o necesitar de profesionales para superar el duelo. Existen diferentes dinámicas y procesos que se pueden aplicar para lograr superar el duelo con éxito y saber cómo superar la pérdida de un ser querido sin que las personas no caigan en depresión.

Educación emocional:
Qué es, conceptos, importancia y objetivos del aprendizaje emocional

Leer artículo

Acepta tus propios sentimientos

Luego de perder a un ser querido, lo más sano es aceptar los sentimientos que experimentes. El duelo está compuesto por diferentes fases que son: Enojo, negación, tristeza y frustración. Sin embargo, además del duelo y sus etapas, también puedes sentir confusión, miedo, alivio, insensibilidad, ansiedad, culpa, agotamiento y desesperación. Todas estas emociones hay que experimentarlas y vivirlas, por muy dolorosas que sean, para poder sanar esa herida y continuar con la vida.

Al darte la oportunidad de vivir y sentir estos sentimientos, tu cerebro se va adaptando a la nueva realidad y empieza a asimilar la pérdida, allí es cuando llega la aceptación.

Despídete de tu ser querido

Uno de los pasos más importantes al superar una pérdida, es despedirte de esa persona que ya no estará físicamente contigo. Es un ejercicio que te ayudará a liberarte, vivir las fases del dolor y aceptar la pérdida. Una de las formas más comunes de despedirte, es escribiendo una carta, donde expreses todo lo que sientes y significo esa persona para ti.

Puede ser a mano o en la computadora. Puedes enviarla por correo a la dirección de esa persona, o si es escrita a mano, puedes optar por quemarla.

Habla con amigos y familiares

No te encierres, ni te prohíbas hablar de lo que ocurrió con tu familiar o pariente cercano, sobre todo, en los primeros meses o semanas. Las reflexiones sobre la muerte de un ser querido son importantes en los procesos de duelo.

Acude a tus familiares y amigos y conversa sobre lo sucedido, libera esa carga que hay en ti y conversa sobre todo lo que tuvo que pasar o vivió la persona que falleció. Cuando alguien se aísla y no busca cómo aceptar la muerte de un ser querido, puede ser frustrante y hace más doloroso superar el duelo.

Rodéate de personas que te apoyen

Contar con un grupo de apoyo, conformado por familiares, amigos o una red de apoyo para personas en duelo, es otra de las opciones que te harán sentir mejor con el paso del tiempo. Asimilar una pérdida no se logra de un día para otro, por eso es necesario tener personas que te apoyen alrededor. Los psicólogos recomiendan que toda persona en duelo debe socializar y buscar formar un círculo de amigos de confianza.

Socializar no significa olvidar lo que ocurrió, ni dejar en el pasado a esa persona que ya no está, solo es un paso para avanzar y continuar viviendo de la mejor forma posible.

Cuida tu salud

Alimentarse correctamente, hacer ejercicio, descansar, son factores que deben estar presente en tu rutina diaria. De esta forma, tu cuerpo se mantendrá sano y fuerte y contribuirá a que no solo tu salud física este en buenas condiciones, también tu salud mental.

Además, realizar ejercicio, por ejemplo, ayudará a liberar estrés y le dará al cuerpo la energía que necesitas para poder superar la pérdida. Recuerda que los ejercicios y una buena alimentación contribuyen a la oxigenación del cerebro y, por lo tanto, crear pensamientos positivos y evitar sufrir de depresión y ansiedad. Es otro de los pasos para superar un duelo que no debes pasar por alto.

Recuerda los buenos momentos

Al principio será doloroso, será difícil manejar cuándo puede aparecer la tristeza y en ocasiones vas a querer evitarlo, pero recordar los momentos bonitos y especiales que viviste con ese ser amado que ya no está puede ayudarte a superar el duelo.

Es una manera de evitar los pensamientos relacionados a la muerte de esa persona o sus últimos días. También puedes optar por continuar con labores sociales o especiales que le gustaba realizar a esa persona y que te hagan recordarla positivamente. Es una forma de cómo superar un duelo por muerte, cuando esta es trágica, repentina e inesperada.

Busca ayuda profesional

 Los psicólogos saben cómo trabajar el duelo y por eso el apoyo terapéutico es otra de las opciones a las que recurrir luego de buscar ayuda en amigos y familiares.

Son muchos los casos en que la misma persona identifica que debe ir a un especialista y que no sabe cómo vivir un duelo, porque por más que lo intente se encuentra estancado y no logra superar la pérdida del ser amado. Las personas que terminan yendo a un psicólogo, presentan cuadros de depresión, ansiedad, falta de interés por la vida y por seguir adelante.

Los especialistas pueden ayudar a las personas que atraviesan estos duelos a reinterpretar sus sentimientos y son un apoyo para que afronten situaciones que se les hace difícil manejar como, la fecha de cumpleaños de la persona que murió, situaciones que le recuerden momentos específicos o traigan a relucir traumas, entre otros. Todos esos momentos suelen ser difíciles para la persona en duelo, por eso es necesario tenerlo en observación y que sea un experto el que haga el acompañamiento.

Todo duele lleva tiempo

Los psicólogos aseguran que las fases de duele duran unos seis meses, tras la pérdida de la persona. Es decir, que el afectado, luego de ese periodo debería empezar a vivir de una manera más positiva y ya empezar a rehacer su vida y seguir adelante. Sin embargo, no todo el mundo es igual y tampoco todas las pérdidas tienen el mismo significado.

Para una persona, quizás no sea lo mismo perder un tío cercano, que veía como una figura paterna, que perder un hijo cuando aún está en su etapa de niñez. Ambas pérdidas son dolorosas y cambiarán a la persona, pero quizás no pueda superar la pérdida de igual forma.

Por lo tanto, toda pérdida tiene su proceso, su tiempo y el círculo de amigos y familiares debe respetar ese tiempo y la manera en que decidas cómo afrontar el duelo, ya que son dinámicas de duelo para adultos por las que es normal atravesar.

Conserva luto si así lo deseas

El duelo no es lo mismo que el luto. Existen personas que confunden estos dos términos, pero no representan lo mismo. El duelo es vivir y experimentar todos esos sentimientos que invaden el cuerpo y la mente tras la pérdida de un ser amado. Mientras que el luto son las cosas que se hacen para sobrellevar la muerte de esa persona.

Por ejemplo, un padre que pierde a su hijo, quizás decida vestir todos los días del color que más le gustaba a su hijo, eso sería el luto. Estas acciones que una persona decida realizar para superar una pérdida pueden cambiar con el tiempo, evolucionar o vivir un reajuste. Es una forma de que la persona que sufrió la pérdida pueda readaptarse a la vida nuevamente.

Debes expresar lo que sientes

Luego de perder a un ser especial para tu vida, probablemente, sientas que no tienes cabeza para nada, que no quieres hablar, incluso que no quieres volver a tu rutina diaria, ni hablar con nadie. Pero, para poder afrontar la muerte de un ser querido, es importante conversar y expresar esas sensaciones que llevas dentro.

No es solo enfocarte en hablar del tema, también es necesario que coloques límites sobre lo que quieres o no en tu nueva rutina de vida. Es decir, expresa eso que te importa, que tanta intimidad quieres, si deseas hablar o no del tema, cuando quieres hacerlo y como te gustaría hacerlo. Comunicarte y como deseas hacerlo es indispensable para sanar desde adentro.

Si la pérdida fue en la familia, también puedes buscar cómo ayudar a una persona en duelo, entre todos ser el apoyo que necesitan en momentos tan difíciles.

Haz un memorial en honor a esa persona

Habrá personas que lo consideren doloroso, pero para otras es sanador crear un tributo a esa persona que falleció. Bien sea, sembrando un árbol, creando un jardín o rindiéndole homenaje haciendo alguna actividad benéfica o que hace persona le gustaba realizar y tú no lo hacías.

También puedes crear un álbum de fotografías, las fotos de duelo existen y son válidas. Incluye frases, dedica en tu casa un espacio para exhibir cosas especiales para esa persona. Existen miles de formas de rendir homenaje a un ser querido que ya no está en el plano físico, solo debes hacer lo que dicte tu corazón y que te haga sentir mejor.

Únete a un grupo de apoyo

Existen grupos de apoyo para personas en duelo que pueden ser muy positivos, a veces la familia no tiene las respuestas más ideales para esos momentos de dificultad y, el duelo en grupo, será beneficioso porque todos sabrán lo que estás viviendo y que te gustaría escuchar para sentirte mejor y más comprendido.

En este tipo de grupos no tendrás que restringirte y sentir que debes ocultar lo que sientes, porque todo estarán dispuesto a ayudarte.

Superar una pérdida tomará tiempo, involucra llanto, tristeza, impotencia en algunos casos, pero no significa que será siempre así. Solo se debe buscar cómo superar el duelo y aprender a vivir la vida con eso, porque tampoco es posible olvidar o suplantar eso que ha sucedido.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre