miércoles, 5 octubre 2022 |

Actualizado a las

5:42

h CEST

19.5 C
Madrid

Temas literarios: qué son, tipos y 10 ejemplos de temas de libros en obras literarias famosas

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Los temas de libros, sea en ficción, en drama, realismo o suspenso, son esas ideas centrales que se exploran en la historia. En esta entrada repasamos algunos de los tipos de temas literarios que existen.

Los temas literarios pueden tener presencia de forma general o enfocada en temas amplios, como por ejemplo, el cortejo romántico, el amor y desamor, los sentimientos y viajes introspectivos, etc. Para ilustrar mejor cómo se dan los temas de libros, enlistamos 10 ejemplos de obras literarias que abordan distintos tipos de temáticas.

Tipos de géneros literarios:
Características y ejemplos de todos los subgéneros literarios (lírico, narrativo…)

Leer artículo

¿Qué son los temas literarios?

Bien, antes de entrar en los ejemplos literarios, debemos definir de qué tratan los textos literarios y sus temas centrales. Dicho esto, podemos definir a los temas literarios como aquellas ideas principales o el significado subyacente que un escritor explora en una novela, cuento, u obra literaria. 

Cuando nos referimos al tema de una historia, nos centramos en todo lo que engloba la ejecución de la narrativa y de los tipos de temas, los cuales se pueden desarrollar utilizando personajes, escenarios variados, diálogos lineales o no, solo la trama o una combinación de todos estos elementos.

En historias menos complejas, las temáticas literarias pueden ser moralejas o enseñanzas (por ejemplo: no juzgar un libro por su portada). Por otro lado, en historias más complejas, los temas literarios suelen explorarse de forma más abierta e implica hablar de la sociedad o la humanidad.

No obstante, todos los libros tienen temas que exploran conceptos relacionados con la experiencia humana e incitan al lector a ir más allá de lo que puede pensar. En síntesis,  los temas de libros son importantes porque no se detienen en fronteras y pueden entenderse universalmente.

Importancia de las temáticas literarias

Como hemos dicho anteriormente, los temas y motivos literarios dan forma a las historias que los autores desean contar. Estas ideas se repiten a lo largo del texto y son importantes para las diversas interacciones de los personajes y el desarrollo de la trama; es decir, son necesarias para que el lector pueda comprender la magnitud del mensaje que está encriptado, de alguna manera, en la narrativa. 

Es por ello que, a medida que estás leyendo un libro, te topas con situaciones y arcos en los que los personajes se desenvuelven puntualmente, pues esto tiene que ver con los temas literarios y con la comprensión de los mismos. 

Diferencias con el motivo y tópico

Los temas menores o motivos literarios, son las ideas que aparecen brevemente y le dan significado a una parte de la historia, y sirve como un conector únicamente para dar paso a otro tema menor en otro punto de la historia; sin embargo, no quiere decir que sea menos importante que los temas de libros.

Por otro lado, el tópico se diferencia del tema literario porque este se presenta en la escritura para dar a entender de qué va la historia, mientras que el tema es la idea central de la narrativa, es el todo.

Entonces, los temas literarios son la percepción transmitida a través de la escritura  y los tópicos explican por qué se escribe la historia. Vale destacar que tanto los temas de libros, como los motivos y los tópicos son necesarios para que el lector pueda tener orientación en el curso de la narración. 

Diferentes temas literarios que existen

Los temas literarios o temáticas de libros exploran la naturaleza humana a un nivel general, así que es posible que muchas obras de distintos autores compartan la misma idea central, y por esta razón se entienden como temas universales. A continuación, en esta sección en ejemplos de temas de libros que están presente en la literatura.

El bien contra el mal

Uno de los principales temas de novelas es la lucha del bien contra el mal. Es la presentación clásica de la batalla entre la luz y la oscuridad, el altruismo y el antagonismo; este tema de la novela no es exclusivo de  tiempos bíblicos. 

De hecho, esta batalla de polos opuestos puede explorarse a través de las acciones externas y el diálogo de los personajes, pero también puede desarrollarse por medio de su lucha interna para hacer lo correcto cuando se enfrentan a situaciones que pondrán en tela de juicio su moral y principios. La lucha del bien contra el mal podemos encontrarla en distintas obras clásicas como: 

1. Matar a un ruiseñor de Harper Lee

Uno de los mejores ejemplos de literatura es Matar a un ruiseñor (1960), una obra de Harper Lee que se convirtió en una de las historias más queridas de todos los tiempos y ganó el Premio Pulitzer. La historia se desarrolla a través de las observaciones de Lee sobre su familia y amigos, y se basa en un hecho que tuvo lugar en 1936, cuando tenía 10 años. En esta historia, el protagonista es Jean Louise Finch, de seis años, quien le da al lector el paseo por todo lo ocurrido.

 El cover muestra una silueta de un árbol con hojas.
Editorial Maxi.

2. La serie de Harry Potter de J. K. Rowling

Las lecturas de fantasía en la literatura moderna también son ejemplos de obras literarias clásicas con temas literarios como este. En la serie de Harry Potter (1997-2007), la autora cuenta cómo es la vida de un pequeño niño aprendiz de hechicero que debe luchar contra fuerzas oscuras y enemigos que desean verlo sucumbiendo ante el mal. Sin embargo, con ayuda de sus amigos, Harry lucha contra sus pensamientos y otros demonios para eliminar de una vez por todas a Voldemort.

La portada muestra los icónicos lentes (gafas) de Harry en un fondo verde.
Salamandra.

El amor

Seguidamente, otro de los grandes temas de interés de la literatura es el amor, lo que hace que el desamor también sea parte de ello. El amor y el romance en sí es uno de los temas más universales en la literatura, como en la vida misma; sin embargo, no necesariamente debe ser un amor de pareja, ya que en los ejemplos de obras no literarias y literarias también podemos encontrar libros de amistad, amor familiar, amores prohibidos o no correspondidos. Alguno de los ejemplos de obras literarias con el amor como tema central son:

3. Romeo y Julieta de William Shakespeare

Un clásico de los ejemplos literarios y de amor prohibido es Romeo y Julieta (1597), de Shakespeare. En esta obra inolvidable vemos a dos amantes desafortunados que se dirigen, sin pensarlo dos veces, hacia un destino trágico. Esta no es simplemente una historia de amor imposible, sino que también relata cómo dos personas se esfuerzan por estar juntas a pesar de las posiciones sociales, de los prejuicios y los problemas familiares.

La portada muestra la silueta de los amantes intentando darse un beso.
Editorial Bambú.

4. Fiesta de Ernest Hemingway.

La novela de 1926 de Hemingway habla de un amor no correspondido. En esta obra, ambientada en París y Pamplona, el lector se encuentra con la desilusión y la angustia de las personas que vivieron en eventos posteriores a la Primera Guerra Mundial, pero sitúa como protagonistas a Jake Barnes y Lady Brett Ashley, ambos se ven envueltos en una vorágine de emociones que desemboca en un amor no realizado e ilusiones quebrantadas. Por supuesto, siempre hay alguien quien pierde más en el amor. 

En la imagen se ven a unos toreros de Pamplona superpuestos ante un torio negro
Editorial Verbum.

La redención

En este repaso por lo qué son temas literarios, también contamos como la redención como idea principal de una historia, ya que los fracasos y tragedias son la base para crear un mundo triste y complejo, pero como dicen… “Siempre hay una luz al final del túnel”, lo que quiere decir que no siempre la historia tendrá un final trágico, pero tampoco uno feliz.

En los temas de libros que emplean la redención como núcleo de la narrativa, los personajes pueden identificar sus errores en su proceder y se esfuerzan por corregirlos, y esto da pie a la creación de una historia edificante de redención en la que el protagonista suele hacer. Algunas obras que exploran la redención son:

5. Un Cuento de Navidad de Charles Dickens 

En este clásico de la literatura, el tema de la obra es la redención. Un Cuento de Navidad (1843) cuenta la historia de Ebenezer Scrooge, un anciano avaro y cascarrabias que es visitado por el fantasma de su exsocio comercial Jacob Marley y los fantasmas de las Navidades pasadas, presentes y futuras. El mundo pasa ante sus ojos y le muestra cómo podrá ser su destino en sus distintas versiones, esto hace que Scrooge abra su mente y elija el camino correcto.

Scrooge adorna la portada del libro con su cara enfadada, sentado en una silla.
Plutón Ediciones.

6. Los Miserables de Victor Hugo

El libro de 1862 de Víctor Hugo, que es una de las obras más importantes del siglo XIX, se centra en motivos como la  injusticia, el heroísmo y el amor, y tiene como protagonista Jean Valjean, un convicto fugitivo que está decidido a dejar atrás su pasado criminal, y desea encaminarse para hacer el bien y convertirse en un hombre digno que ha superado todos los altibajos que se le han presentado y que, además, se enfrenta a sí mismo como su propio enemigo. 

La portada de “Los Miserables” está adornada por una guillotina antigua.
Pocket Edhasa.

Historias de vida: perseverancia y crecimiento personal

Otros temas de literatura son la perseverancia y el crecimiento personal, ideas que englobaremos bajo el tópico de historias de vida. En las obras que tienen estos temas como tema principal se puede evidenciar el triunfo del espíritu humano frente a la adversidades; los personajes se arman de valor, sacan su coraje, fuerza y voluntad para no desistir ante los obstáculos de la vida, motivados por la determinación y la sed de crecimiento.

7. La Caída del Halcón Negro de Mark Bowden

Un ejemplo de libros sobre perseverancia es La Caída del Halcón Negro (1999), una obra de Bowdewn que tiene una narrativa magnífica y trata sobre la incursión militar estadounidense en Mogadiscio, Somalia, el 3 de octubre de 1993, la cual resultó en uno de los enfrentamientos de infantería más largos que se haya registrado. Describe una historia trágica que deja ver la valentía, el honor y la camaradería de los protagonistas.

La portada del libro muestra a un joven militar con un arma en la mano.
Editorial Corgi.

En contraparte están las historias de crecimiento personal o de aprendizaje (bildungsroman), las cuales se enfocan en cómo el personaje va caminando a la mayoría de edad y se enfrenta a las implicaciones de la adultez, de las dudas y de la ansiedad por el futuro. En obras con este tema principal, los protagonistas pueden experimentar muchas cosas a la vez: descubrimiento de la sexualidad, pérdida de la inocencia, despertar de la conciencia, etc; la mayoría de los libros de este tipo suelen ser parte de la literatura para adultos jóvenes y de las memorias, por ejemplo:

8. Mujercitas de Louisa May Alcott

Este clásico de la literatura juvenil y feminista, es una obra de 1868 de Alcott, donde la autora se centra en la vida de cuatro hermanas que están experimentando la agitación de la adolescencia. Todas están luchando por ser alguien en la vida, quieren ir por sus sueños y sus ideales, y también quieren enamorarse, pero no todo es tan fácil como ellas creen, mucho menos en medio de una Guerra Civil. 

El cover del libro muestra a las protagonistas de la historia junto a un piano.
Grandes de la Literatura / Editores Mexicanos Unidos S.A.

La Venganza

Finalmente, un tema en literatura muy usual es la venganza. Pese a que no es una forma de incentivar a que alguien tome esto como un motor de vida, los autores se centran en la venganza como idea principal para explorar los conflictos entre un personaje y sus enemigos, al tiempo que el o la protagonista atraviesa distintas situaciones para vengar los males que les han hecho.

La narrativa puede proyectar la resistencia a las pruebas o enfocarse en el costo humano y los dilemas morales en torno a la sed de venganza; los hace cuestionarse si está bien o está mal tomar la justicia por mano propia. Algunos ejemplos son: 

9. Carrie de Stephen King

El terror, que es el arma letal de King, entra en escena con Carrie (1974), un libro de ficción clásica que narra la vida de una adolescente incomprendida, llamada Carrie White. Aunque es callada, ella no es una chica corriente, ya que tiene poderes telequinéticos que están más allá de su control, y eso lo toma a su favor para vengarse de aquellos que la han humillado, maltratado y hecho sentir inferior. Carrie demostrará lo poderosa que puede ser.

Debolsillo.

10. El Conde de Montecristo de Alexandre Dumas

En este clásico de 1844 vemos a un hombre que es encarcelado de forma injusta y se escapa de la cárcel en busca de su libertad, adquiere una fortuna y se propone vengarse de los responsables de su encarcelamiento, sin pensar en las consecuencias que tendrán sus actos tanto para los inocentes como para los culpables. Es una aventura narrativa que lleva al lector por sentimientos como la esperanza, la justicia, la sed de venganza, la misericordia y el perdón. Justo en ese orden.

La portada de muestra un paisaje de la época medieval.
Grandes Clásicos / Literatura Random House.

Ahora bien, ya que hemos llegado al fin de esta lista de temas literarios con sus ejemplos de novela literaria, podemos decir que los temas de libros siempre serán los mismos y so, puesto que universalmente es lo único que se ha conocido desde que el humano tiene conciencia. Además, son importantes para entender cuál es el tema de una novela; sin embargo, los temas y motivos literarios pueden variar en su desarrollo narrativo según el género y el autor.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre