jueves, 6 octubre 2022 |

Actualizado a las

11:07

h CEST

16.7 C
Madrid

Importancia de la familia: cuál es el valor de la familia actual en la sociedad y las personas

Puntuación media: 5 | Votos: 2

El valor de la familia no tiene comparación, son las personas con las que compartimos consanguinidad y herencia cultural. Son quienes nos cuidaron y guiaron desde que nacimos y para bien o mal, nos hicieron lo que somos hoy día. Pero la importancia de la familia no solo radica en su capacidad para mantenernos vivos, para construirnos una identidad o apoyarnos en las adversidades; sino en la capacidad que nos concede para interactuar responsable y exitosamente en sociedad.

La principal importancia de la familia es su influencia en el éxito o el fracaso de una persona en la vida, ya que es su esencial responsabilidad proporcionan un sistema de apoyo y motivación para el logro personal y su integración en sociedad. Los lazos parentales saludables y armoniosos dan a las personas las herramientas necesarias para una vida equilibrada, es por ellos que el valor de la familia no pierde su relevancia a pesar del tiempo, los cambios  y la modernidad. Pero ahondemos más en la importancia de la familia en la sociedad y por qué es importante formar parte de una familia.

Genograma familiar:
Qué es, simbología, cómo hacer un familiograma y los mejores ejemplos gráficos

Leer artículo

Razones personales (mentales y emocionales)

El apoyo familiar es importante para las personas por múltiples razones relacionadas con el bienestar personal, son las personas en el mundo que nos pueden ofrecer apoyo y seguridad junto con amor incondicional; y sacarán lo mejor de nosotros, incluso si no podemos verlo. Estas son algunas otras razones que explican su trascendencia en nuestra existencia:

La familia fortalece la salud mental y el bienestar

Las familias son esencialmente responsables de la configuración del desarrollo de una persona, tanto en el ámbito físico e intelectual, como emocional. Los lazos familiares positivos evitan o disminuyen las posibilidades de trastornos de conductas, depresión, incluso las oportunidades de conductas antisociales. Mientras, las relaciones familiares conflictivas tienen un impacto negativo en el control de los impulsos, especialmente en los jóvenes y en la salud mental y emocional del adulto.

Las conexiones familiares armoniosas son asociadas frecuentemente a estos otros beneficios:

  • Las relaciones cercanas pueden indicarnos como establecer mecanismos de afrontamiento saludables y prácticas saludables como el ejercicio y la atención plena, junto al desarrollo de la resiliencia.
  • Los lazos familiares alivian el estrés al aumentar la autoestima y disminuir la ansiedad, especialmente para los jóvenes que han estado expuestos a la violencia. 
  • La cercanía familiar ayuda a las personas a vivir más tiempo, la longevidad está fuertemente relacionadas a los estados de felicidad y satisfacción al estar con la familia.

La familia moldea el desarrollo cerebral

Las primeras experiencias que establecemos en la niñez forman las bases del comportamiento, el aprendizaje y la salud de toda persona. Es clave lo que aprendemos dentro del entorno familiar a través de los padres, hermanos, tíos o abuelos, quienes son nuestros primeros maestros y modelos de conducta y valores a seguir. 

 Los círculos familiares estables, afectuosos y receptivos, tanto como la experiencia familiar positiva durante las primeras etapas de vida construyen una arquitectura cerebral saludable, motivada al bien y al éxito. Una buena crianza nos enseña el adecuado control  de las emociones, la obediencia, ventajas en el rendimiento académico, la competencia social, la resiliencia y una larga lista de cualidades mentales. Otro motivo que revela cuál es la importancia de la familia y para qué sirve la familia.

La familia construye el éxito y la satisfacción con la vida

Una estructura familiar fuerte y amorosa proporciona un lugar donde sentirse seguros y cómodos con quienes somos, así como un lugar donde acudir ante una crisis y la necesidad de ayuda. El apoyo en un sentido integral dentro del entorno familiar hace que las personas se sientan sostenidas y confiadas pero además apreciadas, y en este estado emocional ventajoso  es más fácil tomar decisiones y asumir conductas más cívicas y sanas, lo que los conduce al éxito y a un mejor intercambio en sociedad.

Varios estudios sociales realizados a niños y estudiantes universitarios, han revelados que una vida exitosa y feliz depende de tener una familia amorosa y relaciones saludables. El bienestar psicológico y la satisfacción con la vida están íntimamente relacionados con la familia es lo más importante.

Los lazos familiares ayudan a regular las emociones personales

Es en el núcleo familiar donde aprendemos a manejar las emociones desde temprana edad,  a interactuar con los demás y a comunicarnos; también sobre las consecuencias de nuestras acciones. Los padres son quienes guían las actitudes positivas o negativas de sus hijos por medio de lecciones de vida y ejemplos, dándoles una idea de cómo funciona el mundo en el que se desenvuelven.

Las personas que experimentan relaciones familiares saludables a una corta edad logran tener  más control y regulación de sus emociones cuando son mayores, son conscientes de sí mismas y capaces de lidiar con sentimientos de cualquier tipo de manera adecuada. Otra razón de por qué es importante la familia.

Las familias brindan apoyo  y seguridad en tiempos difíciles

A todos alguna vez la vida se nos ha puesto difícil y la mayoría contamos con una familia que nos ha brindado apoyo emocional, moral o financiero. Recurrimos a nuestra familia en primera instancia ante cualquier percance o imprevisto pues sabemos con toda seguridad y confianza que recibiremos al menos ánimo y amor para superar cualquier vicisitud, sino, para qué tenemos una familia. 

Sentir que somos aceptados y comprendidos durante una crisis personal nos proporciona el aliento y el afecto necesario para tomar las cosas con más valentía. Decir mi familia es lo más importante, en las buenas o en las malas, la familia debe o puede brindar la motivación y el coraje para el éxito o la superación de problemas. 

Razones sociales

Sin dudas que la familia es la institución que forma a buenas o malas personas,  y así mismo a los buenos y malos ciudadanos de nuestra sociedad. En la cultura occidental la familia tiene un papel privilegiado en la identidad social, son una fuente importante de apoyo práctico para la estabilidad social y la riqueza de los países. A continuación, algunas de las razones de positivo impacto que tiene la familia dentro de una sociedad:

Las familias preparan el escenario para relaciones futuras

Las primeras relaciones que tiene una persona son el modelo de sus relaciones futuras, pues de manera consciente o no,  usualmente elegimos a nuestras parejas y amigos en función de cuán similares son a nuestra familia.  El vínculo con los padres determina la forma en la que las personas se ven a sí mismos y a los demás, aprendemos con nuestros parientes a relacionarnos y con estas lecciones salimos al mundo como trabajadores, amigos o como miembros de una comunidad.

Como seres sociales, los humanos tenemos la necesidad de conexión constante pero la calidad de las relaciones cercanas influirá en la capacidad de un adulto para formar y mantener relaciones, que pueden ser exitosas y significativas si ha crecido en una familia feliz y amorosa. Las relaciones familiares forman la base de cómo las personas interactúan con la sociedad; lo que explica por qué es importante pertenecer a una familia.

Las familias fomentan un sentido de pertenencia

Nuestros valores y tradiciones son un aprendizaje familiar que se hereda y que crea conexiones entre sus integrante, incluso con algunos parientes que ya no están pero que mantuvieron vivas las costumbres y hábitos a través de la historia. Este compartir cultural entre generaciones hace sentir que pertenecemos a algo más grande que nosotros mismos, que nos enorgullece pues ha superado el tiempo y las dificultades.

Las familias nos enseñan a ser parte de algo, a integrarnos culturalmente y socialmente y a asumir el sentido de responsabilidad, también para amar y apoyar a los demás. Ser parte de un grupo familiar nos enseña además a aceptar que hay personas diferentes y que también son miembros importantes de una sociedad así como todas las familias son importantes.

Las familias enseñan valores y lecciones

El sistema de valores es otro aprendizaje de la estructura familiar, desde donde nos enseña qué es  correcto o incorrecto para comportarnos e interactuar con la comunidad. Los valores son fundamentales para nuestra identidad y la formación de nuestra personalidad, lo que a su vez influirá sobre el tratamiento hacia los demás, la visión de sí mismo y el propósito personal de vida, según lo qué es la familia para mí.

La  disciplina y los valores familiares, es lo que nos permite diferenciar el bien del mal, los límites del respeto hacia  nosotros mismos y hacia quienes nos rodean. Por ejemplo, si en nuestras familias es importante la igualdad de las personas y la responsabilidad; muy seguramente trabajaremos para defender estos valores en sociedad, si nos preguntamos por qué es importante tener una familia.

Las familias forman la columna vertebral de una sociedad saludable

Es una cadena, las familias fuertes hacen comunidades fuertes y en consecuencia naciones y sociedades fuertes. A la duda de qué importancia tiene la familia, la respuesta es que su fortaleza tiene un efecto dominó, si son saludables y felices un país se beneficiará. Así si contamos con una familia fuerte que nos apoya, seremos también un miembro de la sociedad, fuerte y resiliente. Sin duda, la familia es donde la gran mayoría de las personas aprenden las habilidades fundamentales para la vida. Estos son otros de sus beneficios sociales:

  • Los lazos familiares ayudan a regular la economía: Las familias que comparten lazos fuertes tienden a preferir situaciones de vida en las que puedan permanecer cerca, esto contribuye a trabajos y salarios más regulados. 
  • Las familias grandes generan prosperidad económica: Se debe a que las familias numerosas son los principales contribuyentes económicos. Mantiene el equilibrio de la economía, entre la dinámica de empleo, producción y gastos para cubrir sus necesidades.
  • Las interacciones familiares ayudan a prevenir el crimen en la sociedad: Las relaciones de apoyo incondicional en momentos de gran necesidad o cambio pueden ayudar a las personas a superar momentos difíciles. Los que han tomado malas decisiones mantienen un sentido de valía y motivación, porque son importantes las familias.

El mundo moderno insiste en modificar cada día los patrones culturales más tradicionales, pero el valor de la familia sigue intacto. Su significado para la mayoría de las personas sigue estando vigente, así como la necesidad de unión a sus parientes, gracias al sentido de pertenencia, amor y apoyo que les hace tener una vida más fácil y feliz. El carácter y la personalidad se forman en el núcleo familiar y se ramifica hacia la sociedad para hacer su  invaluable aporte.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre