jueves, 11 agosto 2022 |

Actualizado a las

8:30

h CEST

25.4 C
Madrid

Géneros mayores: cuáles son los tipos de géneros dramáticos más importantes de la literatura y sus subgéneros

Puntuación media: 5 | Votos: 1

La literatura es más compleja de lo que muchos creen y está compuesta por géneros mayores, ¿qué son? Son géneros dramáticos que juegan un rol importante en el momento de contar una historia, sin importar el formato. Puede ser el teatro, el cine o una novela.

Los “géneros mayores”, suelen estar divididos en cuatro grandes grupos: comedia, tragicomedia, melodrama y tragedia. Esos géneros dramáticos enmarcan el destino de una novela, de una obra de teatro o una película. En esta entrada, explicaremos con detalles qué significan cada uno. 

Tipos de géneros literarios:
Características y ejemplos de todos los subgéneros literarios (lírico, narrativo…)

Leer artículo

¿Qué es el género mayor? 

Aquellos géneros literarios que tienen una gran antigüedad e historia son considerados “géneros mayores”. Se caracterizan por su extensión y por tener una gran variedad de subgéneros. 

En simples palabras, sin los géneros mayores no existiera la tonalidad del “drama”, es decir, las historias teatrales o de envergadura literaria no tendrían sentido alguno. 

Definición de drama 

Para iniciar la presentación de los tipos de géneros dramáticos está el “melodrama”, pero antes explicaremos un poco qué es el “drama”, además de su importancia en obras literarias. 

El drama no es más que la presentación de eventos ficticios o no ficticios, los cuales tienen el objetivo de presentarse de la mano de un guion escrito. 

Es indispensable aclarar que una obra, por lo general, cobra vida cuando hay un género mayor de por medio, ya que este definirá el destino de sus personajes y la interpretación. 

Y si te estás preguntando, ¿cuáles son los subgéneros mayores? Entre ellos destacan los “monólogos”, la ópera y los musicales. 

Melodrama 

El melodrama está en la categoría superior de subgénero narrativo mayor. Es fácil reconocer este género mayor, pero ¿qué significa? Según la Real Academia Española (RAE) se trata de “obra teatral, literaria, cinematográfica o radiofónica en la que se acentúan los aspectos patéticos y sentimentales”. 

Por lo general, en el melodrama todo se “exagera” o se “hiperboliza”. No suelen ser dramas de gran profundidad, pero suele tener giros y eventos inesperados, cuya principal función es generar sentimientos encontrados en la audiencia. 

Historias de amor 

En su mayoría se trata de historias de amor, las cuales pueden incluir a una damisela en apuros, villanos aterradores y héroes que aparecen de forma inesperada para rescatar a su amada. 

El melodrama puede estar presente en diferentes obras como, por ejemplo, los subgéneros líricos mayores como la oda o la canción. 

Características del melodrama 

Entre los géneros dramáticos, el melodrama es uno de los que más destaca y para saber diferenciarlos, a continuación las características. 

Sentimentalismo 

Los sentimientos son los verdaderos protagonistas del melodrama, de hecho la intención es que el público sienta lo que está pasando delante de sus ojos. Está ligado con el amor sin barreras, el sacrificio o el sufrimiento. 

Esta característica encaja -a la perfección- con la idea de subgéneros mayores del género dramático. 

Estereotipos 

Tanto en el cine como en el teatro o televisión existen “estereotipos” de personajes, ¿cuáles son? La madre abnegada, el villano dispuesto a cumplir venganza, el personaje pobre con ansias de ayudar a los más necesitados. 

Situaciones 

Los melodramas tienen cualidades estándar, ¿qué significa? Pues que mayormente se utilizan las mismas situaciones con diferentes personajes. Entre estos destacan: La diferencia de clases sociales, los deseos de superación del protagonista, el personaje principal que se queda sin “oportunidades” de crecer, entre otros. 

Un poco de su historia

A diferencia de los otros géneros mayores, el melodrama fue de los últimos en aparecer. Su origen se ubica en Francia, específicamente en el siglo XVIII.

Más tarde se extendió por toda Europa, pero tuvo mayor repercusión en Gran Bretaña, puesto que en el siglo XIX era el género dramático más popular. 

En conclusión, se presentó como el favorito de las clases sociales más bajas y trabajadoras, de algún modo observaron cualidades de sus vidas reflejadas en el teatro. 

Comedia 

La comedia está lejos de pertenecer a los subgéneros líricos menores, sin embargo, es de los géneros mayores más utilizados en el teatro y también en obras cinematográficas. 

¿Qué es la comedia? Es un drama que tiene como objetivo final entretener a la audiencia por medio de la risa. El tono suele ser ligero y todo gira alrededor de la risa como una acción capaz de aliviar todo tipo de problemas. 

La comedia, a su vez, está compuesta por subgéneros menores como la sátira, la comedia negra y la farsa. 

Características de la comedia 

Para comprender mejor en qué consiste la comedia, es indispensable pasar por sus características. 

Exageración en los personajes

Los personajes no están muy acorde a la realidad, en la mayoría de los casos. La comedia suele exagerar a los miembros del elenco con la finalidad de hacer reír al público.

Pueden representar situaciones absurdas que luego se convierten en “divertidas”. Ejemplo: Un hombre que asiste a un zoológico y es perseguido por animales. 

Arquetipos 

La sociedad está llena de vicios o figuran los conocidos “pecados capitales”, en la comedia utilizan este recurso para dar un mensaje. Es decir, un personaje puede representar la gula, la avaricia o, incluso, la lujuria. 

Por supuesto, cada representación debe contar con chistes de por medio. 

Un final prometedor 

Como se ha explicado a lo largo de esta entrada, el motor de la comedia es generar risas y por esta razón los finales son prometedores o felices. 

Breve origen de la comedia 

La comedia es bastante antigua, posicionándose entre los géneros mayores. Según estimaciones, sus inicios se remontan en la antigua Grecia. Nació desde la necesidad de que la población pudiera desviar sus problemas, aunque fuese por un momento. 

Tragedia 

En los últimos años, la “tragedia”, se ha posicionado como uno de los subgéneros mayores del género narrativo con mayor repercusión. Es un tipo de drama en el cual las situaciones negativas, la maldad y los defectos terminan por derrotar al protagonista de la historia. 

Cuando se habla de “tragedia”, también se deben mencionar sus variantes “dolor”, “locura”, “muerte” y en muchos casos “asesinatos”. Sin duda, es un género dramático que se ubica entre los más populares. 

Asimismo, en cuanto a la pregunta ¿cuáles son los géneros líricos? Está el romance, la oda, entre otros, pero lo realmente importante es que los personajes se presentan como un “todopoderoso”, quienes son capaces de defender la verdad a toda costa, una cualidad que está presente en los protagonistas del género de “tragedia”. 

Características de la tragedia 

Para comprender mejor en qué consiste este género dramático, se necesita un recorrido por sus características principales. 

Pensamientos humanos 

En la tragedia están presentes los pensamientos humanos de gran profundidad como, por ejemplo, la avaricia como sentimiento capaz de destruir familias, la infidelidad, entre otros antivalores que están presentes en la sociedad. 

Infortunio 

Los infortunios son los ingredientes principales de estos tipos de dramas. El objetivo principal es hacer estremecer a la audiencia. Los infortunios pueden aparecer en el amor, un accidente que cambia la vida de los protagonistas, entre otros. 

Desenlace fatal 

Al contrario de la comedia, en la tragedia los finales son fatales. Pueden terminar en una muerte, en la pérdida de un patrimonio de gran valor o en la ausencia de alguna de las extremidades del protagonista. 

Breve historia de la tragedia 

Al igual que la mayoría de los subgéneros mayores de la lírica, la tragedia se originó en la antigua Grecia con la finalidad de entretener a los pobladores y que ellos tuvieran la oportunidad de “escapar”, por breves minutos de los problemas sociales y políticos. 

Tragicomedia 

Y para finalizar los géneros mayores de la literatura está la tragicomedia, como su nombre lo indica es una combinación entre la comedia y la tragedia. Sus finales suelen ser felices, pero antes los personajes atraviesan una serie de dificultades, en especial el protagonista. 

Este género dramático es más común en el teatro, pero no quiere decir que no esté presente en el cine o la literatura. 

A su vez, en muchas oportunidades, la tragicomedia demuestra ser parte de la vida misma, puesto que, en la vida real, la existencia humana está llena de momentos trágicos y cómicos. 

Características de la tragicomedia 

En este apartado, haremos un pequeño recorrido entre las características de la tragicomedia. 

Personajes 

Es fácil reconocer una tragicomedia porque hay un estereotipo de personajes bien definidos como, por ejemplo, plebeyos, individuos considerados “pícaros”, o que buscan aprovecharse de otros, pero que terminan con una lección importante. 

Superación 

El drama no suele ser lineal y los protagonistas terminan con una valiosa lección entre sus manos. 

Dramas absurdos 

La tragicomedia ha evolucionado y en los últimos años ha tomado la tonalidad de “dramas absurdos”, demostrando que la comedia es la única salida para aliviar las problemáticas que conlleva existir. 

Historia corta de la tragicomedia 

La tragicomedia se originó en el Imperio Romano, su creador es conocido como Plauto, puesto que él fue el primero en escribir una obra de este estilo. 

Dicha obra es “Amphitryon”, cuyos protagonistas eran dioses y reyes, en ella demostró su descenso por medio de situaciones cómicas o más bien “burlonas”. 

En esta entrada, se encuentran los principales géneros mayores de la literatura y el teatro, demostrando que sin los géneros dramáticos sería imposible contar historias.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre