martes, 4 octubre 2022 |

Actualizado a las

8:31

h CEST

16.2 C
Madrid

Pintores españoles: nombres, estilo y obras famosas de los 15 pintores de España más importantes de la historia

Puntuación media: 5 | Votos: 2

Un gran número de pintores españoles han tenido renombre dentro del mundo del arte. En esta oportunidad, conocerás la vida y obra de 15 de los más afamados pintores de España.

En la historia del arte, los nombres de pintores españoles ocupan un lugar dentro del desarrollo de esta arte plástica, siendo ellos tan influyentes que ejercieron en su momento el rol de fundadores y miembros de diversas corrientes artísticas, distinguiéndose por marcar un estilo propio y por sus aportes en la pintura. De hecho, mucho de los grandes cuadros de la historia fueron creados por pintores españoles, siendo esto una pequeña muestra de lo relevantes que han sido estos artistas en el mundo creativo no solo dentro de su país, sino en todo el mundo. En este artículo, te traemos todos los detalles de interés biográfico y de la trayectoria de 15 de los mejores pintores de la historia, nacidos en territorio ibérico.

Pintores mexicanos:
Los 18 principales pintores mexicanos y sus pinturas más famosas

Leer artículo

El Greco

Iniciamos esta lista de pintores españoles con Doménikos Theotokópulos, artista mejor conocido como El Greco, nacido en Creta en 1541 y fallecido en Toledo en 1614, con una trayectoria admirable que lo llevó a posicionarse entre los pintores famosos de la historia.

Su carrera artística comenzó con su formación marcada por tres estilos trascendentales para el ámbito pictórico, como lo fueron el postbizantino, presente en su isla natal, como bien se muestra en la ejecución de íconos; su paso por Venecia, donde aprendió de la mano de artistas famosos pintores del Renacimiento, y su visita a Roma, conociendo de cerca la obra del célebre Miguel Ángel. Abordó géneros como el retrato, pintura mitológica, pintura religiosa, íconos, paisaje, así como también se conoce su significativo aporte creativo como uno de los mejores pintores de historia.

Las obras más famosas de El Greco son:

  • La asunción de la Virgen, lienzo que forma parte del retablo mayor de Santo Domingo el Antiguo
  • El expolio, 1577
  • La anunciación, 1603
  • La visión del Apocalipsis, 1609-1614

El entierro del conde de Orgaz

Para 1586, El Greco pintó este cuadro para representar una leyenda local de Toledo, protagonizada por don Gonzalo de Ruiz, señor de la villa de Orgaz, que destacó por su generosidad y bondad, hecho que fue recompensado a la hora de su muerte, cuando fue enterrado nada menos que por San Esteban y San Agustín que, según el relato, aparecieron milagrosamente para formar parte de las exequias del noble.

El entierro del conde de Orgaz - El Greco
(Church of Santo Tomé, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

José de Ribera

Nacido en Játiva en 1591, José de Ribera sobresalió entre los pintores famosos españoles del siglo XVII, figurando también como grabador y dibujante. Su carrera artística la desarrolló entre Roma y Nápoles, pero a pesar de vivir tanto tiempo en Italia, nunca olvidó sus raíces hispánicas. Incluso, era apodado El Españolito, haciendo referencia tanto a su origen como a su baja estatura.

Su paso por el naturalismo permitió que contribuyera en la fundación de la gran escuela napolitana, y sus creaciones circularon por gran parte de Europa, siendo estudiadas de cerca por pintores famosos universales como Velásquez, Murillo, Rembrandt, Manet y Matisse, entre muchos otros.

Inspirado en primer momento en el tenebrismo de Caravaggio, forjó un estilo luminoso y ecléctico, visto en obras que eran aclamadas por personajes notables, entre los que se cuentan virreyes y altos funcionarios de origen español. Su devoción católica lo llevó a adentrarse dentro del arte sacro, siendo uno de los pioneros del movimiento barroco.

De su amplia obra artística, se puede mencionar los siguientes cuadros:

  • San Andrés, 1616
  • Sileno ebrio, 1626
  • Arquímedes, 1630
  • La mujer barbuda
  • El martirio de San Felipe, 1639

Magdalena penitente

Entre los cuadros de pintores famosos que se encuentran en la colección del Museo del Prado se encuentra esta obra de Ribera, pintada en 1641, que representa a María Magdalena, destacado personaje bíblico, en una pieza que manifiesta toda la esencia del estilo barroco.

Magdalena penitente - José de Ribera
(Museo del Prado, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Francisco de Zurbarán

Buscando información sobre pintores famosos originarios de España encontramos a uno de los más renombrados dentro del Siglo de Oro, con obras que tuvieron gran renombre en el movimiento barroco, sobre todo en las antiguas colonias americanas del imperio español. Nacido en Badajoz en 1598 y fallecido en Madrid en 1664, incursionó dentro de la pintura religiosa, específicamente durante la Contrarreforma, cuya carrera fue favorecida por reconocidas órdenes religiosas las cuales encargaban a Zurbarán las labores para decorar importantes templos y conventos.

Su trabajo fue valorado tanto en tierras hispánicas, enriqueciendo la denominada escuela sevillana, como en los virreinatos americanos, siendo en estas latitudes la influencia para el movimiento llamado pintura novohispana, corriente artística fundamental para afianzar el adoctrinamiento de los nuevos feligreses indianos.

Algunas de sus obras más renombradas son:

  • Cristo en la cruz, 1627
  • Exposición del cuerpo de San Buenaventura, 1629
  • Inmaculada Concepción, 1629
  • San Hugo en el refectorio de los Cartujos,  1630-1635
  • San Francisco arrodillado con una calavera en las manos, 1658

Aparición de la Virgen a San Pedro Nolasco

Una de las pinturas de pintores famosos destacados en el siglo XVII es la producida en la etapa en la que la carrera de Zurbarán recibió el mecenazgo de la Orden de Nuestra Señora de la Merced, concibiendo una serie de obras que formaban parte de la decoración del claustro del convento de la Merced Calzada de Sevilla.

Este cuadro representa la aparición de la virgen María al fundador de la Orden, san Pedro Nolasco, canonizado en 1628.

Aparición de la Virgen a San Pedro Nolasco - Francisco de Zurbarán
(Private collection, CC BY-SA 4.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Diego Velásquez

Diego Rodríguez de Silva y Velásquez es el nombre completo del pintor barroco español nacido en 1599 en Sevilla y fallecido en Madrid en 1660. Es reconocido dentro de las imágenes de artistas pintores aclamados y considerado un maestro del arte universal.

Su estilo naturalista con iluminación tenebrista estuvo presente en gran parte de sus obras, con una carrera que lo llevó a ocupar importantes cargos como el ser pintor de cámara del rey Felipe IV, donde se ocupó de representar pictóricamente a los miembros de la familia real. Alcanzó reconocimiento mundial por ser fuente de inspiración de los pintores impresionistas franceses, sobre todo de Claude Manet, que llegó a catalogarlo como «el más grande pintor que jamás ha existido».

De su eminente trayectoria, se pueden nombrar las siguientes obras:

  • Retrato del infante Don Carlos, 1627
  • La fragua de Vulcano, 1630
  • Felipe IV a caballo, 1634
  • El bufón Calabacillas,1639

Las meninas

Indudablemente, una de las pinturas famosas de España y la obra más emblemática del artista sevillano. Fue pintada en 1656, en pleno Siglo de Oro, donde retrata a la infanta Margarita de Austria rodeada de sus meninas o sirvientas, al igual que muestra a los padres de la pequeña, Felipe IV y Mariana y un autorretrato del pintor.

Las meninas - Diego Velásquez
(Museo del Prado, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Bartolomé Esteban Murillo

Nacido en Sevilla en 1618 y fallecido en la misma localidad en 1682, Murillo fue uno de los más renombrados pintores del barroco español del siglo XVII, siendo también miembro notable de la llamada escuela sevillana, cuyo estilo tuvo impacto dentro y fuera de España. Gran parte de sus obras fueron destinadas a iglesias y conventos, además de realizar encargos privados para devotos y de adentrarse dentro de la pintura de género.

Dentro de su amplia iconografía religiosa, vale la pena mencionar:

  • Abraham y los tres ángeles, El regreso del hijo pródigo y La curación del paralítico en la piscina probática, cuadros que formaron parte de la decoración del Hospital de la Caridad.
  • El buen pastor,  1660
  • Las bodas de Caná, 1670
  • Los desponsorios místicos de santa Catalina

La Sagrada Familia

Una de las temáticas abordadas dentro de la trayectoria artística de Murillo fue la infancia de Cristo, abordada desde la perspectiva naturalista y la sentimentalidad barroca. Esto se hace notable en este cuadro, hoy preservado tanto en el museo del Prado como en Chatsworth House.

La Sagrada Familia - Bartolomé Esteban Murillo
(Museo Nacional de Estocolmo, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Francisco de Goya

El listado de pintores y sus pinturas no podía estar completo con este artista nativo de Fuentetodos, donde vio la luz en 1746. Su paso por el rococó, neoclasicismo, prerromanticismo y naturalismo, tuvieron especial influjo en la carrera del también grabador ibérico, con aportes significativos para las posteriores vanguardias pictóricas, por lo que es considerado todo un maestro de la pintura mundial.

A lo largo de su carrera, Goya incursionó en géneros como la pintura mural y religiosa, los tapices, la pintura académica, los retratos y la pintura de historia, siendo en este último ámbito donde resaltaría las convulsiones propias del contexto que le tocó vivir.

Dentro de su intensa actividad creativa, se encuentran célebres cuadros como:

  • Aníbal vencedor, 1770
  • La gallina ciega, 1789
  • Asalto de ladrones, 1794
  • La familia de Carlos IV, 1800
  • Los desastres de la guerra, 1808-1814

La maja desnuda

Como parte de un encargo hecho por el prominente político Manuel Godoy, entre 1790 y 1805 produjo una pareja de cuadros que, más adelante, estuvieron dentro de la colección personal de esta poderosa figura. La primera de estas pinturas muestra a una mujer desnuda recostada en un lecho, y muchos han dicho que la fémina retratada es nada menos que Cayetana, duquesa de Alba.

La maja desnuda - Francisco de Goya
(Museo del Prado, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

María Blanchard

Muchos artistas españoles hombres acaparan la escena dentro de la historia artística, pero lo cierto es que también ha habido mujeres que sobresalieron por su talento creativo. Una de ellas fue Blanchard, nacida en Santander en 1881 y fallecida en París en 1932, que es considerada por muchos como la gran dama del cubismo.

Proveniente del seno de una familia acomodada, se formó en los estudios de Emilio Sala y Fernando Álvarez de Sotomayor, ubicados en Madrid, y al trasladarse a París en 1909, ingresó en la Academia Vitti. Fue militante activa del cubismo, aunque también creó obras propias del arte figurativo.

Entre las obras de su autoría destacan:

  • La comulgante, 1914
  • Composición cubista, 1916-1919
  • L’Écolier écribant, 1920
  • Las dos huérfanas, 1923
  • La bretona, 1928

Naturaleza muerta

De su paso por el cubismo como corriente artística, donde creó cuadros con una rica paleta de colores y con muestra de su estudio sobre la anatomía de las cosas, Blanchard creó en 1917 esta obra, un óleo sobre lienzo que expresa las características antes mencionadas, que sirvieron para asentar las bases dentro de las vanguardias artísticas venideras.

Naturaleza muerta - María Blanchard
(Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Julio Romero de Torres

Este artista nacido en Córdoba en 1874 fue un importante exponente dentro del simbolismo, el modernismo, el manierismo y la corriente regionalista pictórica, destacando también en el dibujo. Muchas de sus obras son la viva expresión de su apego por la cultura flamenca y andaluza, producidas a lo largo de su trayectoria, donde se pueden evidencias cinco etapas artísticas marcadas por los movimientos creativos anteriormente mencionados.

Fue tal su trascendencia dentro del arte local, que cuando murió en 1930, el pueblo cordobés acudió en masa a rendir homenaje al artista en el Museo de Bellas Artes de la localidad, recinto donde fue velado el aclamado pintor.

Sus obras más importantes se encuentran, en su gran mayoría, en el Museo Julio Romero de Torres, y algunas de ellas son:

  • La chiquita piconera
  • Amor místico y amor profano
  • La saeta
  • Naranjas y limones
  • Poema de Córdoba
  • Marta y María

La Venus de la poesía

Producida en 1913 durante la etapa modernista de Romero de Torres, es un óleo al temple que representa a la pareja formada por la cupletista ibérica Raquel Meller (mostrada totalmente desnuda en el cuadro) y su esposo, el literato guatemalteco Enrique Gómez Carrillo.

La Venus de la poesía - Julio Romero de Torres
(Bilbao Fine Arts Museum, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Lluïsa Vidal

Nacida en Barcelona en 1876 y fallecida en la misma ciudad en 1918, es otra de las pintoras españolas que destacó, principalmente, dentro del movimiento modernista. Perteneciente a una familia de clase alta, practicante de diversas actividades creativas, recibió educación formal en la Academia Julian en París, localidad donde aprovechó la oportunidad para realizar un importante número de obras, inspiradas en sus frecuentes visitas a los más importantes museos y galería de la capital francesa.

Dentro de su carrera se ha hecho notorio su talento en la creación de retratos, autorretratos y pinturas que abordan la temática femenina, específicamente, las costumbres más tradicionales de la época. Por otra parte, también incursionó en la pintura de paisajes.

Generalmente, recurría a su núcleo familiar para que posaran en sus cuadros, destacando entre otros:

  • Maternidad, 1897
  • Los retratos de sus hermanas Francisca y Marta Vidal, 1909
  • Tres autorretratos creados entre 1899 y 1908
  • Primera comunión, 1909-1918
  • La nena del gatito negro

Las amas de casa

A la pintora catalana le gustaba reflejar los quehaceres de la vida femenina, tal y como lo demuestra este cuadro, pintado en 1905, que muestra una escena de una ama de casa en sus labores cotidianas.

Las amas de casa - Lluïsa Vidal
(Museu d’Art Modern de Barcelona, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Francisco Pradilla y Ortiz

Originario de Zaragoza, donde nació en 1848, fue un renombrado pintor de acuarela y del género histórico, además de sobresalir como director del Museo del Prado y de la real Academia de España en Roma, institución en la que previamente había recibido formación.

Abordó impecablemente las técnicas propias del clasicismo y el academicismo, estilos que demostró, principalmente, en representaciones pictóricas dedicadas a destacadas escenas y figuras históricas del acontecer hispánico, como son:

  • Doña Juana la Loca, 1878
  • El suspiro del moro, 1879-1892
  • La reina doña Juana la Loca, recluida en Tordesillas, con su hija, la infanta doña Catalina, 1906
  • Cortejo del bautizo del Príncipe Don Juan, hijo de los Reyes Católicos, 1910

La rendición de Granada

Es, por mucho, la obra más significativa de la carrera de Pradilla y Ortiz. Fue pintada en 1882 por encargo del Ayuntamiento de Zaragoza, y en ella se reseña la toma de la ciudad de Granada ejecutada por los Reyes Católicos, dando así fin a la reconquista de la península ibérica, previamente en poder de varias monarquías musulmanas. El cuadro ganó el primer premio de una exposición en Alemania en 1893.

Rendición de Granada - Francisco Pradilla y Ortiz
(Senate of Spain, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Joaquín Sorolla

Entre los pintores españoles más importantes se encuentra Joaquín Sorolla Bastida, nacido en Valencia en 1863 y fallecido en Cercedilla en 1923. Con una nutrida carrera donde produjo más de 2000 obras, Sorolla fue célebre como pintor de retratos y cuadros de estilo luminista, impresionista y postimpresionista.

Se formó tanto en la Escuela de Artesanos de Valencia como en la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, siendo en esta notable institución discípulo de Francisco Pradilla y Ortiz y de Gonzalo Salvá. Para nutrir su educación, estudió la obra de renombrados artistas plásticos españoles, especialmente la de Velásquez, acudiendo al Museo del Prado para analizar sus cuadros. Asimismo, visitó ciudades clave para el desarrollo artístico en la historia como Roma y París, donde conoció de cerca algunas de las corrientes y técnicas creativas más resaltantes.

Con rápido renombre, Sorolla fue requerido para que expusiera sus piezas en importantes recintos como el Instituto de Arte de Chicago y el Museo de Ante de San Luis, lo que lo llevó a afianzarse en el extranjero.

Algunas de las obras más importantes de Sorolla son:

  • Marina, 1880
  • Vendiendo melones, 1890
  • Trata de blancas, 1894
  • Niños en la playa, 1909

Visión de España

Acudiendo a un encargo hecho por la Sociedad Hispánica de América, a partir de 1913 creó una serie de catorce murales que formarían parte de la decoración de la mencionada institución, cuya temática estaba relacionada con paisajes y costumbres de las provincias españolas. Finalizó esta serie en 1919, rindiendo así homenaje a su país natal.

Visión de España - Joaquín Sorolla
Cataluña, el pescado, lienzo que forma parte de la serie Visión de España. (Hispanic Society of America, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Pablo Picasso

Para el público del mundo, el pintor malagueño es uno de los máximos representantes del arte contemporáneo universal. Nacido en 1881, se educó en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona y en la Escuela de La Lonja, donde también aprendió de otras disciplinas como la escultura, dibujo, cerámica, ilustración, grabado, escenografía y vestuario, conocimientos que demostró a lo largo de su larga carrera de más de setenta años.

A pesar de relacionarse directamente con el cubismo, Picasso también experimentó en otros estilos como el neoclasicismo, surrealismo y expresionismo, creando magníficas pinturas que hoy en día son altamente cotizadas dentro del mercado del arte. Falleció en Francia en 1973.

De su fructífera carrera, sobresalen las siguientes pinturas:

  • Familia de arlequín, 1905
  • Las señoritas de Avignon, 1907
  • El sueño, 1932
  • La musa, 1935
  • Guernica, 1937

Mujer con sombrero y cuello de piel

Picasso fue conocido por sus numerosos romances, con amantes frecuentemente representadas en muchas de sus obras. En esta oportunidad, representa a María Teresa Welter en esta pieza pictórica de estética surrealista.

Mujer con sombrero y cuello de piel - Pablo Picasso
(Edgardo W. Olivera, CC BY 2.0, vía Flickr / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Juan Gris

Este es el nombre artístico de José Victoriano González-Pérez, nacido en Madrid en 1887 y fallecido en Francia en 1927. Es catalogado por el mundo del arte como uno de los referentes del cubismo. Recibió educación en la Escuela de Artes y Manufacturas de la capital española, donde también aprendió el dibujo y la ilustración.

Fundó las bases del movimiento cubista durante su estadía en París, donde compartió con artistas notables como Pablo Picasso, si bien se distanciaron posteriormente por tomar estilos creativos distintos.

De su mano de elaboraron pinturas como:

  • El fumador, 1913
  • Bodegón con persiana, 1914
  • Mujer sentada, 1917
  • Bodegón con botella de Burdeos, 1919

Retrato de Pablo Picasso

Como se mencionó anteriormente, Juan Gris tuvo una estrecha amistad con Pablo Picasso, siendo un binomio sumamente destacado dentro de la corriente cubista. Al pintor malagueño dedicaría una de sus obras más importantes, este retrato pintado en 1912, manifestación del paso de Gris por el cubismo analítico.

Retrato de Pablo Picasso - Juan Gris
(Art Institute of Chicago, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Joan Miró

Otro de los más importantes artistas del vanguardismo del siglo XX fue este pintor, escultor, ceramista y grabador catalán, nacido en Barcelona en 1893 y fallecido en Palma de Mallorca en 1983. Su trayectoria artística la dedicó a incursionar en la estética abstracta, fauvista, cubista y expresionista, pero sería en el surrealismo donde produjo sus obras más importantes.

Además, fue reconocido en múltiples ocasiones, recibiendo galardones como el nombramiento como Caballero de la Legión de Honor de Francia en 1962, la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica en 1978 y la Medalla de Oro de las Bellas Artes en 1980. De igual manera, fue miembro de prestigiosas instituciones como la Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias, el Colegio de Patafísica y la Royal Academy of Arts.

Sus obras más aclamadas son:

  • La masía, 1921
  • Las constelaciones, 1940-1941
  • Serie Barcelona, 1944
  • La esperanza del condenado a muerte, 1974
  • Beso en la pradera, 1976

Carnaval de Arlequín

Creada en 1924, es una de las principales pinturas de Miró dentro de su estética surrealista. Con una escena donde muestra diversos elementos oníricos y fantásticos, esta obra ganó reconocimiento después de su exposición en la Galería Pierre en París.

Carnaval de Arlequín - Joan Miró
(Conmongt, vía Pixabay).

Salvador Dalí

Cerramos esta lista con Dalí, catalogado dentro de la historia universal entre los mejores pintores extranjeros del siglo 20. Nacido en Girona en 1904, desde pequeño demostró profundo interés por el arte, creando piezas desde sus seis años de edad. Recibió educación en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, conocimientos que, conjuntamente con la inspiración y admiración que tuvo por el notable pintor Diego Velásquez, aplicó no solo en la pintura, sino en otras áreas como la escultura y la escenografía.

Con una carrera donde produjo alrededor de 1500 pinturas, son resaltantes las siguientes obras:

  • El gran masturbador, 1929
  • Construcción blanda con judías hervidas, 1936
  • La metamorfosis de Narciso, 1937
  • El rostro de la guerra, 1940
  • Los elefantes, 1948

La persistencia de la memoria

Es la obra más popular de Salvador Dalí, pintada en 1931. Expresa la percepción del artista sobre la temporalidad inconsciente y la noción de la memoria, manifestada en un ambiente onírico donde llaman la atención los famosos relojes derretidos.

La persistencia de la memoria - Salvador Dalí
(Antonio Campoy, CC BY 2.0, vía Flickr / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Los pintores de España que se han desenvuelto a lo largo de la historia del arte universal, dieron importantes aportes no solo para la disciplina pictórica, sino que se han convertido en referentes para la cultura y el arte de Europa. No es de extrañar entonces que los pintores españoles que mencionamos en este artículo aún sean dignos de admiración tanto para los especialistas del arte como por el público en general, ya que sus obras más emblemáticas lograron trascender dentro del mundo artístico por ser expresiones de las distintas corrientes que estos artistas impulsaron durante su trayectoria.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre