jueves, 6 octubre 2022 |

Actualizado a las

8:43

h CEST

17 C
Madrid

Didáctica tradicional: qué es, características, autores, críticas y ejemplos de la pedagogía tradicional

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Pedagogía tradicional suena a algo muy antiguo, como en efecto lo es, sin embargo sigue siendo el modelo que prima en muchísimos países, a lo mejor por comodidad o quizás por desconocimiento de los docentes. La didáctica tradicional ha sido muy cuestionada y a través de diversas corrientes cognitivas se ha demostrado su ineficacia.

La pedagogía tradicional surge en la Edad Media y continuó aplicándose a través de los religiosos, quienes asumieron el rol de la educación durante muchos siglos, incluso hasta los tiempos presentes, aunque han evolucionado. En la actualidad se conceptualiza a la didáctica tradicional como la forma de enseñar anterior a que surgieran las visiones modernas de la pedagogía, aunque todavía se sigue implementando ampliamente y ha sido reforzada por la corriente conductista. A continuación profundizamos, revisando varios aspectos de este interesante tema.

Didáctica específica:
Definición, características, campo y ejemplos de la didáctica especial

Leer artículo

Qué es la didáctica tradicional   

Antes de hablar de la didáctica tradicional conviene recordar en qué consiste la Didáctica, la cual está definida como la ciencia que se ocupa de cómo se transmite el conocimiento para que sea asimilado. Esto implica un método, que está basado en la finalidad de la educación según se conciba, así como en las audiencias a quién está dirigida, el entorno donde se desarrolla y el tiempo disponible.

En cuanto a la didáctica tradicional, llamada también didáctica antigua, hace referencia, en primera instancia, al modelo de la Edad Media. Por otra parte, está el término didáctica clásica, que es algo ambiguo, ya que por una parte se usa para aludir a la educación de la antigua Grecia, pero también para las corrientes que aparecieron posteriormente a que Juan Amos Comenio sistematizara la educación dando nacimiento a la Didáctica.

Origen de la didáctica antigua

Este modelo de la educación se remonta a los tiempos en los que se esperaba que el hombre, como producto de la educación, fuera un ser lleno de virtudes morales y no se pretendía que desarrollara su individualidad ni que pensara por sí mismo. Por otra parte, el conocimiento provenía únicamente del Supremo, y el ser humano no podía alcanzarlo por ninguna otra vía. A partir de la Escolástica y Tomás de Aquino (1225-1274) comienza cierto tipo de razonamiento lógico, pero sólo con la finalidad de llegar a Dios.

Metodología de aprendizaje de la escuela tradicional antigua

La consecución de este individuo austero y fiel seguidor de la doctrina cristiana se lograba mediante una fuerte disciplina, lo que al mismo tiempo indicaba una obediencia ciega hacia el maestro, que incluso infligía castigos corporales. Por otra parte, los recursos utilizados para la educación eran los textos clásicos sagrados, especialmente la Biblia, y el método consistía en la  repetición y memorización de los contenidos.

Diferencias con la concepción moderna de la pedagogía 

La  educación moderna se desarrolla en instituciones abiertas, las cuales deben ser un lugar donde se compartan las ópticas de los docentes y los alumnos, en un ambiente de reconocimiento y respeto hacia las diferencias. Un entorno donde se entienda que, a consecuencia de la diversidad, se origina una transformación que enriquece al pensamiento del grupo así como al proceso de enseñanza-aprendizaje.

Características de la didáctica tradicional  

El objetivo de la educación cambia según las épocas y el tipo de sociedad, dependiendo de para qué se educa al hombre. Así, es religiosa en la Edad Media y enciclopedista en el Siglo de la Luces, mientras que en la actualidad tiende a fundamentarse en el paradigma conductista. Pero en todos los casos las características de la pedagogía tradicional son las mismas.   

El maestro es el centro del proceso y ejerce autoridad

En la pedagogía de la educación tradicional existe una verdad absoluta, de la cual el maestro es poseedor. Su opinión prevalece por encima de otra cualquiera y nadie se atreve a discutirle, ya que además ejerce el poder a través de la asignación de las calificaciones y hasta puede aplicar castigos, aunque ya no se estilan los corporales. Por otra parte, los alumnos suelen ser permanentemente chantajeados con la amenaza de citar a los padres o hacerlos firmar un famoso libro negro que existe en las escuelas de este tipo.

Visión verbalista y academicista

El énfasis de la didáctica tradicional se ubica en hablar por parte del maestro y escuchar por parte de los alumnos. La tarea del docente es dictar lecciones de forma académica, las cuales los alumnos reciben de forma pasiva. Éstos toman apuntes y hacen preguntas para aclarar dudas cuando así lo permite el profesor, sin que ello implique una actitud participativa donde los alumnos aportan al desarrollo de la clase. 

El docente también es un individuo pasivo

En el método didáctico tradicional también el maestro o profesor es un ente pasivo que se limita a transmitir conocimientos de acuerdo a los objetivos que están contenidos en el programa. No sabe distinguir entre el significado del currículo y la práctica curricular, ni hace uso de la creatividad en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Esta metodología resulta cómoda para los docentes, pero al final se convierten en individuos no pensantes.

Aplica recursos educativos no tecnológicos y modos de evaluación obsoletos

Una de las características de la escuela tradicional más resaltantes son los recursos que utiliza, que son los que mismos de antaño cuando no se había desarrollado la tecnología. En este sentido, los docentes de la corriente didáctica antigua priorizan el uso de la pizarra para escribir ideas que los estudiantes copian, y también son asiduos a los dictados. Por otra parte, sus modelos favoritos de evaluación son los estructurados en base a “verdadero o falso” y respuestas de selección.

Autores de la pedagogía tradicional

A continuación se reseñan cuatro de los principales representantes del modelo tradicional, quienes pertenecen a diferentes momentos históricos: Renacimiento, Barroco, Siglo de las Luces y Época Contemporánea. Respecto a la Edad Media, el pedagogo de mayor representatividad es Tomás de Aquino, que ya ha sido mencionado y al que haremos referencia nuevamente en otro apartado.

Ignacio de Loyola (1491-1556)

Nació en el País Vasco y fue bautizado con el nombre de Iñigo. No creó ninguna obra pedagógica, pero formó a los primeros maestros de la Compañía de Jesús, la cual fundó en 1534, y sus escritos sirvieron de base para el documento Ratio Studiorum que contiene toda la didáctica de los jesuitas. Su concepción de la educación es evidentemente tradicional en cuanto al rol del maestro y la forma de enseñar, pero al mismo tiempo refleja elementos de la pedagogía moderna.

Didáctica tradicional. Ignacio de Loyola. Autor: Francisco de Zurbarán. 1600s. Colección privada de la familia real británica.
Ignacio de Loyola. Autor: Francisco de Zurbarán. 1600s. Colección privada de la familia real británica. (Francisco de Zurbarán and workshop, Public domain, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

De acuerdo a Ignacio de Loyola el objetivo de la educación es enseñar las letras pero también, y en igual medida, los buenos hábitos. Su didáctica está basada tanto en la fe como en la razón y afirma que los castigos tienen que ser una vía para el aprendizaje. Por otra parte, y he aquí su visión parecida al concepto de la enseñanza moderna, dice que el maestro debe amoldarse a las capacidades del alumno y también que cada estudiante tiene que encontrar la perfección por sí mismo.   

Juan Amos Comenio (1592-1670)

Nació en la actual República Checa, era protestante, y escribió Didáctica Magna donde se sistematiza el proceso educativo dando origen a la primera Didáctica. De acuerdo con su obra, se observa que era partidario del método inductivo y del empirismo, aunque por otra parte sostenía que la razón estaba por encima de todas las cosas y era lo que conectaba al hombre con Dios. Su concepción de la educación tiene elementos de la pedagogía moderna, sobre todo cuando afirma que los niños no deben aprender los contenidos de memoria, aunque no se refiere a una participación activa sino a través de las explicaciones del maestro.

Didáctica tradicional. Juan Amos Comenio. Autor: Jurgen Ovens. Entre 1650-1670. Rijksmuseum, Ámsterdam.
Juan Amos Comenio. Autor: Jurgen Ovens. Entre 1650-1670. Rijksmuseum, Ámsterdam. (Jürgen Ovens, Public domain, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Nicolás de Condorcet (1743-1794)

Condorcet fue un marqués francés que tuvo gran relevancia en la Revolución Francesa. Su obra pedagógica cumbre es Cinco memorias sobre la instrucción pública. En ella sostenía que  la educación tiene como objeto formar a los individuos para la libertad, entendiéndose ésta como la capacidad de ser independiente tanto en lo que respecta al razonamiento como a las cosas prácticas de la vida. La educación debe dar a todos los individuos la oportunidad de desarrollar sus talentos, lo cual es la base de la igualdad, porque así se convertirán en individuos no dependientes y felices: esto es el “hombre nuevo”.

Didáctica tradicional. Nicolás de Condorcet. Pintor, fecha y ubicación desconocidos.
Nicolás de Condorcet. Pintor, fecha y ubicación desconocidos. (Unidentified painterlabel QS:Les,»Pintor no identificado»label QS:Lde,»Unbekannter Maler»label QS:Len,»Unidentified painter»label QS:Lit,»Pittore non identificato»label QS:Lfr,»Peintre non identifié», Public domain, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Johann Friedrich Herbart (1776-1841)

Entre los autores de la escuela tradicional, el alemán Herbart es particularmente importante porque con él comienza la pedagogía científica, diferente a la Didáctica científica que alcanzará este estatus en los años de 1970. Una de sus obras más importante es Bosquejo para un curso de pedagogía, donde sostiene que la educación se construye sobre dos pilares: la filosofía y la psicología. La primera establece el objetivo y la segunda indica el camino.

Didáctica tradicional. Johann Friedrich Herbart. Litografía. Autor anónimo. Datos desconocidos.
Johann Friedrich Herbart. Litografía. Autor anónimo. Datos desconocidos. (Anonymous Lithographer, Public domain, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Este pedagogo hace gran hincapié en la disciplina, y también en el gobierno referido a la educación lo cual es distinto. El gobierno está formado por un conjunto de leyes que el niño debe cumplir, con sus consabidas sanciones cuando no son respetadas, por lo que a este concepto se agregan algunas otras consideraciones como: las órdenes, la vigilancia y los castigos, haciendo el maestro uso de su “superioridad como hombre adulto”.

Principales críticas al modelo tradicional de enseñanza 

La didáctica tradicional ha sido muy cuestionada, sobre todo a partir del año 1919, cuando Piaget desarrolló su Teoría Constructivista. Posteriormente, en la década de 1960, aparecen la Teoría del Aprendizaje por Descubrimiento (1960) a cargo de Bruner, y la Teoría del Aprendizaje Significativo (1963) de Ausubel, para oponerse al Conductismo y sus postulados de estímulo-respuesta, así como de reforzamientos positivos y castigos, impulsados por Skinner en 1953. Las principales críticas son las que se exponen seguidamente.

Es magistrocentrista

El significado de magistrocentrismo se refiere a la concepción de que el docente es el centro del proceso educativo, lo cual se contrapone a la visión moderna de que los estudiantes aprenden cuando quieren y no cuando los obligan. Por esta razón, la escuela actual promueve que el maestro sea un facilitador, quien primordialmente debe motivar y acompañar, mientras que los  alumnos construyen su propio aprendizaje. 

El alumno no aprende sino que memoriza

Hay una gran distancia entre aprender y memorizar. La diferencia fundamental radica en que, en el primer caso, el alumno integra los saberes a su conocimiento previo, mientras que en el aprendizaje tradicional reproduce de forma automática los conceptos que le han sido transmitidos y no aprende a pensar por sí mismo.

Se evalúa por lo que el alumno recuerda no por lo que sabe

En línea con lo anteriormente señalado, la evaluación en la escuela tradicional califica de acuerdo a si el estudiante puede recordar o no lo que el maestro le ha tratado de enseñar. Igualmente, se pone la atención en el resultado y no en el proceso, y el docente juzga de una manera vertical si el alumno ha cumplido con los objetivos, asignándole un número o nota.   

Es una pedagogía represiva

En la pedagogía tradicional uno de los objetivos es “domesticar” a los alumnos. Es importante que sean ordenados, que no hablen en clases, que pongan atención a lo que dice el maestro y que no se levanten del pupitre. Por otra parte, los estudiantes no tienen derecho a protestar ni a disentir acerca de las posiciones del profesor.   

Ejemplos del modelo tradicional de educación

Todos los ejemplos de pedagogía tradicional relativos a una misma época resultan idénticos. En la actualidad consisten en que el maestro dicte una clase magistral, anotando en la pizarra las ideas más importantes, para que los alumnos tomen apuntes y después se los aprendan de memoria. Por tal motivo, es mucho más ilustrativo reflejar cómo fue la educación tradicional en diferentes épocas, siendo relevante puntualizar que las características generales se mantienen.

Edad Media

En el Medioevo las clases consistían en una lectura que el maestro realizaba, haciendo luego algunas explicaciones a partir de las anotaciones que había escrito sobre el mismo texto, de acuerdo a lo que él había interpretado. Los estudiantes no aprendían a leer ni a escribir, ya que no se necesitaba, y lo que hacían era aprender de memoria lo que el maestro, que era un clérigo, les recitaba.

Luego, con la Escolástica y Tomás de Aquino, surgieron las “cuestiones”, que consistían en aclarar muchas interpretaciones de la Biblia que no coincidían. Esto ocasionaba una “disputa”, lo cual era discusión pública, especie de torneo, donde se defendían las diferentes posturas acerca del problema.

Los castigos corporales a los alumnos eran frecuentes. Los más leves consistían en llevar orejas de burro, recibir varios golpes con una regla de madera en las manos, sin derecho a quejarse porque esto aumentaba el número de regletazos, o permanecer de rodillas en un rincón sobre garbanzos o granos de maíz.

Renacimiento

La mayoría de los humanistas del Renacimiento eran muy cristianos, por lo que la educación en esta época sigue teniendo una perspectiva religiosa, aunque también se ven asignaturas que eran parte importante de la enseñanza en el mundo grecorromano, como la oratoria, aritmética, geometría, ciencias naturales y música, además de los idiomas griego y latín, acompañadas además por la educación física ya que la salud del cuerpo, tal como en Grecia, era esencial.

Las escuelas se dividían entre las católicas, a cargo de la Iglesia, y las que regían los intelectuales de la época. En las segundas cesó el rigor de los castigos físicos, ya que los humanistas se oponían a ellos, pero estos centros de enseñanza eran costosos y sólo la gente adinerada podía acceder a los mismos. En la región germánica, donde los luteranos tuvieron más fuerza, la educación para los pobres avanzó mucho más, ya que los protestantes crearon escuelas públicas.

La educación en el Siglo de las Luces

La Ilustración se caracteriza por el desarrollo del pensamiento científico y por un marcado rechazo a la Iglesia. Los hombres del Siglo de las Luces pensaban que lo más importante era la felicidad del ser humano, que se conseguía con la instrucción y el trabajo ya que estos factores daban pie al progreso, mientras que los católicos promovían el sacrificio y el sufrimiento para alcanzar el cielo.

En Europa se crearon escuelas públicas para todos los estamentos, y también para las mujeres, aunque el tipo de instrucción estaba marcado por la clase social y el sexo. El fin de la educación para los hijos de los trabajadores era que aprendieran un oficio y fueran honrados, y en cuanto a las mujeres, bastaba saber leer, escribir, coser y bordar.  

En cambio, los hijos de las clases privilegiadas disfrutaban de una formación intelectual, basada en el enciclopedismo, ya que todos los conocimientos antiguos y de la época fueron recogidos en una gran Enciclopedia que se editó entre los años 1751 y 1780, la cual fue escrita por varios destacados pensadores.  

La didáctica tradicional es de vieja data pero se ha mantenido a lo largo de la historia. Lo más sorprendente es que todavía está vigente en muchas instituciones y países, en una medida mucho mayor a la que pueda suponerse. Por ejemplo en España, una investigación realizada no hace tanto en una muestra representativa, arrojó que una mayoría abrumadora de docentes se decanta por el uso de la pizarra y los libros de texto y no pone en práctica las TICs, lo que indica que siguen el método de la pedagogía tradicional, actualmente impregnada de conductismo. 

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre