jueves, 6 octubre 2022 |

Actualizado a las

11:21

h CEST

16.7 C
Madrid

Impresionismo literario: qué es, características, autores y obras más representativas de la literatura impresionista

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Los amantes de la literatura se toparon con el artículo perfecto, las siguientes líneas están dedicadas al impresionismo literario, sus características, autores y las obras más importantes de la literatura impresionista.

El impresionismo fue un movimiento artístico que no solo revolucionó las artes plásticas también se adentra en las letras. Cuando se habla de “impresionismo literario”, es indispensable mencionar a personajes surrealistas, emociones sensoriales fuertes y la intención de transmitir una mera impresión… Sigue leyendo para conocer más de la literatura impresionista. 

Movimientos literarios:
Cuáles son, características, representantes y ejemplos de todas las corrientes literarias

Leer artículo

¿Qué es el impresionismo literario? 

La literatura está llena de matices y entre ellos está el impresionismo. Muchos asocian esta palabra con artistas como Vicent Van Gogh, sin embargo, fue capaz de trascender las barreras del arte y aterrizar en las letras para que los personajes principales pudieran contar su propia historia y emociones. 

Se trata de un estilo de escritura que encuentra su génesis en las asociaciones abstractas. Los protagonistas cuentan su realidad subjetiva y se basan en las sensaciones.  En este tipo de lecturas, por lo general, se desconoce si los personajes o el elenco están en el presente, pasado o futuro. Del mismo modo, existen los bordes de lo imaginario y lo real. 

Algunos definen la literatura impresionista como poco confiable y más “entretenida”, puesto que los autores pueden jugar con la mente del lector con facilidad. Como su nombre lo indica, el principal propósito es impresionar. 

¿Cuándo surge el impresionismo? 

Antes de que existiera la literatura del impresionismo, el significado de impresionismo llegó primero en la pintura. El término lo acuñó, por primera vez, el francés Louis Leroy, un conocido crítico de arte que nació en 1812. 

Leroy lo usó para describir el movimiento artístico que surge en el siglo XIX, el cual se caracterizó por un estilo distinto a lo que se conocía en esa época. Dicha afirmación contesta la pregunta cuál es el origen del impresionismo.  De hecho, en esta época los pintores impresionistas más destacados fueron: Vincent Van Gogh, Édouard Manet, Claude Monet, Paul Cézanne, Edgar Degas, Mary Cassatt y Auguste Renoir. 

En este apartado es propio mencionar la definición de impresionismo en arte, es una técnica que se basa en capturar deseos sensoriales por medio de pinceladas coloridas. Utilizan una metodología única para captar las luces y hallar en lo ordinario una belleza pura.  Y si existe alguna duda al respecto sobre dónde surgió el impresionismo, nace en Francia y más adelante, a finales del siglo XIX, se implementó en la literatura. 

Inicios de literatura del impresionismo

Después de que el impresionismo se posiciona como un movimiento sólido en el arte, llega el turno de las letras. A finales del siglo XIX, Edmond y Jules de Goncourt toman la decisión de escribir en conjunto y saltar de la corriente naturalista para darle una visión impresionista a sus textos. 

En 1856 se les ocurre la crucial idea de fundar una revista, cuyos principales escritos se basaron en la visión mental de los personajes, es decir, encajando en lo que hoy se conoce como impresionismo literario. 

Su objetivo siempre fue que las letras causarán el mismo impacto que las pinturas. Crear sensaciones a través de la poesía y obras de teatro. Esta es la razón por la cual la parte sensible tiene mucha más relevancia. 

Características del impresionismo literario

¿Te has preguntado cuáles son las características del impresionismo literario? Si la respuesta es “sí”, en este apartado te lo explicamos. 

Estilo narrativo y ambigüedad 

La primera cualidad del impresionismo literario tiene que ver con el estilo narrativo, seguido de la ambigüedad. El autor deja las reflexiones al lector y puede incluir finales alternativos con el fiel propósito de aumentar la emoción en la persona que está leyendo estas líneas. Es decir, el lector se vuelve más independiente y no depende de lo que el autor plasmó. Cada interpretación es ambigua. 

Pocos detalles 

Mientras que en otras corrientes literarias los detalles son necesarios, en la literatura impresionista no sucede así, son escasos y casi todo el trabajo de interpretación queda a manos del lector. 

En este aspecto, son similares con las pinturas impresionistas, las cuales dejan al espectador con la necesidad de seguir analizando cada trazo. 

Punto de vista personal

Las obras más importantes del impresionismo están escritas desde el punto de vista del autor, resaltando lo que muchos conocen como el “yoísmo”, bien sea desde el personaje principal o si está narrado en primera persona.

Detalles cruciales de la trama están omitidos. Se crea una especie de realidad vaga, con el objetivo principal de generar curiosidad en la persona que está detrás, es decir, el lector. 

Paisaje emocional 

Al leer esta característica, de seguro, sobresale el pensamiento ¿Qué significa paisaje emocional? ¿Tiene que ver con la pintura? La respuesta es quizás. Cuando se habla de paisaje emocional, quiere decir que el escritor se sumerge en las emociones más profundas. 

Hace lo posible por evocar el sonido experimentado por los personajes, las luces, las sensaciones e incluso los olores. Toda esa transmisión queda en evidencia delante de los lectores. 

Un ejemplo claro sería: “María, quien no se esperaba poder escapar de esa situación, se sentó y percibió como una mariposa tocaba su nariz experimentando una fuerte conexión con el insecto, difícil de describir con palabras simples”. 

Narrativa no cronológica 

Por lo general, los libros o las novelas están escritas en un orden cronológico, en este caso no es así. Los autores se encargan de explicar el porqué de ciertos eventos, pero no el orden de los mismos. 

A finales del siglo XIX, fecha en la que nació el movimiento impresionista en la literatura, los miembros decidieron dejar atrás las líneas temporales y centrarse en los sentimientos es por ello que esta característica es importante. 

Selección de los detalles

Las acciones de los personajes quedan en segundo plano cuando se trata de crítica impresionista. Se enfocan más en describir los detalles y no las acciones. En algunas novelas impresionistas para comprender el panorama completo será necesario volver atrás y leer otra vez. 

Autores más importantes del impresionismo

Llegó un momento crucial en esta entrada… Hablaremos de los escritores del impresionismo con mayor relevancia en la historia. De cada uno, se expondrá una pequeña reseña al respecto.

Es vital conocer el movimiento desde sus protagonistas, los literatos que fueron capaces dejar atrás los preceptos aprendidos y sumergirse en terrenos desconocidos con la finalidad de expresar sus sentimientos. 

Joseph Conrad

Para iniciar la lista de autores del impresionismo literario el indicado es Joseph Conrad, uno de los escritores más conocidos de su época e imprescindible dentro del movimiento. 

El escritor impresionista Joseph Conrad (George Charles Beresford, Public domain, via Wikimedia Commons/ Recorte, mejora de tono y resolución de la original)

Conrad nació en Berdyczów en 1857, en aquel entonces esa ciudad pertenecía al Imperio Ruso y hoy es parte de Ucrania. Adoptó el idioma inglés como la lengua ideal para transmitir sus pensamientos. 

Hoy en día es uno de los autores más destacados de la literatura universal. Sin tapujos se encargó de hablar de la vulnerabilidad y la inestabilidad que rodea a los seres humanos. 

Sus inicios en las letras no se dieron con el impresionismo, de hecho, tardó un poco en llegar hasta acá. Primero escribió enmarcado en el romanticismo con toques de realismo y después descubrió el potencial del movimiento. 

Más allá de las novelas, Conrad destacó por sus poemas del impresionismo, uno de ellos es “Patna”. 

Rápidamente, los lectores vieron a este escritor como uno capaz de escribir su visión del mundo sin remordimientos. 

James Joyce

Ahora, es el turno de otro miembro grande del grupo de escritores impresionistas y ese es James Joyce. Su obra destaca dentro del impresionismo en la vanguardia y es uno de los escritores más aclamados dentro y fuera de Irlanda. 

Retrato del escritor impresionista James Joyce (Gerd Eichmann, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons/ Recorte, mejora de tono y resolución de la original)

Joyce nació en Dublín en 1882 y pasó parte de su vida en esta ciudad, una cualidad que trató de reflejar en sus obras. 

Su nombre está plasmado en la historia de la literatura universal por la sutileza de sus palabras y su ímpetu para hablar de temas pocos tratados en aquel entonces, tal como su postura en contra de la Iglesia Católica. 

Junto a Franz Kafka, Jorge Luis Borges y William Faulkner hicieron de la literatura del siglo XX, un lugar más cálido e ideal para despertar mentes. 

De hecho, Joyce es conocido por “despertar conciencia”, un hecho que se le atribuye a su paso por el impresionismo literario y su escritura de vanguardia, centrándose en reflejar emociones sensoriales y no cómo ocurrieron los acontecimientos.

“Ulises”, “Finnegans Wake” y “Dublineses” son algunas de sus obras literarias más conocidas. 

Joyce falleció el 13 de enero de 1941 en Zúrich. 

Henry James

Henry James es uno de los principales representantes del impresionismo por su forma de escribir desde su punto de vista y a su vez incorporando elementos psicológicos. 

Escritor impresionista Henry James (George Eastman House from Rochester, NY, United States, Public domain, via Wikimedia Commons/ Recorte, mejora de tono y resolución de la orginal)

James nació en New York en 1843 y se nacionalizó británico, murió en 1916 en Londres. 

Destacado por la magnitud de sus personajes, tan profundos, tan intensos y tan mediáticos. James hizo del impresionismo literario un lugar mejor habitado, estructurado y, sin duda, expresado. 

A menudo hacía referencia del significado de haber sido estadounidense en tierras europeas, nunca perteneció a ningún grupo, aunque asistía a reuniones de personas pudientes, esto le permitió obtener una visión fresca y renovada de lo que significaba “ser rico” y poder escribir sobre ello. 

Entre su colección de obras, dos que gozan de un renombre importante son: “Roderick Hudson” y “La muerte del león”. 

Charles Baudelaire

Cuando se habla del impresionismo en poesía, un nombre sale a relucir con toda confianza es Charles Baudelaire. Es considerado miembro del conocido grupo de “los poetas malditos”, según el escritor Paul Verlaine. 

Escritor impresionista Charles Baudelaire (Étienne Carjat, Public domain, via Wikimedia Commons/ Recorte, mejora de tono y resolución de la original9

Vivió sin miramientos, cayendo en los excesos y desde un punto de vida bohemio, hechos que lo llevaron a escribir desde emociones profundas y transmitiendo esa necesidad de ser comprendido en medio de palabras rebuscadas. 

Su poesía, para los historiadores, fue el comienzo de las prosas modernas. En su haber reposa “Las flores del mal”, un libro que generó gran conmoción en la Francia del siglo XIX. 

Baudelaire no sólo se encargó de ser un escritor impresionista, también se codeó con artistas plásticos de este movimiento, quienes se encargaron de retratar su rostro en varias oportunidades. 

Nació en abril de 1921 y falleció el 31 de agosto de 1867 en París. 

Obras representativas del impresionismo

Por supuesto, no tendría sentido hablar de la literatura impresionista sin hablar de las obras y autores del impresionismo. A continuación, una lista de obras importantes. 

Las flores del mal

El título original de esta obra es Les Fleurs du mal, es la obra más importante en la vida del autor francés -impresionista- Charles Baudelaire, en ella se expresa casi toda su poesía, es decir, reúne años de letras. 

Para el año de 1840, cuando Baudelaire, comenzó a escribir la obra todo lo que describe era considerado “inmoral”, pero ¿por qué razón? Básicamente porque él se encargó de hablar del goce de la vida y las pasiones. 

Se conoce que este poeta era amante de los excesos, además de sus visitas recurrentes a los burdeles más conocidos de París. 

Los poemas no tienen ningún tipo de orden cronológico y se enfocan en sus propios deseos, hablando de sensaciones e incluso pasiones nunca antes leídas en la poesía de aquel entonces. 

Es un clásico y ejemplo de la literatura impresionista por su tonalidad. 

Las flores del mal ilustrado/Nordicalibros

Retrato de una dama

El libro insigne de Henry James es “Retrato de una dama”, una pieza icónica, llena de elementos relacionados con la grandeza literaria y el impresionismo. Al principio, en 1881, no estaba publicada en formato novela, sino que se publicó en algunas revistas. 

James intentó utilizar su propia experiencia en la ambientación de la historia, puesto que la protagonista es de origen estadounidense y por cuestiones del destino se tuvo que dirigir a Europa. 

La protagonista, Isabel Archer, es conocida por su sensualidad, elegancia y posee una cómoda herencia, sin embargo, es parte de un plan y debe enfrentar las consecuencias del mismo. 

Plantea dos realidades alternas, sin enfocarse mucho en los detalles, una característica típica de este movimiento literario. 

Retrato de una dama /Alianza editorial

Retrato del joven artista

Es la primera novela escrita por el irlardés, James Joyce y para muchos historiadores, Joyce habla de su alter ego, puesto que el joven protagonista se cuestiona las creencias religiosas y los estatutos implementados por la iglesia católica. 

Se publicó en 1916 y en 1977 se adaptó al cine. Es un libro un poco extenso porque consta de 66 capítulos, además de esto destaca por el nivel impresionista y el realismo. 

Es una excelente lectura para aquellos que desean comprender el impresionismo más allá de la pintura. 

Retrato del joven artista/Ediciones cátedra

El impresionismo literario o la literatura impresionista es una de los movimientos literarios más interesantes que existen, primero por su forma de retratar una realidad, pero también por su manera única de adentrarse en las emociones y sentimientos. 

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre