miércoles, 29 junio 2022 |

Actualizado a las

6:35

h CEST

20 C
Madrid

Tercera revolución industrial: características, inventos y consecuencias de la tercera revolución tecnológica

Puntuación media: 5 | Votos: 2

La tercera revolución industrial ha surgido como producto de los cambios trascendentales que se han visto en áreas como la tecnología, las comunicaciones y la energía. Conoce más de la tercera revolución tecnológica en el presente artículo.

A lo largo de la historia de la humanidad se han desarrollado significativas innovaciones tecnológicas que son aplicadas para mejorar los sistemas de producción, con el fin de facilitar el trabajo de las personas. La llegada de la tercera revolución tecnológica en el siglo XX se tradujo en un proceso trascendental de transformaciones en casi todos los ámbitos de la sociedad, que venía desenvolviéndose siguiendo los patrones de la revolución predecesora. ¿Te interesa saber qué es la tercera revolución industrial? Pues te ofrecemos toda la información relacionada al tema, haciendo énfasis en los diferentes conceptos de la tercera revolución industrial, su historia, características, inventos y consecuencias de esta destacada etapa histórica.

Cambios tecnológicos:
Qué son, innovación, tipos y ejemplos de cambios técnicos y sus avances innovadores

Leer artículo

Información de interés sobre la tercera revolución tecnológica

Un completo mapa conceptual de la revolución industrial puede mostrar los tres momentos o etapas que este ámbito ha vivido a lo largo de la historia. Como el tema central de este artículo es la industria 3.0, traemos detalles teóricos y de interés de esta tercera fase histórica, sin olvidar las influencias que tomó de los periodos antecesores a este proceso evolutivo, como bien podría mostrar algún esquema de la revolución industrial que puedes encontrar por internet.

¿Qué es la tercera revolución industrial?

Se denomina tercera revolución industrial o tercera revolución tecnológica al proceso de cambios que se han hecho notables en el mundo, respondiendo a los avances en materia tecnológica y científica que se han generado, más que todo, en pro de orientar a la sociedad a utilizar nuevas formas de comunicación y de energía, lo que significa una sustitución paulatina de las tecnologías surgidas en las dos primeras revoluciones industriales vividas en la historia, y adaptándose a las nuevas necesidades que tiene la sociedad actual y los sectores donde la misma se desenvuelve.

Periodo temporal en el que se ha desarrollado la tercera revolución industrial

Aunque no se tenga precisión en cuanto a determinar el surgimiento de la tercera revolución industrial, el sociólogo estadounidense Jeremy Rifkin, destacado intelectual y uno de los promotores de la concepción de la tercera revolución industrial, orientó sus estudios sobre el tema basado en la transformación histórica, económica, social y tecnológica vista en el mundo a partir de la segunda mitad del siglo XX.

El conjunto de ideas planteadas en torno a la tercera revolución tecnológica fueron avaladas formalmente en 2006 por el Parlamento Europeo, seguido de otros organismos e instituciones de relevancia en el mundo, ante el progreso de la sociedad que responde a las innovaciones.

Aunque muchos especialistas hagan referencia a que la tercera revolución industrial sigue latente en la actualidad, otros estudiosos en la materia han hecho hincapié en la aparición de nuevos avances tecnológicos que estarían enmarcados en una cuarta revolución de este tipo, que sería la que estaría viviéndose en el mundo en tiempo presente.

Dimensiones involucradas dentro de la tercera revolución tecnológica

Aunque un completo cuadro sinóptico de la revolución industrial puede mostrar que la mayor incidencia de transformaciones en estas etapas se dé principalmente en el sector de la industria, en el caso de la tercera revolución industrial, los avances se hacen evidentes en los campos de la tecnología y la energía, debido a la preocupación de estas disciplinas ante las consecuencias que las revoluciones antecesoras a este periodo actual han dejado en el mundo.

Recorrido histórico de la tercera revolución industrial

Una infografía de la revolución industrial no estaría completa sino se incluye sus datos históricos. Por ello, es fundamental hacer este repaso para conocer de forma resumida cuáles son las tres revoluciones industriales, el desarrollo de la revolución 3.0 y los vínculos que se han establecido entre la segunda y tercera revolución industrial.

Si desglosamos de forma resumida un mapa conceptual sobre la revolución industrial, se puede ver que su primera etapa estuvo fundamentada en la invención de la máquina y su incorporación dentro del sector industrial, buscando así el mejoramiento y rapidez dentro de la producción de bienes.

A partir de esta primera oleada de transformaciones que surgieron entre 1760 y 1840, se fueron desarrollando otras innovaciones tecnológicas y científicas con miras a perfeccionar no solo el sistema productivo de la industria, sino también para solventar diferentes problemáticas presentes dentro del aspecto económico y social.

Así, la segunda revolución industrial trajo al mundo a finales del siglo XIX, la incorporación de fuentes de energías no renovables como la electricidad, el petróleo y el gas, las cuales vendrían a reemplazar la utilización del carbón, heredada desde tiempos de la primera revolución. De igual manera, la aparición de medios de transporte como el automóvil, el ferrocarril y el barco a vapor, así como también la invención de medios de comunicación como el telégrafo y el teléfono, pasaron a ser los principales hitos que marcaron esta segunda fase de transformaciones.

Es notorio que, a la par del desarrollo tecnológico y científico orientado al ámbito industrial, también tuvo influencia en otros sectores de la sociedad, como bien puede verse su impacto en los medios de comunicación en la revolución industrial, que en sus tres etapas tuvo importantes descubrimientos e inventos relacionados con este aspecto.

Origen de la tercera revolución industrial

No fue sino hasta la segunda mitad del siglo XX, coincidiendo con el fin de la Segunda Guerra Mundial, donde en algunos países de Europa occidental, Estados Unidos y Japón, se llevó a cabo una tercera etapa de avances en materia económica y social, sustentados en innovaciones tecnológicas y científicas.

Las principales tecnologías de la tercera revolución industrial se orientaron al ámbito de la información y la comunicación y la búsqueda de energías sostenibles y renovables, como resultado de la preocupación de la sociedad hacia los daños que, hasta entonces, había sufrido el medio ambiente, ante la contaminación de las antiguas y tradicionales fuentes de energía derivadas de las anteriores revoluciones.

Desarrollo

Otra de las causas directas que impulsaron el avance de la tercera revolución industrial fue el surgimiento de una profunda crisis económica y energética que se agudizó a finales del siglo XX, lo que conllevó a la búsqueda de alternativas que permitieran subsanar los efectos de esta problemática mundial. Es allí cuando se toman en cuenta los aportes del también economista Jeremy Rifkin, obedeciendo a la creciente sociedad de la información, paradigma emergido ante los avances tecnológicos propios de ese contexto.

Dentro de un documento escrito por Rikfin llamado La Tercera Revolución Industrial: cómo internet, la electricidad ecológica y las impresoras 3D están marcando el comienzo de una era de capitalismo distribuido, se establecen los denominados pilares de esta revolución:

  1. El cambio hacia una mayor utilización de energías renovables
  2. Adecuación de edificios a nivel mundial respondiendo a la transición para la generación de energía renovable
  3. Desarrollo  de baterías recargables a partir del hidrógeno, considerando también otras formas de almacenamiento de energía
  4. Impulso de una red eléctrica inteligente que permita hacer llegar este servicio de forma semejante a una conexión a internet
  5. Desarrollo de medios de transporte impulsados por las nuevas fuentes de energía de la tercera revolución industrial, principalmente, por medio de la electricidad renovable ofrecida en centrales de carga y por medio de baterías de combustible alternativo.

A pesar de que varios países del mundo continúan siguiendo los planteamientos del intelectual norteamericano para ejecutar sus propuestas, otros especialistas han afirmado que este modelo de transformación ha sido superado por lo que muchos denominan cuarta revolución industrial, etapa fundamentada en la implementación de la inteligencia artificial, la creación de dispositivos inteligentes, la incorporación del internet de las cosas y la big data.

Principales características de la 3ra revolución industrial

Como en las etapas anteriores, la tercera revolución tecnológica cuenta con algunos rasgos que permiten caracterizar esta fase de innovaciones para la sociedad. Entre los aspectos y características de la tercera revolución industrial, tenemos:

Energías renovables

El aumento del precio de los rubros energéticos tradicionales, generado principalmente a partir de la crisis del petróleo de los años 70 y 80, motivó a la búsqueda de combustibles y energías alternativas sostenibles y renovables, dando apertura a otras opciones dentro de este ámbito.

Esto obedecería también a la creciente preocupación que se fue generado producto de los efectos contaminantes que los combustibles derivados del petróleo habían generado hacia el medio ambiente.

Impulso de nuevas formas de comunicación

El surgimiento del internet provocó el desarrollo de innovaciones en materia de comunicaciones y telecomunicaciones basadas en este gran descubrimiento, a fin de brindar a la población el acceso instantáneo a la información.

Globalización

La aparición del internet trajo como consecuencia la interdependencia de la sociedad mundial en todos sus aspectos. Así, lo que afectaba a un país tenía efectos positivos o negativos en otro, producto de la comunicación en tiempo real transmitida por los medios que brindaban acceso en tiempo real basados en el internet.

Perfeccionamiento en la automatización de producción

Una de las principales características de la industria 3.0 es el mejoramiento de la cadena de montaje que había sido impulsada principalmente durante la segunda revolución industrial, incorporando las nuevas tecnologías que trajeron consigo la automatización del sistema productivo a través de máquinas manejadas por estas innovaciones, las cuales serían incluidas en todas las fábricas e industrias a nivel mundial.

Nuevo tipo de comercio

Las tecnologías de información y comunicación de la tercera revolución industrial trajo consigo el llamado comercio electrónico, que tuvo un fuerte desarrollo al ofrecer productos, bienes y servicios por internet, dando impulso a una nueva actividad económica de gran relevancia.

Surgimiento de movimientos sociales

La tercera revolución tecnológica tuvo acogida también dentro del ámbito social, con movimientos y organizaciones que influyeron en las decisiones de esta tercera etapa. Aquí tomaron protagonismo los distintos movimientos ecológicos y defensores del medio ambiente, el feminismo que buscaba una mayor independencia de la mujer y promovía que fuese tomada en cuenta en el sector laboral, y las distintas corrientes pacifistas surgidas, sobre todo, luego del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Destacados inventos de la tercera revolución industrial

Al ver imágenes de la revolución industrial en todas sus etapas, lo primero que se nota es el conjunto de innovaciones generadas en estas fases, donde se han aplicado todo lo mejor de los avances científico-tecnológicos de su contexto y que han permitido periodizar estas etapas en pro del perfeccionamiento productivo, buscar la estabilidad económica y brindar una mejor calidad de vida en la sociedad.

En el caso de los inventos de la revolución industrial en su tercera etapa, se destacan:

Nuevas fuentes de energía

Buscando alternativas para subsanar los efectos contaminantes de los tradicionales y primitivos combustibles, la tercera revolución industrial dio impulso a la explotación de nuevas fuentes energéticas como la solar, eólica, geotérmica, hidráulica y nuclear. Por otra parte, siguiendo los planteamientos de Rifkin, se desarrolló una infraestructura para el almacenamiento y generación de estas fuentes energéticas.

Tercera Revolución Industrial - Energía eólica
Energía éolica entre las fuentes energéticas sostenibles y renovables. (Jürgen from Sandesneben, CC BY 2.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Medios de transporte

Respondiendo a la anterior iniciativa, se planteó la producción de medios de transporte cuya propulsión estaría llevada a cabo por estas fuentes de energía alternativas, en una manera de sustituir los vehículos que utilizan derivados del petróleo para su funcionamiento. Así, por ejemplo, se han desarrollado vehículos eléctricos, de otras energías renovables y hasta autónomos, es decir, que se mueven sin la necesidad de ser conducidos por la mano del hombre.

Tercera Revolución Industrial - Automóviles eléctricos
Modelos de automóviles eléctricos en estación de carga. (Car2Go Amsterdam Smart ED, CC BY-SA 3.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Internet

Sin duda, la red de redes ha sido la principal invención de la tercera revolución industrial, desplazando totalmente a la antigua tecnología informativa, la televisión. A partir de su aparición, el acceso a internet se ha generado en gran parte de la población del mundo para el acceso a la información de forma instantánea, siendo también el fundamento principal para nuevas formas de comunicación como las redes sociales. De igual manera, el internet también ha servido de base para el surgimiento de innovaciones tecnológicas inteligentes.

Tercera Revolución Industrial - Internet y redes sociales
Ilustración que muestra distintas redes sociales manejadas a través de internet. (Wilgengebroed, CC BY 2.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Impulso de la química

También se le ha conocido a esta etapa como la tercera revolución química, esto debido al auge que tuvo este sector industrial para la producción de materiales y recursos necesarios para los sectores de la agricultura y la manufactura. Un buen ejemplo de ello son los productos utilizados para el mejoramiento del cultivo, como fertilizantes y la sosa y, en materia textil, el teñido de fibras artificiales.

Tercera Revolución Industrial - Fertilizantes derivados de la industria química
Avioneta esparciendo pesticida producido por la industria petroquímica, para su utilización en la agricultura. (Charles O’Rear, Public Domain, vía Wikimedia Commons).

Las consecuencias positivas y negativas de la revolución industrial en su tercera etapa

Como sus etapas predecesoras, la tercera revolución tecnológica ha tenido consecuencias favorables y desfavorables para la sociedad y el mundo. Veamos cuáles son:

Las consecuencias positivas de la revolución industrial en su tercera fase

Como todo avance que se genere en beneficio del mundo, la tercera revolución tecnológica ha tenido importantes secuelas que han sido trascendentales para el progreso de todos los ámbitos donde se desenvuelve la sociedad.

Innovaciones en el campo de la medicina

Las nuevas tecnologías orientadas al uso y expansión del internet en todo el mundo, han sido utilizadas para mejorar varios sectores de la sociedad. Uno de los más destacados ha sido medicina, ya que por medio del acceso a internet, se puede obtener información oportuna ante la sospecha de una dolencia o enfermedad, así como también, en el caso de lugares remotos, el uso de la telemedicina ha sido fundamental para que los doctores traten a pacientes que habitan en localidades de difícil acceso o alejadas de los centros hospitalarios.

Comunicación eficaz

Otro sector con cambios significativos es el de la comunicación, con medios que permiten conectar al mundo de una forma prácticamente instantánea.

Reducción del desempleo

Por medio del internet, han surgido nuevas oportunidades de empleo para personas de todo el mundo, lo que permite la reducción del desempleo de forma considerable.

Sociedad concientizada con el medio ambiente

La tercera revolución industrial trajo consigo una clara concientización ecológica, por lo que muchos núcleos familiares se sumaron a prácticas que fueran amigables con el medio ambiente, ya sea por el uso de nuevas fuentes de energía, teniendo sus propios huertos en sus hogares o, simplemente, disminuyendo la contaminación.

Consecuencias negativas de la tercera revolución industrial

A pesar de ofrecer toda una transformación que marcaría el porvenir de la sociedad mundial, lo cierto es que muchos de los temas abordados dentro de la tercera revolución tecnológica aún no se han podido desarrollar en la práctica

Aumento de la desigualdad social

En algunos países, la población menos favorecida no tiene total acceso a internet, a nuevas fuentes de energía sostenible (por el alto costo que tiene la instalación de almacenaje energético de este tipo) y a muchos otros privilegios ofrecidos en esta tercera etapa tecnológica.

Transportes en proceso de desarrollo y comercialización

Aunque uno de los cinco pilares de la tercera revolución industrial esté relacionado con el desarrollo de medios de transporte propulsados con energías renovables, lo cierto es que aún en la actualidad muchos de estos vehículos siguen en fases de proyecto, en forma de prototipo o en pleno desarrollo.

Continúa el uso de energías no renovables

En la actualidad, los combustibles fósiles y provenientes de fuentes no renovables continúan siendo los más utilizados, debido a los costos elevados que conllevan la instalación y la generación de fuentes energéticas sostenibles, siendo incluso consideradas controvertidas, como es el caso de la energía nuclear.

La tercera revolución industrial no es más que la continuación y el progreso que ha tenido la sociedad mundial en su búsqueda constante para mejorar su calidad de vida y facilitar su desarrollo, sustituyendo progresivamente no solo los modelos instaurados en el ámbito económico, sino también teniendo influencia en el sector político, económico, social y cultural. Hoy en día, muchos han opinado que la tercera revolución tecnológica ha culminado, sin antes dejar destacados aportes a una nueva etapa, donde destaca principalmente la implementación de la inteligencia artificial en diversos ámbitos de la cotidianidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre