¿Las infidelidades se superan definitivamente?

0
(0)

Para muchos, la infidelidad es la traición más grande que puede haber en la relación de una pareja monógama. No es para menos. Después de todo, la pareja suele ser la persona más preciada, aquella a la que nunca harías daño, y la que nunca haría nada que pudiera hacerte sentir mal. De pronto, esa certeza se ve amenazada y entiendes que ya no eres el único que ha tenido una conexión sentimental e íntima con la otra persona durante el tiempo como pareja.

La confianza que existía entre los dos, y esa sensación de ser cómplices, se ve dañada en cuestión de segundos. Y el daño es tan profundo que cuesta repararlo. A veces, parece imposible restaurar la confianza en una persona en la que creías por encima de todo, y que te mintió. Pero, aunque la confianza desaparezca, el cariño se mantiene, y lo más probable es que ese amor que se comparte no desaparezca en ninguna de las dos partes involucradas. Es lo que resulta más doloroso, pero también la misma razón por la que algunos optan por dar una segunda oportunidad a la relación y superar los daños que la infidelidad trajo consigo.

Comprender a tu pareja

No importa si eres quién engañó o quién fue engañado. Debes ejercitar la empatía y ponerte en el lugar del otro. Cuando logres comprender cómo se siente, respetarás sus decisiones, acciones y comportamientos después de la infidelidad. Quien engaña también sufre. En parte, porque sabe que hizo un daño que considera irreparable a una persona que ama, y también porque siente arrepentimiento de haber cometido un error que no generó tanta satisfacción en comparación con lo que significa la relación con la otra persona.

El engañado siente que ya no puede confiar ni siquiera en sus propios instintos. Ya no ve a su pareja de la misma forma, y puede que el disgusto genere un sentimiento de repulsión hacia quien, hace poco, era la persona que más quería. Es normal que estas sensaciones definan su reacción. Alejará con constancia a su pareja, estará molesto, no querrá escuchar explicaciones. Comprender por qué actúa de esa forma te permitirá entender que necesita algo de tiempo y de espacio, y que debes ser paciente si quieres que vuestra relación siga adelante.

Promover la comunicación

Todos los problemas se resuelven con comunicación. En especial, cuando se trata de problemas de pareja. En lugar de compartir tus sentimientos con amistades ajenas a la relación, desahógate con tu pareja, cuéntale lo que sientes, qué te molesta. Este tipo de actividades ayudará a reconstruir poco a poco esa confianza que existía anteriormente.

Algunos optan por asistir a terapia de pareja. Cuando se toma esta decisión es, por lo general, porque ambas partes están determinadas a superar la situación. Esto supone un buen indicador, demuestra que el interés sigue vivo y que, con un poco de esfuerzo, se puede reconstruir ese amor que han compartido durante tanto tiempo.

Para llegar a la plenitud en pareja es necesario conseguir que todos los días sean 14 de febrero. Si logras que la atención que le prestas a la otra persona cada día sea la misma que le prestas el día de San Valentín, no habrá fisuras que pongan en peligro la relación. Pero cuando ya las ha habido, no cabe duda de que es más fácil reconciliarse que acabar con todo e intentar anular unos sentimientos de los que es casi imposible desprenderse.

Fuente: https://sanvalentindia.com/





Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Julia Cotino

Julia Cotino

Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

1 Comentario

  1. Muy buen artículo, la infidelidad es sumamente difícil de sobrellevar, sobre todo si esta ha sido muy evidente. Pero tal y como se menciona, es superable.

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre