jueves, 6 octubre 2022 |

Actualizado a las

1:45

h CEST

21.2 C
Madrid

Empatía emocional o empatía afectiva: aprende a comprender los sentimientos de los que te rodean

Puntuación media: 5 | Votos: 1

¿Qué es empatía emocional? Conocida también como empatía afectiva es un concepto muy estudiado por la psicología, ya que, a través del mismo, el psicólogo puede comprender mejor las emociones de los individuos y adecuar la terapia a cada paciente. Esta habilidad permite abrir una puerta al universo emocional de otras personas.

La empatía emocional es responsable de activar la compasión, nos impulsa a ponernos en el lugar de otra persona, compartiendo sus sentimientos y activando una predisposición para ayudar. Esta capacidad se puede observar en distintas especies, siendo los humanos, delfines, simios y elefantes, las especies con mayor nivel de empatía emocional.

Tipos de reacciones emocionales:
Cuáles son, significado y manejo de los diferentes tipos de emociones que existen

Leer artículo

¿Qué es la empatía emocional?

¿Qué es la empatía y para qué sirve? Comencemos por concepto de qué es la empatía, se trata de la capacidad de un individuo para comprender las emociones y sentimientos de alguien más como si se estuviera en su lugar.

Por medio de la empatía emocional, se puede sentir como las reacciones, motivaciones, expectativas, estado de ánimo y sentimientos. Lo cual fomenta una comprensión profunda de la esencia de los seres humanos. Hay personas que son más empáticas por naturaleza que otros, si bien la empatía afectiva puede cultivarse de forma voluntaria e incrementarse a medida que el individuo va creciendo y acumulando experiencias nuevas.

Hay que tomar en cuenta que ser empático con el prójimo no implica que se esté automáticamente de acuerdo con sus ideas o puntos de vista, tampoco significa interpretar la situación emocional que le afecte, del mismo modo en que él lo haga. Esta habilidad implica escucha y comprensión activa, cercanía, compasión, aunque no estrictamente justificación.

De acuerdo con los investigadores de psicología social Hodges y Myers, la empatía emocional consta de tres componentes: sentir las emociones de otra persona, sentimientos de angustia en respuesta a como se percibe la situación del interlocutor y sentir compasión hacia al otro.

¿Por qué es importante?

La empatía es un sentimiento o una emoción, que permite cultivar relaciones más íntimas, satisfactorias, profundas y duraderas a lo largo de la vida. De no tener esta capacidad, los vínculos personales serían de naturaleza superficial, económicos y utilitarios.

Las personas se encontrarían emocionalmente insatisfechas, con poca posibilidad de madurar o crecer espiritualmente. De hecho, sería muy poco el conocimiento que tendrían las personas de sí mismos, ya que siempre es necesario de una escucha y retroalimentación de otros, como familiares, compañeros, amigos y/o parejas, esto se logra gracias a la inteligencia emocional y empatía.

Como se diferencia con la empatía cognitiva

Primero que nada ¿qué es la empatía cognitiva?  Se trata de la capacidad del intelecto de los individuos para una mejor compresión de la perspectiva del otro, en otras palabras “colocarse en sus zapatos”, solo que sin involucrar el aspecto emocional. Es poner en práctica tomar la perspectiva de alguien más, comprendiendo sus sentimientos.

Cuando se practica la empatía cognitiva, se puede conocer a las personas, y comprender porque podrían sentirse tristes o angustias después de una situación difícil. Es imaginar como es para ellos vivir ese momento, contemplando la circunstancia o situación desde su punto de vista. A diferencia de la empatía emocional en la cual, se puede compartir la experiencia emocional y se experimenta la voluntad de ayudar al prójimo.

¿Cuáles son las características de la empatía emocional?

Después de conocer exactamente en que consiste la empatía, para que la misma se puede practicar y poner a prueba. En la mayoría de los casos se puede promover una mejor empatía y relaciones interpersonales con otras personas. A continuación, veamos cuáles son las características de la empatía:

Escucha activa

Es sencillamente colocar toda la atención al momento de escuchar lo que otra persona está diciendo, observando sus gestos y la forma en que su cuerpo complementa las expresiones verbales. También se recomienda no interrumpir.

Una correcta escucha activa va mucho más allá del solo acto de escuchar, en otras palabras, es un aspecto clave de la empatía emocional, prestando completa atención a lo que dice el interlocutor y manteniendo el hilo de conversación.

Las personas con empatía se muestran con disposición a escuchar y dar una buena conversación a otras personas. Escuchar todo lo que tengan para decir, mostrarse activo en la conversación, teniendo cuidado tanto con el lenguaje verbal y no verbal, gestos, expresiones y tono de voz.

Comprensión activa

Consiste en el esfuerzo realizado para entender a otros, más allá de lo que se escuche explícitamente. Es comprender, de manera profunda, lo que se cree, piensa, sienta y preocupe.

No solo basta con identificar las emociones de la otra persona, es necesario comprender su posición, porque se está sintiendo así, que ha provocado que se sienta de esa manera. Comprender el significado emocional que se atribuye a cada cosa que sucede, y de este modo, ver en qué medida se puede ayudar es un acto propio de los seres empáticos.

Identificarse con el otro

La identificación con el otro viene junto a la comprensión activa, aunque no significan lo mismo. Esto quiere decir, conocer la emoción que siente, es ponerse en su lugar y procurar un esfuerzo de pensar como actuarias tú mismo de estar en esa situación.

Solidaridad

Se trata de una empatía materializada, esto significa, convertir la capacidad de sentir el cómo y porqué sienten los demás en algo más productivo, para ayudar en su estado emocional.

Comprender y escuchar a los otros, son en sí actos beneficiosos, donde se demuestra que no están solos, que tienen a alguien que conocen lo que están sintiendo, y ha sintonizado con su propio dolor.

No obstante, el acto de ayudar va más allá, quiere decir ponerse en marcha para dar con una solución o mejoría de su estado emocional, es ser verdaderamente solidario. Esto se puede lograr mediante consejos útiles, gestos sencillos que signifiquen mucho como abrazos, caricias o besos. Siempre hay posibilidad de hacer algo para que otra persona se siente mejor, por muy pequeño que pueda parecer la acción.

Respeto

Finalizando, una característica que define empatía, al igual que las anteriores, es el respeto. Mostrar respeto por la manera de ver el mundo que tienen los demás, siempre que esto no implique algún daño o intolerancia, es esencial para mostrar una naturaleza empática.

Además de esto, hay que tomar en cuenta el respeto que se muestre por lo sentimientos de los demás. Existe la posibilidad, de que, al estar en su misma posición, no te sientas tal mal como la otra persona. Es por esto que es recomendable tener cuidado de no caer en prejuicios y usar frases que disminuyen o invaliden el sentir del otro como “estas exagerando” o “no es para tanto”. Cada individuo tiene su naturaleza y manera de sentir y merece ser respetada, si no se le va a ofrecer ayuda, no hay necesidad de frases como estas.

Situaciones donde se hace uso de la empatía emocional

En este apartado podrás encontrar algún ejemplo de qué significa empatía:

Ceder un asiento a una mujer embarazada

Una mujer al ir sentada en un autobús, ve subirse a otra quien se encuentra un estado muy avanzado del embarazo, sabiendo que en ese estado se es más propensa a cansarse con facilidad y sentir más fatiga. Si un individuo en un autobús decide ceder su puesto, lo hará porque está tomando en cuenta como se siente la mujer y se mostrará empático con ella.

Brindar ayuda a alguien en un accidente

Las veces en que sucede un accidente, lo más común es que las personas se bloqueen y no puedan socorrer al protagonista. Es por esto que, al visualizar un percance, cuando ya se ha sufrido uno en el pasado, la persona recuerda la angustia que sintió en aquella situación difícil, y no queriendo ver a alguien más, pasar por lo mismo, la empatía es una emoción que lo impulsa a acercarse a brindar ayuda.

Consuelo ante una pérdida

Una persona va a ir a ver a su amigo, quien le ha comunicado que su abuela acaba de fallecer y tenían una relación bastante estrecha. Al llegar, su amigo se siente bastante triste y comienza a llorar, el individuo lamenta su pérdida, comenta que se imagina cuanto la extraña y que está ahí para escucharlo, al momento en que expresa tristeza o puede ponerse algo lloroso.

Ayudar a alguien con problemas laborales

Muchas personas en algún momento de su vida han sufrido algún problema o malestar laboral, por lo que tener alguien que escuche este sentir sería de gran ayuda. Un individuo, se siente angustiado porque se siente sometido a mucho estrés y su jefe aún no ha querido ningún ascenso o aumento salarial. Uno de sus compañeros, quien es capaz de comprender su angustia, ya que en su anterior empleo vivió una situación parecida, se ofrece a escucharlo para que se desahogue.

Alegría por la felicidad de un amigo

Una persona recibe una llamada de un amigo, quien muy feliz le comenta que recibió una promoción por la que trabajo muy duro en su empleo. Aunque este escenario no le brinde algún beneficio, igualmente conoce y ha sentido esta felicidad por cumplir una meta por la que se ha esforzado mucho, de modo que siente muy feliz de forma sincera y desinteresada por la noticia de su amigo.

Las personas contamos con una gran suerte de tener una capacidad tan beneficiosa y adaptativa como la empatía emocional. La empatía afectiva es una habilidad excepcional, que ayuda a promover la convivencia social. Es el poder que tienen los seres humanos para sintonizar con las emociones e intenciones de otras personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre