viernes, 9 diciembre 2022 |

Actualizado a las

0:52

h CEST

9.4 C
Madrid

Energía mental: qué es y cómo tener más poder mental en el día a día (consejos infalibles)

Puntuación media: 4.5 | Votos: 4

Se puede manifestar en un estado de ánimo aburrido o de desgano por hacer las cosas, o cuando sentimos que se nos nubla la mente y no logramos memorizar nada. La energía mental así como la energía física después de un arduo entrenamiento en el gimnasio, también se puede agotar; pero este es el combustible que nos hace pensar, procesar información e incluso recordar. Aquí te ofrecemos algunos consejos infalibles que te pueden ayudar a mantener o recargar el poder mental que requieres en tu día a día.

La energía mental que es básicamente la capacidad de realizar cualquier tarea que implique pensar, algunas veces se ve reducida por las exigencias y el estrés de la sociedad moderna. Vivimos concentrados en un montón de actividades que requieren todo nuestro razonamiento y atención, pero no te preocupes pues existen formas de mantenerse a tope y elevar al máximo el poder mental acorde a los retos que nos presenta estos tiempos. A continuación, primero presentamos una cercana definición de energía mental y luego, algunos tips simples y al alcance de como aumentar la energía física y mental.

Atención focalizada:
Definición, desarrollo, ejemplos y otros tipos de atención cognitiva (sostenida, selectiva…)

Leer artículo

¿Qué es la energía mental?

Es la capacidad o voluntad de realizar tareas cognitivas, como las de resolver problemas, mantener la atención, concentración y la toma de decisiones. Tal como los músculos de nuestro cuerpo requieren de energía para caminar o movilizarnos en general, también requiere de energía para mantener el estado de ánimo y la voluntad para el desarrollo de actividades cerebrales o mentales.

La energía mental nos permite actividades como planificar y tomar decisiones; prestar atención; absorber, procesar y evaluar detalles; recordar información y manejar las emociones.

La energía mental nos hace sentir motivados, concentrados y eficientes al momento de realizar nuestras tareas cotidianas; no obstante, el cansancio y el estrés de la sociedad moderna pueden agotar las reservas de nuestro cuerpo. La falta de energía mental, puede hacernos sentir fatigados, distraídos y sin la capacidad de asumir retos emocionales y racionales.

Es importante lidiar con la ausencia de energía mental puesto que pueden empeorar y afectar seriamente nuestra salud. A veces, solo necesitamos una pausa en la avalancha de responsabilidades que asumimos en el día a día, tanto profesionales, como familiares y sociales; mejor sepamos un poco cuáles son los síntomas que se nos pueden presentar para considerar la verdadera pérdida de lo que qué significa energía mental.

Signos de fatiga mental

A todos en algún momento nos ha pasado que mientras realizamos una tarea o trabajo por largas horas, en algún momento sentimos que no podemos concentrarnos, morimos de sueño o que se nubla la mente y no hay forma de memorizar nada. Cada uno de estos síntomas son indicadores de una posible pérdida de energía emocional, mental incluso energía espiritual; y de que ha llegado la hora de soltar lo que se está haciendo, al menos por un breve momento:

  • Síntomas Mentales: enojo, depresión, ansiedad, falta de motivación y dificultad de concentración.
  • Síntomas físicos: dolor de cabeza o en general, aumento o pérdida de apetito y de peso; aparición frecuente de enfermedad.
  • Síntomas de comportamiento: mal desempeño general, aislamiento social, falta de capacidad para cumplir compromisos.

Factores que disminuyen la energía mental

Ya en conocimiento de que podemos estar sufriendo de una disminución en la energía mental, conozcamos en detalle algunos factores que pueden ser los causantes de esta abrumadora condición. Generalmente es causada por una actividad cognitiva prolongada y extenuante y la consecuencia es que afecta nuestra productividad, nuestra resistencia física y las funciones cognitivas necesarias para vivir y relacionarnos.

  • La toma de decisiones constante puede afecta la función ejecutiva debido al cansancio o fatiga.
  • Los entornos o espacios físicos y mentales desordenados se manifiestan en fatiga cerebral por cuanto desencadenan la producción de cortisol, que es la hormona del estrés. 
  • Los compromisos excesivos son agotadores, la carga cognitiva y permanente elevada puede causar un agotamiento importante.
  • Se cree que paradójicamente, las acciones de procrastinar o evitar la realización de tareas pendientes ocasiona un agotamiento mental mayor, debido al estrés del incumplimiento.
  • Todo perfeccionista es exigente y es cuándo es más evidente la energía. El perfeccionismo no deja escapar detalles, esto conlleva a una exigencia también excesiva de la atención, la concentración y la memoria, por lo que es fácil caer en el estrés y posterior fatiga mental.
  • La falta de un buen descanso es sin duda una de las más frecuentes causas de pérdida de la energía mental. Las personas en promedio necesitan de un sueño reparador e ininterrumpido de 7 a 9 horas para mantenerse saludables.La privación del sueño afecta negativamente el ánimo, concentración, estado de alerta y productividad.
  • También generan agotamiento mental algunas experiencias emocionalmente desafiantes como separaciones o la muerte de alguien cercano.
  • Existe una larga lista de causas de fatiga mental, entre ellas algunos medicamentos, la depresión, fibromialgia y enfermedades autoinmunes. 

Consejos para incrementar la energía mental

Sabemos que la energía mental es un estado de ánimo en el que nos sentimos productivos, concentrados y motivados; y que la baja de energía mental también puede ocasionar una caída de la energía física. Es decir, si tu cerebro está agotado es posible que tu cuerpo también tenga muy poco que ofrecer.

Sin embargo, algunos no tenemos opción y llevamos un estilo de vida ajetreado que a pesar del cansancio nos satisface. Lo importante es que sigas algunos consejos para que evites las consecuencias del agotamiento mental y sepas como recargar las baterías cada vez que tu cerebro comience a emitir las alertas. Estas son las recomendaciones:

Nutrirse adecuadamente

El cerebro extrae la energía de los alimentos que consumes, por ello hay que ser conscientes y responsable con lo que nos llevamos a la boca si tenemos mucho que resolver en el día a día.  Los nutrientes adecuados tienen un importante impacto en cómo aumentar tu energía, hay algunos que incluso son denominados “alimentos para el cerebro”.

Para mantener los niveles óptimos de energía cerebral te sugerimos que agregues a tu dieta diaria nueces, verduras de hoja verde (espinacas y acelgas, especialmente) cítricos, cereales integrales, huevos, lácteos como yogur y queso y todas las proteínas (pollo, pescado).  Hay también refrigerios que puedes tomar en tus descansos mentales para potenciar la energía como semillas de calabaza, chocolate negro y plátanos.

Bebidas estimulantes

El café y el té en dosis moderada pueden aumentar la energía mental. También a mejorar el juicio, la memoria y la toma de decisiones. Ha sido comprobado que la cafeína colabora con el rendimiento cognitivo y físico; entre 40 y 300 miligramos ayuda a mejorar la atención, la alerta y el tiempo de reacción. Una buena forma de cómo elevar tu energía.

Realiza actividad física

Más que promover la salud física, el ejercicio regular mejora el estado anímico, la memoria, el pensamiento y el bienestar mental y emocional general. A largo plazo influye en otros beneficios cerebrales como aumento de materia gris, mayor plasticidad cerebral y menos riesgo de deterioro cognitivo relacionado con la edad.

Desde una corta caminata, practicar algún deporte recreativo o la actividad intensa en algún gimnasio, el ejercicio físico aumenta el flujo de sangre a tu cerebro, mejora la capacidad para mantenerte enfocado e impulsa la liberación de sustancias químicas cerebrales importantes como la serotonina y la dopamina. Una forma activa de cómo la serotonina y la dopamina. Una forma activa de cómo tener más energía física y mental.

Adquiere suplementos

Cuando por falta de tiempo u ocupación nuestro régimen alimenticio resulta insuficiente, es posible que debamos acudir a suplementos para cubrir los nutrientes que nos garanticen la energía suficiente a nuestro cerebro. Actualmente en el mercado existen en múltiples presentaciones que podemos escoger de acuerdo a nuestra preferencia, eso sí tenga en cuenta que los beneficios serán posible sólo si consume una dosis regular, no tienen efecto de la noche a la mañana. Los recomendados son: vitamina B12, ginkgo biloba, ginseng, cúrcuma, ácidos grasos omega-3.

Meditación

Es poco probable pensar en la posibilidad de meditar si tenemos tanto que ahcer, pero no es una pérdida de tiempo, si notas que tu cerebro necesita una pausa. Pero otra manera de cómo tener más energía mental es a través de la práctica regular de meditación, la cual crea espacios mentales de relajación y calma para que el cerebro descanse y se refresque. Además nos aumenta la capacidad de conciencia y concentración en el presente, así como mayor atención y perspectiva.

Toma breves descansos

Tú decides si meditas u ocupas el tiempo en alguna otra actividad que logre el cometido de relajarte, cuando te sientas agotado y desenfocado. Dale a tu cerebro un descanso de al menos 30 minutos y cambia de ambiente en lo posible, puede tratarse de un jardín o parque cercano, un paseo por la cuadra de tu vecindario, alguna otra habitación más acogedora, en fin un lugar que te restaure. Siempre tomar un poco de sol será una buena elección, ya que colabora con la liberación de lo qué es la serotonina y cómo se mide, lo veremos en un nuevo artículo.

Duerme bien

No existe actividad más restauradora para el cuerpo humano que el sueño reparador, aunque cada persona tiene una necesidad específica de tiempo para el descanso, generalmente se requiere entre 7 y 9 horas seguidas para sentir que nos hemos renovado. El descanso le otorga al cerebro el tiempo que necesita para almacenar información, deshacerse de los desechos y llevar a cabo otros procesos corporales importantes de rejuvenecimiento y antioxidación. Es fácil recuperar la energía mental tras un buen descanso.

Como pudimos leer, todos estos consejos, son recomendaciones simples de cómo mantener la energía mental en su máximo. Son básicamente, actividades de un estilo de vida moderno el cual cada vez más personas adoptan por razones e intereses generales de salud y bienestar. Una dieta nutritiva, la ingesta de las vitaminas adecuadas, verduras y carnes, hacer ejercicio, meditar, dormir bien, nada que no conozcamos. No hay excusa para conservar nuestro poder mental y las oportunidades que se nos presentan cada día.

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Contreras, Iliana. (2022, 18 julio). Energía mental: qué es y cómo tener más poder mental en el día a día (consejos infalibles). Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/energia-mental/

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 4.5 | Votos: 4

Iliana Contreras
Iliana Contreras
Licenciada en Comunicación Social, Desarrollo Comunitario, por la Universidad Católica Cecilio Acosta, Maracaibo, Venezuela. Técnico Medio Mercantil, Escuela Técnica Hno. Ildefonso Gutiérrez, Maracaibo, Venezuela.
Cinco Noticias / Desarrollo / Energía mental: qué es y cómo tener más poder mental en el día a día (consejos infalibles)

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre