domingo, 25 septiembre 2022 |

Actualizado a las

18:46

h CEST

20.2 C
Madrid

Habilidades del pensamiento creativo: cuáles son, características, desarrollo y ejemplos de habilidades creativas

Puntuación media: 5 | Votos: 2

¿Para qué sirven las habilidades del pensamiento creativo? La creatividad es una habilidad bastante admirada y envidiada en distintos campos especialmente en distintos tipos de artes, esto es debido a que las habilidades creativas permiten la creación de nuevas obras y perspectivas que ayudan y asombran a muchos. Por esto y otro número de razones muchos buscan el desarrollo de habilidades creativas.

¿Cuáles son las habilidades del pensamiento creativo? El desarrollo del pensamiento creativo está compuesto por distintos pasos, distintas habilidades creativas y distintas prácticas que ayudan a fomentar la habilidad de creatividad. Esta es una característica de la que se pueden obtener beneficios universales pues el pensamiento creativo es una herramienta que funciona para afrontar nuevas situaciones o inclusive para resolver problemas.

Áreas de oportunidad personales:
Definición, tipos, fortalezas y ejemplos de las áreas de oportunidad de una persona

Leer artículo

¿Qué es la habilidad del pensamiento creativo?

El pensamiento creativo nace de la combinación de dos conceptos preexistentes, el pensamiento ¿qué es el pensamiento? es la habilidad de formar imágenes e ideas mentales de sus propias realidades, y la definición de creatividad, la creatividad es una habilidad de crear o ingeniar algo. De la unión de ambos conceptos nace el pensamiento creativo, es decir la creación mental de nuevas ideas, paradigmas o conceptos que responden a una necesidad, problemática o situación.

Algunas personas se han dado a la tarea de definir y separar el proceso creativo en etapas, asegurando que de una u otra forma todo proceso creativo pasa por la etapa de preparación, la de incubación, la de iluminación y la de verificación. La fase de preparación también conocida como fase de investigación es la etapa en la cual se recolectan las ideas y conceptos necesarios para la creación esto puede ser rápido o extenso. La etapa de incubación es la etapa pasiva en la que la información continua el proceso creativo de forma prácticamente inconsciente para gestar las ideas.

La tercera etapa es la de iluminación, esta es la etapa más llamativa del proceso pues es cuando ocurre el nacimiento de la idea, se toman la información necesaria que se ha estado gestando y se utiliza para la creación de algo nuevo de forma consciente. La última etapa es la de verificación, durante esta se toma la nueva idea y se lleva a la realidad donde está sujeta a paradigmas y contextos distintos, pero aquí es donde se da la materialización de la idea ya sea una invención física o un concepto abstracto.

Importancia

El pensamiento creativo es sumamente importante porque permite el avance de todos los procesos existentes, la creatividad permite la innovación si la humanidad nunca se hubiese molestado en intentar nuevos métodos o buscar nuevos caminos no se hubiese avanzado hasta el punto actual. Y si bien es cierto que no todos los pensamientos creativos terminan siendo un éxito (al contrario, suelen llegar a ser un fracaso) existe un grupo de ideas que le han otorgado a la historia obras de arte hermosas y avances científicos indispensables.

Características del pensamiento creativo

El proceso creativo es algo especialmente subjetivo debido a la influencia de la percepción, la información diferente a la que cada persona se expone y las distintas maneras de analizar dicha información, sin embargo hay algunas características generales que se aprecian en la mayoría de procesos creativos.

Nace de información existente

La primera y la más importante característica del pensamiento creativo es que no sale de la nada, a veces se tiene la errónea creencia de que algunas ideas innovadoras aparecen de la nada o del genio del creador, pero no es así, toda idea sin importar lo creativa que sea nace de información preexistente, como se mencionó ya, la mente toma la información disponible y la trasforma o la interpreta en algo nuevo, por ejemplo el movimiento de un animal para diseñar el movimiento de una máquina.

Puede ser consciente o inconsciente

La segunda característica está en la naturaleza del proceso, durante la explicación de las etapas se observó como algunas etapas son conscientes y otras inconscientes y es que el pensamiento creativo se da en ambos campos, especialmente en la etapa de gestación (la más inconsciente) y la de iluminación (la más consciente). También hay etapas ambivalentes como la de preparación porque depende del caso particular, algunas personas están buscando una nueva idea y buscan recolectar datos conscientemente para obtener ese resultado, pero en otros casos es información que se encontró por casualidad la que termina disparando la creatividad.

Debe tener un resultado

Por último, una de las características del proceso creativo es que debe tener un resultado, el pensamiento creativo no está completo sin un producto final no importa si es un producto físico como una pintura, una escultura o algo abstracto como pudiese ser una teoría científica o un análisis cualitativo, el resultado es necesario para que un proceso creativo sea considerado como tal.

Ejemplos de pensamiento creativo

A pesar de lo que pueda creerse la creatividad no está limitada a las artes exclusivamente, si bien es común referirse a los artistas como “mentes creativas” personas como científicos y teóricos especialmente también son mentes creativas. Estos son algunos ejemplos de distintos campos

Artes

Primero el ejemplo más sencillo las artes, durante el proceso creativo muchos artistas se exponen a distintos tipos de arte o estímulos, algunos artistas inclusive utilizan el consumo de distintas substancias como parte de su pensamiento creativo para “pensar fuera de la caja”. Por ejemplo, un pintor puede recordar un paisaje de su infancia y mezclar esas imágenes con sus sentimientos actuales para crear una nueva pintura surrealista.

Fantasías

Otro de los ejemplos de pensamiento crítico en la vida cotidiana es el de las fantasías, todas las personas fantasean y dejan que su imaginación vuele creando nuevos escenarios fantásticos especialmente durante la infancia. Sin embargo, algunas personas toman estas fantasías y lo llevan un paso más allá como por ejemplo los escritores de ficción que son capaces de crear historias, mundos y personajes únicos (que por supuesto están inspirados en información previa) pero los mejores escritores son capaces de ocultar muy bien las influencias originales de su proceso creativo.

Ingeniería

El último ejemplo va dirigido a las ciencias, desde el diseño en arquitectura hasta el primer experimento para medir el volumen de las masas, muchos pensadores han tenido destellos de creatividad que dieron paso a invenciones importantes. Por ejemplo, la invención del velcro surgió después de que un hombre suizo se interesara en cómo el cardo se quedaba pegado a la ropa y al pelo de su mascota, lo que le llevó a diseñar este material.

Actividades, técnicas y estrategias para desarrollar las habilidades del pensamiento y creatividad

Quizás algunos se hayan preguntado ¿cómo desarrollar las habilidades del pensamiento creativo? Y afortunadamente hay algunas prácticas que ayudan a obtener ideas, claramente hay personas naturalmente más creativas que otras, pero estas actividades ayudan y acarrean otros beneficios y habilidades extra.

La práctica y la disciplina

La primera y las más obvia es practicar, si alguien es pintor debe pintar si alguien es escritor debe escribir si alguien es bailarín debe bailar, esto no solo resultará en mejorar en lo que sea que se practique sino que esta mejoría también le otorgará a la persona nuevas herramientas e información que expandirá sus horizontes y aumentará los horizontes de su creatividad.

Buscar y exponerse a nuevas cosas (curiosidad)

Otra actividad o habilidad importante es la búsqueda de información, cualquier persona que busque ser creativa debería tener una mente abierta que le permita explorar distintas obras, nueva información y fuentes de otros contextos, parte de la nueva información será almacenada y posiblemente será utilizada tarde o temprano para un proceso creativo.

Empatía y perspectiva

Hay aspectos de la personalidad que llegan a ser útiles durante el proceso creativo (una de las razones por las cuales hay personas naturalmente más creativas que otras) entre estas están la empatía y la capacidad de comprender y tomar distintas perspectivas. Una de las formas de empezar a trabajar estas habilidades es consultando con un psicólogo.

Tomar notas

Por último, una práctica que puede resultar útil para el desarrollo de la creatividad es llevar diarios o tomar notas, esto funciona especialmente cuando acompaña a otra de las 2 prácticas mencionadas antes, reflexionar acerca de la practica o acerca de los descubrimientos nuevos fomenta el análisis de la información y esto ayuda a la hora de crear nuevas cosas. Llevar diarios a veces ayuda también como una vía de escape terapéutica por lo cual es posible que ayude a la persona a aprender sobre sí misma, sin embargo hay que recalcar que un diario no puede ser un substituto permanente de la interacción social.

La creatividad como pensamiento es sumamente importante para la humanidad y útil para los individuos, las habilidades creativas pueden fomentarse y practicarse para poder utilizarse sin importar en qué campo, puede ser en artes, en ingeniería, en física, en psicología etcétera. Las habilidades del pensamiento creativo y el sentimiento de creatividad son muy particulares y personales, pero cualquier tipo de persona (introvertida, extrovertida, rica o pobre) en cualquier parte del mundo puede beneficiarse de ser creativo.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre