jueves, 29 septiembre 2022 |

Actualizado a las

10:22

h CEST

13.3 C
Madrid

Efecto arrastre: qué es, origen, ejemplos y aplicaciones del efecto manada (marketing, economía…)

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Quién no recuerda aquellos tiempos en su infancia, cuando deseaba comprar algo con mucha intensidad solo porque otros niños lo habían hecho. Recuerda mucho la famosa pregunta “si tus amigos se quieren tirar de un barranco ¿también lo harías?” Esta conducta infantil que siempre causa frustración al no obtener lo deseado es conocida como efecto arrastre o efecto manada.

El hombre es por naturaleza un animal gregario, explicado de otra forma, que está acostumbrado a vivir de forma colectiva. No es raro que la colectividad tenga ideas frecuentemente aceptada (de ahí el conocido saber popular), que en varias ocasiones son correctas, pero en otras equívocas. Lo cual lo lleva a cometer errores al momento de analizar la información a causa de este sesgo, por lo que a continuación se explicará más a detalle sobre qué es efecto arrastre o efecto manada.

Sesgo de supervivencia:
Definición, causas, ejemplos y cómo identificar el sesgo o falacia de Neyman

Leer artículo

¿Qué es el efecto arrastre?

Una de las frases de psicología que más se están oyendo actualmente es el efecto arrastre, sesgo cognitivo (proceso psicológico que altera el procesamiento adecuado de la información) que, según las personas adoptan ciertos comportamientos y/o actitudes, únicamente porque ven que la gran mayoría lo han hecho previamente, incluso aunque estos puedan ir contra de su propio sistema de creencias.

Mientras mayor sea la cantidad de personas que adopten alguna tendencia específica, aumenta la posibilidad de que otras personas quieran hacer lo mismo, de ahí que también se le conozca como efecto manada. El mismo implica un error de pensamiento que perjudica el juicio y toma de decisiones de los individuos.

Un sesgo cognitivo está diseñado para permitir a las personas razonar de manera más rápida, no obstante, también es propenso a provocar errores de cálculo, siendo el efecto de arrastre fácil de confundir con el efecto del falso consenso donde existe la creencia (falsa o no) de que hay una gran cantidad de personas de acuerdo con una idea en común.

¿Cuál es el origen del efecto manada?

Es en EEUU durante el siglo XIX que se empieza a conocer el concepto de efecto manada, en época de elecciones cuando Dan Rice, un artista que promovió una campaña electoral a favor del candidato presidencial Zachary Taylor, comenzó a recorrer las calles con un gran vehículo donde tocaba una banda de música al momento que iba invitando a las personas a subirse al carro. Al finalizar las elecciones Taylor en efecto resultó el vencedor, al convertirse en el duodécimo presidente de Estados Unidos.

Comenzando el siglo XX, esta distintiva manera de hacer propaganda se fue extendiendo, volviéndose algo muy frecuente que las campañas electorales se vieran acompañadas de vehículos con música en el cual las personas eran invitadas «suban a mi carroza», convirtiéndose en una frase muy popular y de ahí por su traducción en inglés este fenómeno también se conoció como efecto bandwagon.

Características del efecto arrastre

Son varios los individuos que pueden sentirse muy afectados por las normas y presión social que ejercen los grupos. Cuando la mayoría realiza un comportamiento específico, puede ser complicado no seguirle la corriente. En efecto es una presión social que afecta varios aspectos de la conducta, desde cómo se viste una persona hasta por quién deciden votar en elecciones políticas.

Pensamiento grupal

El efecto arrastre es básicamente un tipo de pensamiento grupal. A medida que un grupo va adoptando algunas conductas determinadas, se vuelve muy probable otros decidan seguir su ejemplo. Cuando existe la creencia de que todo el mundo actúa de manera determinada, surge una gran presión para conformarse, que probablemente sea el motivo por el cual las conductas de los grandes grupos se forman tan fácilmente.

Deseo de tener razón

Algo muy clásico es que las personas siempre aspiran a tener la razón, formar parte del lado ganador. Una de las razones por la que muchas personas se sienten cómodas conformándose es porque decidieron buscar dentro de su grupo social para conseguir información acerca de lo que es aceptable o no. Si la mayor parte del grupo decide hacer algo, habrá varios individuos que pensarán que es lo correcto.

Necesidad de formar parte

Algo muy clásico es que las personas siempre aspiran a tener la razón, formar parte del lado ganador. Una de las razones por la que muchas personas se sienten cómodas conformándose es porque decidieron buscar dentro de su grupo social para conseguir información acerca de lo que es aceptable o no. Si la mayor parte del grupo decide hacer algo, habrá varios individuos que supondrán que es lo correcto.

Oportunismo

Una de las frases para gente oportunista más conocida es «si la mayoría lo piensa, no pueden estar equivocados«. Son varios los individuos quiénes no quieren asumir sus propias responsabilidades, por lo que transfieren esa carga al grupo, creyendo que al estar en lo correcto obtendrán algún tipo de beneficio.

¿En qué ámbitos se puede aplicar el efecto arrastre?

Definitivamente, son muchos los ámbitos que se pueden ver afectados por estas técnicas de arrastre.

Efecto arrastre en economía

El efecto arrastre en economía se refiere cuando las personas contraen algún bien porque a sus ojos, todo el mundo también lo adquirió. Fácilmente, se resume como «lo quiero porque los demás ya lo tienen» o efecto manada.

Efecto arrastre en marketing

En el caso del marketing en línea las páginas y servicios web, junto con las valoraciones de productos son factores claves. El efecto arrastre en marketing es claro cuando se ve como los consumidores acostumbran guiarse principalmente por el nivel de consumo de otro grupo mayoritario, perteneciente a su misma clase social o de una superior.

Efecto arrastre en elecciones

Es frecuente observar en las elecciones políticas, cuando la mayoría de los votantes se sienten atraídos hacia un determinado candidato o partido político, que, bajo su percepción, con un alto índice de popularidad, el resto en lugar de analizar supondrá que por ser favorito es el que tienen mayor probabilidad de ganar, produciéndose un efecto arrastre en elecciones.

Ejemplos del efecto arrastre

Diariamente, las personas pueden verse afectadas por el efecto manada, pero son pocas las veces donde se percatan de si están bajo la influencia de un sesgo cognitivo. Una buena parte de las decisiones que toman los individuos se produce de manera inconscientes por lo que son muchas las situaciones donde se contemplan diversos ejemplos de efecto arrastre.

Moda

Son bastantes los casos de personas que comienzan a vestirse con cierto tipo de prendas de vestir cuando admiran a otros que adoptaron estas modas.

Redes Sociales

Conforme va aumentando el número de usuarios en redes sociales (Facebook, Instagram y TikTok por nombrar algunas) aumenta la probabilidad de que otros comiencen a ser parte de estos sitios web.

Dietas

Cuando se observa que una mayoría ha adoptado una dieta específica para bajar de peso, nunca falta que aparezcan otros individuos que decidan seguir la misma dieta, convencidos de que se beneficiarán como el resto.

Música

Cuando aparece por primera vez un grupo musical o canción en particular, si sienten que la mayoría logra conectar con la misma, el resto de los individuos se terminarán convenciendo de que el resultado es bueno o mínimo, aceptable.

Si bien es cierto que el efecto arrastre o efecto manada puede conllevar severas consecuencias, también puede hacer que las personas contraigan conductas saludables. Si se observa que la mayoría rechaza hábitos poco sanos como fumar, y, en cambio, optan por practicar ejercicio frecuentemente, el resto del grupo tendrá mayor propensión a seguir con estas mismas conductas.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre