sábado, 2 julio 2022 |

Actualizado a las

21:13

h CEST

34.1 C
Madrid

Entrevista no estructurada: qué es, características, ejemplos y diferencias con entrevista abierta, libre, dirigida…

Puntuación media: 3 | Votos: 2

Hay términos que suelen darse por sentado, entre ellos, el significado de entrevista no estructurada. La también llamada entrevista abierta es un instrumento muy útil en la investigación cualitativa. En este breve recorrido se exploran sus características, aplicaciones, diferencias respecto a la encuesta estructurada, así como ejemplos de entrevistas estructuradas, semiestructuradas y no estructuradas.

La entrevista no estructurada se concibe como un instrumento para la recolección de datos. A diferencia de las entrevistas estructurada y la semiestructurada, mantiene un tono de cercanía entre el investigador y el participante. Por tal razón también se le conoce como entrevista abierta, encuesta flexible, no dirigida, entre otros términos. Aquí se exponen los datos más relevantes acerca de la entrevista abierta, como su definición, sus características, diferencias con otros tipos de encuestas y algunos videos que sirven como ejemplo de estructura de una entrevista guiada, una abierta y otra semiestructurada.

Cómo transcribir una entrevista:
Normas, ejemplos y 10 programas gratis y de pago para la transcripción de entrevistas

Leer artículo

En qué consiste una entrevista no estructurada

La clasificación de entrevistas según el grado de estructuración de sus preguntas se abre en 3 ramas: la entrevista no estructurada, la semiestructurada y la estructurada. Cada una tiene sus propias características y usos, pero también hay que conocer cómo cada una se relaciona con otra.

En este apartado se exploran las dimensiones de la entrevista no estructurada en cuanto a concepto, objeto, aplicaciones, sus ventajas y desventajas.

En qué consiste la entrevista no estructurada

La entrevista libre o no estructurada consiste de un instrumento de recolección de datos a través de preguntas abiertas que realiza un entrevistador a un entrevistado. En este sentido cabe acotar que la entrevista abierta se torna bastante personal, por lo que rara vez se puede repetir a otro entrevistado.

Por tratarse de preguntas abiertas, la entrevista libre va tornándose en una conversación en la que es relevante mantener la interacción y la lectura del lenguaje corporal del entrevistado. En consecuencia, las preguntas pueden variar de orden y abordar tópicos diversos, dependiendo del rumbo que tome la conversación. Estas pueden tornarse tan personales para el entrevistado que por ello también son conocidas como entrevistas de profundidad.

Aplicación y método de la entrevista abierta

Para profundizar qué es una entrevista abierta también hay que examinar cuál es su método y de qué forma se aplican.

En su objetivo de recopilar datos, ya sea para establecer una relación laboral o para efectuar un estudio científico, mantiene como método la inclinación de la conversación hacia una temática implícita.

Se aplica de manera sencilla, casi siempre verbalmente, estableciendo un vínculo que demarque el desarrollo de la conversación en un clima de confianza. Asimismo, no se pretende hacer muchas preguntas. Al contrario, se aplica teniendo en mente pocos cuestionamientos en los cuales se pueda profundizar.

Por otra parte, en la aplicación de la entrevista no estructurada es relevante evaluar los detalles del lenguaje corporal del entrevistado. Sus gestos con las manos, el rostro, la mirada y el tono de voz, ratifican la veracidad de aquello que expresa en su discurso. 

El entrevistador no puede perder el foco de la entrevista ni permitir que se desvíe. Para ello, tiene que mantener la cercanía y la ética con el entrevistado, y así obtener la mayor información posible.

Ventajas de las entrevistas no estructuradas

Uno de los fundamentos acerca de qué es la entrevista formal es su carácter milimétricamente premeditado al momento de hacer las preguntas. Sucede totalmente diferente en la entrevista abierta, donde el método de aplicación se traduce en una conversación fluida.

Esto trae como primera ventaja el carácter informal al momento de aplicarla. No existe la tensión emocional de responder pregunta tras pregunta. Así que el entrevistado podrá responder con naturalidad, lo que es también un beneficio para el entrevistador.

Su segunda ventaja es que se trata de una entrevista dirigida a la obtención de respuestas profundas, así que el participante puede aclarar sus dudas libremente. Mientras que el investigador también puede aprovechar cada ocasión para explicar detalladamente la intención de su estudio.

Finalmente, el para qué sirve una entrevista abierta en el ámbito investigativo, se explica con la ventaja de ser flexibles en cuanto a todo el proceso de indagación. No es rígido, al contrario, permite el cambio sobre la marcha de la conversación entre el participante y el entrevistador.

Desventajas de las preguntas no estructuradas en una entrevista

Al no establecerse una rígida estructura de una entrevista de investigación, también se presentan algunas desventajas al realizar una conversación abierta.

Como primera desventaja, el investigador debe mantener el control sobre los tiempos de aplicación. De tal manera que la profundización en los tópicos que surgen en la entrevista libre no se desvíen ni agoten el tiempo disponible.

Cuando se presenta la entrevista no estructurada como método de recolección de datos para una investigación, es común encontrar detractores de este instrumento. Así que deben ser bien sustentados los datos obtenidos de ellas. 

Al igual que existen ventajas y desventajas de la entrevista estructurada, las entrevistas abiertas tienen sus pros y contras. Una de sus puntos más débiles es comprobar que la ética del investigador sea inquebrantable y que no haya adulterado respuestas, datos ni conclusiones obtenidas.

Ámbitos donde se utiliza la entrevista abierta

El significado de entrevista no dirigida adquiere un verdadero sentido en sus campos de aplicación.

Por tratarse de un método de recolección de datos que implica discurso, conversación y cercanía, suele ser utilizado en investigaciones cualitativas. También se emplea en la entrevista psicológica animada, en el estudio de fenómenos sociales y educativos, en la entrevista laboral animada y aquellos campos humanísticos como la sociología o la antropología.

Una entrevista de trabajo animada, flexible, puede aportar datos interesantes al entrevistador. Asimismo, la entrevista guiada por la conversación flexible es útil para recabar testimonios de campo relacionados con las ciencias naturales.

Características de la entrevista no estructurada

Existe un claro contraste entre las características de la entrevista estructurada y de la no estructurada. Estas son algunas particularidades de la entrevista abierta.

Profundiza en el tema abordado

Más que explicar un fenómeno o medirlo cuantitativamente, la entrevista abierta se esfuerza en su comprensión.

Se compone de preguntas no esquematizadas

En la entrevista abierta se puede variar el orden de los planteamientos, abordar nuevas preguntas y profundizar en los temas que salgan durante la conversación. En esto es totalmente opuesta a la idea del guion de entrevista estructurada.

Busca respuestas subjetivas

En oposición al formato de entrevista estructurada que busca respuestas racionales, objetivas y medibles, la entrevista abierta precisa de respuestas emotivas. Por eso se mantiene fuera de un esquema prediseñado, para abrirse ante la espontaneidad de las emociones surgidas durante su aplicación.

Los tópicos surgen consecuentemente según las respuestas obtenidas

El investigador debe mantener el foco de la conversación en torno a  aquello que investiga. Así que suele preparar un listado de posibles temas por abordar en la conversación. Puede ahondar en uno o en todos, y en diferente orden, según el curso que vaya tomando el diálogo en la entrevista.

Mantiene un equilibrio entre la confianza y la objetividad

No debe confundirse la confianza con la informalidad en cuanto al método de la entrevista abierta. Para algunos autores, el término entrevista informal es sinónimo de poca ética profesional. Al contrario, un investigador que aplica uno de estos instrumentos se mantiene en un constante equilibrio entre su rol investigativo y la confianza para dar apertura subjetiva al participante.

Toma en cuenta los intereses del entrevistado

Si existe una característica diferenciadora entre la entrevista no estructurada y las estructurada y semiestructurada, es que se selecciona al participante intencionalmente. Se toman en cuenta sus objetivos, preparación, cualidades, entre otros rasgos. Esos saberes previos forman parte de la validación de la entrevista aplicada.

Tipos de entrevistas y sus diferencias

Según el tipo de estructuración de la entrevista, se establecen unos criterios para su elaboración. Todos los tipos de entrevista son importantes y con su correcta aplicación se obtienen datos valiosos. Así que utilizar uno u otro tipo dependerá de los datos que se deseen recabar en función al objetivo por alcanzar por parte del entrevistador.

 Entrevista no estructuradaEntrevista estructuradaEntrevista semiestructurada
TiempoIlimitado, el entrevistado responde en función del tiempo que disponeLimitado según lo planificado por el entrevistadorFlexible en cuanto al tiempo. El entrevistador lo establece, pero puede llevarse más tiempo si puede incorporar mayor complejidad en las preguntas
Análisis de datosSe deben analizar las respuestas verbales, escritas y las que revela el lenguaje corporalSe analizan con facilidad por ser estandarizadasEl análisis se puede ir realizando durante la entrevista, ya que esta toma su rumbo con cambios de preguntas o abriéndose a nuevos temas
PreguntasNo sigue una estructura preestablecidaSon diseñadas con anterioridad y se tienen que realizar en un orden específicoEl entrevistador cuenta con preguntas para iniciar la entrevista, así como una lista de temas que podrá abordar durante su desarrollo
Datos obtenidosReacciones gestuales y lenguaje corporal que revele apreciaciones subjetivasDatos objetivos, concretos, que se clasifiquen en la escala de estimación preestablecidaDatos objetivos así como opiniones surgidas en la profundización de  algunos tópicos surgidos durante la entrevista
Establecimiento de relacionesRelación de cercanía y apertura entre entrevistador y entrevistadoRelación limitada a hacer y responder planteamientosRelación de apertura al debate, expresión de opiniones y profundización en temáticas indefinidas

Tiempo

La entrevista estructurada y no estructurada se contraponen en cuanto al factor tiempo, mientras que la semiestructurada toma lo mejor de ambos métodos.

Entrevista no estructurada

El tiempo para responder los planteamientos es Ilimitado, ya que el entrevistado responde en función del tiempo que dispone para su participación. Este no es condicionado por el investigador; al contrario, esto lo favorece porque puede profundizar en el discurso subjetivo y las reacciones del lenguaje corporal del participante.

Entrevista estructurada

La medida de tiempo es concreta, limitado según lo planificado por el entrevistador. Por lo general, la misma redacción de las preguntas del cuestionario de entrevista tiene por objetivo las respuestas claras y cortas, que se expresan en corto tiempo.

Entrevista semiestructurada

Flexible en cuanto al tiempo. El entrevistador estima en cuánto tiempo se puede responder sus planteamientos. Sin embargo,  puede llevarse un poco más al incorporar mayor complejidad en las preguntas a medida que se desarrolla la entrevista.

Análisis de datos

En cuanto al análisis de los datos obtenidos, estos se procesan de las siguientes maneras.

Entrevista no estructurada

Al finalizar la entrevista, el investigador, psicólogo o reclutador de personal ya tiene una noción de la profundidad de la información recabada. Igualmente, se tienen que analizar las respuestas verbales y no verbales, en especial el lenguaje corporal mantenido durante la conversación. Estas anotaciones por parte del investigador son cruciales para el análisis final de datos.

Entrevista estructurada

Por tratarse de preguntas estandarizadas que, además, pueden repetirse con otros entrevistados, ya se cuenta con una plantilla de posibles respuestas. Casi siempre se cuenta con escalas de estimación para valorarlas y medir los datos. De esta manera se labora fácilmente un resultado final. 

Entrevista semiestructurada

El análisis de los datos se puede ir realizando durante la entrevista, ya que esta toma su rumbo con cambios de preguntas o abriéndose a nuevos temas. Aunque el entrevistador ya tiene previamente establecidos los rumbos que la entrevista puede tomar.

En este sentido, el investigador que utiliza este instrumento mantiene una visión predictiva ante los datos que se puedan obtener. Luego, añade aquellas reacciones llamativas, discordantes o exageradas manifestadas por el participante.

Preguntas

La formulación de los planteamientos para cada entrevista es totalmente diferente. Sin embargo, nunca se desvían de alcanzar su objetivo.

Entrevista no estructurada

No sigue una estructura preestablecida. En este método se mantiene una conversación llana. El entrevistador no establece un guion, sino que va planteado el tema en torno al cual gira el diálogo. Tan solo se prepara con una lista de posibles tópicos sobre los cuales profundizar, siempre que el entrevistado de pie para ello.

En este sentido, la modalidad abierta de la entrevista requiere una formación previa por parte del entrevistado. En otras palabras, tiene conocimientos o experiencias relacionadas con la temática abordada.

Entrevista estructurada

Son diseñadas con anterioridad y tienen un orden preestablecido. Asimismo, el entrevistador tiene una visión de las posibles respuestas. Generalmente, la misma redacción de los cuestionamientos condiciona al entrevistado a responder de manera concisa y puntual.

En este sentido, es un instrumento práctico, ya que se puede aplicar a otros entrevistados en el futuro.

Entrevista semiestructurada

El entrevistador cuenta con preguntas para iniciar la entrevista, redactadas de tal manera que la respuesta pueda ser más elaborada, que lleve hacia una profundización del tópico abordado.

El entrevistador suele mantener una actitud de escucha atenta, que lo hace flexible en cuanto a tocar otros temas que también en su guion de la entrevista. Incluso, puede añadir otros temas siempre que sean pertinentes para obtener los datos que requiere.

Datos obtenidos

Así como varían las preguntas de las entrevistas, las respuestas del entrevistado son diferentes entre sí.

Entrevista no estructurada

En esta modalidad son especialmente relevantes las reacciones gestuales y el lenguaje corporal del entrevistado, pues revela apreciaciones subjetivas, así como emociones suscitadas por los planteamientos de la conversación.

Entrevista estructurada

En cambio, la entrevista guiada, al presentar  rigidez en sus preguntas, obtiene información concreta y objetiva. En ella no es importante ni la reacción gestual ni las emociones.

Entrevista semiestructurada

Este tipo de entrevista conjuga lo mejor de la estructurada y la abierta. Por supuesto, mide aquellas preguntas puntuales que arrojan informaciones precisas. Pero también añade todos aquellos tópicos que tanto entrevistado como entrevistador consideraron relevantes durante el encuentro.

De esta manera se enriquecen los datos objetivos con nuevas valoraciones subjetivas, y todos aquellos datos provenientes de las experiencias del participante.

Establecimiento de relaciones

Finalmente, en cada tipo de entrevista se establece una relación entre el investigador y el participante.

Entrevista no estructurada

Relación de cercanía y apertura entre entrevistador y entrevistado. Se trata de una conversación entre pares, aun cuando el investigador mantiene una sana distancia propia de su profesionalismo.

Entrevista estructurada

En ella se plantea una relación limitada a hacer y responder planteamientos, en la que el entrevistador dirige la conversación. El participante solo se limita a responder lo que se le pregunta. En ella, el investigador suele marcar una posición de mayor jerarquía frente al entrevistado.

Entrevista semiestructurada

Como en esta entrevista la relación es de apertura al debate, expresión de opiniones y profundización en temáticas indefinidas, el investigador tiene que mantener una actitud flexible.

Dependiendo del caso, cada participante será más o menos expresivo, así como dado a la profundización del tema. El equilibrio en la relación lo establece el entrevistador.

Preguntas no estructuradas, estructuradas y semiestructuradas para entrevistas

Como entrevistador, es crucial elaborar las preguntas para todo tipo de entrevistas, incluso las no estructuradas. Aun cuando en la entrevista abierta las preguntas se generan durante la conversación, el investigador ya debe tener en mente algunas nociones y planteamientos a los que puede recurrir. Estos son algunos de los cuestionamientos que se puede efectuar en cada tipo de entrevista.

Preguntas y ejemplos de entrevista no estructurada

Los planteamientos de la entrevista no estructurada suelen indagar en torno a las habilidades sociales del participante. En otras palabras, el investigador casi siempre se traza por objetivo conocer cómo se desenvolvería el entrevistado ante ciertas situaciones o entornos. Asimismo, se concentra en descubrir si el sujeto tendría o no éxito ante ciertas circunstancias.

Este es el tenor para algunas de sus formulaciones:

  • ¿Recuerdas algún error que haya marcado tu carrera? ¿Qué harías diferente ahora si enfrentases la misma situación?
  • Describe cómo impactaste en el último equipo de proyecto en el que te involucraste.
  • ¿Crees posible trabajar con personas que son muy diferentes a ti? Describe tu estrategia para mantener las circunstancias en armonía.
  • ¿Te has enfrentado a alguna situación muy molesta en tu vida? ¿Cómo la enfrentaste antes y cómo la abordarías ahora?
  • Si te dieran hoy mismo un rol de liderazgo laboral, ¿lo asumirías de inmediato? ¿Por qué?
  • ¿De qué manera percibes el liderazgo? ¿Te identificas con un estilo en particular?

Guía de entrevista estructurada

En la entrevista estructurada, el investigador indaga en torno a las habilidades laborales y algunos comportamientos ante situaciones cotidianas. Con ellas se exploran las capacidades y limitantes de un postulante laboral, los hábitos de estudio de un candidato a un curso o algunos comportamientos básicos cuando se trata de un paciente en psicoterapia, por mencionar algunos ejemplos.

El contenido de tales cuestionamientos puede presentarse de la siguiente manera:

  • Usa tres palabras para definir tu carácter.
  • Menciona cuál es el desafío más ambicioso que tienes como objetivo.
  • ¿Cuáles son tus dos mayores miedos?
  • Cuenta una situación en la que hayas asumido un gran riesgo y sus consecuencias.
  • Comenta cuáles son tus logros que más te enorgullecen.
  • ¿Cuál ha sido la posición laboral en la que has obtenido la admiración de tu equipo de trabajo?

Planteamientos para entrevistas semiestructuradas

Las entrevistas semiestructuradas tienen la característica de enfocarse en algunas preguntas rompehielos a inicio de la entrevista. Luego, prosiguen con temáticas variadas para explorar la personalidad y cualidades del entrevistado.

En esta modalidad, el contenido de las preguntas puede ser el siguiente:

  • ¿Cómo transcurre un día cotidiano para ti?
  • En el mejor proyecto que hayas participado, ¿cuál fue tu rol?
  • ¿Cuál ha sido tu mayor aporte en un equipo de negociaciones?
  • ¿Existe una parte de ti que prefieras ocultar?
  • ¿Qué te distingue a ti de otras personas talentos similares?
  • ¿Cómo proyectas tu carrera profesional en la próxima década?

Videos con ejemplos de entrevistas

Para visualizar mejor cada tipo de entrevista según su grado de estructuración, he aquí algunos videos que les ejemplifican.

Ejemplo de qué es una entrevista no estructurada

En el ejemplo que prosigue, se presenta el desarrollo de la conversación en una entrevista no estructurada. En ella se plantean cuestiones acerca del comercio, la venta y el aprendizaje en marketing y a nivel personal.

En ella se profundiza en algunos aspectos, como por ejemplo, el impacto del trabajo en el desarrollo humano del entrevistado. Las preguntas fueron variando de tenor a medida que se fue avanzando en temas de índole personal.

Ejemplos de una entrevista estructurada

El siguiente es un ejemplo de entrevista estructurada en psicología. En este particular se trata de una simulación de la primera vez en la visita al psicoterapeuta.

En él se puede notar que la psicóloga entrevistadora mantiene el dominio del encuentro. Formula preguntas que se responden de manera concreta, de tal manera que ella anota rápidamente para levantar la historia de su paciente.

Ejemplificación de la entrevista semiestructurada

En el siguiente video se ejemplifica una entrevista semiestructurada para padres. En ella se explora la apreciación que los representantes tienen de su hijo. El entrevistador, que en este caso simula un orientador escolar, formula planteamientos de mayor y menor complejidad a medida que se desarrolla la entrevista.

Los tipos de entrevista pueden clasificarse según la estructura de sus planteamientos en entrevista no estructurada o entrevista abierta, la entrevista estructurada y la semiestructurada. Ninguna es mejor que la otra, sino que tienen diferentes aplicaciones en los campos de investigación cualitativa, el estudio de fenómenos sociales, educativos y psicológicos, entre otros. Finalmente, su aplicación se lleva a cabo exitosamente siempre que se sigan los pasos para llevar el ritmo de la entrevista, teniendo como norte el objetivo que desea alcanzar el entrevistador.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre