lunes, 3 octubre 2022 |

Actualizado a las

6:53

h CEST

16.1 C
Madrid

Abandono emocional: qué es, síntomas, consecuencias y cómo superar una ausencia emocional

Puntuación media: 5 | Votos: 3

Se ha buscado crear conciencia de la necesidad que tienen los niños de pasar más tiempo de calidad con sus padres. Lo cierto es que, muchos no suelen tener conciencia de como sus hijos pueden estar sufriendo algún abandono emocional o ausencia emocional, dañando así la relación que tenga con su entorno y dejarles heridas duraderas.

Algunos padres mantienen la creencia de que basta con cubrir las necesidades de educación, comida y salud, si darse cuenta que al no brindarles el suficiente cariño, dejando una huella en ellos ante esta ausencia emocional. Cabe destacar que, al hablar de abandono emocional, estamos haciendo referencia a un tipo de maltrato que afecta a varios niños.

Amor vacío:
Significado, características y otros tipos de cariño en la teoría triangular del amor (sociable, fatuo, consumado…)

Leer artículo

¿Qué es el abandono emocional?

¿Qué es el abandono emocional? El concepto del abandono va más allá de una ausencia física. El abandono más frecuente, de hecho, es la ausencia emocional por parte de la figura de apego principal. No obstante, dicho vacío no es exclusivo de la infancia, ya que también se han observado casos de síndrome de abandono en adultos.

De acuerdo con la psicóloga Mónica Serrano, define que el abandono emocional consiste en la carencia de atención a los niños, cuando no se atienden sus necesidades afectivas, sin hacerles ningún caso.

La sensación de abandono no está únicamente relacionada con la proximidad, también puede surgir cuando se está acostado al lado de alguien, pero sin poder conectar con esta persona y las necesidades afectivas no se ven cubiertas dentro de la relación.

Factores que originan el abandono emocional

Frecuentemente, las personas no logran ser lo suficientemente conscientes de sus necesidades emocionales, y solo sienten que algo falta, pero lo cierto es que los seres humanos sienten la necesidad de entablar relaciones íntimas, por lo que, en consecuencia, de darse un fuerte conflicto, como una infidelidad o abuso, dichas necesidades no se estarán viendo satisfechas.

Conversaciones de rutina y superficiales

Cuando dos personas que se tienen cariño dedican pocos minutos del día para hablar de temas superficiales, esto poco a poco puede degenerar en una situación donde alguno de los dos se sienta poco querido por la otra persona.

Tanto en relaciones familiares o con amistades, esto es indicio de que la relación puede estarse enfriando, ocasionando que estas personas con quienes se comparte, se vayan convirtiendo en desconocidos.

 Cuando hay otras personas, cada uno habla solo con los suyos

Muchas veces puede suceder que, al salir con la pareja, una de las partes tiene mayor relación con el grupo de amistades que el otro, o no tienen en común las mismas amistades.

Si bien no es un signo de algo de gravedad, el que cada parte se ocupe de conversar con sus amigos, al grado de dejar de lado al otro puede sugerir que existe una intención de buscar un descanso de la pareja. Si dicha situación se repite múltiples veces podría indicar que ambas partes buscan ignorarse mutuamente ante la presencia de otras personas, aprovechándose de este momento.

Desconfianza

Cuando dos individuos, sean padres, hermanos, novios o amigos sienten que no les es fácil contar con la ayuda o apoyo del otro para un asunto importante, es indicio de que hay un problema de confianza.

Una falta de confianza suele contribuir a que se presente una situación de ausencia emocional, ya que la víctima considera que no se le toma debidamente en cuenta o poco valorada, siendo una situación angustiosa.

Desinterés por el afecto del otro

Tanto animales como humanos presentan una necesidad de recibir afecto. Acciones como abrazos, besos, caricias y elogios son algunos aspectos que, aunque puedan parecer pequeños, en realidad no lo son.

Cuando alguien a quien se requiere, no responde de forma adecuada ante estos gestos o da poca importancia, puede conllevar a una sensación de ausencia o rechazo. Una relación sana es en la cual, sus participantes se sienten queridos igual por el otro, correspondiendo de forma mutua cuando se expresan afectivamente.

Consecuencias del abandono emocional

Aquellas personas que han sufrido algún abandono emocional con el tiempo pueden presentar una gama de problemas relacionados, que pueden influir en como llevan su vida diaria. Algunos de los síntomas más comunes suelen ser de naturaleza depresiva, como pérdida de interés por actividades que antes solían disfrutar, tristeza, evitan interactuar con otras personas, por miedo a salir lastimados o falta de ganas. A continuación, se mencionan algunas consecuencias del abandono emocional:

 Ansiedad por separación

Se trata de un tipo de ansiedad que genera una disfuncionalidad en la persona. Este abandonismo se detona al sufrir una separación del cuidador originando una percepción de ausencia emocional. La pérdida de una relación puede causar incertidumbre en las personas, desconocer si la querida volverá o no, ya sea una pareja o un padre, acompañado del miedo de no saberse capaz o no de superar dicha adversidad conlleva a una tensión emocional.

El individuo que sufra ansiedad por separación, tiene de cuestionarse de si es digno de recibir amor, si él o ella es responsable de que el familiar, pareja o amistad se haya distanciado, y de si logrará conectar emocionalmente con alguien más.

Al combinarse con esa sensación de malestar, proveniente de ser abandonado, la persona afectada estará en constante autoevaluación, para encontrar defectos que lo estén perjudicando en este ámbito de su vida.

Trauma psicológico y Trastorno de estrés postraumático (TEPT)

Aunque en si son casos más extremos, es muy común que quienes presentes los síntomas típicos del TEPT cuando se pierde la relación con un ser querido. Vivir con un constante sufrimiento emocional puede derivar en un trastorno por abandono, lo cual en sí patológico o no, aunque pueden observarse cambios en su forma de comportarse con otros.

En caso de que el quiebre de la relación haya sido brusco, se puede desarrollar un complejo de abandono, en futuras relaciones, donde se siente un constante miedo a que esto se repita.

Dificultades sociales

Una falta de regulación emocional a causa de una ausencia hace que los individuos visualicen su contexto social como un lugar más peligroso. Las alarmas suelen activarse frente a cualquier situación, ya que estas personas no se sienten capaces para hacer frente a un mundo completamente inesperado.

Problemas de autoestima

Sin duda una de los problemas más graves y comunes que se generan. Afectando la construcción de la personalidad, por lo que sus consecuencias son mayores. Para fomentar una adecuada autoestima, es indispensable desarrollar una estima externa en la infancia.

Trastorno límite de personalidad (TLP)

Entre algunos de los síntomas más definitorios del TLP, se pueden encontrar miedo a la crítica y rechazo social, además un temor extremo a sufrir un abandono. Quienes padecen este trastorno son bastantes sensibles con respecto a las relaciones con otras personas, ya que de por sí tienen dificultades para controlar su impulsividad y emociones. También puede verse acompañado de sentimientos de inseguridad referente a su identidad y presentar pensamientos paranoicos.

Consejos que ayudan a las personas a superar el abandono emocional

¿Cómo síntomas del miedo al abandono? Si este problema ha repercutido en varias de tus relaciones, es momento de hacerse cargo y afrontar el trauma por abandono de la infancia o adolescencia.

Son varias las personas que viven sintiéndose indignas de recibir afecto. Situaciones como superar el abandono en pareja o perder un ser querido nunca han sido fáciles. Por lo que aquí se presentan algunos consejos acerca de cómo superar el abandono emocional, mediante la práctica del cuidado y autocompasión:

Ser amable con uno mismo

Hay quienes poseen una voz crítica interior que indica si es alguien terrible, mientras más temprano se aprenda a detener dicha voz y así evitar que influya en sus comportamientos. Lo adecuado es aprender a reconocer las cualidades positivas en uno mismo, en lugar de concentrarse exclusivamente en los defectos propios.

Practicar la conciencia

Una forma de superar el miedo al abandono, es aprendiendo a concientizar los pensamientos y sentimientos, cortando de raíz todo pensamiento intrusivo, de forma de que se pueda construir un núcleo emocional de mayor fuerza sin que se pierda el sentido de uno mismo.

Recuerda que no eres el único que puede tener pensamientos y sentimientos dolorosos

La mayoría de las personas siempre están ocupándose de sus propios problemas, por lo que, si todas pueden unirse para practicar la fuerza emocional y autocompasión, sería más sencillo llevar una vida con base en el amor y la aceptación. Es necesario que cada persona se logré recordar que no está sola y es digna de recibir afecto y compasión como cualquier otro.

No hay obligación de curar tus propias heridas emocionales solo

Al inicia un proceso terapéutico, el individuo va aprendiendo a reconocer los detonantes principales de sus miedos además de identificar patrones de pensamientos negativos, mientras que el terapeuta se ocupa de ayudar reemplazando estos, por creencias más realistas y saludables.

Además de aprender cómo se pueden establecer límites de forma saludables en las relaciones interpersonales, con fin de evitar conductas que dificulten el desarrollo de una sana relación.

Ciertamente, las implicaciones de sufrir un abandono emocional sobre todo en la infancia pueden ocasionar un trauma difícil de superar. La vivencia de la ausencia emocional puede observar tanto en relaciones parentales, de pareja o hasta de amistad, dejando heridas, siendo de vital importancia aprender a cómo superar el sentimiento de abandono.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre