sábado, 1 octubre 2022 |

Actualizado a las

12:40

h CEST

17.6 C
Madrid

Pintores franceses famosos: biografía, estilo y obras de 12 célebres e importantes pintores de Francia (imágenes)

Puntuación media: 5 | Votos: 3

Los pintores de Francia han sido de los más trascendentes dentro del arte en general, sea cual sea la corriente o estilo que hayan abordado en su carrera. Conoce un poco sobre la vida y obra de 12 pintores franceses famosos en el siguiente artículo.

Para nadie es un secreto que Francia sea catalogado uno de los países de mayor renombre en el ámbito artístico, pues esa nación ha sido cuna de diferentes movimientos y estilos particularmente significativos dentro de todas las disciplinas artísticas. Sea cual sea la corriente artística, en el caso de los pintores de Francia y sus obras, han tenido relevancia no solo dentro de su país sino en todo el mundo, llegando a ser influyentes para artistas de su tiempo y también para pintores franceses actuales. Te presentamos un listado de la vida y obra de 12 de los pintores franceses famosos, cuyas piezas pictóricas han traspasado las fronteras galas para ser admiradas por los amantes del arte francés desplegados en todo el mundo.

Alta cultura:
Qué es, características, teorías y principales ejemplos de cultura elitista

Leer artículo

Jacques-Louis David (1748-1825)

Fue uno de los pintores de París pionero dentro del estilo neoclásico y activo dentro del ámbito político tanto en la Revolución Francesa como en los tiempos de Napoleón, impactando a los líderes de esas épocas históricas con sus fascinantes obras de arte, por lo que se hizo uno de los personajes célebres de Francia durante su vida.

Se formó dentro de la Academia Real de Pintura y Escultura, y después de varios intentos por sobresalir en el mundo artístico, obtuvo una beca del gobierno de su país luego de alzarse con el Premio de Roma, hecho que llamó la atención de la palestra creativa, y su técnica de cuadros minimalistas y pocos colores, marcó una transición entre el rococó y el neoclasicismo, convirtiéndose en una de las más importantes figuras de la pintura francesa del siglo XVIII.

Entre sus obras más notables se encuentran:

La muerte de Marat

Es el cuadro más famoso creado por David, quien lo pintó en 1793 para representar el asesinato de Jean-Paul Marat, líder revolucionario jacobino y fundador del periódico El amigo del pueblo, muerto tras recibir una puñalada en su bañera.

El asesinato de Marat - Jacques-Louis David
(Royal Museums of Fine Arts of Belgium, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Otros cuadros de su autoría son:

  • Juramento de los Horacios (1785)
  • La muerte de Sócrates (1787)
  • Napoleón cruzando los Alpes (1805)

Eugène Delacroix (1798-1863)

Seguimos esta lista de pintores franceses con uno de los más renombrados de su tiempo, destacado creador dentro de la corriente romanticista y de gran influencia para artistas franceses famosos con carrera posterior a Delacroix. Se educó muy joven dentro del taller de Pierre Narcisse Guérin, estudiando a otros pintores históricos como Goya, Velásquez, Rubens, Veronese y Rembrandt, cuyos estilos influyeron notablemente en la técnica del creador francés. Consolidó su formación académica en la Escuela de Bellas Artes.

Asimismo, tuvo la oportunidad de viajar por varios países de Europa y África para inspirarse en ellos, y su obra fue rápidamente aclamada por importantes autoridades y personajes importantes de Francia, quienes rápidamente acudieron a él para hacer encargos pictóricos que adornarían monumentos públicos, haciéndolo así uno de los pintores famosos de Francia.

Su obra está compuesta por cuadros como:

La libertad guiando al pueblo

Es, sin duda, una de las imágenes representativas de Francia, que fue pintada en 1830 para simbolizar la Revolución vivida ese año en París, cuyo pueblo se sublevó contra el rey Carlos X de Francia. El cuadro, hoy exhibido en el Museo del Louvre, es uno de los cuadros franceses famosos en todo el mundo, siendo una recurrente imagen dentro de la cultura popular.

La libertad guiando al pueblo - Eugène Delacroix
(Louvre Museum, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Otras pinturas de la nutrida carrera de Delacroix son:

  • La barca de Dante (1822)
  • La matanza de Quíos (1824)
  • La muerte de Sardanápalo (1828)
  • Mujeres de Argel (1834)
  • Medea furiosa (1862)

Gustave Courbet (1819-1877)

Entre los pintores más famosos de Francia se encuentra el nativo de Ornans, máximo representante del realismo en el mundo e importante activista político, cuyo ámbito influyó enormemente en muchas de las pinturas francesas famosas de su autoría. Recibió educación en la Academia Suiza, donde no perdió oportunidad de analizar la obra de pintores flamencos como Rembrandt y Hals, lo que profundizó en sus visitas a Bélgica y Holanda.

Era un ferviente opositor al academicismo artístico, hecho que lo llevó a ser catalogado como revolucionario peligroso por su marcada ideología y que lo llevó a estar envuelto en muchas polémicas. Llegó a participar en el gobierno de la Comuna de París, donde administró los museos de la capital gala.

De su obra vale la pena mencionar:

El desesperado

Pintado en 1843, es uno de los cuadros de pintores franceses más aclamados por la impresión que causa a los espectadores. Es un autorretrato de estilo romanticista, creado por el artista en su recorrido por varios estilos, donde se representa a sí mismo en un estado de desesperación e impaciencia.

Otras pinturas de Courbet son:

  • Entierro en Ornans (1850)
  • El estudio (1855)
  • Zorro en la nieve (1860)
  • El sueño (1866)

Rosa Bonheur (1822–1899)

Es catalogada una de las artistas francesas famosas del mundo. También renombrada escultora, su vida fue notable no solo por sus aportes artísticos, sino también por su excentricismo y abierta promoción de las relaciones amorosas igualitarias. Proveniente de una familia de artistas quienes inculcaron las primeras ideas en Rosa, se formó de forma autodidacta al copiar pinturas exhibidas en el parisino Louvre y como oyente en clases de osteología veterinaria y anatomía.

En 1849, se encargó de la escuela femenina de arte fundada por su padre años atrás, hecho que vendría a afianzar su fama obtenida cinco años antes, cuando comenzó a obtener galardones de renombre por su extraordinario estilo realista. Fue muy solicitada por personalidades de su contexto, como fue el caso de la emperatriz Eugenia de Montijo a la que le hijo el cuadro Cambio de pasto.

De su extensa carrera, destaca

Arado en el Nivernais

Pintado en 1849, muestra de forma magnífica la habilidad que tuvo Bonheur al representar animales de forma pictórica. Fue comisionado por el gobierno de ese entonces y galardonado por la Primera Medalla en el Salón en el año en cuestión, hoy forma parte de la colección del parisino Museo de Orsay.

Arando en el Nivernais - Rosa Bonheur
(Musée d’Orsay, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Otros cuadros de esta aclamada pintora son:

  • Feria de caballos (1835)
  • Destete de los terneros (1879)
  • El Cid (1879)
  • El Coronel William F. Cody (1889)

Édouard Manet (1832-1883)

Entre los muchos pintores impresionistas franceses sobresale la amplia carrera de este artista parisino, que fue discípulo de Thomas Couture, su máxima influencia, al igual que las obras de Delacroix, Daumier, Goya y Courbet, cuyos cuadros admiraba en el Louvre. Viajó por Europa para conocer a otros artistas del continente y tuvo especial fascinación por España. También participó en la guerra franco-prusiana como teniente de la Guardia Nacional.

Este impresionista francés fue muy controversial por retratar con detalle a mujeres desnudas en diferentes ambientes, pero pronto ganó fama por sus importantes aportes en la transición del realismo al impresionismo.

Unas de sus obras más aclamadas es:

Música en las Tullerías

Creado en 1862, este cuadro es señalado como la primera pintura de estilo impresionista. Representa el ambiente refinado y elitista de la París del siglo XIX, simbolizado en el público que se deleita con un concierto celebrado en el jardín de las Tullerías.

Música en las Tullerías - Édouard Manet
(National Gallery, Public Domain, vía Wikimedia Commons  / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Otros cuadros de Manet son:

  • La ninfa sorprendida (1860)
  • Olympia (1863)
  • La lectura (1865)
  • El balcón (1868)
  • Monet en su barca (1874)

Paul Cézanne (1839-1906)

En la lista de personajes célebres franceses destaca este artista postimpresionista, que dio los primeros pasos hacia el arte moderno. Su obra fue incomprendida por veteranos pintores pero admirada por noveles creadores que formarían parte de la generación posterior de la pintura.

Se educó en la Academia Suiza y en la Universidad de Aix-Marsella. Sus primeras obras fueron exhibidas en el peculiar Salón de los Rechazados, galería donde fueron a parar muchos cuadros que no eran del agrado de la crítica. Aunque muchas veces fue señalado por no tener técnica ni estilo alguno, más adelante sería uno de los precursores del denominado cubismo.

Entre sus cuadros se encuentra:

Las grandes bañistas

Muy aclamado por los pintores franceses famosos actuales por abordar maravillosamente el equilibrio geométrico, fue creado en 1906 durante el llamado periodo Provenza de Cézanne, caracterizado con obras coloridas con pinceladas yuxtapuestas como se puede ver en esta pintura de desnudos en un paisaje.

Las grandes bañistas - Paul Cézanne
(Paul Cézanne, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Otros cuadros de su obra son:

  • Retrato de Achille Emperaire (1868)
  • Señora Cézanne en la butaca roja (1877)
  • El puente de Maincy (1880)
  • Martes de Carnaval (1888)

Claude Monet (1840-1926)

Otra de las celebridades francesas dentro de la pintura cuyas obras forman parte de las colecciones privadas de personas famosas de Francia actuales es Monet, señalado por muchos como creador del impresionismo, aunque sus primeros cuadros tuvieran estilo realista. Se formó en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de París de la mano de Charles Gleyre, donde compartió con otros estudiantes como Alfred Sisley, Frédéric Bazille y Pierre-Auguste Renoir.

Para la década de 1870 participó activamente en las exposiciones en el Salón de París, y en 1874 impulsó varias exposiciones impresionistas de la mano de la Sociedad Anónima Cooperativa de Artistas Pintores y Escultores.

Entre las particularidades de su carrera artística es que sus obras fueron clasificadas en series, las cuales fueron inspiradas en experiencias y viajes que tuvo Monet en vida.

Su cuadro más famoso es

Impresión, sol naciente

Para la historia del arte, es la obra que da el nombre de impresionismo al estilo artístico en cuestión. Fue pintada en El Havre en 1872 y expuesta dos años después en el denominado Salón de los Rechazados, llamando la atención de muchos artistas que copiarían la técnica de Monet mostrada en esta pintura.

Impresión, sol naciente - Claude Monet
(Musée Marmottan Monet, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Otras piezas pictóricas de su autoría son:

  • Acantilados de Étretat (1885)
  • Los Almiares (1890)
  • La catedral de Ruan (1892-1895)
  • Los nenúfares (1903-1908)

Pierre-Auguste Renoir (1841-1919)

En este recorrido por pintores famosos y sus obras no podía faltar Renoir, pintor impresionista francés que destacó por escenificar escenas propias de la vida social de la París del siglo XIX. Con un comienzo autodidacta, donde a los 19 años acudía al Louvre para copiar algunas obras destacadas, consolidó su formación en el taller de Charles Gleyre y en la Escuela de Bellas Artes.

Sus principales inspiraciones fueron Manet y Delacroix, más tarde labraría su propio camino artístico siendo uno de los más destacados impulsores y colaboradores del impresionismo en su país.

Su pintura más admirada es

Baile en el Moulin de la Galette

Pintado en 1876, es un cuadro impresionista muy emblemático hoy en día dentro de la amplia colección del Museo de Orsay. Muestra una tarde de domingo amenizada por un compartir en el barrio de Montmartre, con un ambiente festivo donde se ven varias personalidades bailando y charlando.

Baile en el Moulin de la Galette - Pierre-Auguste Renoir
(Musée d’Orsay, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

La lista de obras de Renoir se complementa con cuadros como:

  • El matrimonio Sisley (1868)
  • La bañista con el grifón (1870)
  • El palco (1874)
  • El almuerzo de los remeros (1881)
  • El juicio de París (1914)

Edgar Degas (1834-1917)

Uno de los nombres de famosos de Francia a considerar dentro de la pintura es el de Edgar Degas, otro de los fundadores del movimiento impresionista en su país. También destacó en vida como grabador y escultor, recibiendo formación en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de París bajo la tutela de Hippolyte Flandrin.

Su obra se vio interrumpida por su participación en la guerra franco-prusiana, y al finalizar el conflicto, se estableció por un tiempo en Nueva Orléans (Louisiana, hoy Estados Unidos) donde retoma su carrera con cuadros que comienzan a atraer al público local y francés. Aunque su estilo fuera impresionista, Degas lo denominada arte realista, con pinturas con amplia complejidad psicológica y marcada perspectiva de la verdad.

La clase de ballet

Pintado entre 1873 y 1876, representa una típica clase del cuerpo de bailarinas de la Ópera de París, quienes escuchan atentas las indicaciones de su maestro Jules Perrot. La obra fue adquirida por el conde Isaac de Camondo, quien cede la pintura al Louvre en 1911, para posteriormente formar parte de la exhibición del Museo de Orsay a partir de 1986.

La clase de ballet - Edgar Degas
(Musée d’Orsay, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Otros cuadros del artista son:

  • Familia Bellelli (1858)
  • Clase de danza (1871)
  • Bailarina con ramo (1877)
  • Retrato de Miss Cassatt (1878)

Paul Gauguin (1848-1903)

La pintura de Francia tiene como uno de sus máximos exponentes a Gauguin, pintor francés que desarrolló gran parte de su carrera artística entre Martinica y la Polinesia Francesa. Fue nieto de la renombrada activista feminista y socialista francesa de ascendencia peruana Flora Tristán, y tuvo como maestro al pintor Camille Pissarro, profundizando su técnica en el sur de Francia de la mano de Vincent Van Gogh.

Abandonó su vida en la sociedad occidental para viajar por el Pacífico Sur, donde las culturas d de los países de la región serían influyentes en su estilo artístico, lleno de mucho colorido y enfoque.

¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿Adónde vamos?

Pintado en 1897 en vísperas de la segunda estancia de Gauguin en Tahití, refleja un paraíso tropical donde se muestran varias mujeres locales en un ambiente que, para un europeo civilizado como el artista, fue considerado como una tierra llena de hospitalidad y tranquilidad. Hoy el cuadro se expone en el Museo de Bellas Artes de Boston.

¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿Adónde vamos? - Paul Gauguin
(Museum of Fine Arts, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Otras obras de Gauguin son:

  • Cuatro bretonas (1886)
  • Aline Marie Chazal Tristán, la madre del artista (1889)
  • El Cristo amarillo (1889)
  • Jinetes en la playa (1902)
  • Hombres de Marquesas en capa roja (1902)

Henri de Tolouse-Lautrec (1864-1901)

Otro renombrado representante del arte francés es Lautrec, quien no solo contribuyó en el mundo de la pintura sino que también fue un cartelista sobresaliente, y en ambos ámbitos dedicó su obra a exponer la vida nocturna de la París de las últimas décadas del siglo XIX. De origen noble, Lautrec tuvo una infancia profundamente marcada por sus frecuentes enfermedades óseas, sin que esto impidiera su destino como pintor, formándose como discípulo del retratista Léon Bonnat y haciendo amistad con Vincent van Gogh.

Su obra era muy requerida en la promoción de espectáculos en cabarets, lo que le permitió adentrarse en el mundo del cartelismo y tener inspiración en el ambiente festivo, luminoso y decadente propio de estos recintos.

En el Moulin Rouge

Es, quizás, la obra más famosa de Tolouse-Lautrec, pintada entre 1892 y 1895 como un cuadro al óleo sobre lienzo que muestra el disfrute de fotógrafos y bailarines dentro del renombrado cabaret parisino. De hecho, Lautrec se retrató a sí mismo en la pintura.

En el Moulin Rouge - Henri de Tolouse-Lautrec
(Art Institute of Chicago, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Otras pinturas de su obra son:

  • Amazona en el circo Fernando (1888)
  • En la cama: el beso (1892)
  • La toilette (1896)
  • Paseo por el campo (1897)

Henri Matisse (1869-1954)

Concluimos esta lista de pintores galos con una de las personas famosas francesas de la época contemporánea, como lo fue Henri Matisse. Renombrado pintor, grabador, escultor y dibujante, es considerado junto a Pablo Picasso, como uno de los mayores artistas del siglo XX. Su admiración por el arte morisco, africano y marroquí se vio reflejado en gran parte de su obra, donde recurrió a técnicas como el retrato, collage, paisaje y creación de bodegones.

Fue educado tanto en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes como en la Academia Julian, donde forjó su majestuosa trayectoria llena de impresionante colorida y notable fluidez como dibujante, dando pie a la consolidación de la corriente fauvista.

Interior con berenjenas

Fue pintado en 1911 en su taller en los Pirineos Orientales como un cuadro al temple decorativo que muestra la perspectiva espacial de Matisse abandonando los patrones convencionales establecidos hasta el momento para representar un ambiente determinado.

Interior con berenjenas - Henri Matisse
(Samari Prismade, CC BY-SA 4.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Otros cuadros de interés de Matisse son:

  • Ventana abierta, Collioure (1905)
  • La gitana (1906)
  • La marroquí (1913)
  • Puerta de la alcazaba (1913)
  • La serie de Las Odaliscas (1917)

Los pintores franceses famosos que acabamos de mencionar son solo algunos de los miembros del nutrido grupo de artistas provenientes de este país europeo, importante bastión del arte continental y del mundo en toda su historia. Estos pintores de Francia marcaron en su tiempo un importante referente en los movimientos artísticos que profesaron en vida, siendo así fuente de inspiración para generaciones posteriores de pintores y otros creadores de disciplinas que siguen admirando la obra de estos grandes del ámbito artístico.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre