¿Conoces las diferencias entre duendes y gnomos?

Al contrario de lo que muchos creen, los duendes y gnomos no son iguales, se trata de dos seres fantásticos diferentes.

A continuación podrás descubrir sus características y tipos, sus cualidades mágicas, los rituales específicos para invocarlos y cuáles son sus principales semejanzas y diferencias.

Además, te presentamos los testimonios de algunas personas que aseguran haber visto duendes y gnomos, y todos los detalles sobre otros seres fantásticos de la cultura popular.  

1. Duendes

Según las mitologías celta y nórdica, los duendes son seres elementales que están vinculados a la tierra, pues generalmente viven en plena naturaleza y asumen la responsabilidad de protegerla y de custodiar sus tesoros. Los vikingos y los celtas creían en la existencia de estas criaturas fantásticas.

Con el transcurso de los siglos, estos pequeños seres pasaron a formar parte del folclore popular de muchas culturas. Aunque las leyendas difieren un poco dependiendo de cada lugar de origen, todas coinciden en que los duendes tienen poderes mágicos y un carácter bromista y travieso.

Duendes
Duende sentado en un árbol (Picswe)

Tanto en el entorno rural como en el doméstico se les hace responsables de multitud de incidentes: extraños ruidos, presencias invisibles, cosas que desaparecen y aparecen luego en el lugar más inesperado… No obstante, por lo general son amigables e incluso pueden favorecer a los humanos a través de su magia.

La palabra “duende” se formó a partir de la expresión “duen de casa”, que significa “dueño de la casa” y hace alusión a su carácter burlón y entrometido.

1.1. Mitos y creencias sobre los duendes

1.1.1. Cómo eludir su magia

Según las creencias populares, es posible eludir los poderes mágicos de los duendes llevando un trébol de cuatro hojas o una imagen de San Patricio.

Estos seres detestan al patrón de Irlanda porque, después de que el santo fundara con gran éxito su primera iglesia católica en el país, los druidas invocaron a los duendes para que invadieran el templo cristiano y dieran su merecido a los apóstatas. Sin embargo, San Patricio se enfrentó a ellos y consiguió expulsarlos de la casa de Dios.

La leyenda dice que cada 17 de marzo, cuando se celebra la festividad del santo, los duendes, gnomos, elfos, hadas y otros seres feéricos salen de sus escondites y pasan el día realizando travesuras por doquier.

1.1.2. Cómo crear un duende

En otro de los mitos sobre estas criaturas se afirma que es posible crear un duende que se convertirá en el fiel sirviente de un humano y cumplirá todos sus deseos. Para ello es preciso reunir determinadas plantas que solo se pueden encontrar durante la noche mágica de San Juan.

Cómo crear un duende
Familia de duendes (Wallpaper Abyss)

Las plantas deben guardarse dentro de un recipiente de cristal de color negro, para que no penetre la luz. Tras pasar toda la noche bajo la luna llena de San Juan, el duende saldrá del interior del frasco o de la botella la mañana siguiente.

1.1.3. Cómo ahuyentarlos y lastimarlos

Del mismo modo que ocurre en la leyenda de los hombres lobo, el folclore popular atribuye a la plata el poder de ahuyentar y lastimar a los duendes. Esto se debe a la creencia de que la plata es un metal noble y “santo”, por eso es el más indicado para luchar contra los demonios.

La tradición oral también cuenta que otra forma de deshacerse de un duende es ordenándole que vaya a buscar agua del mar y que la traiga en un colador. Como no conseguirá recoger el agua, no regresará.

1.2. Características de los duendes

1.2.1. Aspecto y personalidad

Los duendes tienen el don de la invisibilidad, pero cuando son visibles se caracterizan por su baja estatura.

Existen diferentes tipos de duendes y su aspecto físico puede diferir. Los hay desde 10 cm a casi un metro de altura, pero todos tienen las orejas largas y puntiagudas. Suelen llevar los cabellos y la barba largos y utilizar un gorro.

Aspecto y personalidad de los duendes
Foto: Ilustrators

Su piel puede ser pálida o presentar un tono verdoso. Algunos tienen la nariz pequeña, mientras que la de otros es prominente.

Sus dedos son largos y en ocasiones parecen garras, lo que les resulta muy útil cuando viven en plena naturaleza. Un dato curioso es que algunos duendes tienen un agujero en la mano izquierda.

En cuanto a su personalidad, son astutos, inteligentes, burlones, les gusta asustar a la gente, pero sienten simpatía hacia las personas que tienen un corazón puro y bondadoso. Por eso les suelen gustar los niños.

Hay algunos duendes que pueden resultar dañinos, como los llamados Pesadiellus de la mitología asturiana, los cuales se colocan encima del pecho de los durmientes y les provocan ahogamiento y terribles pesadillas. Sin embargo, su comportamiento puede depender en gran medida de la actitud de los humanos.

1.2.2. Dónde viven

Teniendo en cuenta el lugar en el que viven, se pueden clasificar en dos grandes grupos: los duendes del bosque y los duendes del hogar.

Dónde viven los duendes
Foto: amorphisss / Deviant Art
  • Duendes del bosque: Estos seres elementales son los que están más vinculados con la tierra y con otras criaturas feéricas. Viven en lo más profundo del bosque, donde los hombres no suelen acceder, entre la vegetación más frondosa o en las raíces de los árboles. También pueden vivir en cuevas, en los páramos o en las montañas, y en alguna ocasión cerca de un río o de un arroyo. Están adaptados al terreno y poseen una gran agilidad de movimientos. Algunos de los más conocidos son los Pixies y Goblins (del Reino Unido) y el Leprechaun (de Irlanda).
  • Duendes del hogar: Viven en las casas de los humanos como seres invisibles, aunque sus travesuras pueden delatar su presencia: ruidos nocturnos, objetos perdidos o que se estropean de repente, piedras arrojadas contra las paredes… Cuando estos sucesos ocurren con frecuencia pueden llegar a inquietar a la familia, hasta el punto de que decidan mudarse. No obstante, es probable que los duendes se trasladen junto a ellos hasta su nueva casa.

1.3. Tipos de duendes

1.3.1. Duendes domésticos

Estos duendes habitan en las viviendas o en sus alrededores, incluyendo el jardín y las construcciones aledañas, como los establos o graneros. Suelen preferir las casas campestres, ya que les gusta la naturaleza y aborrecen la contaminación que hay en las grandes ciudades.

La cocina y el desván son dos de sus estancias preferidas. Algunos de los duendes domésticos son: los Kobolds (de la mitología alemana), el Nisse (de Finlandia), los Trasgos (norte de España), el Martinico (de la mitología castellana) y los Follets (Cataluña, Islas Baleares y Valencia).

1.3.2. Diablillos familiares

También viven en una casa, con la particularidad de que están ligados a un miembro concreto de la familia. Ayudan a esta persona con sus poderes mágicos y se convierten en sus sirvientes. Estos duendes son diminutos y su aspecto recuerda al de un demonio, con cuernos y cola, de ahí su nombre popular.

El humano que es su dueño puede crearlos o invocarlos mediante un determinado ritual. Otra posibilidad es que los reciba en herencia o como un regalo y, a su vez, puede entregarlos a otro individuo.

1.3.3. Duendes de los dormitorios

Son agresivos y dañinos, también conocidos como duendes vampirizantes, ya que absorben la energía de los humanos mientras estos duermen. En consecuencia, les provocan malestar, pesadillas y fatiga crónica, lo que puede terminar desembocando en enfermedades más graves.

Duendes de los dormitorios
Duende de dormitorio (Picswe)

Sus víctimas suelen ser niños y mujeres. Su tamaño varía porque son capaces de adoptar diferentes formas, desde cuerpos de animales y manos peludas hasta apariencias indefinidas. Algunos ejemplos son los Tardos (de la mitología gallega) y los Pesadiellus (Asturias).

1.3.4. Duendes mineros

Viven en lo más profundo de las minas. Mantienen un contacto constante con la tierra, cavando túneles y descubriendo las mejores vetas repletas de metales o piedras preciosas. Tienen una habilidad mágica para encontrarlas. A veces ayudan a los mineros humanos si su actitud es respetuosa.

Tienen una altura de medio metro y destaca su cabeza desproporcionada en relación con el resto del cuerpo. En cambio, su cuello es muy corto, casi inexistente.

Algunos tienen cuernos en la frente. Los Muquis, Chinchilicos y los Anchanchos son duendes mineros muy populares en el folclore de Colombia, Bolivia, Perú y Ecuador.

1.3.5. Duendes del agua

Este tipo de duendes se encuentran en los ríos, arroyos, manantiales y charcas. Un ejemplo son los Güijes, conocidos también como Chichiricús, característicos de las tierras caribeñas, en especial en Cuba.

Tienen la piel morena, los ojos muy grandes y los cabellos largos. Su carácter es juguetón y pícaro, pero castigan a aquellos que maltratan a los animales y a las plantas.

Los Chaneques o Chanecos (de la mitología mexicana) también son grandes protectores de la naturaleza y viven cerca del agua, en lo más profundo de las selvas y de los bosques frondosos. Tienen el aspecto de niños pequeños.

Chaneques
Chaneque (3dtotal)

1.4. Cualidades mágicas de los duendes

El nombre de cada duende indica la cualidad mágica que éste domina. Por lo tanto, se debe invocar a un determinado duende llamándolo por su nombre, dependiendo del deseo que se quiera ver realizado.

1.4.1. Stágoros

Stágoros es el duende que tiene la virtud de cuidar de las plantas. Utiliza su magia para protegerlas de las plagas y para que puedan crecer fuertes y sanas.

1.4.2. Abaturc

Su especialidad es encargarse de que se llevará a cabo con éxito todo el trabajo cotidiano que un humano tenga que realizar.

1.4.3. Priscob

Priscob tiene el poder mágico de hacer realidad cualquier clase de deseo, por eso es uno de los duendes más apreciados e invocados.

1.4.4. Truppty

Se encarga de resolver los problemas relacionados con el corazón y las relaciones afectivas: reencontrar a un antiguo amor o reavivar la llama de la pasión, por ejemplo.

1.4.5. Sumiziuss

Este duende es otro de los más populares porque su presencia garantiza la protección del dinero y de los bienes materiales.

Tipos de duendes
Sumiziuss

1.4.6. Jurry

Jurry es muy juguetón y amoroso. Le encantan los niños, los cuida y emplea sus cualidades mágicas para protegerlos de cualquier mal.

1.4.7. Igor

Igor tiene el poder de conferir la abundancia y la prosperidad. Con su ayuda cualquier proyecto puede alcanzar el éxito y la buena suerte acompaña a quien lo invoca.

1.4.8. Hatmie

Su especialidad es resolver los problemas de salud de los humanos y, una vez solucionados, velar para que se mantengan saludables.

1.4.9. Claus

Si lo que se desea es alcanzar el equilibrio interior y sentirse pleno, se debe invocar a Claus, el duende que otorga el bienestar y la armonía.

1.4.10. Ríscolo

La ayuda de Ríscolo vale por tres, pues sus poderes mágicos pueden velar al mismo tiempo por la salud, el amor y el dinero.

1.5. Cómo atraer a los duendes

Los duendes eligen un hogar y con qué personas quieren estar, pero es posible convocarlos realizando algunos rituales que son de su agrado. De esta forma se sentirán a gusto en la casa y colaborarán aportando suerte y prosperidad.

Cómo atraer a los duendes
Foto: Depositphotos

Principales rituales para atraer a los duendes:

  • Realizar una ofrenda simbólica: Para ganar su confianza hay que dejarles durante la noche algunos de sus manjares preferidos; un poco de azúcar, caramelos, leche, un trozo de chocolate, miel o galletas. Los restos de esta comida nunca se deben tirar a la basura, sino depositarlos en la tierra del jardín.
  • Enterrar monedas: A los duendes les encanta desenterrar tesoros. Otra forma de atraer su presencia es enterrando monedas doradas en el jardín. En el caso de no disponer de un jardín, se pueden enterrar en una maceta.
  • Dedicarles una oración: Es posible conseguir su ayuda llamándolos con palabras amables y dejando fluir los sentimientos puros desde el corazón. Es importante agradecer siempre su atención, pues de lo contrario podrían ofenderse y enfadarse.
  • Conseguir la figura de un duende: Según las creencias populares, por cada figura de un duende que se tenga acudirán siete de reales a esa casa. Las figuras pueden ser pequeñas, de cerámica, o más grandes y de piedra, para el jardín. Se puede escribir un deseo en un papel, doblarlo y dejarlo bajo la estatuilla durante siete días. Al séptimo se quemará y las cenizas se arrojarán al agua.

1.6. Los duendes en la cultura popular

1.6.1. Duendes en la literatura

Los duendes son solo unos de los muchos mitos literarios más conocidos. En la mitología celta, Oberón es el rey de los duendes y de todos los seres feéricos.

William Shakespeare se inspiró en él para crear el personaje de Lord Oberón, que se menciona en algunas de sus obras más famosas, como Macbeth y El sueño de una noche de verano. Oberón también aparece en Fausto, de Goethe.

La pelea de Oberón y Titania
La pelea de Oberón y Titania (Joseph Noel Paton, 1849 / Galería Nacional Escocesa)

Por otra parte, los duendes son protagonistas en muchos cuentos infantiles. En esta clase de relatos se destaca el carácter bonachón de estos seres. Un ejemplo de estos cuentos clásicos es El zapatero y los duendes, escrito por los Hermanos Grimm.

En la actualidad siguen publicándose cuentos sobre duendes, como Los duendes de cristal, de Yolanda Lleonart, o Un duende a rayas, de María Puncel. Incluso en la exitosa saga de Harry Potter aparecen duendes: son los propietarios del banco de los magos, llamado Gringotts.

Otra vertiente literaria son las historias de terror en las que aparecen duendes y otros seres feéricos, los cuales tienen un carácter malvado. Algunos ejemplos son: Cuento de hadas, de Raymond Feist, o Extraña simiente, de T. M. Wright.

1.6.2. Duendes en el cine

Gremlins
Gremlin (Foto: Kazer-Renato / Deviant Art)
  • Gremlins (1984): Estas extrañas criaturas están inspiradas en los mogwai, espíritus malignos de la mitología china, y en los duendes tradicionales.
  • Los ojos del gato (1985): La niña protagonista (Drew Barrymore) sufre el ataque de un duende mientras duerme. Éste pretende robarle el aliento, pero el gato de la familia tratará de impedirlo.
  • The gate (1987): Película de terror en la que decenas de duendes malévolos surgen de un agujero del jardín tras ser invocados y atacan con crueldad a los protagonistas humanos.
  • Leprechaun (1993): Lubdan es un duende leprechaun malvado que no duda en asesinar a aquellos que roban su oro. Tiene grandes poderes mágicos y las armas humanas no pueden dañarlo.
  • Gárgolas (1994-1997): Aunque las protagonistas de esta serie de animación de Disney eran las gárgolas, también aparecían duendes y otras criaturas mitológicas.
  • Don’t be afraid of the dark (2010): En esta historia escrita por Guillermo del Toro, una pareja descubre a unos duendes malignos en el sótano de la casa que están reformando.

1.6.3. Duendes reales

A pesar de que no hay pruebas concluyentes, existen personas que afirman que lo que quedó grabado en sus cámaras son evidencias de duendes reales. Estos son algunos de esos casos:

Un Muqui en el Nevado de Huancayo (Perú)

Unos excursionistas extraviados en la montaña tuvieron que ser rescatados en el año 2014.

Luego, cuando se visualizaron las imágenes grabadas, se descubrió la presencia de una pequeña figura moviéndose tras una roca.

Los lugareños explicaron que en estas montañas han existido desde siempre leyendas sobre duendes y que muchos afirman haber visto Muquis en la zona.

Un duende en el colegio (Perú)

El vigilante nocturno de la escuela El gran Chilimasa, en la localidad de Tumbes, declaró en 2015 que siempre escuchaba extraños ruidos procedentes de las aulas alrededor de las 3 de la madrugada.

Por la mañana, los profesores encontraban algunas cosas desordenadas.

Una noche, el vigilante consiguió grabar con su móvil una extraña figura en las aulas y muchos creyeron que se trataba de un duende.

2. Gnomos

Los gnomos son criaturas fantásticas características de la mitología del norte de Europa. Según estas leyendas y ciertas teorías cabalísticas, los gnomos suelen vivir en el interior de la tierra y son los guardianes de las piedras preciosas y de los metales que se encuentran en el subsuelo.

Gnomos
Foto: Daniellefw / Deviant Art

Las creencias populares asocian a estos pequeños seres con una gran sabiduría y una profunda comprensión del cosmos, por lo que la naturaleza no tiene secretos para ellos.

Tienen un carácter bondadoso y protegen las plantas y a los animales, pero corren a esconderse cuando se cruzan con un troll. Los trolls son sus grandes enemigos y los persiguen constantemente.

No está muy claro el origen del término “gnomo” y existen varias hipótesis. Algunos aseguran que proviene de la palabra griega gnosein (conocer), mientras que otros opinan que deriva de genomós (terrestre).

Por otra parte, el famoso alquimista Paracelso ya empleó en latín medieval la palabra gnomus en un tratado que escribió en el siglo XVI.

2.2. Características de los gnomos

La apariencia física de los gnomos es la de un humano de edad avanzada y un poco barrigón, aunque con una gran diferencia: su altura oscila entre los 10 y los 30 cm. Según las leyendas, viven de 400 a 500 años y, cuando mueren, nace un árbol en el lugar en el que reposa su cuerpo.

Características de los gnomos
El Tomte (Ilustrators)

Lucen bigote y una barba larga y tupida. Visten con una túnica hasta las rodillas que suele ser de color azul y pantalones de tirantes rojos o marrones. Su signo de identidad es un gorro puntiagudo de color rojo.

Las mujeres, llamadas gnómidas, suelen ser hermosas. Ellas visten con una túnica más corta y una falda combinando los colores blanco y verde. Cuando están solteras llevan el cabello suelto, pero lo cubren con un pañuelo tras casarse.

Los duendes y gnomos comparten el don de la invisibilidad, pero en cuanto a su personalidad son bastante diferentes. Estos últimos son más amables, serviciales y sabios, son vegetarianos y dominan muchos oficios y artes.

Pueden convertirse en excelentes zapateros, herreros y carpinteros, además de ser expertos en la fabricación de instrumentos musicales. Les gusta mucho la música y componen sus propias canciones. Sus instrumentos favoritos son: la flauta travesera, el violín, el arpa de boca, la trompa y el timbal.

La mayoría viven en los bosques, en los troncos de los árboles, o bajo la tierra, aunque algunos prefieren la selva o incluso los desiertos. Otros desean permanecer más cerca de los humanos y habitan en las granjas o en los jardines de las casas campestres.

Dónde viven los gnomos
Casas de los gnomos (Foto: JonHodgson / Deviant Art)

2.3. Tipos de gnomos

Después de saber qué es un gnomo y conocer sus características principales es preciso diferenciar los tipos de gnomos:

2.3.1. Gnomos del bosque

Estos gnomos recolectan los frutos de las plantas y árboles, los hongos y las raíces para alimentarse. Viven en perfecta armonía junto a los animales y los ayudan siempre que pueden. Según las leyendas, son capaces de transformarse en una seta si su vida se encuentra en peligro.

2.3.2. Gnomos siberianos

Se han adaptado a vivir en climas muy fríos, por eso utilizan prendas de ropa más gruesas y principalmente de lana. Son los gnomos más altos (entre 25 y 30 cm). Sus facciones suelen ser más rudas y tienen un carácter malhumorado, pero son muy trabajadores.

2.3.3. Gnomos de la selva

Al contrario que los siberianos, estos son los más pequeños. Debido a la elevada temperatura, visten ropas muy ligeras y su piel está más tostada. Saben manejar con pericia el arco y las flechas, con las que alcanzan las frutas que se encuentran en las ramas más altas.

Gnomos de la selva
Ilustración de E. Stuart Hardy

2.3.4. Gnomos del desierto

Estos gnomos son un poco más altos que los del bosque y visten ropas livianas y de colores claros. Gracias a sus cualidades mágicas han desarrollado la habilidad de encontrar agua en las zonas desérticas.

2.3.5. Gnomos de las granjas

Les gusta cuidar de los animales que los humanos tienen en sus granjas, como pueden ser las gallinas, conejos, cerdos, vacas o cabras, además de los animales domésticos. Si se encuentran muy a gusto en el lugar incluso reparan algunos desperfectos.

2.3.6. Gnomos de los jardines y casas

A los gnomos les encanta vivir rodeados de plantas y flores, por lo que adoran los jardines. Se encargan de proteger las plantas y las ayudan a crecer. Cuando entran en las viviendas de los humanos su lugar preferido es el sótano, ya que prefieren el silencio y la tranquilidad.

2.4. Cualidades mágicas de los gnomos

2.4.1. Poseen el don de la presciencia

Gracias a su profunda sabiduría y a sus conocimientos milenarios sobre la Tierra y el universo, los gnomos son capaces de vislumbrar el futuro a partir del estudio del pasado y del presente. Su objetivo es evolucionar espiritualmente como seres de luz, siempre en total armonía con el planeta.

Tienen un acceso ilimitado a cualquier lugar de la Tierra, así como una gran capacidad para manipular la materia. Por eso son tan hábiles como herreros y carpinteros.

2.4.2. Maestros de los magos humanos

Su conocimiento de la gran magia es tan grande que fueron los gnomos quienes enseñaron sus prácticas hechiceriles a los humanos. De esta forma transmitieron algunos de sus conocimientos a unos pocos hombres que eligieron cuidadosamente, los cuales se convirtieron a su vez en magos.

Maestros de los magos humanos
Foto: inoxdesign / Deviant Art

Sin embargo, los humanos no estuvieron a la altura y terminaron usando la magia para su propio provecho.

2.4.3. Cuidan y curan

Si hay algo que llena de felicidad a estos pequeños seres es cuidar de las plantas y curar a los animales que están enfermos. Nunca piden nada a cambio. Para conseguirlo emplean toda su sabiduría y sus habilidades mágicas, utilizándolas de forma altruista.

2.5. Cómo atraer a los gnomos

Por lo general, los gnomos son tímidos con los seres humanos y no suelen hacerse visibles. No obstante, cuando se hacen amigos de uno de ellos lo colman de regalos, tanto materiales como inmateriales.

Te contamos a continuación los pasos que hay que seguir para invocarlos:

2.5.1. Buscar el lugar adecuado

El lugar ideal para contactar con un gnomo es en plena naturaleza. Si eso no es posible, se puede intentar en un jardín tranquilo y rodeado de flores. Las palmeras y los helechos son sus plantas favoritas, por lo que se sentirán más cómodos en un sitio donde haya esta clase de vegetación.

Buscar el lugar adecuado
Foto: likaspapaya / Deviant Art

2.5.2. La estación y la hora son importantes

El mejor momento para invocarlos es durante los meses de invierno (de diciembre a febrero en el hemisferio norte), ya que es probable que en esta época estén más receptivos.

Respecto a la hora óptima, el poder de los seres feéricos está vinculado con la luna, por eso es recomendable realizar el ritual durante la noche.

2.5.3. Hacerles un regalo

A los gnomos les encanta recibir regalos. Bastará con depositar sobre la tierra o encima de una maceta algunas piedras o canicas de colores, sales minerales o monedas doradas. También les gusta la música clásica, en especial con flautas.

2.5.4. Pronunciar unas palabras

Del mismo modo que ocurría con los duendes, se debe invocar a los gnomos hablándoles desde el corazón y mostrando un respeto sincero en todo momento.

2.5.5. Colocar figuras de gnomos

Según las creencias populares que hoy en día están extendidas por todo el mundo, colocar figuras de gnomos en el jardín atrae la buena suerte y la prosperidad.

Figuras de gnomos
Foto: Alamy

2.6. Los gnomos en la cultura popular

2.6.1. Gnomos en la literatura

Los gnomos han protagonizado muchos cuentos clásicos infantiles, en los que se destaca su carácter amable y su amor por la naturaleza y los animales. Uno de los más famosos es El gnomo, de los Hermanos Grimm.

En los cuentos con gnomos más actuales se suelen transmitir valores para respetar el medio ambiente y aprender a cuidarlo.

Así sucede en Un gnomo llamado Rolf, de la escritora argentina Karen Krik. En esta historia, los gnomos descubren un combustible no contaminante con el que puede funcionar su tren.

Por otra parte, estos pequeños seres también han seducido al público juvenil en obras tan fantasiosas como El éxodo de los gnomos, del popular escritor Terry Pratchett, o con la novela gráfica Finn y Sep, el laberinto de los gnomos, de Peter Goes.

2.6.2. Gnomos en el cine

David el gnomo (1985): Esta serie de televisión española obtuvo un gran éxito en los años 80. La protagonizaban David y Lisa, una pareja de gnomos que vivían en el bosque. La serie tenía un relevante trasfondo educativo respecto a la justicia, la ecología y la amistad.

Dentro del laberinto (1986): Fue producida por George Lucas y protagonizada por David Bowie. En su momento fue un fracaso de taquilla, pero con el tiempo se convirtió en una película de culto. En esta historia aparecen numerosos seres feéricos: duendes, gnomos y trolls, entre otros.

Gnomeo y Julieta (2011): Película de animación distribuida por Disney que narra la historia de Romeo y Julieta. Sin embargo, en esta versión, los jóvenes enamorados son dos gnomos de jardín llamados Gnomeo y Julieta.

Sherlock Gnomes (2018): En esta película de animación, secuela de la anterior, Gnomeo y Julieta se mudan a Londres y se convierten en líderes del jardín. Cuando el malvado Moriarty secuestra a sus amigos, la pareja de gnomos pide ayuda al detective Sherlock Gnomes.

2.6.3. Gnomos reales

Los siguientes testigos aseguraron que existen los gnomos y relataron su experiencia:

Un gnomo llamado Sebastián Polizar (Puerto Rico): En 1999, Lynn se trasladó con su madre a San Juan, Puerto Rico, poco después de cumplir los 17. En repetidas ocasiones vio en el jardín de su nueva casa a un pequeño ser. Sus ropas eran de color blanco, incluyendo el gorro en forma de cono y los zapatos terminados en punta. Tras el susto inicial, cuando volvió a verlo le preguntó: “¿Cómo te llamas?”. A lo que él respondió: “Sebastián Polizar”. Lynn le contó lo ocurrido a su madre, pero ella no la creyó. Entonces, la chica pronunció el nombre del gnomo y éste se materializó delante de ellas. Las apariciones no cesaron hasta que se mudaron de casa.

El gnomo que asustó a un pueblo entero (Argentina): En 2008, muchos habitantes del pueblo General Guemes declararon haber visto a una extraña criatura parecida a un gnomo. Los avistamientos siempre se producían durante la madrugada. Incluso el jefe de policía, el comisario Núnez, confesó haberlo visto. José Álvarez, un joven lugareño, se encontraba charlando con unos amigos cuando vieron al supuesto gnomo. El chico consiguió grabar unas imágenes con su teléfono móvil, las cuales fueron publicadas por varios medios de comunicación.

3. Diferencias y semejanzas entre duendes y gnomos

3.1. Diferencias entre duendes y gnomos

3.1.1. Diferentes apariencias

Aunque ambos tienen un cuerpo humanoide, la apariencia de los gnomos es más humana. Los duendes suelen ser más toscos y algunos de ellos tienen cuernos y cola, como pequeños diablillos. Por otra parte, no hay ningún gnomo con la mano izquierda agujereada.

3.1.2. Distintos poderes mágicos

Los gnomos y duendes comparten muchas cualidades mágicas, pero los segundos carecen de la sabiduría de los primeros y no dominan la gran magia. Los duendes tampoco poseen el don de la presciencia.

3.1.3. Los gnomos tienen más habilidades artísticas

Además de por sus profundos conocimientos, los gnomos destacan por sus habilidades artísticas innatas. Pueden llegar a ser grandes músicos o especializarse en forjar el hierro, tallar la madera o en confeccionar zapatos.

3.1.4. Diferentes caracteres

Los duendes son más traviesos y burlones, mientras que los gnomos son más amables y serviciales. Algunos duendes incluso pueden resultar dañinos, pero los gnomos siempre están dispuestos a echar una mano.

3.2. Semejanzas entre duendes y gnomos

3.2.1. Invisibilidad

Ambos tienen el don de la invisibilidad y solo se muestran cuando lo desean.

3.2.2. Protegen la naturaleza

Tanto los duendes como los gnomos aman el mundo natural e intentan protegerlo.

Los gnomos protegen la naturaleza

3.2.3. Les gustan los regalos

Aunque son un poco tímidos con los humanos, les atraen las ofrendas que estos les hagan. Los duendes prefieren los regalos en forma de comida, pero las monedas doradas les gustan a ambos.

3.2.4. Sinceridad y respeto

Los duendes y gnomos sienten simpatía hacia las personas que tienen un corazón bondadoso. Valoran que se dirijan a ellos con sinceridad y respeto.

4. Otros seres fantásticos de la cultura popular

4.1. Hadas

Las hadas y duendes tienen en común que son seres feéricos protectores de la naturaleza. Según la opinión mayoritaria, su origen se encuentra en la mitología céltica, aunque con el tiempo pasaron a formar parte de muchas culturas.

Se las representa como mujeres muy hermosas que poseen alas de mariposa. Suelen encontrarse en los bosques y cerca de los ríos o lagos. Tienen profundos conocimientos sobre las plantas y los árboles, y saben utilizarlos para realizar conjuros.

Hadas
Hada (Wallpaper Stall)

Con su magia pueden controlar el tiempo y de este modo consiguen proteger las cosechas. Su estación favorita es la primavera y esperan su llegada con impaciencia. Saben exactamente en qué día se abrirán las primeras flores.

4.2. Elfos (de la luz y de la oscuridad)

Los elfos provienen de las mitologías germánica y nórdica. Se trataba de semidioses de gran belleza, tanto hombres como mujeres, que eran inmortales y poseían poderes mágicos. Vivían en los bosques, junto a un arroyo o en cuevas.

En la fantasía literaria moderna, los elfos de la luz son protectores de la naturaleza. Son más altos, fuertes y ágiles que los humanos, tienen los ojos grandes y las orejas puntiagudas. Por otra parte, los elfos oscuros son malévolos y dañinos.

Elfos
Elfos (Photobucket)

No obstante, en el folclore aparecen elfos y duendes de la misma altura. Así ocurre también en algunas novelas de fantasía, donde los elfos son pequeños. Un ejemplo es la saga de Harry Potter, donde los “elfos domésticos” son los sirvientes de los magos.

4.3. Genios

Los genios son seres invisibles e inmortales que pueden adoptar la forma que deseen. Son originarios de la mitología árabe y a menudo actúan como guardianes de lugares donde los humanos no deben acceder. Pueden ayudar o atacar a los hombres, dependiendo de la actitud de estos y de las circunstancias.

Genios
Genios (Deviant Art)

Su carácter suele ser bromista y embaucador. A veces se transforman en mujer para engañar a los hombres y robarles la energía. Sin embargo, los genios pueden ser encerrados en el interior de un objeto y, de este modo, convertirse en esclavos.

Cuando esto sucede, estas criaturas mágicas tienen el poder de conceder tres deseos a su dueño. Son incluso más poderosos que los hechiceros, brujos y magos.

4.4. Enanos

En la mitología nórdica, los enanos se denominaban dvergars y su tamaño era igual al de un humano. Su altura no empezó a reducirse hasta el siglo XIII, cuando los enanos aparecieron en las sagas legendarias desempeñando por lo general un papel humorístico.

Según la mitología germánica, su altura oscila entre los 90 y los 120 cm. Destaca su cabeza, más grande en proporción con el resto del cuerpo, así como sus cabellos largos y su poblada barba. Poseen el don de la profecía.

Enanos
Enanos (Wallpaper Safari)

Los enanos están vinculados con las piedras, el subsuelo, la suerte, la metalurgia y la forja. Son unos excelentes mineros.

4.5. Sátiros

Los sátiros provienen de la mitología griega. Estas criaturas masculinas se representan con medio cuerpo de hombre y la otra mitad de carnero. Posee cuernos, orejas puntiagudas, pelo largo y cola de cabra.

Sátiro
Sátiro (Foto: Daimoc Art / Deviant Art)

Como buen compañero de Dioniso (dios del vino y de la fertilidad), el sátiro tiene un carácter alegre y desenfadado. Le gustan las mujeres, la fiesta, los excesos y satisfacer los placeres físicos. En la mitología cristiana, el sátiro personifica al diablo, el cual se representa con cuernos y patas de cabra.

4.6. Señores del bosque

Existen señores del bosque en diferentes culturas alrededor del mundo. Son criaturas que tienen un aspecto humanoide, pero mucho más altas y corpulentas, cubiertas de pelo y con una fuerza colosal. Los antropólogos vinculan este personaje mitológico con el recuerdo del hombre de Neandertal.

Algunos de estos seres son: los trolls, los ogros, el Yeti del Himalaya, el Bigfoot (pie grande) en Estados Unidos, el Yowie australiano y el Basajaun vasco. En la mitología vasca, el señor del bosque tiene una pareja femenina llamada Basandere.

Ogros
Ogros (Foto: Mathias Kollros / Desktop Background)

4.7. Sirenas

En la Antigüedad clásica, esta criatura mitológica se representaba con cuerpo de ave y rostro de mujer. No fue hasta la Edad Media cuando su mitad inferior se transformó en una cola de pez.

El elemento que permaneció inalterable fue su voz melodiosa, con la que seducía irremediablemente a los navegantes y los conducía al otro mundo.

Su primera mención en un texto literario fue en la Odisea, escrita en el siglo VIII a. C. por Homero, donde narró el famoso episodio de Ulises luchando para no sucumbir ante la llamada de las sirenas.

La "Odisea" de Homero
Ulises y las sirenas (John William Waterhouse, 1891 / National Gallery of Victoria)

Las leyendas y cuentos sobre sirenas están presentes en casi todas las culturas. En algunas historias, las sirenas son criaturas benévolas. Así ocurre con la Sirenuca, una leyenda de Cantabria en la que una sirena canta para avisar a los navegantes de que están muy cerca de los acantilados.

Sirenas
Sirenas

4.8. Gigantes

Los gigantes son seres legendarios que tienen un tamaño prodigioso. Según las creencias populares, suelen tener un carácter violento y disfrutan aplastando y comiendo a los humanos. Protagonizan muchos cuentos infantiles en culturas muy diversas.

Se cree que el origen de estas criaturas puede deberse a los restos monumentales de antiguas civilizaciones, pues es lógico pensar que solo unos seres colosales podrían haberlas construido.

Hay referencias a los gigantes en las siguientes mitologías: griega, nórdica, germánica, anglosajona y vasca. Además, también están presentes en la Biblia.

Gigantes
Gigantes (Wallpaper Abyss)

4.9. Banshees

Aunque corresponden al folclore irlandés, las banshees son muy populares en todo el mundo y han protagonizado diversas películas, obras literarias e incluso videojuegos. Banshee significa “mujer de los túmulos”. Son espíritus femeninos que aparecen llorando o gritando para anunciar la muerte de un familiar.

Tienen los cabellos y las uñas largas, y se aparecen con un vestido blanco o gris. La parte inferior de sus ropas se desvanece, por lo que sus piernas son invisibles. Algunas veces transmiten su mensaje a través de los sueños.

Banshees
Banshees (Foto: Sylph-Art / Deviant Art)

Tradicionalmente, en Irlanda, unas mujeres se encargaban de cantar durante los funerales para lamentar la muerte de esa persona. Se presume que éste es el origen de las banshees.

4.10. Dríades

Las dríades son los espíritus femeninos de los árboles en la mitología griega. Tienen un carácter tímido y no se suelen mostrar, aunque algunas veces ayudan a aquellos que se han perdido, les dan de comer y juegan con los niños. Encarnan la fuerza de la naturaleza y son las protectoras de los bosques.

No son inmortales, pero pueden vivir muchos años. Las hamadríades están vinculadas a un único árbol y nunca se pueden separar de él, mientras que las dríades tienen la libertad de moverse por todo el bosque y siguen viviendo tras la muerte de su árbol.

Dríades
Dríades (Foto: jerry8448 / Deviant Art)

Sin duda, la cultura popular está repleta de seres fascinantes que, aunque se remontan a leyendas del principio de los tiempos, siguen formando parte de nuestra vida cotidiana.

Conocer más sobre los duendes y gnomos, así como sobre los orígenes de otros seres feéricos, es aprender a conocernos un poco mejor.

Referencias:

Calificación: 4.9/5 (13 votos)