miércoles, 17 agosto 2022 |

Actualizado a las

12:17

h CEST

22.4 C
Madrid

Variantes sociales: qué son, tipos y ejemplos de sociolectos del español

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Las variantes sociales tienen que ver con los distintos lenguajes que se pueden emplear en un mismo país o región, es por ello que también se conocen como sociolectos, puesto que es la forma en la que las personas hablan y al mismo tiempo es un indicador del origen social.

La comunicación en las sociedades puede ser tan mixta como homogénea, y esas variedades se conocen como sociolectos o variantes sociales. En esta entrada haremos un repaso por las variaciones de la lengua, describiremos qué tipos de variantes existen y también enlistaremos algunos ejemplos de variantes socioculturales que te darán una idea de cómo funcionan las conexiones del habla en la sociedad.

Ejemplos de sociolecto:
Qué son, significado y variedades de 15 ejemplos de variantes sociales lingüísticas

Leer artículo

¿Qué son las variantes sociales o sociolectos?

La sociolingüística, que estudia la relación que existe entre el lenguaje y la sociedad, sostiene que las variantes sociales o sociolectos son aquellos que están directamente asociados con una cierta clase socioeconómica, etnia o grupo de edad y, por otro lado, su nombre es una combinación de los términos “social / socioeconómico” con “dialecto”. Esta disciplina estudia el lenguaje que se maneja en los pueblos y ciudades.

Dicho esto, despejamos la interrogante de qué son las variantes linguisticas sociales entendiendo que el sociolecto se refiere al estatus social y la clase. En este contexto, las variantes sociales del español, se expanden en las diferencias que existen entre las personas según su educación, riqueza, prestigio o clase social.

Para poder hacer un estudio de las variantes del español sociales, es necesario comprender las diferencias que existen en los discursos de las clases sociales (alta, media, baja) y, de este modo quedan en evidencia cómo son los tipos de dialectos que separan a los grupos principalmente en el aspecto económico, pero también aplica para el nivel educativo; por ejemplo, una persona que trabaja en el campo no utiliza los mismos términos que un maestro o un abogado, al igual que una persona antisocial no se expresa igual que un doctor.

¿Cómo influyen en el lenguaje?

Por otro lado, el tema de qué son variantes sociales también da espacio para analizar cómo es que influye en el lenguaje de una sociedad. En primer lugar, la influencia de las variantes sociales incide directamente en la facilidad con la que se pueden diferenciar las personas, según sus dialectos, los cuales corresponden a la localidad y a la clase social; es decir, si es de pueblo o de ciudad.

En segundo lugar, es ese mismo factor diferenciador el que hace que las personas rápidamente sean encasilladas por la forma en la que hablan, ya que se vuelve evidente el hecho de que una persona de campo no hace vida en la ciudad porque su dialecto no coincide con el de las personas de ese estrato; lo mismo aplica para las etnias y demás grupos sociales. Los sociolectos siempre se comparten en un grupo y esto puede hacer que los demás no entiendan completamente el lenguaje que usualmente emplean en su comunicación diaria. 

No obstante, no solo influye en el lado negativo, ya que es inevitable la confluencia de dialectos y eso ha hecho que algunas expresiones y palabras de los sociolectos se vayan incluyendo gradualmente en el lenguaje natural de las clases sociales.

Tipos de variantes sociales

Habiendo definido qué es la variante social, es momento de ir un poco más allá en el tema de los sociolectos, los cuales se pueden diferenciar de esta manera:

Dialecto

El dialecto, por supuesto, forma parte de las variantes sociales, ya que engloba los distintos modos de hablar un idioma, según los grupos de personas. Un ejemplo puede ser el español que se habla en España, el cual tiene sus variantes en el gallego, valenciano, el vasco, andaluz, canario, etc. Por otro lado, lo mismo sucede con el idioma inglés de Estados Unidos, puesto que puede variar entre el inglés del sur, el estándar o el espanglish.

A su vez, el dialecto también se compone del acento y de la pronunciación, así que esto puede variar según las regiones de un país, ya que la forma de hablar y de expresarse tiende a ser diferente, según sea el grupo social. Es necesario resaltar que el dialecto, al ser tan variado, al igual que el sociolecto, puede crear espacio para confusiones o malinterpretación de palabras, aunque se trate del mismo idioma. 

Vernáculo o nativo

Por otro lado, el vernáculo es el idioma hablado por las personas que viven en la misma región y país, es el lenguaje cotidiano e informal que se utiliza entre familiares y amigos cercanos. En este caso, cuando se habla de vernacular se refiere a esa forma de expresarse y relacionarse tal y como hablan las familias en casa; se distingue de la lengua oficial o la lengua literaria por dicha cotidianidad y la informalidad que la caracteriza.

Asimismo, este lenguaje nativo puede ser diferente de un lugar a otro porque las personas usan diferentes formas de hablar según las regiones; no obstante, eso no lo deja lejos de ser natural, y de ser una vía para crear relaciones más cercanas y más fáciles de conectar. Además, se puede leer con fluidez y se entiende mucho mejor que el lenguaje formal, el cual no es procesado por personas que tienen bajo nivel de educación. El lenguaje vernáculo es aceptado pero no es recomendable abusar de el.

Argot

Otro de los tipos de variantes sociales es el argot, el cual se compone de un vocabulario especializado que es usado por un grupo de personas en particular. En ocasiones, el uso del argot se suele relacionar con el lenguaje de los bajos fondos, antisociales y personas no letradas; sin embargo, esto tiene mucho que ver con la forma en la que hablan en ciertas regiones de un país, o también cómo hablan las personas que pertenecen a un club de fans (fandom) o a una clase social en específico.

Para las personas ajenas al uso de ciertos términos, el argot puede ser incomprensible y hace que se acentúen las divisiones entre “nosotros y ellos”, quizás hasta el punto de ser despectivo porque “ellos” son de un grupo “marginal”. Además, el argot también puede utilizarse para hablar en clave sobre actividades ilegales o cuestionables para evitar quedar en evidencia.

Vale destacar que originalmente, el término nació de Francia y era un lenguaje utilizado por ilustres como Victor Hugo, quien pensaba que esta forma de hablar y escribir hacía que sus textos tuvieran más enganche y fueran más interesantes. En la actualidad, el uso del argot puede alienar deliberadamente y, a menudo, puede ser burlón y despectivo cuando hace referencia a personas fuera del grupo que lo maneja.

Jerga

Una variante social conocida también es la jerga, que es un tipo de lenguaje utilizado por un grupo particular de personas. Por ejemplo, los adolescentes, los abogados, doctores, miembros del ejército, etc., son grupos sociales que manejan esos dialectos particulares que generalmente son entendidos entre ellos mismos. 

Además, puede funcionar como un código, puesto que la jerga puede otorgar un sentido de identidad o pertenencia entre los miembros del grupo y, a su vez, termina por excluir a quienes no manejan los términos.

Aunque es común utilizar la jerga en la cotidianidad, sea en el área laboral o en la parte más hermética, es mejor evitar este tipo de lenguaje en contextos generales, ya que es posible que las personas ajenas o extrañas al grupo en cuestión no lo entiendan y terminen interpretando todo de una forma negativa. Es necesario resaltar, que en ocasiones las jergas pueden terminar por incluirse en el lenguaje cotidiano de forma natural.

Ejemplos de variantes sociales

A continuación, en esta sección enlistamos varios ejemplos de variantes dialectales y sociales para caracterizar mejor el uso de las variantes sociales del español.

Fuimos de compras ー Fuimos a la tienda

Empezamos la lista de ejemplos de variedades sociales con un escenario cotidiano que es ir de compras. Esto, en la ciudad podría decirse como “fuimos de compras para abastecer la alacena”; pero en el caso de quienes viven lejos de la ciudad, las personas podrían decir “fuimos a la tienda por varias cosas para la casa”. 

Somos amigos ー Somos socios

Seguidamente, otro de los ejemplos de variantes culturales es el tema de cómo se pueden llamar a las personas que tienen una amistad sólida. Algunos pueden llamarse socios, pero es un término muy frío y está más relacionado con los negocios; sin embargo, el título de amigos o “panas”, es mucho más cercano y da la idea de que la relación es más sólida en términos de amistad fraternal.

Vamos allá ー Vamos pa’ allá

En los ejemplos de variantes fonéticas podemos notar que las personas en ciertas regiones, sin importar el país, pueden “comerse” algunas letras que afectan a la pronunciación, quizás porque también pueden hablar más rápido; tal el es caso de los hispanohablantes con la expresión “vamos pa’ allá” que, básicamente es la reducción del conector “para”. Por otro lado, en el lenguaje más formal o culto, simplemente dirán “vamos allá” o “vamos hacia allá”.

Estos son algunos de los ejemplos de variables sociales que usualmente se evidencian en la comunicación de la sociedad y, a modo de resumen, podemos decir que las variantes sociales o sociolectos se desarrollan entre grupos de personas que comparten los mismos entornos sociales o antecedentes, pero hay factores como el estatus socioeconómico, la edad, la profesión y el género, que influyen en la diversidad de términos, jergas y formas de expresarse.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre