lunes, 3 octubre 2022 |

Actualizado a las

8:31

h CEST

16.1 C
Madrid

Tipos de archivos informáticos: qué son, formatos y características de los tipos de extensiones de archivos (audio, texto…)

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Todos los tipos de extensiones de archivos que existen tienen sus propiedades únicas, sus programas compatibles y un tipo de dato particular que pueden manipular muy bien. Estas extensiones ayudan a los programas a reconocer los tipos de archivos informáticos que tienen en frente ¿sabes cómo funciona y cuantos hay? ¡Averígualo!

Todos los tipos de archivos informáticos que existen tienen una forma particular de almacenarse o “empaquetarse” dentro de la memoria de un dispositivo. Para ayudar tanto a usuarios como programas se crearon los distintos tipos de extensiones de archivos, algunos, con la intención de comprimir los datos y otros para preservar la calidad de su contenido. A continuación, verá qué tipos de archivos existen, como funcionan, qué son las extensiones de archivos y que características tienen.

Evolución de Windows:
Características, requerimientos y ediciones de todas las versiones de Windows

Leer artículo

¿Qué es un archivo en informática?

Convencionalmente, se entiende por archivo a un grupo ordenado de documentos, hojas o unidades de información. En informática funciona de manera muy similar. Un archivo es un elemento que está formado por una serie de unidades de información llamadas bits, las cuales se encuentran almacenadas en un dispositivo informático.

Los diferentes archivos guardan o agrupan una serie de datos que luego pueden ser consultados por las aplicaciones.

Dependiendo de la forma en la que estos datos están almacenados o el contenido del “paquete” de datos, este vendrá acompañado de una extensión, que es una especie de etiqueta que le ayuda al sistema o a una aplicación puntual a reconocer los distintos tipos de archivos y qué hacer con ellos.

Todos los archivos tienen un nombre único que sirve para distinguirlos de otros lotes de datos y una extensión. Ambos elementos suelen estar separados por un punto.

Por ejemplo: “Rosas.jpg”. Hace referencia a un archivo llamado “Rosas” que es el del tipo “.jpg”, es decir, un formato de imagen.

¿Qué es una extensión de archivo?

Las extensiones de los archivos son una cadena de caracteres que se ubica al final del nombre de un archivo (sufijo) y ayuda al sistema a reconocer el contenido, para que cada vez que el usuario o una aplicación vaya a utilizarlos sepan exactamente cómo leerlos o tratar con ellos.

Las extensiones de archivos suelen dividirse fundamentalmente en dos, los ejecutables y los archivos de datos.

Los archivos ejecutables suelen llevar al final extensiones como:

  • .EXE
  • .INK
  • .BAT
  • .PS1
  • .DLL

Este tipo de archivos vienen con gestores integrados que les dan a los sistemas operativos una serie de instrucciones de ejecución, por lo que funcionan por cuenta propia sin necesidad de una app.

Todos los demás archivos no ejecutables se consideran archivos de datos y suelen contener todo tipo de información útil para ser leídas o interpretadas por aplicaciones específicas.

¿Por qué hay varios formatos de archivo?

Para guardar un recuerdo personal importante, seguramente se preferiría una foto antes que una hoja de papel para dejar “registro” de lo que ha sucedido.

Algo similar pasa en el mundo de la informática. Se requieren varios tipos de archivos para soportar múltiples formatos de datos.

Cada formato tiene sus propiedades únicas y un orden particular en el que estructuran la información. Añadir una extensión ayuda a los programas a saber cómo tratar a los archivos y a saber cuáles son realmente compatibles con qué programas.

Otras extensiones son simplemente convenientes para almacenar cierta información.

¿Cómo ver el formato de un archivo?

Si se encuentra en Windows únicamente debe posar el mouse sobre el archivo y esperar que aparezca la ficha de propiedades. Luego hay que fijarse en el sufijo que se encuentra acompañando al nombre (después del punto).

Para otros dispositivos, como los móviles, hay que acceder al apartado de “propiedades” y buscar referencias a “tipo de archivo”, “nombre del archivo” o “extensión”.

Tipos de archivos informáticos

Existe una gran cantidad de archivos informáticos, si es que solo los clasificamos por sus extensiones.

Esto se debe a que pueden existir muchas extensiones distintas para el mismo fin. Por ejemplo, los archivos de sistema son bloques de datos clave para la ejecución de muchos programas y servicios, llegando a ser fácilmente más de cincuenta.

Lo mismo sucede con las imágenes, audios y cualquier otra categoría. Para simplificarlo, se ha creado una nomenclatura según el uso del archivo, dividiéndose en:

Archivos de imagen

Los archivos con formato imagen sirven para almacenar bloques de datos referentes a una imagen digital, ya sea comprimida o vectorizada.

Para hacerlo posible, el sistema toma la imagen y la divide en una enorme cantidad de diminutos fragmentos. A cada fragmento, llamado pixel, se le asigna un número de bit, que hacen referencia a su color.

Así, los formatos de archivos digitales de este tipo almacenan una lista ordenada de bits que luego los lectores adecuados pueden decodificar para mostrar la imagen completa en una pantalla. Mientras más píxeles, más pesada la imagen, pero de mayor calidad.

Algunos ejemplos de extensiones de este tipo son:

  • PNG: Formato de compresión sin perdidas, con gran calidad de imagen.
  • JPG: Imágenes de compresión con pérdida de calidad y bajo consumo de espacio.
  • Webp: Formato de Google para imágenes web de carga rápida.
  • GIF: Formato sin compresión de imagen utilizado para miniaturas animadas.
  • BAT: Formato de alta compresión con perdida, muy competitivo, pero poco popular.

Archivos de video

Los archivos con formato de video suelen contener varios elementos separados dentro del mismo “paquete” como, por ejemplo: El audio, el video, la secuencia de sincronización, los subtítulos, archivos de menú, entre otros.

Estos paquetes de video lo que permiten es comprimir todos estos recursos y hacerles la tarea fácil a los reproductores.

Dependiendo del formato de video que se elija, es probable aumentar más o menos la calidad del producto final, por lo que, al igual que en los formatos de imagen, es un punto importante que debe ser estudiado por artistas de diseño gráfico y cineastas.

Existen muchos tipos de archivos de informática conocidos en esta categoría, como:

  • AVI: formato de video sin compresión de poca perdida, muy popular y compatible.
  • MPG: formato de video de alta compresión y poca perdida mundialmente utilizado.
  • WMV: Formato específico para Windows Media Player enfocado en la protección de datos de autor.
  • MKV: Formato predilecto para películas, de gran capacidad de almacenamiento y alta compresión.
  • FLV: Formato para almacenar Player Media como videos temporales de Stream en internet.

Extensiones de audio

El formato de archivos de sonido funciona de manera similar al de las imágenes, solo que, en lugar de tener una secuencia de colores por píxeles, lo que tenemos es una secuencia de audio, el cual se mide en rangos de voltaje por intervalos regulares.

El paquete almacena bits que hacen referencia a las ondas de sonido registradas según su intensidad de manera periódica.

Existen varios factores que intervienen en la calidad final, como el número de canales de escucha, la cantidad de intervalos medidos o simplemente el nivel de compresión.

Algunas extensiones populares en esta categoría son:

  • MPEG-4: Formato de gran compresión y calidad, ideal para transmisiones en línea.
  • MP3: Formato de altísima compresión, compatible con casi cualquier dispositivo.
  • Ogg Vorbis: Formato especial de Spotify, diseñado para la transmisión en línea.
  • FLAC: Compresión media/baja sin pérdida de datos.
  • WAV: Conserva todos los datos con altísima calidad de detalle, poca compresión.

Extensiones de documentos

Los archivos de textos asignan un grupo de bits a cada letra o elemento de manera ordenada para luego poder transformarlo en un texto con sentido.

Algunos archivos únicamente almacenan las cadenas de textos en formatos sumamente simples (lo que los hace muy ligeros) mientras que otros pueden albergar una gran cantidad de formatos en su interior, que van desde el tamaño del texto hasta estructuras más complejas como índices e imágenes.

Con esto en mente, se pueden distinguir dos tipos de archivos de documentos: los de texto plano y los de texto enriquecido. Los formatos de texto más comunes son:

  • TXT: Texto para blog de notas, de alta compresión muy simple.
  • DOC: Texto para documentos de Word y procesadores similares. Muy potente con alta personalización.
  • XLSX: Formato para bloques de texto estilo bases de datos como Excel.
  • DIC: Formato para almacenar datos de diccionario como listas ortográficas, sinónimos o definiciones.

Archivos para datos del sistema

Los archivos para datos del sistema guardan configuraciones que son ajenas al usuario y sin las cuales el SO no pudiera realizar muchas de sus actividades.

Ahí se almacenan registros de tareas, librerías con recursos específicos, bases de datos, archivos de programas del sistema, códigos privados del sistema operativo, drivers y cualquier otro elemento de poco interés para el consumidor estándar, pero clave a nivel de software.

Algunas archivos y extensiones comunes en esta categoría son:

  • ACW: Lista de configuraciones del asistente de compatibilidad.
  • CER: Certificados o firmas de seguridad de servicios.
  • BKF: Archivo de copia de seguridad para SO Windows.
  • DLL: Librerías o extensiones para programas (apps).
  • KEY: Archivo con información del registro del sistema.
  • TMP: Archivos temporales o de cache.

Archivos comprimidos

Las extensiones para archivos comprimidos son una especie de paquete en donde se almacenan uno o varios archivos.

Esto permite hacer lotes solidos que ocupan un menor peso en la memoria, siendo además mucho más fáciles de codificar (proteger con contraseña o cifrado), dividir en secciones y enviar desde una plataforma a otra.

Existe una gran cantidad de tipos de archivos y documentos comprimidos, pero las extensiones más conocidas o estándar en esta categoría son:

  • ISO: Extensión para formatos de compresión en imagen de CD/DVD.
  • RAR: extensión para archivos comprimidos con WinRAR, una de las bases de compresión más usadas.
  • ZIP: extensión de archivos comprimidos sin perdida, de gran ahorro, pero baja versatilidad.
  • BIN: Archivos de extra compresión mediante codificación binaria integrados a MAC.

Se pueden seguir nombrando tipos de archivos informáticos más específicos, como los que usan los programas para su funcionamiento interno o los que almacenan la información de las páginas web; así como los distintos tipos de extensiones de archivos que les acompañan, pero dicho recuento a detalle sería descomunal e impráctico para el usuario final. Como recomendación, lo mejor es evitar modificar esta extensión de un archivo para evitar causar errores en sus aplicaciones y elegir el formato que mejor le convenga para cada trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre