20 carteles icónicos de la historia del cine

4.1
(21)

Los amantes del séptimo arte y de las artes visuales saben que el éxito de una película puede estar muy ligado a su cartel. Algunos de ellos, se han convertidos en emblemas para más de una generación. Seguro que ya conoces estos 20.

Un cartel puede ser beneficioso o perjudicial para una película.

Normalmente, son imágenes promocionales que apelan a lo seguro mostrando a los actores más populares del reparto o a parte del elenco. Pero en ocasiones el arte supera a lo establecido con carteles con una composición y un mensaje tan bien comunicado que son más famosos que el propio film.

Estas obras han logrado quedar inmortalizadas en la mente de su audiencia y es la primera imagen que salta a la mente al nombrar las películas que promocionan.

Por su estética, su forma de captar la esencia de un film y por su capacidad de cautivar, se han convertido en iconos.

Tiburón (1975)

Tiburón

43 años han pasado desde el estreno de Tiburón, pero su cartel se mantiene como uno de los mejores jamás creados.

Con una estética bastante limpia, muestra al monstruo marino en un tamaño sobrenatural a punto de atacar a una víctima que no sospecha el peligro.

Más allá de los pocos elementos usados y de la claridad de su diseño, es la capacidad que tiene de transmitir emociones lo que lo convierte en una obra de arte. Después de todo, fue una imagen que logró aterrorizar a toda una generación.

E.T., el extraterrestre (1982)

E.T., el extraterrestre

El film de Steven Spielberg es un clásico de ciencia ficción, pero es su cartel lo que inunda la mente de la audiencia al pensar en el largometraje.

Está cargada de simbolismo, a través de una imagen donde solo se aprecian una cantidad limitada de elementos. El diseño original está inspirado en la obra que se sitúa en el techo de la Capilla Sixtina.

Alien: el octavo pasajero (1979)

Alien: el octavo pasajero

El minimalismo se hace presente en este cartel. Muestra solo un huevo frente a un fondo negro. El huevo se está rompiendo y de él sale una luz verde brillante que se combina con el color usado para el título de la película.

Con solo estos elementos, la composición logra captar la atención de la audiencia y transmitir misterio y terror, que es lo que luego se observa durante todo la obra.

El Padrino (1972)

El Padrino

Sencillo, clásico, y capaz de transmitir el horror y el estilo que describía a la mafia. El cartel de El Padrino muestra a Marlon Brandon interpretando a Don Corleone, vistiendo un esmoquin negro que se mezcla con el fondo oscuro.

Transmite el aire de misterio y zozobra que inunda el mundo del cual se habla en la trama.

El silencio de los corderos (1991)

El silencio de los corderos

Una simple imagen del rostro de Jodie Foster es capaz de causar pavor. A pesar de su sencillez, está cargado de detalles que comunican y apelan al simbolismo.

El rostro de Foster emblanquecido y su boca sustituida por la famosa polilla que cuenta con una calavera dibujada en su cuerpo, anuncian una historia perturbadora.

Regreso al futuro (1985)

Regreso al futuro

Un cartel en el que no escasean los elementos. La imagen promocional de Regreso al Futuro muestra a Michael J. Fox, con su atuendo mítico de la década de los 80’s.

También se ve el DeLorean y el camino de fuego que dejan a su paso. Para jugar con el concepto del tiempo, se ve a Fox mirando su reloj.

Parque Jurásico (1993)

Parque Jurásico

Una imagen elegante para presentar una aventura de ciencia ficción y dinosaurios. El cartel de Parque Jurásico muestra el logo del parque sobre un fondo negro.

El minimalismo dio buenos resultados, y creó una imagen indeleble en la mente de la audiencia.

Scream: vigila quién llama (1996)

Scream: vigila quién llama

Un cartel que se inspira en la estética usada por Hitchcock en su film Psycho. La imagen muestra un close up del rostro horrorizado de Drew Barrymore.

Tiene una estética limpia y atrae la atención con el juego de colores que utiliza: una imagen oscura, cargada de sombras y casi en blanco y negro, donde solo resalta el tono azul brillante de los ojos de Barrymore.

Su expresión de terror se asocia con el film décadas después del estreno de la película.

Los cazafantasmas (1984)

Los cazafantasmas

La película es, por sí misma, un icono de la cultura pop. Logró inmortalizar no solo su trama, sino también su slogan “¿a quién llamarás?”, y los trajes usados por sus personajes principales.

Pero, más allá de eso, el cartel logró captar la atención contrastando el logo frente a un fondo negro. La imagen de un fantasma dentro de la señal de prohibido se ha mantenido intacta en la mente colectiva a pesar de los años.

La naranja mecánica (1971)

La naranja mecánica

Diferente al resto de los carteles, la imagen promocional de esta película de Stanley Kubrick destaca sobre un fondo blanco.

En el medio, una figura en forma de pirámide de donde sale el personaje principal con una expresión que representa a la perfección la patología que desarrolla en escena.

El film fue el centro de una controversia en los medios de comunicación y, como consecuencia, Kubrick prohibió su lanzamiento. Por ello, el póster se mantuvo por mucho tiempo como el único elemento visual que acompaño el título en la mente de la audiencia.

La semilla del diablo (1968)

La semilla del diablo

El elemento predominante en este póster es el rostro de Mia Farrow, que interpreta al personaje principal.

El perfil de Farrow ocupa gran parte de la imagen promocional, con una expresión neutral y con sombras verdes sobre ella. En el centro se observa la silueta de un carro de bebé sobre una superficie rocosa.

La imagen comunica lo justo. Sin profundizar el contexto, deja claro el tono de misterio y horror que predomina en la película, y la lucha familiar que está presente durante toda la trama.

Desayuno con diamantes (1961)

Desayuno con diamantes

Quizás la imagen más icónica que se tiene de Audrey Hepburn. Y todo se lo debe a este cartel. Cargada de diamantes, con guantes negros, y una expresión pícara sobre su rostro.

Audrey Hepburn personificó a la perfección el deseo de pasar de una chica común, a una chica de sociedad. El cartel, con solo una imagen de ella, hizo justicia a la trama de la película.

El graduado (1967)

El graduado

Comunicar acciones y sensaciones a través de una imagen no siempre es una labor sencilla.

El cartel de El Graduado lo logró al plasmar la seducción a través de una fotografía elegante. Muestra al personaje principal de la película frente a una pierna de mujer. Resume en gran medida la historia que cuenta el film.

Pequeña Miss Sunshine (2006)

Pequeña Miss Sunshine

Una imagen en la que predomina, igual que en la película, el uso del color amarillo. Pero más allá de las tonalidades, el cartel muestra movimiento, humor y un poco del caos familiar que se narra en la historia.

El exorcista (1973)

El exorcista

Una película de terror con un cartel que transmite misterio. La imagen está sacada directamente de una escena que se incluye en el film.

Está compuesta por una silueta bajo la luz de un faro y muestra el momento en el que el padre Karras llega a la casa donde tiene que enfrentarse a mismísimo demonio. El cartel fue diseñado por Bill Gold.

Lo que el viento se llevó (1939)

Lo que el viento se llevó

Un cartel que ha inspirado muchas portadas de historias de romance. La imagen promocional de Lo que el viento se llevó está grabada incluso en la mente de personas que no han visto nunca la película.

Comunica el deseo entre los protagonistas, que resaltan frente al resto de los elementos. Al fondo se observa la silueta de Atlanta en llamas.

La Red Social (2010)

La Red Social

Un cartel sencillo, pero dramático. La imagen utilizada para promocionar la película basada en Mark Zuckerberg muestra en primer plano el rostro de Jessee Eisenberg, que representa el papel protagonista.

La foto de Eisenberg se oculta detrás del slogan del film “you don’t get to 500 million friends without making a few enemies” (no llegas a tener 500 millones de amigos, sin hacer algunos enemigos).

El cartel combina dos artes dentro de una sola composición: la fotografía y la tipografía. Cierra con el título de la película en un tamaño mucho más pequeño y con la fuente que utiliza Facebook en su logo.

El señor de la guerra (2005)

El señor de la guerra

Un cartel sencillo pero que cumple su objetivo. Presenta un primer plano del rostro de Nicholas Cage sobre un fondo blanco.

Lo que parece una imagen corriente del actor, sorprende con un giro lleno de ingenio cuando se logra apreciar que la imagen está compuesta por balas de diversos tamaños.

La cosa (1982)

La cosa

Lo más llamativo de este cartel es que su creador, Drew Struzan, no sabía mucho sobre la película al hacerlo. Sin embargo, entregó un trabajo que aún hoy se considera un icono a pesar de haber sido realizado en solo 24 horas.

Como era de esperar, la escena plasmada en el cartel no aparece en el film.

Miedo y asco en Las Vegas (1998)

Miedo y asco en Las Vegas

La estética de este cartel difiere mucho de la del resto. De hecho, es un arte cargado de surrealismo, con un estilo extravagante. Sin embargo, va de la mano con la película y la historia que inspiró al film.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.1 / 5. Votos: 21

Referencias:

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre