¿Te enfrentas a una mudanza? Asegura todas tus pertenencias alquilando tú mismo una furgoneta

1.8
(9)

Un proceso de mudanza siempre supone un elevado nivel de estrés. Antes de comenzar el proceso hay que planificar bien el embalaje y acordar el medio de transporte para realizar esta operación de la forma más simple y cómoda posible.

Si optas por acudir a una empresa de mudanzas y transportes, puedes tener la garantía de que son profesionales y hay métodos que garantizan la reparación de los daños en las pertenencias en caso de que ocurra algún percance o accidente.

En cualquier caso, esta opción, a pesar de que son empresas profesionales, siempre deja en el aire ese sentimiento de no saber qué ocurre con las pertenencias durante el trayecto. Por esta razón, cada vez son  más personas las que deciden alquilar una furgoneta para ser ellos mismos los que organizan y proceden con su propia mudanza.

Alquilar una furgoneta impide tener que utilizar el vehículo propio, lo que favorece ahorros en el número de viajes, en consumo de combustible y la certeza de que todos los paquetes y bolsas entran en la furgoneta, que tiene más capacidad de almacenamiento que un turismo.

¿Cuáles son las ventajas de alquilar una furgoneta sin conductor?

Una primera ventaja interesante es que supone un ahorro importante frente a contratar una empresa de mudanzas y que sean ellos quienes transporten la carga. El precio a pagar por alquilar una furgoneta y el gasto de combustible es menor que el de contratar una empresa de mudanzas.

Las furgonetas son vehículos amplios y de conducción muy cómoda, de modo que prácticamente cualquier conductor experimentado puede ponerse al volante y desplazar las pertenencias de un punto a otro sin problemas.

Las furgonetas garantizan esta fácil conducción, pues se trata de vehículos modernos, bien equipados y con la total garantía de la empresa en caso de que ocurra algún incidente.

En Madrid, así como en otras grandes ciudades de España, existe una gran demanda de carga para realizar mudanzas. Esta empresa, Beneluxcar, ofrece una amplia flota que va desde furgonetas pequeñas hasta vehículos carrozados con 20 metros cúbicos de espacio en su interior.

Los vehículos de esta empresa incluyen furgonetas pequeñas de 3 a 4 metros cúbicos para el traslado de paquetería, furgonetas medianas, vehículos industriales de 12 a 14 metros cúbicos, camiones carrozados y hasta furgonetas mixtas para desplazar carga y pasajeros. Las posibilidades se amplían también a turismos, monovolúmenes y furgonetas de nueve plazas para el desplazamiento de pasajeros.

Estos vehículos se pueden alquilar por días, semanas e incluso meses, hasta por periodos de tiempo más reducidos, únicamente unas horas, para traslados de tiempo limitado.

La tranquilidad de encargarse uno mismo del traslado de sus pertenencias

La opción de alquilar furgonetas para que sean las propias familias las que hagan su proceso de mudanza gana enteros porque permite a la familia elegir el vehículo que más se adapte a sus necesidades. Las empresas de alquiler disponen de varios modelos con características adecuadas para cada necesidad de transporte.

Por otra parte, de este modo la familia es la que decide cuándo hace la mudanza, organiza su propio ritmo, no hay que estar pendiente de la actividad laboral de la empresa de mudanzas. Además, en algunos casos, las empresas de mudanzas hacen su trabajo con medios no habilitados y suponen un riesgo para las pertenencias.

Este riesgo se suma también en el caso de que no se quiera contratar una empresa de mudanzas. No es lo mismo desplazar pertenencias en un vehículo tipo turismo, un coche particular, que hacerlo en cualquiera de los vehículos de la flota de estas empresas de furgonetas de alquiler.

¿Y la opción de pedir ayuda a familiares y amigos?

Una última opción es pedir ayuda a familiares o amigos. Si algún conocido cuenta con una furgoneta de grandes dimensiones para realizar la mudanza, puede colaborar con la mudanza organizando varios portes. No obstante, esto supondría acudir a una ayuda que, aunque siempre es bien recibida, no cuenta con todas las garantías que sí ofrecen las empresas de alquiler e este tipo de vehículos. Si optas por esta opción podrás contratar un seguro para cubrir daños o desperfectos en los enseres y también robos y desapariciones de elementos de valor.

Puntúa este contenido

Puntuación: 1.8 / 5. Votos: 9

Julia Cotino
Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre