domingo, 22 mayo 2022 |

Actualizado a las

22:33

h CEST

24.3 C
Madrid

Sentimiento de culpa: qué es, causas, síntomas, ejemplos y cómo superar el complejo de culpa

5
(1)

¿Cómo dejar de sentir culpa? ¿cómo superar la culpa? Muchas personas batallan con estas dudas debido a su complejo de culpa, por suerte existen técnicas psicológicas que pueden ser utilizadas en consulta para aliviar el sentimiento de culpa y entender ¿qué son los sentimientos?

Los síntomas del sentimiento de culpa se manifiestan de varias formas y pueden explicarse con eventos actuales o a la historia personal como la de la infancia, el complejo de culpa es una característica asociada a trastornos de depresión y ansiedad por lo tanto responder a ¿qué es la culpa emocional? Es vital.

Emociones negativas:
Listado, origen, cualidades, ejemplos y cómo controlar las emociones aflictivas

Leer artículo

¿Qué es el sentimiento de culpa?

¿Qué es sentimiento de culpa? Pues bien, el sentimiento de culpa es algo que puede ocurrirle a cualquiera y que seguramente todos experimentan en algún momento de sus vidas, dependiendo de su intensidad puede generar muy fuertes sensaciones de malestar.

Para entender exactamente el sentimiento de culpa es necesario separar ambos conceptos, primero que nada ¿qué es un sentimiento? esta es una sensación y estado anímico subjetivo interno de una persona. Y luego la culpa en psicología es la responsabilidad de alguna acción negativa o inclusive crimen en términos jurídicos.

Así pues, se entiende que el sentimiento de culpa es la sensación interna permanente de haber hecho algo malo, esta es una característica de los requisitos para diversos trastornos de depresión.

Detonantes y características de la culpa

El sentimiento de culpa como se mencionó antes, puede nacer de haber cometido un acto negativo, así pues obviamente este puede ser un detonante como por ejemplo, haber cometido un crimen. Sin embargo, es importante sobre todo para efectos del artículo saber que estos sentimientos de culpa pueden ser falsamente infundidos, es decir que la persona no necesariamente debió haber cometido una mala acción para tener sentimientos de culpa.

Ejemplos de sentimiento de culpa

Para entender de forma más clara este complejo puede ayudar tener una imagen de algunos ejemplos que pueden (o no) generar significados de sentimientos de culpa. El primer ejemplo sería una persona que al enojarse en una discusión dijo algo fuera de lugar a hirió los sentimientos de algún ser querido, posteriormente experimenta sentimientos de culpa y se arrepiente por haberle hecho daño a esta persona.

Sin embargo, el psicoanálisis tiene distintas interpretaciones y más que acciones concretas que generan sentimientos de culpa, cree que son resultado de actividad psíquica inconsciente, pero eso se explorará en el siguiente apartado.

Causas de la culpa

La culpa puede venir de muchas fuentes y acciones, esta no es siempre mala, de hecho como todo la culpa tiene su razón de existir. Así pues, la culpa puede nacer después de los actos más insignificantes o de los más extremos o en algunos casos particulares con las acciones de otras personas.

A pesar de que existen múltiples causas se simplificarán en solo 2 categorías, la primera comprende acciones (grandes y pequeñas) y la segunda incluye eventos más abstractos explicados con el psicoanálisis, por ejemplo.

Culpa justificada (crímenes y malas acciones)

Anteriormente se dio un breve ejemplo de esta categoría con el caso de la discusión, pero un caso más común o “pequeño” con el que todos pueden identificarse es decir mentiras, especialmente durante la infancia tener el conocimiento de que se dijo una mentira puede generar sentimientos de culpa débiles o fuertes dependiendo de la magnitud de esta.

Otro caso de una acción que cause estos sentimientos son los crímenes, estos son casos más extremos y como resultado los sentimientos de culpa pueden ser tan fuertes que pueden llegar a generar un trastorno psicológico, por ejemplo un atropellamiento en el que el conductor se da a la fuga.

Manipulación y culpa indirecta

Estas son las causas más “indirectas”, primero se hablará de una forma más literal y después de una más teórica, las causas literales son donde una persona siente culpa por acciones que no cometió directamente como una madre sintiéndose culpable por el mal comportamiento de su hijo o un trabajador sintiéndose culpable por la mala conducta de un socio.

Ahora en cuanto al psicoanálisis Freud teorizó que el súper yo se forma en el inconsciente como una autoridad moral reguladora, esta está altamente influenciada por los padres y lo valores sociales que los rodean. Esto es importante porque significa que cada persona tiene una autoridad moral que juzga las acciones dentro de su psique, este súper yo según el psicoanálisis freudiano es uno de los responsables de la culpa neurótica (nombre que le dan a los sentimientos de culpa extremos y constantes bajo esta teoría).

La psicóloga humanista tiene una versión similar que explica este fenómeno y son las introyecciones. La introyección es un proceso psicológico mediante el cual una persona toma valores o aspectos ajenos a ellos (como su ambiente, cultura, comentarios etcétera) y los vuelve parte de sí misma.

Las introyecciones pueden generar sentimientos de culpa porque por ejemplo alguien puede crecer en un ambiente donde constantemente se exprese la idea de que la masturbación es mala, esto hará que la persona introyecte esa idea y cuando en un futuro se masturbe (acto perfectamente natural y normal) sentirá culpa porque está introyectado con la idea de que está haciendo algo malo.

Estas dos teorías ayudan a explicar causas “irracionales” de este fenómeno o porqué a veces se ve a alguien con una fuerte culpa cuando en realidad no hizo nada malo.

Síntomas y consecuencias

El sentimiento de culpabilidad suele aparecer en varios casos de depresiones y en algunos de ansiedad, por eso es importante reconocer esto en las personas y las posibles consecuencias que puede tener en la salud de las personas.

Considerarse mala persona

Lo principal (en personas comunes) es el sentimiento de no ser una buena persona, esto puede variar en intensidad por supuesto, dependiendo de la gravedad de lo que se ha cometido y el peso que la persona le otorgue a sus acciones.

Consecuencia

Esta auto percepción puede causar estragos en el autoestima de las personas pues, si se cree que uno no es buena persona, puede darse un siguiente paso a pensar que no se merecen ciertas cosas como caridades u beneficios (de nuevo señales de depresiones).

Confusión  

Los ejemplos de sentimientos de culpa recaen de nuevo en la teoría psicoanalítica, según Freud una de los síntomas de esta culpa neurótica es que la psique del paciente confunde el deseo (deseo de cometer un mal acto en este caso) con la consumación de este. Es decir, que aunque la persona no haya hecho nada, solo pensó en hacer algo, igualmente siente la culpa como si hubiese hecho algo malo.

Consecuencia

El hecho de que alguien empiece a sentir culpa por cosas que solo llegó a pensar significaría obviamente que dicha persona empiece a sentir culpa con más frecuencia que una persona “normal” lo cual como ya se mencionó, causará malestar constante.

Pensamientos negativos

El sentimiento de culpa es propenso a acarrear otra clase de pensamientos y sentimientos negativos, como por ejemplo “cómo estará la persona a la que dañé” estos son pensamientos que circundan a la culpa y en el peor de los casos inundan la mente de la persona.

Consecuencia

Una prevalencia de pensamientos negativos, especialmente si están relacionados a la culpa son generalmente dañinos para quien los sufre, es decir que afectara el ánimo y el desempeño de esta persona es los distintos círculos donde se relacione.

Culparse constantemente

El ultimo síntoma es uno de los menos comunes, pero a veces puede notarse cómo personas con un sentimiento de culpa desarrollan una tendencia de culparse por eventos en los que no tuvieron que ver, esto está también relacionado con una tendencia narcisista pero aun así puede ser un “síntoma” de estos sentimientos.

Consecuencia

Al igual que la mayoría de los otros síntomas este también tiene consecuencias en el estado anímico de la persona, tomar culpas extra es malo para la salud mental en general.

Acciones o detonantes del sentimiento de culpa

Las acciones que detonan estos casos depende de gran manera del contexto socio cultural de la persona así también como su pasado y los valores que sostenga en cuanto a lo que es “bueno” y lo que es “malo”.

Acción crianza

Una vez más se vuelve a la crianza, los valores que se inculquen en la infancia son propensos a permanecer en la consciencia (o a veces el inconsciente). Esto está relacionado con el súper yo y las introyecciones explicadas anteriormente, de esta forma los valores y castigos en la crianza pueden por medio de un recuerdo disparar un sentimiento de culpa en el futuro.

Acción romper reglas culturales

Finalmente, esta acción ha sido mencionada pero exactamente ¿por qué detona la culpa? Es porque por lo general si bien no se rompe la ley o se hace daño a otra persona, el simple hecho de romper un contrato social o reglas culturales puede ser suficiente para generar culpa, dependiendo también de la severidad del súper yo o de la intensidad de las introyecciones.

Tratamientos para el complejo de culpa

Afortunadamente existen técnicas para poder tratar o lidiar con la emoción de culpa, no obstante es importante recalcar que la culpa es un sentimiento normal que todos experimentan tarde o temprano, así que sentir algo de culpa de vez en cuando no es necesariamente motivo de consulta. Pero efectivamente, hay casos donde la culpa es constante, fuerte y no justificada estas personas sufren y son afectadas por la cantidad de culpa que sienten.

Estos casos deben ser atendidos pues se corre el riesgo de entrar en un círculo vicioso peligroso porque la culpa obsesiva genera malestar como forma de castigo (en casos extremos la persona busca castigarse de forma literal), y al mismo tiempo el castigo refuerza la idea de que la persona es culpable porque sus mentes justifican “soy culpable por eso me castigo y si me castigo es porque soy culpable”.

Decisión e identificación de la culpa

Antes de nada, cualquier tratamiento debe iniciar con un reconocimiento del paciente, un reconocimiento de que la culpa que siente no es normal y es un problema, si el paciente no reconoce esto no estará listo para trabajar en el proceso de su mejoría porque culpar a los demás es no aceptar la responsabilidad. Por lo general si alguien asiste a consulta es porque ha reconocido el problema, pero hay casos donde asisten por presión social o familiar sin haber reconocido nada, por eso la aclaratoria tiene lugar.

Saturar la culpa escribiendo

Esta es otra técnica que suele utilizarse, especialmente en casos más “casuales” por llamarlos de alguna manera, en estos casos la culpa genera molestias tolerables no tan debilitantes como en otros casos.

Una forma común de “saturar la culpa” es tener un cuaderno en el que se escriban los pensamientos cada vez que se empiece a sentir culpa, el objetivo de esta técnica es dar una vía de escape sana a estos pensamientos y con el tiempo “agotar” estos pensamientos, además tener escritos los pensamientos puede ayudar a verlos con otra perspectiva, muchas personas comentan que cuando dicen o escriben algo que pensaron por mucho tiempo sonó diferente a como lo imaginaron todo el tiempo.

Bloquear los pensamientos de culpa

En los casos más extremos se busca cambiar los esquemas cognitivos (creencias pensamientos y valores) que generan los sentimientos de culpa, utilizando mayéutica y retórica para que la persona identifique fallas e incongruencias en estas creencias problemáticas, a veces se identifica la fuente de estas creencias y esto ayuda a identificarlas como ajenas facilitando un poco el proceso terapéutico.

Habiendo comprendido ¿qué significa sentimientos? Y el sentimiento de culpa se entiende que es algo normal de la experiencia humana pues no existe ninguna persona que no tiene sentimientos, además el problema real empieza cuando se desarrolla un complejo de culpa, momento en el que debe buscarse la ayuda de un profesional.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre