jueves, 29 septiembre 2022 |

Actualizado a las

10:56

h CEST

13.3 C
Madrid

Escritores europeos: biografías, estilo y mejores libros de 10 grandes autores europeos famosos

Puntuación media: 5 | Votos: 1

En tantos años de historia, los lectores del mundo han podido toparse con los textos de grandes escritores europeos que han creado libros que aún se siguen leyendo. En esta entrada enlistamos a 10 autores europeos que debes leer.

Es probable que las mejores obras literarias de la historia sean producto de la mente de varios de los escritores europeos que enlistaremos aquí y, a decir verdad, estos nombres de hombres y mujeres figuran como los grandes autores de la literatura. A continuación, presentamos a diez de los más famosos autores de la literatura clásica europea, sus estilos y también echamos un vistazo a la historia de sus vidas.

Escritores británicos:
Nombres, estilo y mejores novelas de 12 autores y escritores ingleses famosos

Leer artículo

Honoré De Balzac

Esta lista de autores de la literatura europea inicia sin orden de importancia, y es Honoré de Balzac (1799-1850) quien la encabeza. Balzac fue dramaturgo, narrador y novelista francés que destacó por sus textos realistas. Lo curioso de la fama del autor es que él nació en una familia respetable y reconocida, y este hecho lo impulsó a convertirse en abogado. No obstante, esa idea se desvaneció al ver que sus nexos familiares carecían de afecto y apoyo; en 1820 decidió romper todo vínculo con ellos y se mudó a París, donde se propuso dedicarse a la escritura.

Balzac posa para el retrato con kos brazos cruzados vistiendo una túnica color crema.
Retrato en pintura de Honoré de Balzac (Louis Boulanger, CC BY-SA 3.0,vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

La fama de Honoré fue tardía y poco escandalosa, hizo trabajos cuestionables y fallidos que lo llevaron a un descenso financiero, pero afortunadamente, ser escritor a tiempo completo lo ayudó a saldar sus deudas. De hecho, en 1829 publicó una novela llamada Les Chouans y formó parte de su gran novela La comedia humana, una obra en la que Balzac expuso su visión de la sociedad parisina del siglo XIX. La comedia humana fue su éxito más recordado, pero creó otras obras (más de 100) como Ilusiones perdidas, Le Pere Goriot, Cousin Pons, Cousin Bett y Louis Lambert.

Albert Camus 

Seguidamente, anexamos a otro de los poetas europeos famosos, Albert Camus (1913-1960) quien fue un gran representante de la literatura francesa, a pesar de que su país de origen es Argelia, un lugar que marcó mucho en su pensamiento y obra, la cual se caracterizó por el existencialismo y la filosofía de lo absurdo. Camus también se dejó llevar por la política, así que se unió al movimiento de resistencia durante la ocupación y luego se convirtió en columnista del periódico Combat.

Albert Camus, sentado frente a un escritorio, mirando hacia la izquierda, fumando cigarrillo.
Camus ganó el Premio Nobel de la Literatura en 1957 (United Press International, Dominio púbico, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Mayormente, Camus hizo periodismo político hasta 1947, fecha en la que se enfocó en escribir su ficción y ensayos, pero además se pulió como productor y dramaturgo; por ejemplo, escribió Calígula en 1944. Sin embargo, también podemos nombrar entre sus obras notables a Le Mythe de Sisyphe (El mito de Sísifo, 1942), texto el que habla de “la ausencia total de esperanza, que nada tiene que ver con la desesperación, L’Étranger (El extranjero, 1942), Dr. Rieux de La Peste(La Peste), 1947, La Chute (La Caída, 1956), y L’Exil et le royaume (El Exilio y el Reino) de 1957. Sus trabajos y su forma de escribir le valieron el Premio Nobel de Literatura, en 1957. 

George Orwell

Por otro lado, está George Orwell (1903-1950) uno de los escritores europeos (de origen indio) que tiene uno de los mejores libros clásicos de la literatura mundial, como es el caso de Rebelión en la Granja (1945) y 1984 (1949). Orwell, quien en realidad se llamaba Eric Arthur Blair, decidió usar su seudónimo para “evitar avergonzar a sus padres, en parte como protección contra el fracaso, y en parte porque no le gustaba el nombre de Eric, que le recordaba a un mojigato en una historia de niños victorianos”, según relató el biógrafo del autor,

Orwell sonríe levemente a la cámara en un retrato sencillo.
El nombre real de Orwell era Eric Arthur Blair (Colorizaciones de casuario, CC BY 2.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Su primer libro fue la no ficción Sin Blanca en París y en Londres (1933), y se basó en sus experiencias después de dejar la policía. Su residencia en París, desde 1928, lo llevó a escribir y a leer muchas novelas y cuentos que no se iban a publicar nunca.

Sin embargo, con su ensayo de narrativa política, algo característico de él, Orwell logró que la gente pudiera entender Por qué escribo como un arte, ya que sus convicciones políticas (socialismo democrático) lo hicieron crear otros buenos libros como Homenaje a Cataluña (1938), que critica las luchas internas de izquierda en la batalla contra el fascismo. Otros de sus libros notables y que sentaron bases en la distopía y lo político fueron Los Días de Birmania (1936) y El Camino a Wigan Pier (1936). 

Henrik Ibsen

Henrik Ibsen (1828-1906) es otro de los escritores más famosos que anexamos a la lista, debido a que su trabajo con el realismo dejó grandes obras que aún se siguen leyendo. Ibsen, oriundo de Noruega, estuvo exiliado en Italia, donde escribió la tragedia Brand: Poema dramático en cinco actos, en 1862; en 1868, se fue a Alemania, y creó una de sus obras más famosas: La Casa de Muñecas. Tiempo después, en 1890, escribió Hedda Gabler, creando uno de los personajes más notorios y difíciles de encarnar en el teatro y el cine. En 1891, Ibsen regresó a Noruega convertido en un héroe literario debido a los trabajos anteriormente nombrados.

Retrato en color sepia de Henrik Ibsen.
Ibsen es conocido por su obra Hedda Gabler (Nasjonalbiblioteket, CC BY 2.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Todo el ingenio y la pasión por la escritura vino desde su infancia, tiempo en el que Ibsen se pasaba el rato leyendo, pintando, realizando trucos de magia y soñando con ser artista. De hecho, en 1849, escribió su primera obra titulada Catilina, un drama escrito en verso inspirado en una de sus grandes influencias, William Shakespeare; Henrik Ibsen llegó a escribir más de 300 poemas. 

Giambattista Marino

A este listado también anexamos a uno de los poetas europeos famosos, Giambattista Marino (1569-1625), el escritor italiano que formó parte del movimiento de la poesía barroca italiana que, tiempo después inspiró a la poesía extranjera; es mayormente conocido por L’Adone (1623), un largo poema sobre el amor de Venus y Adonis. Marino nació en una familia estable, recibió una educación humanista que lo encaminó a estudiar Derecho por orden de su padre, pero Marino prefirió dejarlo y concentrarse en la escritura.

Ilustración en grafito del autor Giambattista Marino.
Ilustración de Giambattista Marino circa 1623-24 (Rijksmuseum, CC0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Gracias a su poema laudatorio El Retrato del Serenissimo Don Carlo Emanuele, Duque de Saboya, obtuvo el nombramiento de caballero de los Santos Mauricio y Lázaro. Dicho honor provocó la rivalidad del poeta de la corte de Carlo Emanuele I,  Gaspare Murtola, quien intentó matarlo, pero Giambattista escapó del ataque y se vengó mediante versos violentos y agresivos en los sonetos de la ópera Murtoleide. En su vida, Mario fue reconocido por su nivel de letras y pudo dedicarse a escribir y publicar sus obras, entre las que figuran La Lira (1614), Rumores Sagrados (1614) y La Sampogna (1620).

Marguerite Yourcenar

Entre tantos autores de literatura europea también hubo espacio para las mujeres, y una de ellas fue Marguerite Yourcenar (1903-1987), la cuentista, novelista y ensayista francesa mejor conocida por su novela Memorias de Adriano (1951); Yourcenar —anagrama imperfecto de Crayencour, su apellido real— fue la primera mujer en ser elegida miembro de la Académie Française. Su infancia estuvo marcada por la ausencia de sus padres, por lo que tuvo que independizarse y abrirse paso ante la sociedad.

Marguerite se dirige al público en 1983. Imagen en blanco y negro.
Memorias de Adriano fue el bestseller de Marguerite (Anefo / Croes, R.C., CC0,vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Marguerite prefirió visitar museos, puestos de libros y, a pesar de que estuvo estudiando con varios tutores, su conocimiento nació de sus propias lecturas, de hecho, logró dominar idiomas como el latín, el griego antiguo, el inglés y el italiano. La autora pulió su escritura y la caracterizó por ser carente de sentimentalismo y por tener profundos conocimientos psicológicos en sus textos, entre los cuales destacan El abismo (1982), Ese poderoso escultor y Un cuento azul y otras historias (1995).

Johanna Spyri

La lista de biografía de autores europeos y los mejores libros de literatura clásica también cuentan con la historia de Johanna Spyri (1827-1901), la escritora suiza que se popularizó gracias a su obra Heidi, un relato infantil de 1881 que se ha tenido numerosas adaptaciones y traducciones a otros idiomas. La carrera de escritora empezó cuando su esposo notó que los cuentos que le contaba a su hijo eran muy buenos, y él la animó a plasmarlos en texto.

Johanna Spyri en su juventud,  pintura al óleo en blanco y negro.
Johanna Spyri a los 21 años (Anna Fries, upload by Adrian Michael, Dominio púbico, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Heidi se publicó en su alemán original en 1881,con un subtítulo original dice que es “un libro para niños y para los que aman a los niños”. A pesar de que ella escribió decenas de libros y novelas tras la muerte de su hijo y su esposo en 1884, el éxito de Heidi fue abrumador e indiscutible; se convirtió en uno de los más vendidos en Suiza y en el mundo entero.

Virginia Wolf

Virginia Woolf (1882-194, figura del feminismo literario, es otra de las autoras notables de este listado de autores europeos, y una de las escritoras de los libros clasicos más leídos. La autora londinense, pese a que sufría de colapsos mentales asociados a la depresión, pudo forjar su nombre y un género literario raro para muchos y atrevido para otros (en aquella época), pero sus escritos son parte de los más innovadores y los mejores libros del siglo XIX. 

Virginia Woolf sentada en un sillón viendo hacia la ventana.
Retrato de Virginia Woolf circa 1942 (Autor desconocido, Dominio púbico, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Woolf, desde su juventud, tuvo la aptitud de crear reseñas de libros para el Suplemento literario del Times, escribió muchísimos artículos y ensayos y, además, la autora enseñó inglés e historia en el Morley College de Londres, pese a que no tenía un título para ello. Su primera novela, originalmente titulada Melymbrosia (1907) se terminó publicando como Fin de viaje, en 1915. Luego, surgieron otros títulos importantes como: La casa encantada (1921), La señora Dalloway (1925), Una habitación propia (1929), Al faro (1927) y Orlando (1928).  

Jane Austen

Los grandes libros de historia europea también tienen la firma de Jane Austen (1775-1817), la escritora que representó al neoclasicismo y el romanticismo. Austen fue una escritora observadora que cosechó seis novelas que son bandera del feminismo literario y que sobrepasaron los límites de las clases sociales; estos libros son: Sensatez y Sentimiento (1811), Orgullo y prejuicio (1813), Mansfield Park (1814), Emma (1815), La Abadía de Northanger (1817) y Persuasión (1817).

Retrato en banco y negro de Jane Austen. Luce un vestido largo, tiene un diario en su mano y mira a la izquierda.
La señora Dalloway es una de las obras más notables de Austen (Evert Duykinck, Dominio púbico, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Gracias al apoyo de su familia, Jane pudo seguir mejorando su escritura y es por ello que sus publicaciones fueron tan seguidas, ya que le dio rienda suelta a su mente y comenzó a crear historias que, tiempo después, quedarían inmortalizadas. Ella escribió y publicó, y esperaba que sus obras fueran leídas sin importar si se lucraba con ello o no. 

Mary Shelley

Como hemos visto hasta ahora, la literatura europea no solo es cosa de hombres y, de hecho, es probable que los libros mas vendidos en Europa sean de la autoría de alguna de las escritoras que aquí hemos nombrado. En este caso, Mary Shelley (1797-1851), mejor conocida por ser la autora del clásico thriller Frankenstein o El Moderno Prometeo (1816), y por su forma de escribir pregnada del romanticismo y lo gótico.

Mary Shelley es retratada en un cuadro al óleo a color. Luce un vestido negro con los hombros descubiertos.
Pintura al óleo de Mary Shelley circa 1840 (Richard Rothwell, Dominio púbico, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Los textos de Mary tienen presencia de lo trágico y lo sombrío debido a sus pérdidas familiares y episodios dolorosos, algo que dejó asentado en sus memorias: “A la edad de veintiséis años, estoy en la condición de una persona anciana: todos mis viejos amigos se han ido… Y mi corazón se desmorona cuando pienso en los pocos lazos que tengo con el mundo”. Pese a que su novela más exitosa es Frankenstein también publicó otras obras como Matilda (1820), Valperga, o Vida y aventuras de Castruccio, príncipe de Lucca (1823), El Último Hombre (1826) y Lodore (1930).

Sin lugar a dudas, los escritores europeos actuales tomaron muchas de las técnicas narrativas de las escritoras y escritores europeos clásicos, puesto que esa forma de escribir y de contar historias hizo que, con el paso del tiempo, otros poetas y escritores del mundo los fuesen adaptando hasta encontrar su voz. Si no has leído ninguna obra de los autores europeos de esta lista, ha llegado el momento de hacerlo. 

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre