jueves, 6 octubre 2022 |

Actualizado a las

4:16

h CEST

18.8 C
Madrid

Ciencias auxiliares de la historia: cuáles son, relación y ejemplos de las disciplinas auxiliares para el estudio de la historia

Puntuación media: 5 | Votos: 5

Las disciplinas auxiliares de la historia son requeridas por el investigador histórico para sustentar o complementar sus estudios, creándose así un vínculo entre diversas áreas científicas. En este artículo, conocerás cuáles son las ciencias auxiliares de la historia y sus valiosos aportes.

Las distintas ramas de la historia cumplen ciertos parámetros para dicha labor, pero muchas veces se recurre a las disciplinas auxiliares de la historia con el objetivo de apoyar la investigación y, de esta manera, alcanzar el objetivo establecido. Si bien las ciencias auxiliares de la historia cuentan con una serie de métodos y técnicas particulares que permiten diferenciarlas entre sí, son ciencias que ayudan a la historia para la extracción, organización y análisis de información brindando así fuentes documentales empleadas en el proceso investigativo. No te pierdas este interesante artículo, ya que detallaremos a profundidad cuáles son las ciencias que apoyan a la historia, en qué consiste cada una de las ciencias auxiliares y por qué son tan importantes al momento de realizar una investigación histórica.

Épocas de la historia:
Comienzo, desarrollo y orden de todos los periodos o etapas de la historia universal

Leer artículo

Geografía

La definición de historia como ciencia hace referencia a que, para la reconstrucción del pasado, es fundamental sustentar los estudios con evidencias que, cabe acotar, son aportadas por las ciencias afines de la historia, ya sean sociales o naturales.

Si indagamos someramente cuáles son las disciplinas auxiliares de la historia, encontraremos a la geografía como una de las principales áreas con estrecho vínculo con el ámbito histórico, a tal punto que, dentro de la educación primaria y secundaria de muchos países del mundo, ambas disciplinas se estudian como si se tratasen de una sola.

La geografía es la ciencia encargada de estudiar todos los aspectos relacionados con la Tierra, específicamente los fenómenos naturales y desarrollos humanos desenvueltos en un espacio físico determinado.

La superficie terrestre ha ido evolucionando con el pasar del tiempo, y gran parte de ese progreso se debe al rol que ha asumido el hombre en diversas épocas históricas, al establecerse en un contexto geográfico determinado como miembro de una sociedad que goza de los elementos que le otorga el espacio natural donde habita, aspectos que contribuyen a la consolidación de su organización territorial, política, económica y cultural.

Por tanto, la geografía es una de las más importantes ciencias que se relacionan con la historia, ya que por medio del vínculo entre ambas disciplinas, se ha podido analizar el desarrollo de una sociedad específica, con su desenvolvimiento condicionado por los factores físicos y naturales que provee el territorio que ocupan.

Antropología

Otra de las principales ciencias que se relacionan con historia es la antropología, por lo que muchos historiadores recurren a la labor de estudios de colegas antropólogos para sustentar sus investigaciones. Al hablar de la antropología hacemos referencia a la ciencia dedicada al progreso de la humanidad desde dos aspectos fundamentales como lo son el ámbito físico y moral, analizando así las realidades vividas en estas dos características.

Dentro de la historia, resulta esencial hacer una profunda mirada al desarrollo integral del ser humano, ya que, por causa de diversos acontecimientos y hechos del pasado, lo físico y lo social se ha visto afectado, sea de forma positiva o negativa, logrando así generar un significativo impacto dentro de la sociedad.

Es por ello que la antropología prácticamente se ha convertido en una de las disciplinas de la historia, ya que a través de esta área se puede ver la evolución del ser humano como individuo con ciertos factores físicos y sociales.

Arqueología

¿Qué sería de la historia sin los aportes de la arqueología? Y es que dicha disciplina se ha vuelto imprescindible al momento de indagar sobre el pasado de la humanidad, por lo que no es de extrañar que, por ejemplo, dentro de una investigación histórica referente a una civilización antigua, se evidencie la contribución del estudio arqueológico.

La arqueología es la disciplina que tiene como principal objetivo la recuperación y análisis de muestras orgánicas e inorgánicas que, a pesar de numerosos factores, se han mantenido preservadas en el tiempo. De las exploraciones e investigaciones arqueológicas se pueden obtener elementos significativos como objetos, ruinas arquitectónicas, restos humanos, vegetales y animales y muchísimos otros hallazgos.

Los recursos y elementos descubiertos en las excavaciones arqueológicas sirven de fuentes de estudio para la comprensión de las civilizaciones y culturas, sobre todo aquellas que datan de hace miles y hasta millones de años. Por tanto, en los dos últimos siglos, la arqueología ha pasado a ser una de las más destacadas ciencias auxiliares de la historia universal, debido a los numerosos hallazgos y descubrimientos que, sin duda, han acaparado la atención de especialistas e investigadores históricos que han dedicado gran parte de su carrera al estudio del desarrollo de las sociedades.

Paleografía

Como es sabido, muchas investigaciones históricas recurren a documentos y manuscritos que sirven de fuentes primarias de algunos acontecimientos del pasado. Sin embargo, se pueden encontrar ciertas diferencias entre la escritura antigua y la actual, por lo que, en muchos casos, los textos del pasado pueden ser ilegibles o mostrar palabras en desuso.

Es aquí cuando el historiador se apoya en la paleografía, un área de estudio indispensable para todo investigador o especialista en el área histórica. Unos opinan que es un arte, otros que se trata de una ciencia. Lo cierto es que es la ciencia que estudia los textos escritos en épocas antiguas, por lo que muchas de estas publicaciones pueden mostrar palabras y signos que deben ser descifrados por especialistas de esta área.

La obtención de datos y testimonios gráficos provenientes de documentos y textos antiguos es fundamental para la adquisición de fuentes escritas de primera mano, relacionadas con un contexto histórico específico. Si bien muchas personas se dedican a desenvolverse como paleógrafos, algunos historiadores también incursionan en esta disciplina, con estudios que le permiten localizar, descifrar y clasificar textos antiguos valiosos para el campo histórico.

Cartografía

Aunque se trate de un área con estrecho vínculo con la geografía, la cartografía se asoma en nuestra búsqueda por saber cuáles son las ciencias que auxilian a la historia. ¿Por qué? Pues la cartografía es la disciplina que se encarga de la representación gráfica y a escala de diversas regiones y espacios terrestres, previa obtención de datos y medidas necesarios para la elaboración de cartogramas y mapas.

Dichos recursos gráficos y visuales sirven de sustento como fuentes para la investigación histórica, ya que aporta información esencial relacionada con la evolución y desarrollo del espacio geográfico que ha sido representado a través de un mapa.

Economía

Al hablar de economía hacemos referencia a la ciencia social que se dedica a estudiar todos aquellos recursos que son transformados en bienes y servicios vitales para satisfacer las diversas necesidades de una sociedad determinada.

Ahora bien, el vínculo entre la historia y la economía se basa en el estudio y análisis histórico de la producción, distribución, comercialización y consumo de dichos bienes y servicios a lo largo del tiempo, un proceso que ha permitido determinar la calidad de vida de la sociedad en diversas épocas históricas.

Geología

La formación y los múltiples materiales que componen al globo terrestre, es el principal objeto de estudio de la geología, una de las ciencias naturales que hemos encontrado en esta búsqueda por saber qué son las ciencias auxiliares de la historia.

Aunque a simple vista no se perciba una relación entre una ciencia natural de esta categoría y la historia, en realidad sí tienen una vinculación importante, ya que la evolución tanto del interior como de la superficie terrestre, analizada por medio de las diferentes ramas y subdivisiones de la geología, ha permitido periodizar la historia de la Tierra y de la vida del planeta en determinadas etapas que componen el llamado tiempo geológico.

Paleontología

Otra de las disciplinas científicas naturales que han sustentado los estudios históricos en diversas ocasiones es la paleontología, que no es más que el área dedicada a la recolección y análisis de restos que registran la actividad de seres vivos en épocas pasadas. Las evidencias más conocidas son los fósiles, que son fragmentos orgánicos petrificados o preservados por medio de algún material antiguo.

¿Por qué es importante la paleontología para la historia? Simple, el análisis y la interpretación de las muestras fósiles pueden arrojar cierta información que garantice la reconstrucción de la historia de la vida humana y de otras especies vivas que alguna vez habitaron o que siguen habitando la superficie del planeta.

Política

Desde la perspectiva de las ciencias sociales, la política es la disciplina que tiene como tarea principal el análisis teórico-práctico y la comprensión del desenvolvimiento político desarrollado en una sociedad determinada. La política ocupa un lugar destacado entre las imágenes de ciencias auxiliares de la historia, ya que dicho campo de estudio ha contribuido para que la historia interprete el desarrollo y progreso de las estructuras de poder con el pasar del tiempo.

Cronología

La historia se fundamenta en el estudio de hechos y acontecimientos generados de forma sucesiva, por lo que es importante la organización de dichos sucesos para así hilvanar de manera precisa la comprensión de los procesos históricos. Por tanto, la cronología es la ciencia cuya finalidad reside en el orden y el establecimiento de fechas de los hechos históricos, ya que de esta forma respalda la organización que se presenta comúnmente en la conexión de acontecimientos que dan forma a un proceso histórico concreto.

Sociología

La sociología es el campo de estudio dedicado a tratar la constitución, consolidación, desarrollo y actividades de las sociedades humanas. Por supuesto, hay que tomar en cuenta que la evolución de dichas sociedades se genera en cierto contexto histórico, donde las comunidades presentan diferentes cambios impulsados a través de diversos factores que influyen dentro del funcionamiento de la sociedad estudiada.

Así que puede afirmarse que hay reciprocidad entre la sociología y la historia, ya que una necesita de la otra para sustentar sus estudios e interpretaciones propias.

Fisiología

Las funciones físico-químicas presentes en cada uno de los organismos vivos habitantes de la Tierra (incluyendo a los humanos, claro está), son estudiadas de cerca por esta ciencia, considerada como una sub-rama de la biología. Lo cierto es que, para el hombre, tanto el funcionamiento como las acciones desarrolladas por su cuerpo son analizados por especialistas de esta área, garantizando así variados aportes que son interpretados por la historia para la comprensión del individuo que forma parte de un entorno biológico y natural que, en el transcurso del tiempo, ha sufrido constantes evoluciones. Dicho esto, vemos como otra ciencia natural tiene cierta conexión con el campo histórico.

Archivística

Es, por mucho, una de las ramas auxiliares de la historia, ya que es precisamente en los archivos donde reposan las fuentes primarias y documentales indispensables para la investigación histórica. Sin embargo, estos textos requieren de ciertos parámetros para que puedan ser preservados con el tiempo, con el fin de que futuras generaciones de investigadores e historiadores puedan tener acceso a estas publicaciones.

Esta tarea fundamental recae en la archivística, una disciplina que establece ciertos fundamentos teóricos y prácticos para llevar a cabo la preservación de valiosos y atesorados documentos antiguos y de gran importancia para la comprensión del pasado.

Demografía

En muchas oportunidades, la estadística vinculada a la población humana juega un papel importante dentro del estudio histórico, ya que es fuente de datos e informaciones que, de forma cuantitativa, permiten sustentar una investigación. La demografía es la ciencia que tiene como función medir estadísticamente algunos de los aspectos presentes dentro de una sociedad, relacionados con el desarrollo, estructura, dimensiones, movimientos y muchas otras características presentes dentro de un sector poblacional o de una sociedad en general.

Un buen ejemplo del aporte del campo demográfico a la historia se puede ver en los estudios hechos con las migraciones, ya que los datos recolectados por medio de la estadística permite ver al historiador cómo este fenómeno ha influido en el desenvolvimiento del sector poblacional desplazado y la adaptación de la sociedad receptora de los migrantes, considerando que, en muchos contextos históricos, se han llevado cabo diferentes olas migratorias en varias partes del mundo.

Historiografía

Cerramos este listado de disciplinas auxiliares de la historia con una disciplina que puede generar cierta confusión para aquella persona que desea incursionar dentro de la disciplina histórica de manera formal o autodidacta. De manera precisa y resumida, se puede decir que la historia no es más que la historia de la historia, es decir, el análisis que se le hace a los modos de investigación histórica que se han llevado a cabo con el paso del tiempo, con estudios basados en un conjunto de métodos, técnicas y teorías establecidas para la interpretación de la historia.

Dicho análisis se realiza desde una perspectiva crítica y/o bibliográfica, aplicándose tanto en los textos desarrollados en torno al estudio de la historia como de los autores vinculados con estas obras.

Observando los ejemplos de ciencias auxiliares de la historia presentados en este artículo, se puede afirmar que la historia no es una disciplina autónoma, al contrario, necesita de la contribución que brindan otras áreas de estudio científico. Es por ello que el historiador emplea de ciertas ciencias relacionadas con la historia con la finalidad de establecer hipótesis vinculadas con la investigación que realiza. Así que si estás interesado en indagar sobre un hecho o acontecimiento histórico, puedes sustentar tu investigación con las diferentes disciplinas auxiliares de la historia cuyos soportes, sin duda, te garantizarán una efectiva labor, ya sea con la colaboración de un especialista de algunas de estas áreas o, simplemente, por tu propia cuenta. Sea cual sea el caso, puedes ver la estrecha relación de la historia con otras ciencias naturales y/o sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre