domingo, 25 septiembre 2022 |

Actualizado a las

20:19

h CEST

20.2 C
Madrid

Alta cultura: qué es, características, teorías y principales ejemplos de cultura elitista

Puntuación media: 5 | Votos: 3

La cultura elitista ha generado obras de arte altamente estimadas por la aristocracia, burguesía y otros sectores de la alta sociedad, dependiendo de la época histórica. Conoce más sobre la alta cultura por medio del siguiente artículo.

En tiempos actuales, se tiene la noción de que el arte es para todos, de hecho, en los últimos tiempos han surgido manifestaciones y ejemplos de cultura popular, teniendo una enorme acogida en el público. Sin embargo, y obedeciendo a patrones conservadores, la alta cultura tuvo dominio a lo largo de la historia, por ser sustentada gracias a las clases sociales altas, quienes dieron enorme valor estético a las diversas piezas o creaciones de artistas cuyas carreras tuvieron respaldo de dicha cultura elitista, siendo sinónimo de estatus y estilo de vida sofisticado. Hablaremos más sobre este tema, para que conozcas más sobre qué significa cultura de élites, su diferencia con la baja cultura y algunas manifestaciones artísticas donde es evidente la presencia de esta corriente.

Arte renacentista:
Características, artistas y principales obras renacentistas (pintura, arquitectura…)

Leer artículo

Hablando sobre alta cultura o de élite

Para entrar en detalle en el tema de la alta cultura, primero es esencial dejar en claro qué entiendes por cultura de élites, cuál es el significado de cultura alta y desde cuándo se hace uso de los términos relacionados con esta corriente.

¿Qué es cultura elitista?

La definición de alta cultura hace referencia a todo un concepto cultural establecido para dar a conocer el conocimiento, la sofisticación, el sentido de perfección y la valoración a nivel artístico de una cultura desarrollada en específico, la cual da una elevada estima a piezas estéticas, dándole un giro prácticamente exclusivo al que unos pocos pueden acceder.

Así, sociedad y cultura han sido estudiadas por la sociología como un vínculo que determina el estatus social de la población, por lo que, en algunos casos, la cultura no material ha generado un amplio debate en torno al estilo de vida, comportamiento, actitud y modales que pretende afianzar la cultura dentro de la sociedad, de acuerdo a su posición social.

Uso y significado del término alta cultura o cultura elitista

Aunque el término high culture (alta cultura, en inglés), tuvo su primera aparición en 1869 en la obra de Matthew Arnold «Cultura y Anarquía» donde, incluso, la define como «una fuerza a favor del bien moral y político», la noción de cultura de élites se desarrolló simultáneamente en la Antigüedad clásica, más en la sociedades donde el valor intelectual y estético tuvo preponderancia, como en el caso de la cultura griega y romana.

Más antiguo aún es el arte ligado a la cultura oriental, sobre todo el patrocinado por las diferentes dinastías imperiales que dominaron la vida política y económica del continente asiático durante varios siglos, época en la que también se generaron hermosas piezas que lograron imponerse a la artesanía convencional.

En las primeras de cambio, para saber qué es una cultura del mundo, se obtiene información de que son las manifestaciones artísticas vinculadas, precisamente, a los patrones de excelencia, perfección y refinamiento estético, coincidiendo con principios filosóficos profundamente estudiados por las civilizaciones antiguas.

¿Por qué recibe esos nombres?

Ya que conoces dónde se desarrolló la cultura de élites, el nombre de la cultura elitista o alta cultura, está relacionado, precisamente, con la alta sociedad, por lo que dichos términos son utilizados para diferenciar las numerosas manifestaciones artísticas relacionadas a este estilo de la denominada baja cultura, cultura de masas o cultura popular.

Destacados rasgos de la alta cultura en general

Para saber a qué cultura pertenece una obra de arte o creación específica, es importante saber sus características. En el caso de la alta cultura, presentamos los siguientes aspectos que la definen como tal:

Representa a la alta sociedad

Como ya se ha mencionado, la cultura elitista está fuertemente vinculada a las clases altas, por ser promovida por este sector de la sociedad tanto en su financiamiento como en su disfrute, siendo también símbolo de su intelectualidad y prestigio.

Es exclusiva e influyente

Las obras de arte y creaciones generadas bajo esta corriente, son parte de una cultura que las exhibe o presenta en sitios cerrados, cuyo acceso se le otorga a aquellas personas que pueden pagarlo, como es el caso de museos, galerías y recintos exclusivos. Por otro lado, al ser sinónimo de sofisticación y de riqueza, esta cultura busca influir sobre la sociedad en general.

Dominio sobre la baja cultura

Por su misma esencia social, la cultura de élites busca dominar la escena sobre la cultura popular o de masas, al ser considerada moral, más adecuada intelectual y filosóficamente y con una nutrida formación académica, en contraste con la baja cultura, dirigida, según su perspectiva, a una sociedad inculta y carente de buen gusto.

Es dinamizada principalmente por la economía

Para cumplir con los estándares exclusivos que demandan las clases altas, éstas se han dado a la tarea de financiar las obras de arte y piezas creadas para satisfacer sus gustos, a la vez que su elevado valor estético va de la mano con su enorme costo a nivel comercial, por lo que muchas de estas creaciones han sido adquiridas por exorbitantes precios que sólo pueden ser costeados por personas ricas y bien acomodadas.

Promueve la vanguardia

A pesar de ser creadas bajo técnicas artísticas tradicionales, las obras desarrolladas dentro de la alta cultura buscan ser vanguardistas, por lo que ameritan que el artista tenga amplios conocimientos y renombre dentro de la disciplina donde se desenvuelve.

Arte superior

Muchas de las obras de arte generadas bajo el concepto de alta cultura, fueron concebidas en períodos históricos donde la apreciación a las mismas tuvo un factor fundamental, como fue en el caso de la Antigüedad clásica o en el Renacimiento italiano, donde fue considerada un arte superior.

Principales características de culturas que surgieron por y para las élites

Ya que hemos mostrado la información sobre la cultura elitista en general, es momento de detallar sobre las características principales de las culturas que surgieron dentro de esta tendencia, manifestada a través de variadas disciplinas que se asociaron a esta cultura.

Artes plásticas

Específicamente, dentro del ámbito de la pintura, se produjeron centenares de piezas pictóricas creadas por artistas bajo pedido de figuras prominentes de la aristocracia y la alta burguesía, quienes también financiaron las carreras de estos creadores bajo el mecenazgo, aplicando técnicas estéticas que definieron las diferentes escuelas y corrientes artísticas que las distinguieron entre sí.

Literatura

En este ámbito, han destacado los textos que fomentan y promueven la intelectualidad y riqueza cultural, como por ejemplo, las publicaciones orientadas a temas académicos como filosofía, historia, ciencias absolutas y ciencias sociales, las cuales son consideradas de alta cultura por sus valiosos aportes al intelecto.

Escultura

Otra de las bellas artes generadas dentro de la cultura de élites es la escultura, cuyas piezas, en su mayoría, fueron creadas por los mismos artistas clásicos vinculados con la pintura, esto debido a sus amplios conocimientos sobre el cuerpo humano y el manejo de los materiales utilizados para la creación de magistrales obras escultóricas.

Arquitectura

Una de las disciplinas que, sin duda, ha legado numerosos monumentos que representaron y simbolizaron en su tiempo la opulencia y estatus social, ha sido la arquitectura, más que todo con edificios funcionales pero con ostentosos ornamentos que dejan en evidencia la riqueza del momento histórico en el que fueron proyectados.

Danza y teatro

Las artes donde el movimiento corporal tiene su principal fundamento, son enormemente valoradas por la alta sociedad, por lo que diversas compañías de ballet, danza y teatro del mundo son financiadas por organizaciones o figuras importantes de elevada riqueza para su desarrollo. Eso sí, esta manifestación debe contar con una exclusividad determinada, a diferencia de las producciones dirigidas a las masas.

Música

Otro ámbito artístico donde la alta cultura tiene su preferencia es el musical, sobre todo la de corte clásico y posteriores manifestaciones que se inspiran a esta corriente, cuyos renombrados compositores han tenido reconocimiento a nivel mundial por parte de los sectores de la alta sociedad.

Cine

En comparación con las grandes producciones generadas por mundialmente famosas industrias cinematográficas como las de Hollywood, donde se generan filmes para su consumo y disfrute masivo, el cine de la cultura elitista crea películas artísticas de corte independiente tomando en cuenta la realidad de una sociedad determinada y el enfoque psicológico o filosófico de los directores o guionistas, manifestado en los personajes de la obra.

Teorías y paradigmas que han estudiado el fenómeno de la alta cultura

Como ya se ha hecho mención anteriormente, disciplinas como la historia y la sociología hanhecho varios estudios sobre las culturas y su impacto en la sociedad, siendo para muchos especialistas un punto clave para la concepción de importantes teorías, tales como:

Alta cultura occidental vs oriental

Daniel J. Boorstin, reconocido historiador estadounidense, propuso en su obra Los creadores, una marcada comparación entre las civilizaciones orientales y occidentales y la permanencia en el tiempo de sus culturas, dándole un carácter religioso y divino a aquellos pueblos con marcada creencia, y haciendo énfasis en los constantes cambios generados en las disciplinas artísticas de Occidente.

Nacionalismo y cultura

Como fundamento de importancia en las ideologías, la cultura dentro del nacionalismo fue considerada, desde los estudios de Ernest Gellner y Ernest Renan, como parte imprescindible de una identidad culta, alfabetizada y, por consiguiente, sana.

Alta cultura como dominante social

De acuerdo a los estudios de teóricos como Antonio Gramsci y Theodor W. Adorno, quienes orientaron sus preocupaciones a la comparación entre la cultura de élites y la cultura de masas, ambos se inclinaron a interpretan a la alta cultura como una herramienta de control social, donde la clase dominante impone su hegemonía a nivel cultural dentro de una sociedad determinada.

Barreras culturales

De acuerdo al sociólogo Pierre Bourdieu, la alta cultura se ha dado a la tarea de dar origen a fomentar actividades propias de la etiqueta social en, prácticamente, todos los ámbitos de la vida humana, mediante códigos sociales ampliamente conocidos por la alta sociedad pero desconocidos en las clases desfavorecidas.

Literatura como agente de cambio del pensamiento

Otra de las teorías propuestas por Boorstin es el rol de la literatura como promotor de nuevas formas de pensamiento, analizando las creaciones generadas durante la antigüedad griega, donde estuvieron sumamente ligadas a la filosofía, la lógica y la retórica, las cuales fueron, posteriormente, el fundamento de las bellas artes.

Algunos ejemplos de cultura elitista en varias disciplinas artísticas

A continuación, mostramos algunos ejemplos de alta cultura desarrollados en las disciplinas artísticas que hemos referido con anterioridad, esto para dar a conocer cuál era la cultura predominante en los tiempos antiguos, donde se generaron importantes obras de arte.

Pintura

Dentro de la pintura, se han creado obras de importante valoración artística dentro de la alta cultura, como las siguientes:

La Gioconda

Concebida por Leonardo da Vinci en pleno Renacimiento italiano, siendo éste uno de los artistas más solicitados dentro de la cultura elitista de la época. Pintado en 1503, este cuadro retrata a la esposa del mercader Francisco del Giocondo, llamada Lisa Gherardini, siendo mundialmente conocido y valorado por la alta sociedad, sobre todo la francesa, siendo adquirido por Francisco I de Francia y actualmente custodiado por el Museo del Louvre.

La Gioconda - Leonardo da Vinci
La Gioconda o Mona Lisa, cuadro de Leonardo da Vinci altamente valorado por las clases sociales altas. (Louvre Museum, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

La maja desnuda

Encargado por el político Manuel Godoy al reconocido artista español Francisco de Goya, el cuadro de corte romanticista fue pintado en 1800 para representar un desnudo femenino de forma muy natural, contrastando con el carácter mitológico que se le venía adjudicando a este tipo de cuadros.

La Maja Desnuda - Francisco de Goya
(Museo del Prado, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Literatura

Entre la nutrida literatura valorada por la alta cultura, se encuentra:

La Ilíada

Indudablemente, el poema épico por excelencia de la civilización griega, el cual se le atribuye a Homero. Relatando el histórico asedio que sufrió Troya a partir del rapto de la reina Helena, esta composición fue y es ampliamente valorada por los amantes de la literatura en toda su historia.

La Ilíada - Homero
Publicación de La Ilíada de Homero, editada e ilustrada en 1572. (AndreasPraefcke, Public Domain, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Escultura

En el ámbito de la escultura, destacan las siguientes piezas:

David, de Miguel Ángel

Concebida en pleno Quattrocento, primera etapa del Renacimiento italiano, fue encargada por la Opera del Duomo a Miguel Ángel Buonarroti, destacado artista de ese entonces. Es una estatua de mármol blanco que representa al bíblico rey David, siendo en su tiempo símbolo de la República de Florencia.

David - Miguel Ángel Buonarroti
(Galleria dell’Accademia, CC BY-SA 4.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Arquitectura

Entre los imponentes edificios y monumentos arquitectónicos del mundo, resaltan:

Palacio de Versailles

Construido a partir de 1623 bajo pedido de Luis XIV de Francia, que reunió a un selecto grupo de arquitectos para su imponente proyecto de residencia real, que hoy es referente de la arquitectura barroca francesa y símbolo del auge de los Borbones en ese país.

Palacio de Versailles - Francia
Palacio de Versailles, símbolo de la opulencia borbónica francesa y de la arquitectura barroca. (ToucanWings, CC BY-SA 3.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Danza y teatro

Dentro del mundo de las artes escénicas tenemos:

El Lago de los Cisnes

Una de las más famosas piezas de ballet a nivel mundial, con música del compositor ruso Tchaikovsky. Es enormemente aclamada dentro de la cultura de élites, a pesar de ser inspiración para otras representaciones dentro de la cultura popular.

(Villa Orotava / Youtube).

Hamlet

La obra del reconocido inglés William Shakespeare ha sido una de las tragedias más famosas por su puesta en escena dentro del teatro mundial.

(De Arte / Youtube).

Música

No podemos olvidar a la música clásica, altamente apreciada por la cultura elitista. Entre las composiciones más renombradas, se encuentra:

Sinfonía Nº 5

(Clásicos Eternos / Youtube).

Durante la historia, la cultura elitista ha generado como producciones de vital importancia dentro del arte en general, diferentes piezas y obras que hoy son referencia en todo el mundo, en una manera de representar su esencia como fuerza intelectual y sofisticada. Así, la alta cultura ha sido, por años, tema de debate dentro de áreas como la sociología y la historia, dada la exclusividad de sus creaciones que contrastan con el paradigma propio de la cultura de masas. Los ejemplos antes detallados fueron originados para una clase social dominante, aunque su trascendencia ha traspasado los límites para ser disfrutados por todos por igual.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre