sábado, 25 junio 2022 |

Actualizado a las

7:08

h CEST

16.7 C
Madrid

Psicología anormal: qué es, qué estudia, enfoques y terapias de la psicología de la anormalidad

5
(1)

¿Qué es la psicología anormal? La psicología de la anormalidad es una de las ramas de más interés en la psicología, y una de las que más discusiones genera pues se debate si esta debería existir en primer lugar. Uno de sus objetos de estudio es la conducta anormal en psicopatología junto con sus tratamientos, pero para comprenderlos hay que entender qué es anormal en psicología.

¿Qué es la psicología anormal? la psicología de la anormalidad es el estudio de la conducta y procesos mentales anormales en los humanos, existen muchos criterios para diferenciar el comportamiento normal y anormal, en el caso de la psicología se utiliza la estadística como uno de los criterios de anormalidad psicológica más importantes, de esta forma se responde qué es una conducta anormal.

Psicología del vestir:
Funciones, importancia y qué dice la ropa sobre ti según la psicología de la moda

Leer artículo

Definición de anormalidad en psicología

¿Qué es anormalidad en psicología? La psicología anormal es un término controversial y altamente debatido, pues algunos consideran que no es algo real y otros que su nombre atrae connotaciones negativas. Para entender esto hay que comprender ambos conceptos, primero la psicología esta es la ciencia que estudia la conducta y los procesos mentales.

Y la normalidad y anormalidad en psicología, esto a primera vista puede sonar ofensivo, pero en el contexto psicológico se utiliza el concepto estadístico de anormal, este concepto es un evento que ocurre con poca frecuencia en relación a otros, en otras palabras, la anormalidad es un evento, conducta, pensamiento, etcétera poco común, esto no significa que sea necesariamente algo malo una persona con una inteligencia muy por encima del promedio es anormal por ejemplo.

Objetos de estudio

Uniendo ambos conceptos se obtiene como resultado entonces que la psicología anormal es la psicología que se concentra en estudiar y el tratamiento de distintos trastornos que le impiden llevar una vida normal a las personas o que generen conductas anormales. Estos trastornos pueden nacer de muchos factores como traumas psicológicos, traumas físicos, defectos durante el desarrollo, desbalances químicos etcétera, y la psicología anormal se encarga de estudiar sus orígenes y características para luego poder desarrollar un tratamiento efectivo.

Historia del comportamiento anormal

La historia de la psicología anormal es básicamente la historia de la psicología, o al menos muchas veces se intercalan especialmente durante los periodos más tempranos donde se les daban explicaciones muy generales a los fenómenos poco comunes. La historia de la psicología es sumamente larga debido a que data desde los inicios de las sociedades y desde entonces ha habido incontables descubrimientos que vale la pena mencionar, sin embargo para fines del artículo se dividirá la historia en 3 periodos y se hablará de las características y postulados generales de cada uno.

Periodo pre científico

Antes de la aparición del método científico y procesos formales de recolección de datos los humanos utilizaron sus creencias y conocimientos para darle explicación a los fenómenos de la conducta que no podían comprender, desde las primeras tribus indígenas hasta la edad media se dieron explicaciones como que las personas con trastornos en realidad estaban poseídas por algún tipo de demonio o estaban siendo castigadas por alguna entidad divina, además de explicar las pesadillas argumentando que estas ocurrían cuando algún ente se posaba sobre la cabeza de la persona dormida.

Partiendo de las explicaciones que se dieron durante este periodo se desarrollaron algunas técnicas o formas primitivas para tratar de aliviar a estas personas, durante los periodos en los que se creía que los trastornos eran una posesión demoniaca el método predilecto era el exorcismo, por chamanes o por sacerdotes (actualmente aún ocurre). Otro método algo infame era la treparación, esta consistía en abrir orificios en el cráneo de la persona afectada para que los “causantes” de la conducta anormal puedan salir de la cabeza del paciente.

Periodo intermedio

Entre ambos periodos hay un intermedio en el cual se empezaron a dar los pasos hacia el estado moderno de la psicología, donde se abandonaron las explicaciones sobrenaturales y se empezaron a considerar que estos males tienen orígenes en aflicciones físicas, como el balance de humores por ejemplo. Además, a finales del periodo intermedio empezó a aparecer el psicoanálisis donde se considera que las causas se encuentran en la psique además de crear tratamientos por hipnosis y asociación libre.

Periodo científico

Finalmente, en el periodo científico se empezó a utilizar el método científico y a experimentar en laboratorios con regulaciones formales hasta desarrollar el concepto de conducta patológica, todo esto empezó a generar teorías e información con una mayor validez y esto resulta en tratamientos más efectivos y un entendimiento mayor de los trastornos y las conductas. Los avances más modernos unen la psicología con la neurología y la psiquiatría para cubrir todas las bases posibles y tener tratamientos que se complementen entre sí y resuelvan los problemas del paciente definitiva y rápidamente.

Explicaciones (ejemplos de conductas anormales en psicología)

Como se pudo observar en la historia, la psicología anormal ha pasado por etapas que marcan un antes y un después en el paradigma de la investigación, de estos puntos clave hay 2 que de una manera u otra han perdurado y se han trasformado en las explicaciones que se les da a las conductas anormales, estás son las explicaciones biológicas y las explicaciones psicológicas.

Biológicas

Las explicaciones biológicas de las conductas anormales buscan la relación de algunos síntomas y características físicas a las conductas, establecen qué si alguien se comporta de forma extraña es porque están padeciendo de algo. Por ejemplo, enfermedades como el Alzhéimer que deteriora el cerebro o algunos casos de sífilis, las explicaciones biológicas también incluyen los traumas físicos como pudiesen ser contusiones causadas por algún choque o golpe en la cabeza.

Una demostración de la validez de estos postulados son los estudios que se han hecho con atletas de alto rendimiento (boxeadores y futbolistas americanos) que han demostrado el severo daño que sufren en el encéfalo y las posibles consecuencias que puede traer dicho daño, como conducta errática y agresiva.

Psicológicas

El segundo modelo de explicaciones es el psicológico, este argumenta que las conductas anormales vienen de algún factor psíquico o mental del paciente, de este nacen varios enfoques y teorías acerca de qué elementos psicológicos entran en juego a la hora de formar una conducta anormal.

Algunos de los modelos con sus respectivas teorías que han salido de ámbito psicológico son el complejo de inferioridad del psicoanálisis, este sirve para explicar algunas conductas de sobrecompensación en algunas personas. Las creencias irracionales de la psicología cognitivo conductual que explican algunas conductas que presentan algunos pacientes paranoicos, psicóticos o con depresión y también están las introyecciones postuladas por el enfoque humanista que sirven para comprender algunos valores que no encajan con la realidad de un paciente, ya que estos son tomados de terceras partes.

Diferentes enfoques de psicología anormal

¿Qué es el enfoque psicológico? la psicología anormal va de la mano con la psicología en general (debido a que se trata de una parte de esta) por esto no es raro notar que los enfoques de esta rama son los mismos enfoques más importantes de la psicología. En este artículo solo se mencionarán el enfoque psicoanalítico, el conductista, el biológico y el cognitivo.

Psicoanalítico

El enfoque psicoanalítico nace de las teorías planteadas por Freud que intentaron explicar las conductas de la “persona anormal” y muchos otros fenómenos, según el psicoanálisis las conductas anormales provienen de alteraciones psicológicas, como material del inconsciente que crea estragos debido al contenido traumático o reprimido por los mecanismos de defensa.

Bajo este enfoque a los trastornos se les agrupaba en grandes categorías generales como las famosas neurosis e histerias, estas eran tratadas con múltiples sesiones de psicoanálisis, en algunos casos incluso sesiones diarias donde se utilizaban técnicas como asociación libre y el análisis de sueños. El psicoanálisis puede encajar en el periodo intermedio donde las explicaciones no eran tan primitivas, pero aún no llegaban al periodo científico en el que se vive hoy en día.

Conductismo

Otro de los enfoques más grande de la psicología normal y así mismo de la psicología anormal es el conductismo (o perspectiva conductista) este enfoque está concentrado en 2 puntos clave, las conductas observables y el ambiente. el conductismo estudia y trata las conductas anormales observables y medibles y busca cambiarlas, reemplazándolas por patrones de comportamiento más comunes o normales, además el conductismo presta especial atención a las maneras o las fuentes de las cuales la persona aprendió dicha conducta desadaptada, debido a que el conductismo considera que la causa de la anormalidad es por procesos de aprendizajes y experiencias personales.

El conductismo basa ambos puntos clave en su teoría más potente, la teoría del condicionamiento esta teoría funciona para explicar algunas de las formas en las que las personas aprenden las conductas, además estas pueden ser aplicadas en la práctica para modificar la conducta. Estas teorías incluyen el condicionamiento clásico, el condicionamiento operante y el aprendizaje vicario.

Medico biológico

Este enfoque tiene cientos de años desde su origen como se pudo observar en la historia de la psicología anormal. Actualmente obviamente cuenta con mejores herramientas, y está principalmente interesado en las causas biológicas de la conducta, por lo general cuando se trata de alguna enfermedad, la razón por la cual está tan enfocado en las causas biológicas y el comportamiento de la enfermedad es para poder desarrollar un tratamiento (por lo general farmacológico) que alivie la enfermedad y al mismo tiempo desaparezca la conducta, o al menos la disminuye en caso de que no pueda ser extinguida.

Un ejemplo de los resultados del enfoque biológico de la psicología anormal es la creación de medicamentos para trastornos psicológicos, como los antidepresivos para tratar la depresión o los ansiolíticos para trastornos de ansiedad. Estos medicamentos tienen efectos en el proceso de sinapsis y en los neurotransmisores que forman parte de dicho proceso y de la conducta.

Cognitivo

Finalmente está el enfoque cognitivo, este nace del enfoque cognitivo conductual y como su nombre lo indica este considera que las conductas desadaptativas son causadas por lo pensamientos de la persona y como estos procesos alteran la percepción de la realidad.

Algunos de los postulados básicos de este enfoque son el comportamiento desadaptativo es causado por cogniciones irracionales, el comportamiento está influenciado por cómo se piensa acerca de una situación, no de la situación como tal. Por último, las personas pueden superar sus aflicciones aprendiendo a utilizar cogniciones más apropiadas.

La herramienta de tratamiento más grande de este enfoque es la psicoterapia, en esta se busca lograr los objetivos mencionados en los postulados, es decir explorar la mente para identificar las cogniciones problemáticas y luego tratarlas para reemplazarlas con cogniciones más sanas.

Terapias de la psicología anormal

El tratamiento de las conductas anormales ha avanzado mucho desde sus inicios y existen cientos de tratamientos distintos para los múltiples trastornos que existen, se harán 2 categorías generales para englobar algunos tipos de terapias, las psiquiátricas y las psicológicas. Ambos tipos tienen puntos fuertes y débiles motivo por el cual a veces es necesario utilizar ambos para el tratamiento de un solo trastorno.

Psiquiátrico

La ciencia que mejor ejemplifica el enfoque biológico para el tratamiento de las conductas anormales es la psiquiatría, el psiquiatra debe realizar una exploración para determinar qué es lo que está ocurriendo con el paciente y por lo general darán una serie de recomendaciones acompañada de un tratamiento farmacológico.

Un ejemplo de cuando se utiliza este tipo de tratamientos puede ser en un paciente con una depresión muy grave, en las depresiones hay un desequilibrio químico en el cerebro, uno de los casos más recurrentes son bajos niveles de serotonina. Para esto el psiquiatra recetará antidepresivos que aumentarán la recepción de serotonina en el proceso de sinapsis en el cerebro del paciente lo cual debería ayudar con los síntomas de la depresión.

Psicoterapia

El segundo tipo de tratamiento es la psicoterapia, en esta no se utilizan fármacos, sino que se cuenta con otras herramientas y dinámicas que ayuden al paciente a mejorar su situación y tratar los conflictos que le afligen. de los 4 enfoques que se mencionaron el que mejor se adapta a este estilo es el cognitivo, sin embargo también hay terapias humanistas y gestálticas entre otras.

La psicoterapia puede utilizarse en muchos casos, por ejemplo una persona que no se siente muy cómoda en público y desea cambiar eso (pudiese entenderse como ansiedad) por lo tanto asiste a consulta donde se le practicará algún tipo de psicoterapia como la terapia racional emotiva para poder mejorar su cognición y reemplazar aquellos pensamientos irracionales que le atormentan como “cuando entro a una habitación siento que se ríen de mi” por ejemplo.

La psicoterapia puede utilizarse en conjunto con la terapia psiquiátrica, la terapia psiquiátrica suele utilizarse en casos donde el trastorno es muy fuerte, incapacitante o no tiene prospectos de mejorar, mientras que la psicoterapia se utiliza cuando el paciente quiere (y puede) tratar su condición y desarrollar herramientas propias que le ayuden a salir adelante con o sin ayuda de fármacos.

En conclusión, entendiendo qué estudia la psicología anormal y las diferencias entre conducta normal y anormal se puede observar la importancia que tiene la psicología de la anormalidad para el entendimiento y tratamiento de diversos trastornos, la psicología se ha encargado de investigar y aliviar los problemas de las personas durante la historia, desde sus inicios como ciencia hasta la compleja práctica de la actualidad.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre