jueves, 11 agosto 2022 |

Actualizado a las

2:42

h CEST

30.8 C
Madrid

Motivación negativa: definición, características y ejemplos de estímulo negativo en psicología

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Alguna vez te has preguntado ¿qué es motivación negativa? Normalmente se entiende que la motivación como una guía para seguir adelante, hasta en los momentos más difíciles. Es la fuerza que lleva al individuo a realizar algunas acciones determinadas para obtener recompensas, aunque curiosamente, muy poco se sabe de la motivación negativa (o estímulo negativo).

Se habla de motivación negativa en los casos en que la persona lleva a cabo una conducta o acción para no ser castigado. Es decir, su finalidad es realizar conductas como medida preventiva para no ser recibir un castigo o estímulo negativo.

Psicología inversa:
Qué es, cómo funciona, efectos, técnicas y ejemplos de psicología invertida en el día a día

Leer artículo

¿Qué son las motivaciones negativas?

La motivación negativa hace referencia a las consecuencias o definición de desagradable, que un individuo pueda experimentar cuando no es capaz de finalizar una tarea o acción de forma correcta o cuando no alcanza a cumplir una meta.

Se podría afirmar que desarrollar o mantener una conducta que se vea motivada por el miedo, o evitar definición de desagradable, se ve originada por una motivación negativa. Sin duda, el temor puede actuar como un estímulo negativo en potencia, sobre todo en momentos relacionados con la supervivencia.

¿Cómo diferenciar la motivación negativa con la positiva?

Al hablar de motivación positiva en psicología, es aquella conducta especifica por la que el individuo que lo orienta a conseguir una recompensa positiva. Esta definición de motivación personal, es más intrínseca, en otras palabras, es la habilidad emocional que tiene cada persona que por sí mismo, cuenta con la capacidad de tomar decisiones para alcanzar un objetivo realista que se haya propuesto.

Mientras que la motivación negativa se basa en una acción no bajo el deseo y creencia de que se obtendrá algo beneficioso o satisfactorio, sino con el objetivo de evitar una situación incómoda o desagradable. Evitar castigos, regaños o humillaciones son factores, que guían a las personas para que los mismos no sucedan.

Ciertamente, las formas negativas de la motivación pueden funcionar igual de bien, como las positivas, aunque hay quiénes la consideran aún más efectiva, ya que varios se ven impulsados por la ansiedad y/o el miedo. Una inminente amenaza de pérdida puede ser bastante fuerte para algunos individuos, llegando a tomar decisiones precipitadas ante estos escenarios.

No obstante, no es nada recomendable sostener este tipo de motivación en el largo plazo, ya que se vuelve menos efectiva y provocar ansiedad o malestares. Las personas no logran enfocarse correctamente en sus actividades ni sienten deseos de llevarlas a cabo, sino que en realidad evaden las consecuencias negativas que puedan aparecer de no realizarlas.

Características asociadas a las motivaciones negativas

Explorando a detalle en las características del concepto y modelos de motivación y automotivación, sería su comparación y tipología, ya que los ejemplos de motivación positiva y negativa pueden ser confundidos más de una vez.

Teorías de la motivación

Tomando en cuenta lo mencionado anteriormente las formas positivas y negativas tienen sus propios incentivos, dividiéndose en dos tipos: motivación extrínseca (externa) o motivación intrínseca (interna). Siendo la primera aquella que depende de motivaciones o estímulos externos, centrándose el individuo en realizar una actividad como un medio para lograr un objetivo, mientras que la segunda proviene más de un entendimiento personal y no necesita de un incentivo del mundo externo, ya que es una fuerza impulsadora desde la misma persona.

La segunda teoría de contenido la cual hace hincapié en identificar cuales son las necesidades del ser humano y como se relacionan con la motivación para complacer las mismas. Más precisamente se puede hablar de la jerarquía o pirámide de Maslow, bajo la cual se establecía una clasificación y orden de prioridades de las motivaciones, partiendo de las básicas para la supervivencia a las más complejas para concretar ejemplos de automotivación.

Continuando con la tercera, la teoría de las reducciones de pulsiones parte de un principio psicoanalítico, de que las personas se ven movidas por impulsos biológicos. Además de responder a conflictos de mayor complejidad como traumas o estados psíquicos.

Por último, la teoría de la disonancia cognitiva implica el nivel de incomodidad que puede experimentar una persona al tratar de disminuir las diferencias que existen entre su percepción del mundo con sus propios sentimientos, pensamientos y acciones.

Una diferencia abismal entre las creencias y sentimientos, puede originar una disonancia, de modo que el individuo procurará calmarse el mismo

Tipología motivacional

Entrando más a detalle acerca de los tipos de motivación, apartando la negativa y la positiva, se procede a explicar los otros tipos: extrínseca e intrínseca.

El primer tipo hace referencia, a los motivos que impulsan a un individuo a llevar a cabo una actividad o trabajo especifico que se encuentren fuera de la misma, es decir, que estén condicionados a factores externos. Los refuerzos o incentivos sean negativos o positivos, son totalmente externos y fuera de todo control de la persona. Al pensar en motivación extrínseca, hay que destacar el uso de recompensas o beneficios que puede obtener el individuo al cumplir con una tarea.

Por otra parte, la motivación intrínseca contempla su origen en el interior de la persona y se ve orientada por las necesidades de curiosidad, experimentación, manipulación y exploración, siendo estas conductas motivadoras en si mismas. En otras palabras, son todas las conductas que se realizan sin necesidad de un estímulo externo a causa de que la persona esta motivada intrínsecamente.  

Completar una actividad es una meta en sí misma y realizar la misma correctamente hace que la persona se sienta competente y satisfecha, siendo esencial para desarrollar un nivel adecuado de autoestima. Acciones sencillas como: actos altruistas, cumplir con tareas en el trabajo, ayudar en voluntariados, superarse personalmente son ejemplos de motivación intrínseca.

Ejemplos de motivaciones negativas

Continuando con la exploración de la motivación negativa dentro de un campo variado y el impacto que posee la misma en los siguientes ejemplos de motivación negativa:

Estudiando para el examen

Un adolescente cuyas notas no han sido muy buenas recibe una amenaza de castigo para estudiar mucho y sacar una nota alta en su examen final y no suspender la materia. Siendo la motivación, la imposibilidad de avanzar de grado si reprueba además de querer evitar un castigo determinado. Cabe mencionar, que el uso de las calificaciones como estímulo negativo tienen mayor efectividad a comparación que un estímulo positivo. Incluso, a mayor el estímulo negativo, aumentaba la probabilidad de que los estudiantes tomaran más en serios sus estudios.

Lugar de trabajo

Generalmente, el dinero puede ser utilizado como un estímulo negativo. Medidas como retener un aumento salarial porque un trabajador no esté mejorando en sus funciones es un motivador negativo. Otra parte negativa es amenazar con no dar la oportunidad de ser promovido o incluso de perder el empleo.

Si algún miembro del equipo conoce que tiene la responsabilidad de cumplir objetivos de desempeño específicos para mantener su trabajo, funcionando esto como motivación negativa, para que realice sus metas de forma correcta. La estrategia de amenazar a un trabajador con el despido muchas veces ha funcionando para que trabajen más duro y aumentando su nivel de productividad.

Evitando berrinches

Una madre decide comprar un paquete de caramelos para su hijo pequeño, a pesar de que conoce que un exceso de este producto puede ser perjudicial para la salud del infante, decide hacerlo ya que, de no hacerlo, el mismo no dejará de gritar y llorar hasta que se los consiga. Por lo que se puede afirmar, que la motivación negativa de esta madre es evitar un escenario donde el pequeño no pare de hacer berrinche.

En el deporte

Un entrenador puede castigar a uno de sus atletas, retirando sus privilegios en caso de no terminar una carrera de natación de 100 metro dentro del tiempo asignado. Su motivación se verá afectada por la gravedad de las consecuencias si falla o también por el dolor causado por el esfuerzo.

Finalizando, las estrategias que ofrece la motivación negativa están enfocadas en las consecuencias que pueden traer un bajo rendimiento y miedo a fracasar en los objetivos, en lugar de una motivación positiva, centrada en obtener una recompensa. Se trata de un método de estímulo negativo con baso al miedo a recibir algún castigo o reprimenda. La persona siente un impulso de hacer las cosas correctamente por miedo a fallar en todo.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre