Así es como la policía secreta de Alemania del Este vigilaba las subculturas juveniles de los años 80

-

En la república democrática Alemana de la década de los 80 existió un cuerpo policial que sería recordado por las décadas siguientes por su crueldad.

La Stasi, como era conocida popularmente, era un grupo de agentes del Ministerio de Seguridad del Estado, que ejercía el orden a través de formas muy represivas hacia la sociedad de la época.

Esta policía ejecutó una fuerte vigilancia y control sobre los ciudadanos de la Alemania democrática del Este, poniendo especial énfasis en los jóvenes que se reunían en grupos de un mismo interés.

Muchos años más tarde, el músico y escritor S. Alexander Reed publicaría en su perfil de Twitter una guía que ilustra cómo la Stasi clasificaba lo que ellos denominaban “culturas juveniles decadentes de la República Democrática Alemana”.

Los Teds y los Vagabundos: grupos altamente subversivos según la Stasi

Según se ilustra en la guía de ocho columnas (una por cada grupo de culto juvenil), la Stasi describió muy bien, según su criterio, los presuntos intereses, inclinaciones políticas, apariencia y actividades de estos grupos.

Guía ilustrada de las diferentes subculturas
Guía ilustrada de las diferentes subculturas alemanas (ver en mayor resolución)

Así, denominan a los Teds como un grupo con interés en el rock and roll como principal género musical. Según la policía, vestían al estilo Rockabilly de los años 50 y tenían como único interés seguir los “días de nacimiento y muerte de sus estrellas de rock idolatradas”.

La guía luego describe a los Vagabundos como una manifestación de la juventud decadente de finales de los años 60 y comienzos de los 70, cuando el movimiento hippie ganó muchos adeptos.

Los Heavies, los Góticos y los Punks

De acuerdo a la guía ilustrada, la Stasi definió a los Heavies como fanáticos del rock extremadamente pesado y con “una actitud más despreciativa de la sociedad”.

También se reseñaba a los Góticos como un grupo de jóvenes con “un gusto por el culto satánico y la muerte”, que glorificaban los efectos espeluznantes y se reconocían por ser fanáticos de ‘The Cure’.

Por último se señala a los Punks. Para la policía de la Alemania democrática del Este, este movimiento cultural era el más peligroso de todos.

Según la Stasi, los Punks tenían una actitud política hostil, con “pensamientos anarquistas y creencias de libertinaje”.

Esta guía ilustrada puede verse en vivo en el Museo de Leipzig en der Runden Ecke, donde se puede también apreciar una serie de documentos de la recordada Stasi.

Referencias:

Calificación: 5/5 (1 votos)