viernes, 3 febrero 2023 |

Actualizado a las

23:51

h CEST

7.6 C
Madrid

Marcas de fast fashion: cuáles son y qué impacto tienen en el planeta (y cómo se puede reducir)

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Las tiendas de fast fashion son un triste recordatorio de lo que el consumismo descontrolado puede llegar a hacer, tanto al medioambiente como al propio mercado. Al igual que cualquier otro modelo de negocios basados en la producción masiva, para las marcas de fast fashion la elaboración de productos de consumo masivo de forma constante y a escala masiva se antepone a cualquier otra prioridad, incluyendo la propia calidad del artículo que se está fabricando.

Cuando el deseo de poseer un determinado producto se antepone a la propia necesidad que está ligada al mismo, entonces esto trae como consecuencia el surgimiento de sistemas de trabajo dentro del sector industrial, en donde lo único que importan es fabricar bienes de forma descontrolada para alimentar una demanda constante de consumidores imprudentes. Uno de los mejores ejemplos de esta realidad son las marcas fast fashion, también conocida como tiendas fast fashion, un grupo de fabricantes del sector textil que se especializan en la elaboración de prendas que se ajustan a los gustos actuales, pero elaboradas con materiales de una calidad tan baja que la vida útil es sumamente corta.

15 empresas disruptivas del mundo que cambiaron para siempre sus sectores de mercado

Leer artículo

Marcas de fast fashion que todos conocemos

Realmente, no es algo muy difícil poder entender el propio concepto de qué es el fast fashion y en qué se basa el modelo de negocios que se implementa dentro de las tiendas de fast fashion. Pero a medida que vamos conociendo más sobre el impacto que tienen las marcas de fast fashion sobre el medioambiente, todo empieza a convertirse en un asunto mucho más complejo.

Existe un punto en común que tristemente mantiene unida a la industria de la moda y la contaminación, principalmente por el tipo de materiales que se utilizan para aportarle ciertos atributos a las prendas de ropa, como pueden ser la pigmentación o la elasticidad de la pieza.

Para entender realmente en qué consisten las marcas de fast fashion y cómo esta metodología de producción sirve para estimular un mercado cada vez más canibalizado, lo primero que hace falta tener en cuenta cuánto contamina la industria de la moda a través de los procesos y actividades que realiza a diario.

Lo primero que hay que tener siempre presente es que, por lo general, las empresas de fast fashion están representadas por casas de modas que van dirigidas hacia un público joven, mismo que se caracteriza por ser impulsivo y dejarse cegar con mayor facilidad por la idea de tener un producto para adquirir cierto nivel de estatus dentro de su círculo social. Existen muchas marcas, reconocidas internacionalmente, que han convertido la idea de las tiendas de fast fashion en un modelo de negocios extremadamente rentable y eficiente, entre los ejemplos más claros podemos mencionar:

Zara

Si bien es importante dejar muy en claro de que la calidad de la mayoría de los conjuntos de esta casa de modas española suelen ser de una buena calidad, Zara es también uno de los mejores ejemplos de cómo funciona el modelo de negocios de las marcas de fast fashion. Es realmente extraño conseguir alguna prenda o conjunto de esta marca que se mantenga dentro del catálogo principal por más de un par de meses.

Forever21

Forever21 es una multinacional cuyo principal enfoque de mercado está en los consumidores más jóvenes. Aunque sus diseños son mundialmente reconocidos por un estilo vanguardista y muy actual, sus políticas de producción y la manera descuidada en la que hacen uso de los recursos naturales pone a esta firma estadounidense en lo más alto en lo que se refiere a contaminación en fast fashion.

Victoria’s Secret

Más allá de todo el prestigio y notoriedad de mercado que rodea la historia de Victoria’s Secret dentro del mercado de la alta costura, resulta difícil no pensar en esta firma como uno de las tiendas de fast fashion que afecta más negativamente sobre la ecología. Victoria’s Secret es una de esas marcas que son vistas como el origen del fast fashion como término dentro del mercado de las prendas de ropa, pues esta casa de modas es extremadamente dependiente de los micropolímeros y procedimientos industriales a gran escala para darle un refuerzo al color y textura de muchos de sus productos insignias.

H&M

Cuando se estudia con cierto detenimiento más a fondo los procedimientos y la manera en que esta marca originaria de Suecia comercializa cada una de sus creaciones, no es para nada complicado visualizarla como una tienda que encaja a la perfección con el concepto de qué es la fast fashion y de cómo contamina la industria de la monda de la época actual.

TopShop

Al buscar en internet casas de diseño que sirvan para ejemplificar la idea de las fast fashion en la industria textil y el peligro que las mismas representan para la ecología, tarde o temprano el nombre de TopShop terminará apareciendo. La forma frenética en que esta marca londinense presenta nuevos conjuntos, hace que la misma caiga en muchos de los vicios de las tiendas de fast fashion; como es la fabricación de piezas con una vida útil extremadamente corta.

Las tiendas fast fashion y su efecto sobre el medioambiente

Una vez que nos familiarizamos bien con la idea de qué es fast fashion y de qué manera este sistema de negocios estimula la contaminación de la industria de la moda, lentamente empiezan a salir a la luz todos aquellos pequeños detalles que convierten a las marcas de fast fashion en un tema extremadamente preocupante para la sociedad actual.

Es simplemente inevitable separar la idea de la producción a escala masiva de todo lo relacionado con el deterioro del planeta y la constante escasez de materias primas que existe actualmente. Sobre todo, en el caso de las marcas de fast fashion cuya única preocupación es la de alimentar la necesidad de consumo de los compradores a través del lanzamiento constante de nuevos conjuntos y prendas de ropa.

Sin embargo, el verdadero peligro asociado a la industria de la moda rápida consiste en la propia filosofía laboral que poseen este tipo de marcas y cómo la misma condiciona no solo la calidad de los productos; sino también la propia utilidad del mismo dentro del mercado.

Ya que a diferencia de otras tiendas de ropa que no contaminan, la única prioridad de las marcas de fast fashion dentro del mercado consiste en mantenerse en un estado continuo de producción para así garantizar su rentabilidad dentro del mercado, al mismo tiempo, que estimulan a los clientes a querer adquirir el producto priorizando el estatus conferido al mismo que la utilidad real del mismo.

La contaminación por ropa es un tema bastante extenso y difícil de abordar con precisión, especialmente dentro de un sistema de mercado que existe en la actualidad. Sin embargo, es posible establecer algunos puntos comunes que nos permitan abordar a las tiendas de fast fashion de una manera más objetiva, entre los principales podemos citar:

Materias primas

El principio más esencial dentro del modelo de negocios de la ropa fast fashion consiste únicamente en la producción masiva y constante de prendas de ropa. Inevitablemente, esto lleva a que la mayoría de las marcas de fast fashion que conocemos en la actualidad incurran en prácticas operacionales que las lleva a hacer un uso descuidado e irresponsable de las materias primas.

Calidad del producto

No existe mejor criterio para identificar las tiendas de fast fashion de aquellas marcas de ropa que no son fast fashion que la calidad asociada al producto final y la manera en que este se refleja en la vida útil de cada prenda. Incluso en casos que requiere de una investigación más exhaustiva como la fast fashion de Zara, la resistencia de sus prendas y la calidad de los procedimientos a los cuales es sometida cada pieza de ropa son detalles que terminan haciendo una diferencia extremadamente fácil de notar.

Contaminación

Cuando hablamos específicamente de las tiendas de fast fashion y el medioambiente, es necesario tocar algunos tópicos más precisos para poder entender el alcance real de esta realidad y cómo la misma ha condicionado a los consumidores a asumir cierta actitud con respecto a los productos que se ofrecen actualmente dentro del mercado. La contaminación del agua, la matanza indiscriminada de seres vivos y la deforestación son algunas de las actividades que, indirectamente, son promovidas por las marcas de fast fashion.

Modelo de negocios

La propia necesidad de mantenerse en un estado constante de producción de prendas a gran escala y en el menor tiempo posible, no solamente ayudan a describir el perfil de negocios que implementan las marcas de fast fashion. También, nos brindan una perspectiva mucho más precisa de las consecuencias a corto, mediano y largo plazo que presenta este sistema de negocios.

Microplásticos

Dentro de la industria de la moda de la era moderna, la dependencia de los microplásticos por parte de las tiendas de fast fashion se ha convertido en uno de los puntos más preocupantemente frecuentes dentro de todo lo relacionado con las marcas de fast fashion. Pues son estos elementos, los que pueden convertir a algo tan aparentemente inofensivo como una playera; en un agente contaminante capaz de arruinar por completo la calidad del agua.

Principios que todo consumidor responsable debe recordar

No hace falta ser un experto en economía para entender el motivo por el cual el consumismo descontrolado se ha convertido en uno de los problemas más recurrentes dentro de la sociedad actual. Solo basta con investigar un poco más sobre la conexión que existe entre el fast fashion y el medio ambiente para poder construir una idea mucho más precisa sobre este fenómeno.

Sin embargo, la idea de comprender cuán dañino puede llegar a ser la propia presencia de las tiendas fast fashion dentro de los mercados actuales no es precisamente un asunto de señalar culpables.

Obviamente, la publicidad y el entorno social son estímulos externos que alimentan nuestra necesidad por adquirir cada vez más y más bienes de consumo masivo. Pero, todo esto puede solventarse de una manera muy fácil por medio de la educación.

En líneas generales, no es algo tan complicado aprender a ser un consumidor mucho más responsable y consciente de nuestras propias necesidades. Lo primero que tenemos que empezar a ser en reconocer que existen entes económicos operando dentro de los mercados actuales como son las marcas fast fashion y; con base en esto, comenzar a replantearnos más seriamente cuáles son los productos que realmente requerimos.

Un punto a favor de los consumidores es que con la adición de los mercados digitales, las oferta de bienes de consumo mucho más responsables con el planeta ha crecido considerablemente. En cierta forma, esto muestra una tendencia entre los consumidores a adquirir un interés mucho más honesto en querer impulsar un cambio positivo dentro de la sociedad; aunque sea a través de un proceso tan rutinario como es la elección de compra.

Establecer prioridades

Siempre hay que tener en cuenta que cuando se trata de estrategias de producción enfocadas en alimentar el consumo desmedido de bienes y empresas que incorporan esto a su estrategia de ventas, como es el caso de las marcas fast fashion. La mejor manera de abordar esto desde nuestro rol como consumidores es nunca perder de vista cuáles son nuestras prioridades a la hora de buscar productos para satisfacer nuestras necesidades.

Investigar las opciones del mercado

Conocer la oferta actual del mercado es otra buena forma de evitar caer en el juego de las tiendas de fast fashion. Incluso si no se cuenta con acceso a internet, dentro de los mercados locales siempre existe la posibilidad de encontrar marcas que no son fast fashion, que presentan una selección de conjuntos bastante atractivos; pero hechos con materiales de una calidad superior.

Necesidad por encima de la moda

Está claro que cuando se trata de marketing, el argumento principal de todas las tiendas fast fashion son las tendencias actuales. Pero un consumidor bien educado, es una persona que se encuentra muy consciente de cuáles son realmente sus necesidades y qué tipo de marcas le presenta las mejores alternativas.

Sacarle el máximo provecho a cada compra

A diferencia de las marcas fast fashion, las tiendas que no son fast fashion cuentan con un sistema de negocios que se enfoca mucho más en la calidad de los productos ofertados que en la cantidad de los mismos. Y si bien hay que tener muy en cuenta que este tipo de prendas tienen un precio ligeramente alto en comparación con los de las tiendas fast fashion, la vida útil de estos productos es considerablemente mayor y la calidad del servicio ofertado por estas marcas es otro punto a tener en consideración en todo momento.

Ser consientes del problema e informar a otros

A pesar de que las marcas fast fashion representan un problema tan grande, pocas personas están totalmente consientes de esta realidad. De aquí se desprende el hecho de que un consumidor consiente no solamente busca su beneficio personal, sino que incentiva a otros miembros de su círculo social a adquirir una postura mucho más consciente sobre los bienes a través de la información que maneja.

En lo que se refiere a las tiendas fast fashion y su sistema para rentabilizar su negocio, es importante tener en cuenta que ser un consumidor responsable no tiene nada que ver con luchar contra la “gran corporación”. El ser un cliente bien educado, se trata de tener muy presente cómo funcionan las marcas fast fashion dentro del mercado y entender cuáles son las consecuencias reales de formar parte de su juego a través de nuestro propio derecho de demandar; mismo que se materializa a través de nuestra elección de compra.  

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Vernáez, Bernardo. (2022, 23 diciembre). Marcas de fast fashion: cuáles son y qué impacto tienen en el planeta (y cómo se puede reducir). Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/marcas-de-fast-fashion/

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Bernardo Vernaez
Bernardo Vernaez
Licenciado en Comunicación Social, Publicidad y Relaciones Públicas, por la Universidad bicentenária de Aragua (UBA), Venezuela.
Cinco Noticias / Lifestyle / Marcas de fast fashion: cuáles son y qué impacto tienen en el planeta (y cómo se puede reducir)

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre