domingo, 22 mayo 2022 |

Actualizado a las

22:29

h CEST

24.3 C
Madrid

Literatura del siglo XIX: movimientos, características, autores y obras clásicas de la narrativa del siglo XIX

5
(1)

Todo amante de la literatura conoce que la narrativa del siglo XIX fue contundente para las generaciones siguientes. Grandes clásicos se gestaron durante esta época y en esta entrada haremos un repaso pasando por su historia y finalizando en las obras más resaltantes de la literatura del siglo XIX.

La literatura del siglo XIX se caracterizó por su modernismo y por superar de manera impensable las letras publicadas en la época anterior. La narrativa del siglo XIX se convirtió en un emblema y después de tanto tiempo hay clásicos que continúan siendo alabados como “Cumbres Borrascosas” de Emily Brontë. 

Primeras manifestaciones literarias del siglo XIX 

La literatura del siglo XIX se fue manifestando de diferentes formas en distintas partes del mundo, pero en líneas generales se puede reconocer por su realismo y romanticismo. 

Movimientos literarios del siglo XIX en América 

Después de la Revolución Americana ocurrida en 1812, los escritores estadounidenses se concentraron más en la escritura nativa. De este siglo aparecen grandes escritores y poetas como lo fue Edgar Allan Poe, un personaje que dejó una gran huella en la literatura universal. 

Sin embargo, hubo otro autor que gozó de una popularidad ostentosa en esa época y es James Fenimore Cooper, quien escribió un libro de cuentos “Leatherstocking», entre 1823 y 1841. Su obra fue alabada tanto en Estados Unidos como en el resto de Europa. 

Fue así como la literatura estadounidense se dividió en varias etapas, estas incluyen el renacimiento, la era trascendental y la histórica. 

Literatura española del siglo XIX

Al hablar de las épocas de la literatura es necesario hablar de la era española. Comenzando porque las obras del siglo 19 hechas en España marcaron un momento decisivo de la narrativa en castellano. 

Las letras españolas se vieron influenciada por todos los géneros literarios del siglo XXI en Europa. 

A mitad del siglo, los escritores evocaron al romanticismo. Un movimiento artístico que surgió debido a las revoluciones y a los actos que protagonizaron en todo el continente. ¿De qué hablaba este tipo de literatura? Se enfoca en narrar los sentimientos profundos experimentados por los seres humanos. 

Entre los textos literarios españoles de los siglos XVIII y XIX que son historia, se puede mencionar las “Rimas y Leyendas” del escritor sevillano, Gustavo Adolfo Bécquer más tarde publicado bajo el nombre “El libro de los gorriones”. Textos pertenecientes al romanticismo español. 

A su vez, esta etapa también se destacó por otros movimientos literarios como el realismo y el naturalismo. 

Narrativa en el siglo XIX en América Latina 

Con la influencia de España y Europa, los escritores latinoamericanos tomaron esta influencia para escribir obras que reflejan la realidad latina. El venezolano, Andrés Bello fue uno de los ilustres más destacados de esta época con libros incluidos en el movimiento del romanticismo, tales como el poema “La agricultura de la zona tórrida”, publicado en 1826.

Más adelante, los movimientos poéticos tomaron mayor relevancia en la literatura. Publicando obras con un gran sentido romántico, como María del colombiano Jorge Isaac. 

Por supuesto, no se puede responder la pregunta qué es un movimiento poético sin hablar del nicaragüense Rubén Darío. Uno de los poetas más conocidos de América Latina y el mundo, considerado el precursor de la poesía moderna.

Es así como resalta la obra de Rubén Darío, “Las albóndigas del coronel” como un cuento narrativo latinoamericano del siglo 19 y 20 de gran importancia para el continente. 

Todo lo ocurrido durante este siglo le abrió paso a otros autores, quienes también se enfocaron en otros géneros literarios como el cuento y lo fortalecieron. 

¿Cuáles son las características de la literatura del siglo XIX? 

Antes de abordar características de la literatura actual, es indispensable comenzar por hablar de las características generales de la literatura. La cual se caracterizó por su forma de redacción, expresiones y manera de transmitir el mensaje a los lectores. 

Idealismo 

Sin importar el movimiento literario, el idealismo se convirtió en una característica de gran presencia en las obras del siglo 19. Mostrando ideales claros sobre la sociedad, el amor y la evolución de la sociedad. 

En algunas obras parecen ser valores “inalcanzables” o sentimientos difíciles de expresar. 

Época histórica 

La narrativa del siglo XIX se fue gestando mientras el mundo atravesaba momentos históricos. Guerras, revoluciones, entre otros. Todos estos acontecimientos sirvieron como inspiración y se reflejaron en las obras literarias, tanto inglesa como española. 

Tipo de narrador 

Los tipos de narradores en los libros del siglo XIX no se concentraron en uno en específico. Hay obras con narradores omniscientes, mientras que hay otras narradas en tercera persona. Es decir, fue el comienzo de la diversidad al momento de contar historias. 

En general, la literatura del siglo XIX marcó tendencia por sus historias poco comunes. Por la reinvención de las letras y dejar de lado la censura que opacaba aquellos días. 

Características de la novela del siglo XIX y otros movimientos literarios 

Como mencionamos en algún momento, la literatura del siglo XIX se caracterizó por sus movimientos literarios, estos se expandieron por gran parte del mundo occidental y estas obras continúan presentes hasta hoy. 

Romanticismo 

El romanticismo surgió en Alemania en la mitad del siglo XIX. Se caracterizó por resaltar los sentimientos individuales, dando paso al sentimentalismo y dejando en evidencia la importancia del “yo”. 

Sin querer, el romanticismo logró superar las barreras del tiempo y reflejarse en las imágenes de literatura moderna, ¿cómo? Por mostrar historias con elementos fantásticos, simbólicos y emocionales. 

Los ideales también tuvieron una fuerte presencia en el romanticismo de aquel tiempo, debido a la impresión de la idea de libertad, las esferas políticas, religiosas e incluso amorosas. 

Características del arte naturalista

El arte naturalista también es conocido en la literatura como naturalismo. Como movimiento artístico surgió en Francia. Uno de los principales precursores fue el francés Émile Zola, quien encontró en la escritura un método riguroso para hablar a nivel científico e investigativo del comportamiento humano. 

Otra de las características era la objetividad, basándose en la realidad y omitiendo toda clase de emocionalidades. La novela fue uno de los géneros más usados por los naturalistas, puesto que les permitió usar la literatura como experimento para narrar la evolución de la humanidad. 

Asimismo, es necesario mencionar que el pesimismo estaba muy presente en las obras literarias del arte naturalista, a pesar de que se inclinaban por el ámbito científico algunas obras hablaban sin tapujos sobre la maldad, los vicios y otros aspectos negativos que se pueden presentar en la vida. 

Realismo 

Ahora, otras características de la época contemporánea en literatura del siglo XIX son el realismo y la necesidad de escribir sin eufemismos. El realismo surgió en Francia tanto en las artes plásticas como en la literatura. 

Los textos realistas pertenecen a géneros de la literatura contemporánea que se mantienen vigentes. Son textos sencillos y fáciles de comprender. Un ejemplo de este movimiento es la obra “Fortunata y Jacinta” del escritor español Benito Pérez Galdós. 

Por otro lado, la narrativa también jugó un papel importante, ¿de qué manera? Al exponer realidades sociales, políticas y la urgente necesidad de mejoras. Del mismo modo, destacaron grandes escritores como Gustave Flaubert y León Tolstoi. 

Estas representan las principales características generales de la literatura contemporánea del siglo XIX y muchas de ellas siguen presente dos siglos después. 

Autores de la literatura del siglo XIX

Para entender la narrativa de aquel entonces, es vital recordar o hacer un repaso por los escritores del siglo XIX. En este apartado, mencionaremos solo seis, pero recordando que fueron muchos los que dejaron su huella en la historia de la literatura universal. 

Edgar Allan Poe

Edgar Allan Poe es uno de los autores del siglo XIX y XX más respetados. Su escritura se encasilla en el romanticismo. Nació en Estados Unidos el 19 de enero de 1809 y falleció el 7 de octubre de 1849. 

Literatura del siglo XIX – Edgar Allan Poe (Pixabay)

Tuvo una infancia difícil, puesto que su madre murió y luego fue adoptado por John Allan y su esposa. La relación con su padre adoptivo nunca fue buena y se mudó de un lugar a otro. Hasta que se casó con Virginia, una prima que, según historiadores, tenía 13 años cuando él tenía 26. 

Allan Poe resaltó tanto en el ámbito de la poesía como en la redacción de cuentos. Considerado uno de los autores estadounidenses más recordados, sus obras góticas y de terror son analizadas con vehemencia en las escuelas literarias. 

Tuvo una carrera brillante como escritor, pero también como periodista. Durante su vida dirigió algunas revistas y diarios, nunca dejó de lado su pasión por la literatura y escribió hasta sus últimos días. 

Dejó grandes frases célebres como: “Y así, siendo joven y sumergido en la locura, me enamoré de la melancolía”. 

Entre sus obras más resaltantes están: 

  • Tales of the Grotesque and Arabesque (1839)
  • El Cuervo (1845) 
  • La caída de la casa Usher (1839)
  • Los crímenes de la calle Morgue (1841)
  • Las aventuras de Arthur Gordon Pym (1838)
  • El misterio de Marie Rogêt (1842) 

Charles Dickens

Durante la época victoriana, no existe un mejor escritor que Charles Dickens, según historiadores. Es de los escritores más ilustres de aquella época, se pudiera afirmar que sus libros sirvieron como punto de partida para nombrar las características principales de la literatura contemporánea del siglo 19. 

Literatura del siglo XIX – Retrato de Charles Dickens (Pixabay)

Dickens nació el 7 de febrero de 1812 en Landport, Portsmouth, Reino Unido y murió en 1970. Su obra es diferenciada por sus aires poéticos y satíricos, una unión que no se creía posible hasta su llegada. 

Durante su flamante carrera como escritor recibió elogios de grandes tales como: León Tolstói y George Orwell. 

Su obra se puede encasillar en el realismo, ya que muchos de sus escritos fueron una contundente crítica a las instituciones británicas y su manera de manejar a la sociedad. 

Obras del siglo XIX de Dickens: 

  • La tienda de antigüedades (1840)
  • Tiempos difíciles (1854)
  • Historia de dos ciudades (1859)
  • Oliver Twist (1837) 

Emily Brontë

“Cumbres Borrascosas”, es una novela que aún resuena en este tiempo y la responsable de una obra tan completa y desconcertante, para algunos es la británica Emily Brontë, quien tuvo que publicar su magistral obra bajo un seudónimo masculino, demostrando la dificultad que tenían las mujeres para entrar en el ámbito literario. 

Literatura del siglo XIX – Estatua de Emily Brontë (Tim Green de Bradford, CC POR 2.0, via Wikimedia Commons/Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Para muchos se adelantó a su época, escribiendo un relato poco común y lleno de detalles. Hasta el momento, su libro ha tenido numerosas adaptaciones y es un clásico de la literatura universal. 

Antes de morir colaboró en un libro de poesía junto a sus hermanas, sin embargo, el tiempo no le permitió seguir escribiendo, puesto que murió a la edad de 30 años a causa de la tuberculosis en 1848. 

Benito Pérez Galdós

De los escritores españoles del siglo XIX, uno de los más populares es Benito Pérez Galdós. Su novela “Fortunata y Jacinta”, publicada en 1887 es un clásico dentro de la literatura en castellano. 

Literatura del siglo XIX – Monumento al escritor Benito Pérez Galdós (Luis García, CC BY-SA 3.0 ES, via Wikimedia Commons/Recorte, mejora de tono y resolución de la original)

Además de su oficio como escritor, Pérez Galdós también fue cronista y político. Nació el 10 de mayo de 1843 en Las Palmas de Gran Canaria en España y murió en 1920 en Madrid. 

Sus obras entran en el movimiento artístico romántico y también en el naturalismo. Su estilo de escritura fue influenciado por grandes ilustres de la época como lo fue Gustave Flaubert, Honoré de Balzac y Émile Zola. 

Libros más importantes de Pérez Galdós: 

  • Fortunata y Jacinta (1887) 
  • Doña Perfecta (1876)
  • Misericordia (1897) 

Emilia Pardo

Emilia Pardo es considerada la escritora que introdujo el naturalismo en España, destacando como ningún otro escritor en esta área. Se destacó como periodista, cronista, crítica literaria, entre otras. 

Literatura del siglo XIX – Monumento de Emilia Pardo (Zárateman, CC0, via Wikimedia Commons/Recorte, mejora de tono y resolución de la original)

Nació en 1851 y murió en Madrid en 1921, tenía 69 años. A su vez, Pardo también se enfocó en hablar sobre la igualdad de género y el feminismo. Defendía la educación en las mujeres como un arma poderosa para ser útiles dentro de una sociedad compuesta por el poder de los hombres. 

Publicó un poco más de 600 cuentos, el primero de ellos fue “Un matrimonio del siglo XIX”, sin embargo, una de sus libros más conocidos es «La Tribuna (1883). 

Otras novelas destacadas de Pardo: 

  • Los pazos de Ulloa (1886)
  • La cuestión palpitante (1882) 
  • La madre naturaleza (1887) 

Pedro Antonio de Alarcón

De los escritores realistas españoles, el más importante es Pedro Antonio de Alarcón. Recordemos que el realismo nació como una contraparte del romanticismo y se convirtió en un movimiento literario bastante prolijo. 

Literatura del siglo XIX – Monumento de Pedro Antonio de Alarcón (Enrique Íñiguez Rodríguez ( Qoan ), CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons/Recorte, mejora de tono y resolución de la orginal)

Pedro Antonio de Alarcón nació en Guadix, España en 1833 y murió en Madrid en 1891. Escribió novelas, poesías, obras de teatro y cuentos, entre los más conocidos están: 

  • El sombrero de tres picos (1874)
  • El escándalo (1875)
  • Poesías serias y humorísticas (1870)
  • Diario de un testigo de la guerra de África (1859)

Obras representativas de la literatura contemporánea del siglo XIX

La narrativa del siglo XIX tiene escritores fenomenales y a su vez existen obras realmente relevantes de esta época. En este apartado, nombraremos 10 que debes leer para entender este período histórico.  

Fortunata y Jacinta (1887) 

“Fortunata y Jacinta”, es una novela publicada por Benito Pérez Galdós en 1887 y se publicaron cuatro volúmenes de forma progresiva. Es de las obras del siglo XIX contemporáneas escritas en español. Una de las más fundamentales. 

¿De qué va el argumento? Está narrada en un contexto histórico que inicia en 1876 y termina con la caída de la República y la Restauración borbónica. En medio de toda la situación política, se desarrolla un trío amoroso compuesto por Juanito, un señorito burgués y de clase acomodada, Jacinta, una chica perteneciente a una familia de comerciantes, y Fortunata una mujer de clase baja que se enamora de Juanito. 

Literatura del siglo XIX – Portada del libro Fortunata y Jacinta/Editorial Planeta

Los pazos de Ulloa (1886) 

Es una obra naturalista de la escritora española, Emilia Pardo Bazán. En este libro, la autora es capaz de mostrar su crítica en contra la sociedad de aquel momento histórico y el trato recibido por las mujeres. 

Es una historia que desde el inicio marca su temática y a medida que se va leyendo se desencadenan pequeñas historias. 

Esta novela fue tan exitosa que tiene otra parte “La madre naturaleza”, de 1887. 

Literatura del siglo XIX – Portada del libro Los pasos de Ulloa/Editorial Verbum

El sombrero de tres picos (1874) 

Esta novela de Pedro Antonio de Alarcón tiene todas las características del realismo literario. Expresa de manera concisa y precisa el argumento central de la obra, además de dejar de lado las redundancias y eufemismos

La historia se desarrolla en la ciudad de Granada y durante el período gobernado por el rey Carlos IV. 

Los protagonistas de la novela son una pareja de molineros, ambos felices y sin hijos. Aunque, la felicidad se empaña cuando dos hombres pretenden engañarlo para apoderarse de su esposa y después él planea una venganza. 

Literatura del Siglo XIX – Portada del libro El sombrero de tres picos/Casa Editorial Medina y Navarro

La gaviota (1849) 

Esta magistral obra fue escrita por la escritora Cecilia Böhl de Faber bajo el seudónimo masculino, Fernán Caballero. 

La novela está entre el romanticismo y el realismo. Habla Marisalada ‘la Gaviota’, una mujer que ha enfrentado numerosas problemáticas y renuncia a la religión, al igual que a la familia. 

Es una obra que marcó un legado importante en la literatura del siglo 19 en España. 

Literatura del siglo XIX – Portada del libro La gaviota/Editorial Planeta

El Señor de Bembibre (1844) 

Historia y romanticismo en una sola obra, El Señor de Bembibre habla de temas pocos conversados en aquella época como la relación con los padres, las ganas de no cumplir sus deseos, el poder y el desengaño.

La protagonista Beatriz cree que tiene la vida resuelta, puesto que tiene al prometido que quiere a su lado, pero toda cambia repentinamente cuando anuncia su muerte y sus padres le piden que se case con otra persona. 

Esta obra literaria española fue escrita por Enrique Gil y Carrasco. 

Literatura del siglo XIX – Portada del libro El señor de Bembibre/Editorial Orbi

Paz en la guerra (1897) 

“Paz en la guerra”, es conocida por ser la primera novela publicada por Miguel de Unamuno. El argumento se centra en la historia del pueblo de vasco y está marcada por el realismo. Para muchos es considerada la novela de Bilbao. 

El autor utilizó muchos recuerdos de su infancia para recrear el ambiente de la obra. 


Cumbres Borrascosas (1847) 

Emily Brontë es considerada una de las novelistas más importantes de la historia por este libro. Resulta ser una verdadera joya dentro de la rama de la literatura romántica y gótica. 

La historia comienza con un narrador en primera persona, en este caso Lockwood y luego este al personaje de Nelly Dean que le cuente la historia de la casa. 

Habla del amor prohibido, apasionado entre Heathcliff y su hermanastra, Catherine. Es un libro que vale la pena ser leído una y otra vez. 


Oliver Twist (1837) 

Esta es la segunda novela del escritor inglés, Charles Dickens fue publicada en 1837 y resalta por su fuerte crítica hacia el sistema judicial de Londres, además del mal estado de los orfanatos y como empujan a los jóvenes a la delincuencia. 

Según datos históricos, la novela fue inspirada por Robert Blincoe, un huérfano que contó la historia de cómo fue explotado como trabajador infantil en un molino. 


Orgullo y prejuicio (1813) 

“Orgullo y prejuicio”, se presenta como la primera novela con tintes de romance y de comedia. Una historia de amor en una sociedad empeñada en el matrimonio a toda costa, dejando de lado el amor. 

El mensaje principal de la novela es que el amor es un vínculo tan fuerte que puede superar las adversidades. Si el amor es verdadero, siempre buscará las formas de ser como el agua y adaptarse. 

Una de las frases más célebres de este libro es: “La vanidad y el orgullo son cosas distintas, aunque muchas veces se usan como sinónimo”. 


El gato negro (1843) 

Una novela de horror y que demuestra la naturaleza gótica de Edgar Alla Poe. Habla del horror de un hombre hacia un gato negro, sin embargo, su esposa no entiende el porqué de su resentimiento hacia un animal inofensivo y sigue defendiendo a la criatura. 

Este hombre enloquece y la asesina, después de ese suceso se desencadenan otros hechos que impactan. 


Si después de leer todo este artículo te preguntas ¿por qué es importante leer obras literarias escritas siglos atrás? La respuesta es simple: Leer obras del paso, nos permite observar cómo influyeron en el presente y cómo la sociedad vivía en aquella época. 

A través de la literatura del siglo XIX se observa el pasado como un punto de partida para el futuro. Las letras pertenecientes a la narrativa del siglo XIX sirvieron como plataforma para la literatura contemporánea actual y su importancia se centra en su genialidad, además de describir un momento histórico valioso para la literatura universal.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre