domingo, 26 junio 2022 |

Actualizado a las

23:00

h CEST

25.5 C
Madrid

Enfoques de la psicología: cuáles son, tipos, aplicación y técnicas de los principales enfoques psicológicos

Puntuación media: 5 | Votos: 2

Te has preguntado alguna vez ¿Qué es un enfoque psicológico? ¿Cuáles son los enfoques de la psicología? Un enfoque es una perspectiva que involucra ciertas creencias que poseen las diferentes disciplinas de la psicología acerca del comportamiento humano. Pueden existir diferentes teorías dentro de los enfoques psicológicos, pero todas comparten creencias en común.

¿Cuáles son los métodos psicológicos? Los enfoques psicológicos tienen sus propias fortalezas y debilidades y aportan algo distinto a la comprensión existente de la conducta humana. Por este motivo, es indispensable que los enfoques de la psicología posean diferentes perspectivas acerca de la compresión y estudios del comportamiento de los seres humanos.

Ejemplos de condicionamiento:
Definición, teoría y 9 ejemplos de todos los tipos de condicionamiento (operante, clásico…)

Leer artículo

Enfoque psicodinámico

¿Qué es el enfoque psicológico? Al pensar en esta interrogante, para muchos lo primero que se le viene a la mente, es el psicodinámico desarrollado por Sigmund Freud, quien pensaba que varios de los actos del individuo provienen impulsados por la mente inconsciente. Los psicólogos de esta escuela de pensamiento consideran que las experiencias de los primeros años de la infancia junto con los impulsos inconscientes forman parte de la raíz de las conductas y aparecen los conflictos cuando los impulsos se ven restringidos por restricciones sociales.

Corrientes

Los enfoques de la psicodinámica son muy amplios, por lo que a veces puede costar un poco distinguirlos del psicoanálisis tradicional.

Terapia neofreudiana

Son varios autores como Carl Jung, Karen Horney, Alfred Adler, Wilhelm Reich, Eric Fromm y otros más han sido categorizados como neofreudianos, ya que se encargo de extender las teorías de Freud a través de las críticas y revisiones a sus postulados, tal como su énfasis en la sexualidad infantil, falta de atención a lo psicosocial y concepto de pulsión de muerte.

Tradición psicoanalítica del Yo

Esta corriente se ha focalizado en dos escuelas: psicología del Yo (representada por Anna Freud y Erik Erikson) y teoría de relaciones objetales (siendo sus autores Melanie Klein y Donald Winnicott). Dichos enfoques has puesto en el centro de las intervenciones las representaciones mentales que se hace de las relaciones interpersonales. Puede considerarse parte de las corrientes psicológicas y su aplicación actual va más enfocada hacia el presente a comparación del psicoanálisis clásico.

Enfoque conductual

Los psicólogos del área conductual consideran que los estímulos ambientales externos tienen influencia en las conductas y las personas pueden ser entrenadas para reaccionar de forma específica. Algunos conductistas como el reconocido B.F. Skinner no creen en la existencia del libre albedrío, sino que parten de que el aprendizaje se da por medio de un sistema de refuerzo y castigo.

Su objeto de estudio parte de que todas las conductas del ser humano se van adquiriendo por medio de la interacción entre individuo y medio ambiente. Como ya se mencionó, todo individuo aprende sus comportamientos a través del condicionamiento, por tanto, las acciones y respuestas frente a estímulos ambientales son los que moldean los pensamientos y comportamientos.

Pilares del enfoque conductual

En resumen, se puede definir este enfoque psicológico en 3 pilares:

Condicionamiento clásico

Técnica diseñada por el psicólogo Iván Pavlov, quien empleó una campanilla antes de alimentar a los perros, al pasar el tiempo consiguió que los animales segregaran saliva, nada más al ellos escuchar el sonido de la campana. Fue tras la realización de este experimento, Pavlov concluyó que la reacción de los perros ante el sonido de la campanilla era en respuesta al aprendizaje obtenido por el estímulo externo.

Condicionamiento operante

Si tras una acción se da un resultado positivo, el individuo al ver esto, repetirá la acción para volver con el mismo resultado. De modo que, es una nueva técnica de aprendizaje.

Aprendizaje observacional

Los distintos comportamientos son aprendidos mediante la observación a otras personas, tal como sucede cuando los niños aprenden observando a sus padres.

Enfoque cognitivo

Dentro de los enfoques teóricos de la psicología que parten de la rama cognitiva, podemos encontrar los siguientes tipos de terapia cognitiva:

Terapia cognitiva racionalista

Los terapeutas trabajan de forma conjunta con sus pacientes, para que consigan desarrollar habilidades para identificar y cambiar esquemas de pensamientos y creencias distorsionadas, como último recurso, modificar la conducta habitual que se asocie a los mismos. Generalmente, se enfoca en el presente siendo un tratamiento dedicado a encontrar solución a los problemas.

Terapia cognitiva constructivista

Está basada en el principio de que toda cognición es intrínsecamente constructiva en lugar de ser una representación exacta de la realidad vista de un punto de vista objetivo. De modo que, la realidad que el individuo se vive día a día, es completamente subjetiva y se ve determinada por una autoorganización.

Enfoque cognitivo-conductual

Los psicólogos cognitivos conductuales unen los principios de la teoría del aprendizaje junto a los procesamientos de información, para explicar el modo en que se aprenden conductas especificas durante las etapas de la infancia y adolescencia. Para esto se enfocan en estudiar la relación existente entre: pensamientos, sensaciones físicas, emociones y conductas. Ya que, todas estas áreas se encuentran interconectadas e influyen entre ellas.

Esta disciplina psicológica parte de que las conductas son aprendidas de varias formas. A través de las experiencias, observación de los demás, procedimientos de condicionamiento clásico y operante, lenguaje, entre otros. Las personas a lo largo de su vida van adquiriendo aprendizajes que luego son incorporados a sus historias de vida, que pueden llegar a ser problemáticos o funcionales.

Enfoque humanístico

La psicología humanista pertenece a los enfoques teóricos de la psicología, que procura ayudar a las personas para que logren su máximo potencial. Los humanistas se ocupan de mirar las conductas humanas, no solo por medio de los ojos del observador, sino de igual forma mediante los ojos del individuo que se comporta.

Los principales psicólogos del enfoque terapéutico humanista fueron los psicólogos Abraham Maslow y Carl Rogers. Se conoce especialmente por no ser directiva o como terapia centrada en el cliente. Los terapeutas de este asesoramiento se encargan de crear un ambiente que no hace juicios, reflejando honestidad, apertura y empatía.

Los psicólogos de la escuela humanista parten de que el comportamiento de una persona se halla conectado a su propia imagen y sentimientos. Por lo que, se enfocan en ayudar a sus clientes a que encuentren respuestas propias a sus interrogantes. De ahí que, su nombre sea centrada en el cliente o terapia no directiva, ya que son los clientes en lugar del terapeuta quiénes deberán sacar sus propias soluciones.

Principios en lo que se ha basado el enfoque humanista

Estos son los pilares esenciales en los que se apoya este modelo terapéutico:

Importancia de lo subjetivo

Los psicólogos humanistas otorgan importancia a la manera en que los pacientes perciben todo lo sucedido dentro de sus mentes. Los mismos parten de la forma en que las personas estructuran su interpretación de lo que vivencian, en lugar de utilizar categorías clínicas provenientes de los manuales de diagnóstico.

Atención enfocada en el potencial para dar un sentido en la vida

Esta disciplina no busca finalizar el malestar que orillo al individuo a consulta terapéutica, sino que se centra en alcanzar un buen estado de ánimo global. En otras palabras, no se realiza un abordaje del motivo de consulta como un aspecto individual, sino como un factor más que forma parte de la vida del individuo. Su objetivo plantea buscar nuevas formas de interpretar al mundo, aportando un significado a las vivencias, al igual que proyectos de vida a futuro.

Rechazar los criterios convencionales del éxito

A causa de que el estado de ánimo, generalmente parte de las características de cada individuo, los humanistas plantearon que no se debe dar por hecho los patrones convencionales para obtener la felicidad y éxito, en otras palabras, se hace referencia a los criterios impuestos por la presión social. Toda persona posee su propia manera para ser feliz y encontrar cual es, viene a ser la misión de esta disciplina.

Enfoque Gestáltico

Otro de los tipos de enfoques psicológicos se encuentra el gestáltico, el cual percibe los objetos y seres vivos, como una totalidad. Dentro de esta disciplina se dice que el todo es más que la suma de las partes. El término Gestalt, proviene del alemán y aunque no posee una traducción al español exacta, hace referencia a conceptos como “totalidad” y “forma”, estando esta conformada por una “figura” y “fondo”.

Un ejemplo psicológico sería este mismo texto en el cual, las letras fungen como la figura, mientras que los espacios en blanco, conforman el fondo. El método de la Gestalt se diferencia de diferentes enfoques, ya que, se ocupa más a detalle en los procesos y no tanto de los contenidos. Hace mayor énfasis en que la persona vive, siente y piensa en el presente, siendo su principio del aquí y el ahora.

Principios de la Gestalt

Al igual que otros enfoques en psicoterapia, el modelo gestáltico tiene sus propios principios teóricos:

El Aquí y el Ahora

Técnica diseñada por el psicólogo Iván Pavlov, quien empleó una campanilla antes de alimentar a los perros, al pasar el tiempo consiguió que los animales segregaran saliva, nada más al ellos escuchar el sonido de la campana. Fue tras la realización de este experimento, Pavlov concluyó que la reacción de los perros ante el sonido de la campanilla era en respuesta al aprendizaje obtenido por el estímulo externo.

Toma de decisiones

Los psicólogos gestálticos han teorizado que los seres humanos perciben todo lo que vivencian como una experiencia unificada. Es decir, que la idealización de que es pasado y futuro, no son más que meras proyecciones de la manera que se vive el presente. De ahí pues, al trabajar la manera en que se piensa en el presente se estaría interviniendo sobre el modo en que el individuo se plantea su futuro y la forma en como revisa su pasado.

Responsabilidad

Uno de los aspectos más importante que se pide en estas orientaciones psicológicas es tomar nota de lo que se va vivenciando. Por lo cual, de esta manera se logran detectar nuevas maneras para formular las experiencias del aquí y el ahora con fin de que el individuo se acerque cada vez más a la autorrealización.

Cuando se mira hacia los pensamientos y experiencias propias, cada individuo puede ser mejor al reconocer su estilo al momento de experimentar, por otra parte, se adquiere mayor toma de decisiones cuando toca cambiar el punto de vista sobre las cosas.

Enfoque centrado en soluciones

Unos de los modelos terapéuticos más utilizados en la actualidad, es el de la terapia breve centrada en soluciones también llamada terapia breve, por tratarse de varias propuestas cuya finalidad es conseguir resultados objetivos y concretos dentro de un periodo lo más breve posible, de modo que los pacientes logren satisfacer sus necesidades lo más pronto posible.

Si bien, reconoce las problemáticas presentes junto con sus causas, generalmente explora los recursos con los que cuenta el individuo al igual que sus aspiraciones a futuro, lo que les permite seguir adelante para hacer uso de sus fortalezas personales y lograr las metas propuestas.

Técnicas terapia breve centrada en soluciones

Las técnicas de intervención en terapia breve son utilizadas por un terapeuta con el fin de ayudar y brindar soluciones al consultante:

Pregunta del milagro

Esta pregunta invita a las personas que paren de pensar en lo que no pueden lograr, en lugar de imaginar que hubiera sucedido de haber ocurrido un milagro. La idea de esta técnica es que logren visualizar sus vidas de manera distinta y desviar la atención al origen de sus problemas. Se busca hacer énfasis en los momentos donde sus problemas no existen. Además, de incentivar a que el consultante sea capaz de imaginar cómo puede solucionar.

Preguntas de excepción

Este tipo de preguntas ayudan al individuo identificarse con momentos en que las situaciones pudieron haberse dado de una forma distinta para ellos. Cuando exploran estos períodos contraproducentes a los problemas actuales, dejando al descubierto sus puntos fuertes y recursos utilizados por la persona para lograrlo, el psicólogo le ofrece la posibilidad de idear una solución.

Escalar preguntas

Se emplea esta técnica especialmente en la terapia en adultos, invitándolos a percibir sus problemas en nivel de dificultad. Como lo indica su nombre se hace uso de una escala del 1 al 1, donde cada número simboliza una calificación al problema (por ejemplo: 1 es peor y 10 es mejor).

Al identificar donde reside el problema, es más fácil ayudar a la persona a reconocer su manera de pensar, mientras que el terapeuta explora como puede darse el escenario para que este sienta que cumplió con los objetivos de las sesiones de psicología.

Enfoque biológico

Otro de los enfoques en psicología es el biológico, el cual estudia la personalidad con base en el modo en que sistema nervioso, composición genética y hormonas influyen en la conducta. Los psicólogos biologistas tienen la finalidad de explorar las conexiones entre el cerebro y los estados metales, hormonas y nervios para comprender la formación de los estados de ánimo, pensamientos y acciones.

Los teóricos de la perspectiva biológica, estudian la forma en cómo los genes influyen en el comportamiento humano. Los factores biológicos como las hormonas, cromosomas y el cerebro poseen una significativa influencia en las conductas. Esta perspectiva posee la creencia de que gran parte de las conductas son hereditarias y tienen una función adaptativa. También examinan la mente y el cuerpo para hallar la forma en que trastornos mentales, se originan de raíces genéticas.

Son varios los enfoques psicológicos que se encargan de estudiar las distintas formas de pensar del ser humano. Por tanto, no es de extrañar que se vean psicólogos con diferentes perspectivas, como por ejemplo los enfoques de la psicología social, del psicoanálisis, entre otros. No existen, enfoques de la psicología que sean mejores que los demás, cada uno se encarga de enfatizar diferentes aspectos de la conducta humana.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre