lunes, 15 julio 2024 |

Actualizado a las

10:37

h CEST

Contacto  |  Publicidad   | 
21.5 C
Madrid

La revolución de las series de televisión en la era del streaming: un análisis completo

Publicación:

Puntuación media: 5 | Votos: 3

El streaming ha cambiado el mundo de las series de televisión en la última década. La posibilidad de ver contenido bajo demanda desde cualquier dispositivo con conexión a internet ha modificado radicalmente los hábitos de consumo audiovisual.

Las series de televisión suelen cautivar a la audiencia, bien sea por su contenido dramático, romántico, cultural o divertido. Con la llegada del streaming, las personas pueden disfrutar de sus series favoritas completas sin tener que esperar una semana para ver el siguiente capítulo, lo que representa una ventaja en cuanto a la televisión tradicional.

Series europeas:
Las mejores 40 series de Europa recomendadas por la crítica (Netflix, HBO, Amazon…)

Leer artículo

Series de televisión: evolución del consumo de contenido

El streaming modificó la forma tradicional de ver televisión tal y como se concebía desde la aparición de este medio en el siglo XX.

Antes, los espectadores estaban limitados a una parrilla fija dictada por las cadenas televisivas, pero ahora pueden elegir libremente qué contenido mirar, cuándo hacerlo y desde qué dispositivo. Se acabaron las interminables esperas entre temporadas, los horarios impuestos por otros o la necesidad de ver los programas en un televisor.

El consumo audiovisual se ha vuelto bajo demanda, personalizado y totalmente adaptable a los ritmos y preferencias individuales de cada usuario. Ya no hay imposiciones ni interrupciones publicitarias. Ahora cada persona escoge su propio menú televisivo.

Esta transición está siendo especialmente notable entre los millennials y la Generación Z, que crecieron ya en un contexto digital multimedia, por lo que adoptaron temprana y entusiastamente estas nuevas lógicas de consumo televisivo en plataformas.

Pero incluso entre generaciones anteriores, cada vez más espectadores de todas las edades migran del tradicional modelo de televisión broadcast lineal al streaming bajo demanda, atraídos por su mayor comodidad, control y amplia variedad de contenidos disponibles para ver cuando se desee.

De este modo, el streaming terminó de consagrar un cambio de paradigma que redefinió para siempre la forma en que se ven las series y producciones televisivas.

Mejores series: obras pioneras en el streaming y su impacto

Algunas de las series más influyentes del streaming por su innovación narrativa, popularidad global y modelo de negocio fueron las siguientes:

House of Cards

Esta producción de Netflix de 2013, protagonizada por Kevin Spacey y Robin Wright, marcó un punto de inflexión al ser la primera apuesta de la plataforma por un contenido original de alta calidad cinematográfica capaz de competir con la TV por cable. Se convirtió en una de las mejores series de la historia y demostró que el streaming había llegado para quedarse.

Orange is the New Black

Basada en las memorias de Piper Kerman, la serie de Netflix de 2013 destacó por su concepto diferente. Sus protagonistas femeninas en una cárcel estadounidense fueron un soplo de aire fresco en la diversidad narrativa frente al sesgo masculino tradicional, convirtiéndose en una de las series más vistas.

Su elenco con actrices de diferentes edades, culturas y orientaciones sexuales se convirtió en una referencia de la representatividad. 

Stranger Things

En 2016, Netflix revolucionó el mundo del streaming con esta serie de los hermanos Duffer, ambientada en los años 80 con toques de ciencia ficción. Stranger Things se convirtió en un inesperado fenómeno viral internacional que trascendió la pantalla gracias al boca a boca y al fervor de sus seguidores en redes sociales. Un ejemplo del poder de la difusión en la era digital.

La Casa de Papel

Serie española que sigue a un grupo de ladrones en su asalto a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, se convirtió en un fenómeno global gracias a Netflix. Su trama ingeniosa y personajes carismáticos, combinados con la facilidad de acceso y promoción en streaming, demostraron el poder de estas plataformas para internacionalizar series locales, creando éxitos mundiales.

The Handmaid’s Tale

En 2017, la inquietante distopía feminista de Hulu, protagonizada por Elisabeth Moss, resonó fuertemente en la era del #MeToo y se convirtió en un emblema contra los abusos patriarcales y por la defensa de los derechos reproductivos de la mujer. 

The Mandalorian

La primera serie no animada del universo Star Wars sirvió de punta de lanza para el nuevo servicio de streaming de Disney en 2019, atrayendo a millones de fans globales de la franquicia con una propuesta visualmente impecable que expandió el potencial del género.

Fleabag

Producida por Prime Video, esta comedia rompedora creada y protagonizada por Phoebe Waller-Bridge, quien interpreta a una joven solitaria de Londres, destacó por su humor ácido, su sensibilidad moderna y su tono tragicómico. La serie de culto de 2016 arrasó en los premios Emmy y Globos de Oro gracias a su gran calidad. 

The Big Bang Theory

Una serie centrada en un grupo de amigos nerds y su cotidianidad, destacó por su humor relacionado con la ciencia y la cultura geek. Su éxito se amplificó exponencialmente gracias a las plataformas de streaming, donde encontró una audiencia global, demostrando cómo el acceso on-demand puede revitalizar y extender la popularidad de programas televisivos tradicionales.Principio del formulario

The Crown

En 2016, Netflix sorprendió con un despliegue impresionante de producción y un reparto estelar liderado por Claire Foy, quien encarnó a la reina Elizabeth II.

El ambicioso drama histórico de Peter Morgan sobre la monarquía británica dejó claro el compromiso de la plataforma de streaming por ofrecer contenido de alta calidad capaz de competir con la calidad de las producciones cinematográficas.

Dark

Esta serie alemana de ciencia ficción de 2017, cautivó globalmente con su original narrativa que explora viajes en el tiempo en un pequeño pueblo, subvirtiendo las convenciones del género con giros argumentales ingeniosos.

Dark demostró la capacidad de Netflix para identificar talentos internacionales y respaldar sus visiones, abriendo camino para más éxitos globales surgidos fuera de EE.UU y Reino Unido. 

Black Mirror

Originalmente emitida en Channel 4, la ingeniosa e inquietante antología distópica de Charlie Brooker adquirió enorme popularidad bajo el ala de Netflix en 2011, trascendiendo de fenómeno de culto a evento mainstream.

Episodios como “Nosedive” o “San Junipero” marcaron la década por su mirada premonitoria a los riesgos de la tecnología y el impacto de las redes sociales para moldear sociedades futuras regidas por sistemas reputacionales.

Ozark

Protagonizada por Jason Bateman y Laura Linney, este intenso thriller criminal de 2017, sumergió a los espectadores en el mundo del lavado de dinero y el narcotráfico dentro de EE.UU.

Su factura visual neo-western y la compleja caracterización moral de personajes aparentemente normales que terminan cruzando líneas éticas, amplió el abanico narrativo de Netflix.

The Boys

Basada en los cómics de Garth Ennis, la serie de Eric Kripke, producida por Amazon Prime, deconstruye el género de superhéroes mediante una corrosiva sátira en la que los protagonistas son en realidad ególatras despiadados, mientras los humanos comunes intentan frenar sus atropellos.

Con su violencia exacerbada y humor negro, The Boys se apartó de la corrección política de Marvel para mostrar el lado oscuro del género.

Euphoria

Protagonizada por Zendaya, este audaz drama para adolescentes de HBO Max retrata sin filtros las complejidades de crecer en la Generación Z: ansiedad, adicciones, sexualidad fluida, violencia y búsqueda de identidad.

Su estética visual hipersensorial y su banda sonora de vanguardia cautivaron a la crítica, pero también suscitaron polémica por la crudeza de algunas escenas.

Squid Game

La serie surcoreana de Hwang Dong-hyuk que mezcla drama social y violencia extrema, se convirtió en 2021 en el debut más exitoso de la historia de Netflix, atravesando barreras culturales y lingüísticas para convertirse en un éxito global.

Esta inesperada repercusión masiva aceleró la ola de interés por contenidos asiáticos e impulsó nuevas alianzas entre plataformas de streaming y talentos locales. 

Severance

El thriller de ciencia ficción de 2022 dirigido por Ben Stiller, explora la disociación entre la vida laboral y personal de unos empleados cuyos recuerdos han sido quirúrgicamente divididos. Presenta un tono satírico único sobre la cultura laboral contemporánea y colocó a Apple TV+ en el radar de los grandes premios, consiguiendo 14 nominaciones al Emmy incluyendo mejor serie dramática.

Sandman

La ambiciosa adaptación al streaming del aclamado cómic de Neil Gaiman expandió el género fantástico a nuevas audiencias globales gracias a la visión ecléctica de su autor y el respaldo financiero de Netflix para una mega producción que entrelaza mitología, drama histórico y terror onírico en una cautivadora propuesta visual atrevida y literaria.

La transformación de la producción y distribución en la era del streaming

La irrupción de las plataformas de streaming cambió completamente las reglas del juego en la industria audiovisual, dinamitando el oligopolio televisivo que imperaba hasta entonces.

Netflix, Amazon y nuevos competidores como Disney+, HBO Max o Apple TV+ comenzaron a producir miles de horas de contenido original de alta calidad para atraer suscriptores, compitiendo directamente con los canales por cable e inyectando una enorme inversión a la creación de series que revolucionó un sector más acostumbrado a ritmos y presupuestos menores.

El modelo de estos gigantes se basó en apostar fuerte por contenidos exclusivos de todo tipo, que solo estén disponibles en su plataforma, abriendo la puerta a nuevas voces, una mayor diversidad narrativa y una televisión más arriesgada e innovadora tras décadas de fórmulas mainstream orientadas a un común denominador masivo.

Asimismo, popularizaron un cambio de paradigma en las estrategias de distribución con el estreno de temporadas completas de una sola vez en lugar del lanzamiento semanal tradicional por episodios.

Esto permitió a los usuarios ver los capítulos a su ritmo, practicando los populares maratones, pero al mismo tiempo fracturó la experiencia de visionado social semanal con amigos y el impacto en redes después de cada episodio, que caracterizó a los grandes fenómenos televisivos previos a la era del streaming.

El fin de la era de la televisión tradicional

La migración masiva de audiencias hacia plataformas de streaming ha provocado una profunda transformación en el panorama televisivo. La competencia con las series bajo demanda ha dejado a muchos canales clásicos en una encrucijada, llevándolos al cierre o la fusión.

Este fenómeno no solo refleja un cambio en las preferencias de los espectadores, sino también en la forma en que consumen contenido. Los jóvenes, en particular, muestran una preferencia clara por la flexibilidad y la variedad que ofrecen las plataformas de streaming.

En este nuevo paradigma, la televisión tradicional se ve obligada a replantear su enfoque y adoptar estrategias innovadoras para retener audiencia y relevancia en una época donde el control del contenido está en manos del espectador.

La transición hacia una era dominada por el streaming redefine el futuro de la televisión, exigiendo una adaptación radical para sobrevivir en este nuevo ecosistema mediático.

La tecnología y personalización del streaming

La intersección entre tecnología y personalización ha sido una fuerza impulsora clave en la revolución de las series de televisión durante la era del streaming.

Los avances tecnológicos, en términos de velocidad y calidad de video, han transformado la experiencia de visualización, permitiendo el disfrute de contenido en alta definición de manera fluida y sin interrupciones.

Sin embargo, más allá de la simple mejora técnica, la verdadera revolución reside en la implementación de algoritmos de recomendación avanzados. Estos algoritmos, alimentados por inteligencia artificial, no solo facilitan la búsqueda de contenido, sino que también guían a los usuarios hacia opciones específicas basadas en sus preferencias individuales.

Este enfoque hiperpersonalizado redefine la forma en que la audiencia consume series, creando una experiencia única para cada usuario y ampliando la diversidad de opciones disponibles.

En este contexto, la tecnología no solo mejora la calidad visual, sino que se convierte en una herramienta dinámica que moldea activamente las interacciones del público con el vasto mundo del streaming.

El impacto cultural y global de las series bajo demanda

Las series bajo demanda expandieron el acceso a producciones de todo el mundo. Contenidos surcoreanos, nórdicos o latinoamericanos antes relegados a sus mercados locales lograron proyección mundial. Se multiplicaron también los remakes y adaptaciones cruzadas entre países.  

En paralelo, estas series adquirieron un peso en la cultura popular años atrás, generando introspección social e inspirado modas, campañas e imitadores. Fenómenos globales como Juego de Tronos o El Juego del Calamar redefinieron el potencial de impacto de la televisión en la era digital.  

¿Cuáles son los retos y desventajas del streaming?

El éxito del streaming no está exento de sombras. La multiplicación de servicios competitivos saturó el mercado y abrumó al consumidor ante la amplitud de ofertas, llevando al fenómeno de “no tener nada que ver” a pesar de las miles de series disponibles.

Por otro lado, la brecha digital afectó el acceso equitativo al streaming. Regiones sin infraestructura de internet de banda ancha o poder adquisitivo suficiente aún permanecen rezagadas de esta revolución televisiva.

El futuro del streaming

Los expertos avizoran una profundización de las tendencias actuales mediante recursos como la realidad virtual o los formatos interactivos para lograr una experiencia más inmersiva por parte del usuario.

Asimismo, se estima que el uso intensivo de datos y perfiles para entender conductas y preferencias individuales permitirá que los algoritmos de recomendación sean cada vez más certeros, llevando a la industria a la utopía de un contenido “hecho a la medida” de cada suscriptor. 

¿Cómo aprovechar el streaming?

En esta nueva era dorada de las series, tanto realizadores como espectadores tienen la oportunidad de explorar infinitas historias que inspiran, emocionan y nos ayudan a comprender el mundo.

Pero en medio del océano de títulos disponibles, es clave ser selectivos, dar una oportunidad a nuevas voces y aprovechar al máximo todas estas poderosas herramientas para el disfrute audiovisual y el crecimiento cultural que tenemos hoy al alcance de un clic.

Por último hay que destacar que la revolución de las series de televisión en la era del streaming ha democratizado el acceso al entretenimiento, permitiendo a los espectadores explorar un vasto universo de narrativas a su propio ritmo. La diversidad de plataformas y la personalización ofrecida por algoritmos de recomendación han elevado la experiencia del usuario a niveles sin precedentes.

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Jugador, Alana. (2024, 01 marzo). La revolución de las series de televisión en la era del streaming: un análisis completo. Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/series-de-television/

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 5 | Votos: 3

Alana Jugador
Alana Jugador
Periodista licenciada en Comunicación Social por la Universidad Arturo Michelena ● Más de 10 años de experiencia cubriendo noticias de actualidad a nivel nacional e internacional ● Especialista en elaboración de artículos de investigación sobre temas culturales, históricos y de interés general ● Locutora de radio y generadora de voces en off.
Cinco Noticias / Cultura / La revolución de las series de televisión en la era del streaming: un análisis completo

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre