Insultos peruanos: las 15 lisuras peruanas más representativas de la jerga de Perú

5
(2)

Perú es una nación donde confluyen 60 idiomas y dialectos, entre los que se encuentran el español y el quechua, así que no está de más conocer cómo hablan los peruanos y cuáles son los insultos peruanos más utilizados. Hacemos un repaso por las lisuras peruanas que forman parte del modo de vida de los nacidos en ese país latinoamericano.

¿Cómo hablan los peruanos? ¿Qué insultos peruanos son tan usados que hasta terminan pareciendo palabras chistosas? Las lisuras peruanas son muy variadas y, en esencia, están compuestas por palabras o frases con una gran flexibilidad y licencia de la lengua para adaptarse a distintas situaciones.

Escritores peruanos famosos:
15 grandes escritores peruanos y sus obras cumbre

Leer artículo

Muchas de las llamadas peruanadas se usan tanto como insultos graciosos como para asustar o maldecir. Debido a que estos dichos peruanos pueden tener un uso negativo, al escucharlos o verlos escritos, es inevitable pensar que son parte de una discusión o una pelea en ciernes.

Lo cierto es que también son utilizadas como bromas, en fiestas y reuniones sociales y como parte de las populares jergas peruanas para amigos.

Estos son 15 insultos peruanos muy frecuentes e interesantes de conocer. Estos ejemplos de peruanismos -como se le denomina a las jergas de Perú- son tan variados que puede ser muy recomendable entender su significado y contexto. Esto para no quedar como una “lenteja” o no saber qué responder o qué hacer al escuchar frases sobre Perú como “¿Cuál es tu cau cau?”.

Atorrante

Para quien se pregunta qué significa atorrante en Perú, hay muchos sinónimos. Patán, pesado, molesto, aguafiestas o necio, son algunos de los significados que puede tener la palabra atorrante en la jerga de las expresiones peruanas.

Proviene del verbo atorrar y se refiere a cansancio o pesadez. En otros países se les llama atorrante a los vagabundos o mendigos que viven en la calle.

En Perú su uso es muy amplio. Se aplica para etiquetar a una persona desganada, perezosa o mal vestida, dependiendo del contexto. En la mayoría de los casos es insultante y despectivo.

Origen

Aunque existen varias versiones acerca de la procedencia de este tipo de expresiones peruanas, una de las más conocidas es que procede de Argentina y se popularizó durante la colonia. Cuando los esclavos dormían en horas de trabajo, se decía que estaban “atorando” o lo que es lo mismo, que no cumplían con sus obligaciones.

También se le atribuye a los vagabundos que dormían cerca de los tubos para la construcción de la red de agua en Buenos Aires, en 1860.

Floro

Cuando se quiere calificar de mentiroso a alguien, entre las frases de Perú más recurrentes están “ser un floro”, “ahí va ese florazo” o “cuidado con ese florero”.

Floro es uno de los modismos peruanos que encarna perfectamente a la persona que utiliza la verborrea para lograr su objetivo de enredar a la gente y convencerla de que dice la verdad o que quieren engañar.

Contexto

El floro actúa en varios contextos de las jergas peruanas y su significado. Se usa cuando se enamora, se realizan ventas engañosas o se alaba a otro para sacar provecho. Eso sí, haciendo gala siempre de una gran labia.

Cuando se le dice a alguien que es floro o florero, se le está llamando embustero o fanfarrón y en ambos casos, estas palabras peruanas son adjetivos que denotan un comportamiento negativo.

Se encuentra entre las frases de la jerga peruana originarias de este país. Aunque en diferentes naciones de habla hispana es el envase para colocar flores (florero), aquí es utilizado por todos los grupos sociales, sin distinción, pero es más usado por la gente mayor.

Cojudo

Para denotar a una persona que carece de inteligencia, entre las expresiones peruanas despectivas se usa la palabra cojudo. Es una forma insultante y similar a imbécil, idiota, estúpido, tonto o bobo.

Este término tiene su origen en el latín. Proviene de las palabras “colĕus” que significa testículo y “udo” que se refiere a algo de gran tamaño. Fue introducida por los españoles a América.

Aunque gramaticalmente esta acepción se usa cuando un animal no ha sido esterilizado, en Perú es considerado un insulto, toda vez que con el transcurrir de los años se ha popularizado para degradar verbalmente a otro.

Contexto

Entre las expresiones peruanas, “cojudo” puede ser utilizado en diferentes circunstancias y cada una con interpretaciones distintas. Bien sea para referirse a un hecho que puede ser catalogado como una tontería, cuando algo no sirve o es inútil y en una situación difícil o complicada.

Siempre viene acompañada con una expresión de enojo de parte de quien la profiere y de rabia o vergüenza de quien la recibe.

Cachudo o cornudo (a)

Decirle a un hombre o una mujer que es cachudo(a) o cornudo(a) es un insulto o burla bastante conocido en buena parte de Latinoamérica y España. Hace referencia a la infidelidad de la pareja.

Y no solo eso. Quien es cachudo(a) es objeto de engaño y lo sabe, pero prefiere seguir manteniendo el vínculo afectivo, tratando de ignorar las habladurías o burlas de su entorno.

Originalmente, solo se utilizaba para denominar a los animales de cachos o cuernos grandes, como el toro o la cabra. Sin embargo, en el diccionario de jergas peruanas y en la cotidianidad destaca como un descalificativo nada grato para referirse al que es engañado en el amor.

Contexto

Existe referencia de que esta expresión comenzó a usarse en América con la llegada de Cristóbal Colón, pues viene de Europa, específicamente de Alemania. Su connotación era similar a la de tener ínfulas o creerse superior a los demás.

En la actualidad se utiliza a manera de sátira y apunta directamente al que soporta que su pareja mantenga relaciones sexuales o amorosas con alguien distinto a él o ella.

Encanar

Entre las frases criollas peruanas se le llama “cana” a la cárcel. Por lo tanto, “encanar” significa meter en prisión y “encanado” ser apresado.

Según algunos historiadores, esta palabra proviene de Europa, como muchas otras de la jerga popular de América Latina. Coincide su introducción con la época de la colonia.

Tiene su raíz en el oficio de policía y en el lugar de reclusión de presos, de allí su arraigo en las jergas peruanas de pandilleros y de otras partes del continente.

Otros significados de lisuras peruanas

Siempre se le ha relacionado la palabra cana con signo de vejez o adultez. También existen algunas versiones de que se vinculaba con el tiempo que pasaban los presidiarios encerrados y que al final de la condenan salían canosos.

También es popular en el ámbito de la diversión, cuando se hace alusión a “echar una cana al aire” como expresión de pasar un rato de esparcimiento.

Choro / chorro

En Perú y otros países se utiliza como referente de ratero o ladrón. Es una expresión despectiva que se introdujo en el país a través de la comunidad gitana que llegó de España. Es una fusión de la lengua caló y quechua y de uso bastante coloquial.

En Lima se popularizó mayoritariamente en las clases medias, aunque también se utiliza para identificar a la familia de moluscos del Pacífico conocidos como mejillones.

Término rechazado

Aunque en el argot popular es muy aceptada, entre quienes ejercen actividades delictivas la denominación de choro es rechazada dentro de las frases de insultos. Es considerada una agresión verbal. Entre este grupo, prefieren llamarse “flaites” o “palomillas”.

Este término es similar o tiene el mismo significado que “roto” o “cholo”, como también se les conoce a los delincuentes.

Otro significado

Entre las palabras de la selva peruana se conoce como choro a una especie de  mono endémico y de cola amarilla, actualmente, en peligro de extinción.

Combo

Una de las amenazas más comunes cuando se producen discusiones muy acaloradas en Perú es precisamente decir “te voy a tirar un combo” o lo que es lo mismo, te voy a dar un golpe fuerte o puñetazo.

Siempre se produce en un situación de inminente agresión, por lo que cuando se lanza la advertencia, es casi seguro que se llevará a cabo.

Se deriva de la lengua de los indios Inca, originarios del Perú, y significa mazo o martillo de piedra.

Otros significados

Su significado depende del contexto en que se utilice, ya que también se ha popularizado como sinónimo de comida o alimento.

Es común ver las promociones de algunos establecimientos, ofertando varios menús o combinaciones de productos por el mismo precio, especialmente para llevar a la hora del desayuno o almuerzo.

Combo es también conocido como un pedazo de piedra o trono de árbol grande, para sostener los recipientes donde se almacena el vino, en las zonas de producción vinícola.

Ayayero

Aunque es sinónimo de adulador, el ayayero se caracteriza por ser embustero. Se le llama así a aquel que con sus palabras logra manipular a otros con tanta facilidad que por lo general logra obtener lo que desea.

Es un término que aplica para las personas oportunistas que buscan escalar posiciones o introducirse en ciertos círculos sociales, sin tener suficientes méritos, sólo basado en los halagos o condescendencias que realiza a la vista de todos.

Origen

Como la mayoría de los peruanismos, proviene de España y fue introducido en la época de la Colonia.  

Esta palabra es similar a otras más despectivas como “sobón” o “franelero”, todas se utilizan en la jerga popular  para referirse a los trabajadores o amigos excesivamente serviles.  

Otro significado

Algunos estudiosos consideran que es un derivado de la expresión “ayayay” cuando se produce un hecho que causa dolor corporal o sentimental, como un golpe o la muerte de alguna persona.

Serrano

En Perú existen frases para insultar que rayan en el racismo. Es el caso de “serrano”. Mientras que en muchos países latinoamericanos como México, Colombia, Ecuador y Chile,  “serrano” no es insulto, pues se refiere a las zonas geográficas altas, para muchos peruanos se asocia el “venir de la sierra” con la pobreza.

Origen

La palabra se usa desde los años 40 del siglo pasado para referirse a la migración andina de indígenas hacia la capital del Perú. Se emplea desde entonces para insultar y discriminar a estos grupos étnicos.

Esta es una de las jergas peruanas de barrio estudiadas por los lingüistas y antropólogos para dar visibilidad al problema del racismo y xenofobia.

Brócoli

A manera de ofensa, en el Perú se llama “brócoli” a los homosexuales. Al igual que brito, boyo, cabro o cabrilla, todos son términos insultantes contra las personas del colectivo gay.

Proviene de un tipo de lenguaje que crea palabras similares a las originales. En este caso, se deriva de “broca” que nace de “cabro” en la jerga usada por grupos de baja condición social.

Históricamente, se han tratado de disfrazar los peyorativos con que se refieren a la comunidad gay, pero con el pasar de los años su uso es más frecuente y ofensivo.

Otras acepciones

En algunos países de habla hispana, las nuevas generaciones han introducido este modismo dentro de las palabras graciosas y amigables, derivadas de un americanismo. Así, en vez de decir “brother” (hermano en inglés), se llaman brócoli para saludarse entre conocidos.

Cabeceador

Dentro de los modismos más usados en Perú se encuentra cabeceador, específicamente para referirse a un estafador o persona que no paga sus deudas o préstamos contraídos.

Aunque tiene otros significados, uno de ellos es mover la cabeza de un lado a otro como negando lo que se está hablando, por lo que esta interpretación pudiera estar relacionada con la actitud del mala paga.

Es similar a quedarse dormido, dejar pasar el tiempo y no cumplir con sus obligaciones legales.

Su connotación va más allá de no querer saldar las deudas, pues se aplica cuando existe clara evidencia de su incumplimiento, en la mayoría de los casos, con contratos o letras firmadas.   

Otro significado

En el fútbol, el cabeceador es quien usa la técnica de golpear el balón con alguna parte de la cabeza, ya sea con el frontal, parietal,  temporal o la coronilla. Es un recurso muy utilizado para marcar gol.

Conchatumare o “vete a la concha…”


Una de las frases de peruanos frecuentes y con mayor carga ofensiva es “conchatumare” que es la contracción de “Vete a la concha de tu madre”. Se refiere al deseo de que esa persona se vaya y no vuelva.  Y más allá de eso, es una de las lisuras peruanas que más causa sensibilidad en quien recibe el insulto. 

Es una especie de maldición en la que desean que quien recibe el insulto se regrese al útero materno, donde debería quedarse y no volver a nacer.  Muy común en la lengua de Perú, es el equivalente a “me cago en la leche” de España o “la concha de tu madre” de Argentina.

Contexto deportivo

De igual forma, es uno de los insultos peruanos que más se escuchan a borbotones, por ejemplo, cuando en un partido de fútbol hay una falta o un jugador hacen un gol. En otras situaciones que ayudan a segregar adrenalina y tolerar el dolor, también se pueden escuchar groserías de todo tipo. 

Bardear

Hay frases sobre el Perú que tienen el mismo significado que en Argentina. Es el caso de “bardear” que puede interpretarse como sinónimo de insultar. Puede implicar agresión verbal y física.

Puede usarse también para advertir a otro que ya es suficiente su comportamiento agresivo y que pare. Por ejemplo: “Deja de bardear, cállate y vete”

Contexto

La palabra viene del gentilicio argentino, aunque en México y otras naciones se usa para referirse a la persona que pone bardas a las paredes, vallas y tapias. Puede interpretarse entonces en Argentina y Perú como quien se sube a un muro para insultar y agredir desde lejos.

“Eres un pollo (a)” / “Eres una lenteja”

Entre las frases peruanas graciosas se encuentra la expresión “eres un pollo (a)” que es utilizada para referirse a una persona que está borracha. En realidad, se usa más para indicar que alguien que se sobrepasó de tragos y perdió la cabeza.

Por eso en las fiestas peruanas -donde se comparte alcohol- es muy común escuchar burlas donde se le dice “pollo” a alguien.

En este mismo ambiente de fiesta o convivencia social, llamar a alguien “lenteja” o decirle “te pasas de lenteja”, es usado para burlarse de alguien porque es muy lento al momento de hacer algo. Por ejemplo, al caminar, hablar, resolver un problema o una situación desafortunada.

Origen

Tanto “pollo” como “lenteja” son frases peruanas criollas muy usadas como una forma de ofender en un tono más de camaradería. Sin embargo, si es proferido por personas con las que no se tiene mucha confianza o amistad, se toma como una arenga y una ofensa fuerte.

El origen de llamar pollo a alguien se basa en el comportamiento errático de las aves jóvenes, mientras que lenteja surgió de una derivación graciosa de lentitud.

Pastrulo o pastelero

Estas palabras que en el argot peruano significan lo mismo, las utilizan para hablar de alguien con adicción a las drogas. Tiene otras variaciones como fumón, fumeque y drogo.

En otros países de América Latina, como Venezuela, pastelero hace referencia a la persona que no tiene reparos en seguir varios bandos al mismo tiempo, a fin de conseguir favores. Básicamente, se vende al mejor postor.

Acepciones

En la jerga popular peruana hay muchas otras acepciones e insultos peruanos que hacen referencia al ámbito de la delincuencia. Es el caso de “anticuchos”.

Los anticuchos son trozos de corazón de res que se cocinan a la parrilla y van  ensartados en una varilla de madera delgada. Sin embargo, entre las lisuras peruanas se trata de una forma de llamar a alguien que tiene antecedentes policiales o un pasado que quiere esconder.

Palabras que parecen insultos peruanos, aunque no lo son

Hay otras palabras que se pueden interpretar como insultos peruanos, pero no lo son. Ejemplo de ello son:

Alaraco

¿Qué significa alaraco en Perú? Llamar a alguien “alaraco” puede verse como ofensivo entre personas que no son peruanas. El término puede prestarse a confusión y pensarse que están llamando escandaloso o alborotador a alguien.  

Esta es su definición en Chile y en otras partes de América y España donde se le asocia a “alharaca” que es  alboroto o exageración al expresarse.

Pero en la jerga peruana el significado de alaraco es que alguien o algo está muy bien, que se ve bacán, elegante, chévere.

En los streaming y juegos online, los peruanos lo usan para decir que tienen algo que ostentar (como puntos, premios, logros).

En la jerga peruana, por ejemplo, decirle a alguien “tus pantalones están alaracos”, quiere decir que se son caros, “buenazos” o “bravazos”.

Weon y weona

Aunque se pueden usar como insultos peruanos, estas palabras también las utilizan para referirse a un amigo. Por ejemplo “¿cómo estás weon?” o weona, si se trata de una mujer.

Existe otro significado que es ser pusilánime, es decir, con poco ánimo y valor para hacer las cosas o enfrentarse a ciertas situaciones.

Cau Cau

Cuando en Perú preguntan “¿Cuál es tu cau cau?”  ¿qué significa?

El cau cau es un plato típico de Perú hecho con papa cortada en cuadritos, combinados con pollo o mondongo. Sin embargo,  si se escucha esa frase, no se está invitando a comer, sino preguntándole a alguien “cuál es tu problema”.

Depende del tono con que se diga, significará una pelea inminente o una simple pregunta.

En conclusión, estas son varias palabras e insultos peruanos muy usados. Aunque muchas otras lisuras peruanas quedaron fuera del tintero, ellas son una demostración de lo que es la jerga de Perú.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 2

Referencias:

  • Cerdas Ramírez, G., & Ramírez Acosta, J. (2015). La enseñanza de lenguas extranjeras: historia, teoría y práctica. Revista de Lenguas Modernas, 22. https://doi.org/10.15517/rlm.v0i22.19687
  • Ministerio de Educación – MINEDU. (2021, 2 agosto). Gobierno del Perú. https://www.gob.pe/minedu
  • Sainsbury, B., Egerton, A., Johanson, M., McCarthy, C., Tang, P., & Waterson, L. (2019). Lonely Planet Peru 10 (10th ed.). Lonely Planet.

 

 

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre