miércoles, 10 agosto 2022 |

Actualizado a las

22:18

h CEST

34.7 C
Madrid

Textos literarios: qué son, características, estructura, tipos y ejemplos de textos de literatura

Puntuación media: 5 | Votos: 2

¿Conoces cuáles son los textos de literatura? Este tipo de obras son pilares de la cultura, por eso aquí encontrarás todos los detalles sobre cuáles son los textos literarios, características del texto literario, su estructura, ejemplos de tipos de textos literarios, función, y mucho más.

Seguramente ya tienes idea de qué son los textos literarios o textos de literatura, pues estos son parte importante de la sociedad, de la educación, las manifestaciones culturales y el arte. Pero detrás de la literatura hay mucho más que largas historias y grandes autores.

Elementos del texto narrativo:
Definición, características y ejemplos de los elementos del género narrativo

Leer artículo

¿Qué es un texto literario?

Desde un ámbito romántico y sensible, los textos literarios son la representación más conocida del lenguaje, el arte, la cultura y la expresión. A todo aquello que genera manifestaciones artísticas, textos, saberes y erudición, se le atribuye el término “literatura”. En lo técnico, la literatura es el arte de la expresión verbal que es responsable del conjunto de producciones, obras, conocimientos y muestras que determinan un área, época o nación.

La definición de textos literarios combina pasajes, escritos o manuscritos con el significado de qué es literario. Es una composición que usa el lenguaje para transmitir un mensaje estético, estructurado e inspirado en escenarios (reales o imaginarios) o historias.

El concepto de texto literario se relaciona directamente con la subjetividad, la reflexión, el arte, las emociones, sentimientos, el ritmo y las expresiones. Se utilizan frecuentemente figuras retóricas como la ironía, elipsis, hipérbole, metáfora o paradoja.

Elementos de la literatura

La estructura del texto literario, e incluso la de otros géneros, se compone de tres elementos principales: los personajes, el tiempo y el espacio.

  • Los personajes son los actores a quienes les suceden los hechos, pueden ser protagonistas o personajes secundarios. Sus cualidades, físicas y de personalidad, son descritas para enriquecer el texto e ilustrar la historia.
  • El tiempo es el día, época, situación o contexto histórico en el que transcurren los hechos. Puede ser el pasado, presente o futuro.
  • El espacio es el entorno físico donde se desarrolla la historia, bien sea que se trate de un escenario imaginario o de un lugar de la vida real.

Clasificación de los textos literarios

Según las características de contenido o estructura, se pueden establecer cuáles son los textos literarios. Existen cuatro grandes géneros, que se explican a continuación.

Géneros de textos literariosDescripciónEjemplos
NarrativoSu objetivo es narrar una historia, una sucesión de hechos que le ocurren a un personaje o grupo de personajes.Cuentos, mitos, fábulas, crónicas, leyendas, novelas.
DramáticoEl objetivo de estos textos es llevar las historias al teatro, el cine o la televisión. No es tan común que el narrador tenga protagonismo.Comedia, drama, tragedia.
LíricoSon textos con formatos diversos, enfocados en expresar subjetividades como sentimientos, reflexiones, perspectivas u opiniones.Poemas, coplas, odas, sonetos.
DidácticoLa finalidad de los estos textos es enseñar algo, bien sea una reflexión, mensaje u opinión.El ensayo y la biografía.
Fuente: Elaboración propia.

Cuáles son las características de los textos literarios

Las características de un texto literario se asocian a la forma, estilo y estética del lenguaje utilizado y el tipo de mensaje que se quiere transmitir. Algunas características principales de los textos literarios son la función poética, subjetividad, lenguaje estético, ficción e imitación de la realidad.

Lenguaje estético

El lenguaje y el estilo que se emplean en las composiciones literarias tienen un propósito estético y ornamental. Se utilizan recursos literarios, personificaciones y expresiones para enriquecer la narración y adornar los textos. Se busca embellecer la historia. Su finalidad es transmitir un mensaje de la forma más emocional, estética y agradable posible.

Ficción

Cuando se presenta una obra literaria, se vuelve muy fina la línea entre lo real y la ficción. En la gran mayoría de los casos los autores emplean entornos, personajes o situaciones imposibles. Sin embargo, muchas veces se combina esta ficcionalidad con los aspectos más comunes de la realidad. Son verosímiles.

Subjetividad

Las obras literarias no destacan por ser objetivas ni cuantificables. La perspectiva personal, sello, historia y visión del autor son puntos principales en este género.

Poética

Todos los textos literarios, aún aquellos basados en historias reales, tienen características poéticas. Los versos se escriben priorizando la capacidad expresiva.

Imitación de realidad

Cada texto literario se enmarca dentro de una realidad, sin importar si es verídica o imaginaria. Esto significa que existe una descripción amplia del universo en el que se desarrolla la historia.

Formato

El formato en el que se presentan estas obras no es exacto. Puedes encontrar un ejemplo de textos literarios cortos, como los cuentos, y otros ejemplos más largos como las novelas. Hay libertad creativa en cuanto a forma, estilo, tono y composición.

Se encuentran en escritos o contenido digital, se pueden transmitir oralmente y además perduran en el tiempo como parte de una tradición literaria.

Cuál es la finalidad de los textos literarios

Entender qué son los libros literarios o para qué sirven los textos literarios tiene mucho que ver con el aspecto estético del habla, la escritura y las manifestaciones culturales. El fin de una obra de este tipo es expresar, de la forma más armónica y poética posible, el lenguaje literario y el arte. El autor busca embellecer una realidad y darla a conocer, convenciendo a los lectores de formar parte de la realidad que se describe, y reflexionar sobre los temas que se plantean.

Revisa estos ejemplos literarios

Tanto en los pasillos de una biblioteca, como en el amplio mundo del internet podrás encontrar ejemplos de textos literarios cortos, obras globalmente reconocidas y mucho más. Para que comprendas mejor qué es un libro literario o cómo se identifican los escritos de este tipo, puedes revisar los siguientes ejemplos de textos literarios breves.

Microrrelato: La copa

  • Y cuando despertó, todo estaba en el mismo lugar.
  • El vestido a medio poner y la copa de vino en el suelo.

Poema: Pedazos de un corazón

Con cada kilómetro se va abriendo la herida,

Unos ojos que ya no divisan el límite de la frontera,

Son pedazos de un corazón que se van quedando a la deriva,

Del migrante que le dijo adiós al pasado y a su bandera.

Biografía literaria: Selena

Nació en 1971 con voz prodigiosa en el seno de una familia de artistas. Selena era la flor más tierna del jardín Quintanilla. Con costumbres de dos tierras y los sueños del tamaño del cielo, ella se abrió paso en el mundo del entretenimiento hasta convertirse en leyenda, aquel fatídico marzo de 1995.

Ejemplos famosos

Si quieres revisar algunos ejemplos reconocidos de textos literarios, puedes revisar esta lista:

  • La Cenicienta, de los hermanos Grimm.
  • Pulgarcito, de Charles Perrault.
  • Guerra y paz, de León Tolstoi.
  • Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez.
  • Harry Potter, de J.K. Rowling.
  • Oda a la edad, de Pablo Neruda.
  • Hamlet, de William Shakespeare.
  • Moby Dick, de Herman Melville.
  • Don Quijote de la Mancha, de Cervantes.
  • El gato negro, de Edgar Allan Poe.
  • Y fábulas populares como La Liebre y La Tortuga.

Crea una obra siguiendo la estructura de un texto literario

En el mundo de la literatura existen figuras de renombre como Jorge Luis Borges, Federico Lorca, William Shakespeare, Machado de Assis, Franz Kafka o Jane Austen. Sin embargo, tú puedes ser el autor de una gran obra literaria si sigues unos pasos muy sencillos.

Establecer y escribir la estructura de un texto literario sigue un patrón sencillo de tres pasos básicos: establecer un tema, organizar las ideas, escribir.

Temática

Lo primero que debes hacer es elegir un tema central. Puede ser político, cultural, histórico, social o completamente ficticio. Lo importante es que te tomes un tiempo para pensar sobre qué es lo que quieres escribir.

Organización de ideas

Antes de pasar al proceso de escritura, es necesario hacer un esquema genérico de las ideas que se quieren abordar. Esto sirve para organizar y empezar a dar estructura, sin embargo, no quiere decir que sea inflexible y que no sea posible aplicar cambios conforme se avance con el texto.

En esta parte se debe considerar una estructura lógica y secuencial. Es decir, qué es lo que va a pasar, por qué va a pasar y en qué orden va a suceder. La razón de esto es que debe existir un hilo conductor que conecte las ideas y las presente con sentido y coherencia. No importa si se trata de un relato ficticio en su totalidad, antes de escribir hay que considerar cuál es la introducción, desarrollo, clímax y conclusión.

Para organizar las ideas se deben preguntar las preguntas clásicas: qué, cómo, cuándo, dónde, quién, por qué y para qué. De la misa manera es importante definir las personalidades, características y aspectos más relevantes de todos los personajes que van a estar involucrados. Lo mismo para los escenarios o lugares, ya que cuando se describe una obra debes brindarle al lector suficiente información como para que pueda imaginar o ilustrar la apariencia de los actores y propiedades del entorno donde sucede la historia.

Esta etapa puede llevar tiempo y – a la vez – puede sufrir modificaciones en el proceso creativo del autor. Pero es importante darse la oportunidad de definir todos estos detalles antes de plasmar el relato en papel.

Plasmar las ideas

La parte final del proceso de creación de un texto de literatura es la escritura. Con todas las ideas claras, hay que poner manos a la obra y comenzar a redactar la historia de forma coherente y con los propósitos claros.

Cuando se está creando un escrito de este tipo, se deben tomar en consideración las características propias del género literario. Eso significa que no debe faltar el uso correcto y creativo del lenguaje, las expresiones, las figuras retóricas y los recursos para embellecer el texto.

La redacción final es un proceso de libertad creativa plena, en el que el autor tiene la oportunidad de transmitir el mensaje que desee de la manera que mejor le parezca. Eso quiere decir que se permiten las ironías, el doble sentido, las exageraciones y todo lo que se considere pertinente. Uno de los rasgos más característicos del género literario tiene que ver con el sello del escritor, por eso es válido que la perspectiva de quien elabora la historia salga a la luz y se combine con el relato, los personajes, la narración y las ideas.

Una vez que el texto esté terminado, en su etapa preliminar, no te olvides de revisar todos los detalles gramaticales. Corrige la puntuación, el ritmo, la acentuación, la ortografía, todo lo que debe llevar cualquier escrito que se quiera publicar. Una vez que termines, serás parte de los grandes autores literarios. Los textos literarios o textos de literatura representan un mundo infinito de posibilidades creativas y de lenguaje. Desde la antigua Grecia hasta los tiempos actuales la literatura ha servido para presentar diferentes formas de entretenimiento y expresión. Es un género que se mantiene vivo gracias a su intención de transmitir historias, sensaciones, pensamientos y perspectivas.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre