3 tácticas de comunicación nocivas que están afectando a tus relaciones con los demás

La mayoría de las personas prefieren evitar la confrontación antes que hacerle frente a los problemas e intentar solucionar los conflictos. Esto se debe, en gran parte, al miedo a empeorar la situación por fallos en la comunicación. Identificar esos patrones de comunicación negativos ayuda de manera muy positiva en las relaciones interpersonales. A continuación te descubrimos las 3 tácticas de comunicación nocivas más comunes.

1. Fingir desconocimiento del problema

Existe mucha gente que, al verse expuesta a un problema, en vez de asumir la responsabilidad, prefiere actuar como si no tuviese ni idea de lo que el otro está hablando, o incluso hacerle creer que está totalmente equivocado.

Tácticas de comunicación nocivas - Fingir desconocimiento
Imagen: Freepik

Esta respuesta resulta altamente negativa, ya que no solo evita la resolución del conflicto, sino que también aumenta la molestia  e incomodidad del otro.

  • Lo qué no se debe decir: “No tengo ni idea de lo que estás hablando, eso jamás ocurrió.”
  • En su lugar se puede decir: “No logro recordar lo que me comentas, sin embargo lo siento mucho. ¿Qué podemos hacer para solucionarlo?”

Una de las claves para la resolución de conflictos está en que ambas partes puedan reconocer el problema y seguir adelante en busca de una solución.

2. Asumir lo que el otro está sintiendo

Este es posiblemente uno de los errores más comunes en cualquier confrontación. Y la verdad es que, la mayoría de las veces, se está equivocado con respecto a los sentimientos de la otra persona.

Tácticas de comunicación nocivas - Asumir lo que el otro está sintiendo
Imagen: yanalya

Por esto, es sumamente importante que, en vez de asumir, se le pregunte al otro qué está sintiendo y se le permita expresarse libremente.

  • Lo qué no se debe decir: “Estás muy cabreado para hablar de esto.”
  • En su lugar se puede decir: “Pareces enfadado, ¿qué ocurre?”

3. Evadir responsabilidades

Cuando alguien siente que está siendo atacado por reclamos de un tercero, es muy usual intentar evadir la responsabilidad y, en muchos casos, culpar a otro. Sin embargo, este tipo de respuestas terminan haciendo que el problema se vuelva mucho mayor.

Tácticas de comunicación nocivas - Evadir responsabilidades
Imagen: Freepik

Cuando una persona está molesta por alguna situación específica, necesita que sus sentimientos sean validados y tenidos en cuenta. Al evadir la responsabilidad estamos diciendo directamente “no me interesa”.

  • Lo qué no se debe decir: “No fue mi culpa, estuve ocupado y no pude devolverte la llamada. Haberme llamado a una hora más normal.”
  • En su lugar se puede decir: “Lamento mucho no haber podido llamarte. Procuraré que no se vuelva a repetir.”

Al asumir la responsabilidad y pedir perdón por lo sucedido se reconocen los sentimientos del otro, expresándole así un respeto. Igualmente, se ofrece una solución a futuro que puede prevenir que el incidente se repita.

La habilidad de medir cuidadosamente las palabras es un trabajo que requiere de cierta práctica, sin embargo, una vez que descubres lo fácil que se pueden solucionar los problemas con una comunicación efectiva, te darás cuenta de la importancia de aplicar técnicas asertivas.

Calificación: 5/5 (2 votos)