miércoles, 10 agosto 2022 |

Actualizado a las

23:32

h CEST

34.7 C
Madrid

Movimientos literarios: cuáles son, características, representantes y ejemplos de todas las corrientes literarias

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Los movimientos literarios también se conocen como corrientes literarias y, con el paso de los años, han servido como guía para el establecimiento de la literatura universal.

La diversidad se manifiesta hasta en el ámbito de la escritura y la lectura; de hecho, por eso existen los movimientos literarios (corrientes literarias), puesto que en estas épocas se desarrollaron distintas formas de ver la vida y de plasmarla en los textos. En esta entrada pretendemos abordar todos los movimientos literarios y sus características.  

Escuelas literarias:
Características, autores y obras de todos los movimientos literarios (clasicismo, modernismo…)

Leer artículo

¿Qué son los movimientos literarios?

El concepto de movimientos literarios tiene que ver con períodos determinados en el que la literatura sufrió cambios orientados al tiempo cultural. Dicho de otra forma, un movimiento literario o periodo literario es un conjunto de obras literarias entre las que se encuentran obras de teatro, novelas largas y cortas, cuentos y poemas, que se crearon compuestas durante una época específica. 

Entonces, entendiendo qué son los movimientos literarios, podemos identificar a aquellas obras literarias se agrupan con base a ciertas características o especificaciones que tienen que ver con las perspectivas, la filosofía o ideología, la forma de escribir, la decantación por alguna escuela de pensamiento, y también  las influencias sociopolíticas y culturales.

Los periodos y movimientos literarios también se han definido por tener más de una opinión o filosofía, así como diferentes ideas sobre el mundo y su funcionamiento. Los autores de las corrientes literarias que existen fueron autores y poetas que, época tras época, se encargaron de plasmar su pensamiento y visión sobre contradicciones, filosofías y realidades que  coexistieron incluso en el mismo período.

Importancia en la literatura universal

La importancias de los movimientos en literatura universal tiene gran peso en la historia del mundo, ya que al examinar estas corrientes literarias, las generaciones siguientes han podido comprender sobre el canon literario, sus características y las necesidades que hicieron que proliferaran estos movimientos en las épocas determinadas, así como la visión de los autores sobre la filosofía o perspectiva de la vida.

Es posible leer un texto literario sin identificar a qué movimiento literario pertenece, y ahí es donde reside la importancia de conocer los nombres de movimientos literarios, su génesis y las características de cada movimiento literario y el período al cual perteneció. Entender todos estos puntos se traduce en una mejor ilustración de lo que ha sido la historia de la literatura en su proceso evolutivo.

Cada lector que aprende sobre una obra literaria y el movimiento que lo identifica, ofrece una mayor apreciación de la lectura y, por consiguiente, se puede analizar a profundidad. Por otro lado, vale resaltar que las corrientes literarias también sirven para dividir las formas existentes de la literatura, así como las características que definen a cada uno de los movimientos literarios y a sus obras más resaltantes.

Características de los movimientos literarios

A continuación, describiremos una serie de movimientos literarios que te permitirán comprender el desarrollo de las corrientes literarias, los rasgos que comparten y cómo se establecieron en la literatura universal.

El significado

Una de las principales características de un movimiento literario es el significado. Este es uno de los aspectos más destacados que comparten los movimientos literarios, ya que de forma individual las corrientes literarias están compuestas por un significado particular. En este sentido, pueden diferenciarse una de otra, no únicamente por sus características, sino por el tiempo en el cual se desarrollaron; el significado está sostenido por el contexto, las influencias del arte y la cultura, el pensamiento colectivo e individual, las creencias religiosas, etc.

Intereses

Seguidamente, otro punto en la historia que permitió que surgieran los movimientos literarios fueron los intereses, esto hace que los autores y sus obras coincidan en las creaciones. Es decir, las corrientes literarias han estado motivadas por las percepciones, principios  e intereses compartidos entre los escritores y escritoras, lo que significó mayor difusión a través de las influencias de cada uno de los autores.

No obstante, vale mencionar que si bien pueden compartir estos elementos, esto no quiere decir que tengan conocimiento del otro, ni de la ubicación de desarrollo de los movimientos literarios. Esto quiere decir que muchas de las corrientes literarias se establecieron y evolucionaron a partir de las características compartidas con autores de otras épocas y lugares.

Influencias

En el mismo orden de ideas, las influencias también forman parte de las características de los movimientos literarios. Como se dijo anteriormente, cada una de las corrientes literarias se pueden identificar emergieron en tiempos en los que dominaban las artes mixtas, y es por ello que se pueden “encasillar” estos movimientos, corrientes o vanguardias, según el auge de la música, la pintura, la poesía y las innovaciones que trajo la evolución. 

Atemporalidad

Los movimientos literarios y sus representantes hicieron que sus obras no estuviesen sujetas a una cronología específica que solo se enfocaba en el pasado. Por el contrario, los movimientos estéticos literarios y los movimientos poéticos pueden formar parte de una corriente y participar en otra distinta de forma progresiva. 

Es por ello que tiene sentido que, históricamente, la literatura y muchos de los textos que aún se leen en el movimiento literario actual se conserven en el tiempo y que, a pesar de ello, las obras pueden coincidir con características de movimientos anteriores y a su vez se clasifican dentro de la misma corriente.

Tipos de movimientos literarios

¿Qué movimientos literarios existen y cómo sobrevivieron al paso del tiempo? En esta sección enlistamos a los principales movimientos literarios que han formado parte importante de la literatura universal. 

Clasicismo (siglo V aC al V dC)

Los tipos de movimientos literarios inician con el clasicismo, el cual se ubicó exactamente en la Antigua Grecia y en el Imperio Romano. La literatura clásica sentó las primeras bases y elementos básicos de lo que sería la literatura del mundo, y es por ello que se considera de alta importancia en la historia del mundo de la poesía y la lengua en general.

Las carácterísticas del movimiento literario del clasicismo fueron darle valor a la armonía y el equilibrio a sus obras, las cuales se enfocaron en la humanidad y su conducta sociocultural, el amor, la religión y los valores.

Autores y obras destacadas

Los principales autores de la literatura clásica fueron hombres como Homero (VIII aC – VIII a.C) quien fue un poeta griego que dio luz a grandes obras literarias como La Ilíada y La Odisea, dos títulos que son considerados como clásicos de la literatura clásica universal. Por otro lado está Sófocles (496 aC – 406 a.C), el poeta griego que destacó por sus obras trágicas y versadas, tales como Edipo Rey y Antígona. 

Virgilio (70 aC – 19 aC.), por su parte, fue otro de los máximos representantes del clasicismo literario. Obras como La Eneida, Geórgicas y Bucólicas fueron los textos más destacados del autor que recibió las influencias de Homero.

Medieval (siglo V al XV)

En Europa y principales reinos se dio otro de los tipos de corrientes literarias que forjaron la historia literaria. En este caso, la literatura medieval dista totalmente de la corriente del clasicismo porque se enfocó meramente en los temas inherentes a la Edad Media y se fijó en la religión, la presencia de Dios, en los actos heroicos y en sus protagonistas: reyes y caballeros. 

Autores y obras destacadas

Hay una situación bastante curiosa con respecto a los autores del movimiento literario medieval, y es que los escritores importantes de esa época fueron anónimos en su mayoría. Sin embargo, inspiraron a otros escritores que se interesaron por los textos que se hicieron populares en la Edad Media.

Por ejemplo, libros como El Cantar de los Nibelungos, Libro de Buen Amor, El Cantar de Roldán y Mio Cid, son títulos clásicos de la literatura medieval. Muchos de estos libros se caracterizaron por plasmar cantares e historias que implican batallas y viajes heroicos de caballeros reales. 

Renacentista (Siglo XIV y XVI)

Seguidamente, en Europa Occidental, también se dio lugar otro de los importantes movimientos literarios en literatura universal. La corriente renacentista obtuvo las influencias de la literatura grecorromana para dar espacio a obras innovadoras con toques de clasicismo, pero más desarrolladas. Por otro lado, los autores del renacimiento se enfocaron en la “perfección” de la literatura clásica como un ideal y le fueron inyectando sus perspectivas a los lectores. 

Autores y obras destacadas

El humanismo de las obras renacentistas nacieron de la pluma de autores como Dante Alighieri (1265-1321), el escritor italiano que triunfó con obras como La Divina Comedia e Inferno, las cuales figuraron como un ejemplo ideal del renacimiento medieval. Asimismo, Giovanni Boccaccio (1313-1375) fue otro autor humanista italiano que creó El Decamerón, una obra que está compuesta de cuentos y novelas cortas que abordan la humanidad, el amor y la tragedia.

Barroco (siglo XVII)

En la misma Europa y en España especialmente nació el movimiento Barroco, el cual fue considerado como una extensión de la escritura renacentista. Esta corriente literaria se apoyó en las bases del clasicismo y de la pluma renacentista, pero se diferenció de ambas por aplicar formas literarias más complejas. El movimiento Barroco se caracterizó por utilizar metáforas, el culto, referencias mitológicas, el conceptismo e imagenología; todos estos recursos se establecieron mediante la prosa.

Autores y obras destacadas

El escritor y dramaturgo español, Luis de Góngora (1561-1627), junto al poeta y político Francisco de Quevedo (1580-1645) y el escritor y médico humanista, François Rabelais (1494-1553), fueron algunos de los nombres destacados que se encargaron de darle forma a la escritura del Barroco. 

Algunas de las obras importantes de esta corriente literaria es Gargantúa y Pantagruel, una obra de Rabelais llena de sátira y aventuras que trata sobre dos gigantes; Poemas Satíricos de Quevedo, y Fábula de Polifemo y Galatea, de Góngora, un libro de poemas que narra la historia del hijo de Poseidón: Polifemo. 

Neoclasicismo (siglo XVIII)

Otro de los ejemplos de corrientes literarias es el Neoclasicismo, que se estableció en el llamado Siglo de las Luces (Francia) y se caracterizó por ser un movimiento apegado a las formas. De hecho, en la historia quedó marcado como una época importante, puesto que el rey de Francia, Luis XIV, optó por apoderarse del arte, lo espiritual e intelectual en la corte de Versalles; es por ello que el francés fue el idioma dominante en varias partes del mundo.

Autores y obras destacadas

Autores como Jean-Jacques Rousseau (1712-1778), Jean Racine (1639-1699), Molière (1622-1673), Montesquieu (1689,-1755) y el dramaturgo español Fernández de Moratín (1760-1828) fueron los autores que se inspiraron en la Antigua Grecia y la literatura renacentista para darle importancia a la rigidez y la simetría en cada una de sus obras. Algunos de los libros más importantes de esta corriente literaria son El Ávaro (Molière), Andrómaca (Racine), El sí de las niñas (Fernández de Moratín) y Emilio o la Educación (Rousseau).

Romanticismo (Primera parte del siglo XIX)

Inglaterra y Alemania también dieron espacio a otro de los ejemplos de movimientos literarios: el Romanticismo. Esta corriente literaria se originó después de la Revolución Francesa, y es por ello que las obras románticas están caracterizadas por las ideas de libertad, pero también desembocaron en el ámbito científico, artístico y también tomó bases de la literatura medieval. 

Autores y obras destacadas

La existencia del yo, el cuestionamiento de las reglas y el enfoque en el espíritu, la razón y la naturaleza, son características propias de obras creadas por autores importantes como Lord Byron (1788-1824), Victor Hugo (1802-1885), Gustavo Adolfo Becquer (1836-1870), Edgar Allan Poe (41809-1849) y Emily Brontë (1818-1848). Entre las obras más importantes de esta corriente literaria podemos nombrar a El ser de la libertad humana, Rimas, Don Álvaro o la fuerza del sino y Los Miserables.

Realismo (Segunda mitad del siglo XIX)

Continuando con los ejemplos de qué es un movimiento literario, viajamos a Francia, donde también tuvo lugar el Realismo, una corriente literaria que se enfocó en contar historias más apegadas a la realidad y, además, surgió como una respuesta directa a la fantasía del romanticismo y subjetivismo. El realismo se caracterizó por estar profundamente relacionado con el positivismo como una visión de la vida.

Autores y obras destacadas

Las obras que surgen en este movimiento se destacaron por ser una proyección exacta de la realidad, donde los lectores identificaran con escenarios, lenguajes, momentos de la vida cotidiana y problemas socioculturales. Fueron autores como Fiódor Dostoevsky (1821-1881), Oscar Wilde (1854-1900), Henry Ibsen (1828-1906), Charles Dickens (1812-1870) y León Tolstoy (1828-1910), fueron responsables de que se estableciera el realismo con obras como Crimen y Castigo, El Retrato de Dorian Gray, Fantasmas, Un Cuento de Navidad y Ana Karenina. 

Naturalismo (Finales del siglo XIX)

De forma consecutiva, Francia vuelve a ser el epicentro de la literatura, y fue la casa de la corriente del naturalismo, la cual se caracterizó por tener toques más teatrales y por ser una especie de extensión del realismo. A decir verdad, el movimiento naturalista se encargó de abordar las ciencias, los descubrimientos y cómo se vincularon con los aspectos de la vida de la sociedad.

Autores y obras destacadas

Sin embargo, el Naturalismo no estuvo representado por tantos nombres. Fueron autores como Émile Zolá (1840-1902), Gustave Flaubert (1821-1880), la ensayista y escritora española, Emilia Pardo Bazán (1851-1921) y el novelista estadounidense, Frank Norris (1870-1902), fueron varios de los representantes del naturalismo dentro y fuera del territorio francés. El naturalismo realista se evidenció en obras con narrativas interesantes, tales como Nana (Zolá), Madame Bovary (Flaubert), Los pazos de Ulloa (Bazán) y McTeague (Norris).

Modernismo (Finales del siglo XIX – inicios del siglo XX)

En el otro lado del mundo, países como Nicaragua, Colombia, Cuba, Perú y México, se convirtieron en la cuna del Modernismo. Quizás en ese entonces muchos se preguntaron cuántos movimientos literarios hay, pero aún así los escritores del modernismo lucharon por oponerse al romanticismo y su narrativa; el modernismo se caracterizó por ser una corriente de renovación y autenticidad. 

Autores y obras destacadas

Los autores del modernismo triunfaron porque no imitaron a ningún otro movimiento nacido en Europa, pero sí tomaron un poco de las influencias del parnasianismo y el simbolismo. Algunos de los escritores que se abrieron paso entre las plumas europeas y destacaron fueron Rubén Darío (1867-1916), José Martí (1853-1859), Amado Nervo (1870-1919) y Gabriela Mistral (1889-1975). Obras en las que se evidenció la proyección del paisaje del continente americano y su entorno, fueron títulos como Azul, Soy un hombre sincero, La Amada Inmóvil y Desolación.

Vanguardia (Siglo XX)

Europa y el Caribe se convirtieron en vanguardistas tras los hechos de la Primera y Segunda Guerra Mundial. Entre 1914 y 1918, se desarrolló esta corriente literaria que estuvo marcada por otros campos determinados por el sufijo “ismo”: Dadaísmo, Futurismo, Surrealismo, Expresionismo, entre otras; todos se centraron en la renovación del arte y el establecimiento de la originalidad apoyada en el simbolismo e individualismo. 

Autores y obras destacadas

El vanguardismo rechazó las formas retóricas haciendo énfasis en las imágenes, sentimientos, en la libertad de expresión y en la modificación de las corrientes anteriores. Algunos de los autores que brillaron en este movimiento literario fueron Albert Camús (1913-1960), Pablo Neruda (1904-1973), Franz Kafka (1883-1924), César Vallejo (1892-1938) y Federico García Lorca (1898-1936). El Extranjero, Cien sonetos de amor,  La metamorfosis, Los Heraldos Negros y Bodas de Sangre, son libros que se consideran los ejemplos perfectos del vanguardismo del Caribe y Europa.

Posvanguardia (Mediados del siglo XX)

Tras los eventos de la WW2, se asentó una época de pesimismo en todo el mundo, y ni las artes ni las letras escaparon de las sombras que lo cuestionaron todo, más que nada en los países de habla hispana. De hecho, en ese tiempo una de las influencias e ideales que más se hizo ver fue el marxismo, y esto condujo a la reducción de la calidad de la literatura. No obstante, esta corriente literaria se mantuvo por su estética realista.  

Autores y obras destacadas

En este sentido, la posvanguardia se caracterizó por ser un movimiento literario que rechazó el optimismo y su ideal era evadir la realidad; rechazaron a toda costa las estructuras del lenguaje poético, el cual consideraban “rígido”. La época estuvo marcada por la pluma de autores como Nicanor Parra (1914), Ernesto Cardenal (1925-2020), José Lezama Lima (1910-1976) y Octavio Paz (1914-1998). Poemas y Antipoemas, Oración por Marilyn Monroe, Paradiso y Piedra de Sol, son los títulos de las obras que resaltan como grandes ejemplos del posvanguardismo literario. 

Posmodernismo (Finales del siglo XX)

El posmodernismo es otra de las corrientes literarias que surgió como una respuesta al vanguardismo y, hasta la actualidad, se sigue desarrollando. Por supuesto, este movimiento literario se ha caracterizado por el agotamiento de las formas y temas comunes del espectro literario. Las características de movimientos literarios como este no solo se detienen en ser un espacio de escritura más exploratorio y experimental, sino que plasma las historias desde diferentes puntos de vista. 

Autores y obras destacadas

En esta lista, los autores destacados de las posmodernidad como Julio Cortázar (1914-1984), Umberto Eco (1932-2016), Augusto Monterroso (1921-2003) y Guillermo Cabrera Infante (1929-2005), trabajaron con la diversidad, fragmentación y el rechazo a lo tradicional. Esto se pudo evidenciar en varias obras importantes de estos escritores posmodernistas, tales como:  Lo demás es silencio, Rayuela, En el nombre de la rosa y Tres tristes tigres.

Al final de este recorrido te puedes preguntar cuáles son los movimientos literarios que existen, y podemos decirte que estos son una especie de “pilares”, pero hay muchos otros que se formaron como parte de una respuestas a las nuevas corrientes literarias que surgieron con el paso del tiempo, estas que, sin lugar a dudas, formaron la historia de la lengua y literatura universal.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre