lunes, 3 octubre 2022 |

Actualizado a las

12:34

h CEST

23.3 C
Madrid

Literatura electrónica: definición, características, tipos y ejemplos de literatura digital actual

Puntuación media: 5 | Votos: 1

La literatura electrónica o literatura digital es aquella que engloba conceptos diferentes de literatura y, además, considera nuevas formas y géneros de escritura que destacan las capacidades de las computadoras y las redes para desarrollarse en un contexto digital moderno.

Nuevas formas de expresión literaria han surgido con el paso del tiempo y ese ha sido el caso de la literatura electrónica o literatura digital. En la modernidad, estas formas de literatura se adaptan a la presencia de los usuarios en las redes sociales como Twitter o YouTube, donde se pueden leer historias en hilos o ver videopoema (el poeta digital), pero también es posible que te hayas topado con algún modelo de hipertexto. Entonces, ¿a qué se le considera literatura digital? A continuación, te lo explicamos con ejemplos y contexto histórico.

Aprendizaje con tecnología:
Características, usos y efectos de las nuevas tecnologías del aprendizaje y conocimiento

Leer artículo

¿Qué es la literatura electrónica? 

Muchos sostienen que la definición propia de literatura electrónica o la literatura digital es un poco vago, porque puede variar dependiendo de los autores que lo definan. Por ejemplo, algunos expertos, cuando hablan de esta forma en literatura o de qué se trata la literatura, sostienen que está compuesto por textos que se crearon de forma digital y que por lo general se hicieron para ser leídos en una computadora (ordenador).

No obstante, en 2007, la Organización de Literatura Electrónica (ELO, por sus siglas en inglés) define a la literatura digital como un “trabajo con un aspecto literario importante que aprovecha las capacidades y contextos proporcionados por la computadora independiente o en red”. Por su parte, el escritor australiano, Simon Groth provee un concepto más refrescante sobre la literatura electrónica; para él, se trata de mostrar la innovación y la creatividad “en la narración de historias para medios digitales y nuevas direcciones en la práctica literaria contemporánea informada por la tecnología”.

Historia de la literatura digital

Ahora bien, ¿cuándo surge la literatura digital? A continuación haremos un breve repaso por el tiempo y en qué cultura se origina la literatura de este tipo. 

Para empezar, los registros históricos señalan que las nuevas formas de literatura se empezaron a tomar en cuenta desde mediados de los 80 hasta mediados de los 90, sobre todo en Estados Unidos, donde en este tiempo se creía que la literatura electrónica estaba conformada por aquellas obras literarias que escritas para los ordenadores; en esas épocas se produjeron pocas textos que fueran ejemplos de creación literaria digital.

No obstante, a medida que las nuevas tecnologías formaban parte de la sociedad y la cultura, cada vez más las personas empezaron a tener acceso a libros digitales de diferentes géneros y también informativos, los cuales sirvieron para fomentar el arte y los estudios. Además, hay un hecho clave para el auge de la literatura digital y es que la computadora personal ya existía entre los 60 y 70, y esto hizo posible que se pudiera desarrollar con facilidad para dar paso a términos como ficción hipertextual (narraciones mediante hipertexto)y poesía digital.

Características de la literatura electrónica

De acuerdo a lo que hemos descrito anteriormente, podemos decir que estos formatos literarios tienen características que por sí mismas no son necesariamente definitorias del medio digital, pero la interacción entre los tipos de literatura moderna suelen serlo.

No linealidad

Una de las características principales de la literatura electrónica es que no se lee de forma lineal, porque los usuarios no suelen consumir la información como si fuese un bloque. Entonces, la no linealidad tiene que ver con que la forma de leer puede variar y está relacionada con la interactividad, lo que permite al lector decidir cómo quiere continuar leyendo el texto.

Interactividad

La interactividad es otro de los elementos de la literatura que son importantes, porque, como hemos dicho anteriormente, es el usuario el que puede determinar en gran medida cómo se lee un texto o qué giro toma una historia, y de este modo puede definir cuándo se muestra la siguiente parte de una obra o si se muestra con imágenes o videos.

Multimedialidad

Seguidamente, la multimedialidad también forma parte de las características de la literatura electrónica y, por supuesto, tiene sentido, porque se desarrolla en medio de la era multimedia y el establecimiento de las innovaciones tecnológicas. Dicho esto, si por ejemplo deseas buscar un texto u artículo que hable de cuáles son las partes de una antología literaria, no solo vas a toparte con ejemplos claros que visualicen el tema de qué tipos de antología hay, sino que también te encontrarás con definiciones más visuales (audio, foto, video) los tipos de antología y cuáles son. Esta es una característica importante de la literatura digital.

Movilidad 

Aunque esto puede entender como un contenido más orientado hacia el término “interactivo”, la movilidad tiene que ver con la forma en la que los lectores pueden experimentar la lectura en el espacio; es decir, esto implica que puedan jugar con el lugar de las letras y/o palabras en el texto para que se muevan por la pantalla. Otro ejemplo de movilidad es cuando las partes del texto o su contenido puede cambiar durante la lectura.

Transitoriedad

La transitoriedad puede que sea una de las características negativas (o no) de la literatura electrónica. Este término define a esta forma de literatura como un contenido que puede ser efímero y temporal; no se almacena de una manera fija. Cierta literatura electrónica no es permanente, sino efímera y temporal, porque toma una forma diferente cada vez que se puede leer y no se puede almacenar en una sola forma fija. Además puede que expire o pase desapercibido entre tanto contenido emergente. 

Fusión artística

La literatura electrónica tiene la capacidad de interactuar con otros medios artísticos para mejorar su forma. Por ejemplo, se puede fusionar con las artes visuales, el cine, música y juegos electrónicos, y de ahí toma su nombre la ficción interactiva, un término que ha sido utilizado para los juegos de texto narrativo.

Géneros de la literatura digital

A continuación, en esta sección desarrollamos algunos de los géneros que hacen vida en la literatura electrónica. 

Ficción de hipertexto

El hipertexto en la literatura a menudo se distingue como un género específico, pero al igual que la literatura impresa tradicional, en la modernidad, gran parte de la literatura de hipertexto son productos comerciales (ficción y novelas). Además, la ficción de hipertexto también puede definirse como un subconjunto de la literatura electrónica, pues aprovecha las capacidades y contextos y no distingue de cuáles son las expresiones literarias conocidas para el enriquecimiento del texto.

En este caso, las ficciones o novelas orientadas hacia el hipertexto son una especie de Wikipedia con links o hipervínculos que te van llevando a diferentes entradas que permiten crear una narrativa no lineal y exploratoria; es una especie de historia fragmentada que se conecta a través de ideas. 

Ficción interactiva y drama interactivo

Este género de la literatura electrónica llamado ficción interactiva (también puede ser drama) es un formato narrativo en tiempo real que se va desarrollando a medida que los jugadores hacen sus aportes; en este aspecto se diferencia del hipertexto anteriormente definido. 

La ficción interactiva permite que las personas tengan acceso a los elementos del juego para elegir el camino que tomará la historia. El beneficio de este género ha sido la evolución de la tecnología, los gráficos y de sonido, y los medios de almacenamiento masivo.

Narrativas locativas

Seguidamente, entre los tipos de literatura digital podemos encontrar las narrativas locativas, las cuales se definen por el uso de la tecnología de ubicación, mejor conocido como GPS, para hacer que la historia se vaya definiendo por medio de la ubicación; de esta forma, los lectores pueden leer o escuchar el contenido en su   mientras van camino al trabajo o dan un paseo.

Texto generativo

Por otro lado, el texto generativo utiliza algoritmos para crear contenido textual al tiempo que los selecciona de forma aleatoria y los reorganiza. Este género está más orientado al aprendizaje automático para la creación de historias y, aunque se hace de forma guiada con de los escritores, el texto generativo no es lo mismo que la ficción y el drama interactivo.

Poemas Flash o cyber ​​poemas

Con la llegada del programa Flash (ya no existe) fue uno de los programas más populares para crear animaciones y contenido interactivo debido a su interfaz accesible y amigable para aquellos que no eran expertos en la materia. En este espacio también nació el Poema Flash, el cual se define como un verso o una palabra que puede transformarse en un elemento en movimiento: puede bailar, tumbarse, caer, desaparecer, comprimirse, etc. Para efectos de esta entrada vale dejar constancia de que existió esta forma de arte electrónico.

Ejemplos de literatura electrónica

En la actualidad hay mucho contenido interactivo que ver, leer, escuchar y que sirven para entretenerte sin mucho esfuerzo. Las innovaciones tecnológicas y las redes sociales han permitido que existan distintas formas de literatura digital y estas son alguna de ellas:

Twitteratura

Twitter es un mundo maravilloso en el que puedes encontrar perfiles que tienen como fuerte la poesía y sus variantes, la ficción, los hilos colaborativos o individuales de cuentos y microcuentos, y los géneros están para todos los gustos. En este caso, la Twitteratura (literatura en Twitter) es una buena forma de acceder a buenas historias; por ejemplo, la cuenta Dead End Fiction publica microficción con temática de terror y, en contraste, Rafael Poulain es un ávido historiador de temas de interés como la mitología, arqueología e historia universal.

Hipertexto

La ficción de hipertexto utiliza hipervínculos para crear una narrativa no lineal. Esto le da a cualquier historia la sensación de elegir tu propia aventura y, como lectores, puedes elegir qué enlace seguir y, por lo tanto, qué camino tomar la historia. Un ejemplo de esto es el cuento I Have Said Nothing (No he dicho nada) de J. Yellowlees Douglas.


Texto generativo

Como lo definimos anteriormente, el texto generativo requiere algunos conocimientos especializados, como la codificación de un algoritmo y de aprendizaje automático guiado para poder generar las historias que se van a leer en un futuro. Estos algoritmos están programados para evolucionar, ya que pueden pasar por algunas palabras, frases, medios, etc., al azar, para recopilar los datos necesarios que le permitan dar con el texto final. 

Hay historias largas y cortas que han nacido del texto generativo, así que pueden ir desde la ficción hasta la poesía. Por ejemplo, un generador de poesía famoso es Taroko Gorge de Nick Monfort, pero también está a tu disposición Novelling, una novela digital sobre escritura que combina texto, audio y vídeo: todo en uno.


Videopoesía

Finalmente, la literatura se vuelve más visual cuando va acompañada de un vídeo y esto se conoce como videopoesía (grabación o gráficos). Detrás de esta forma de literatura no hay nada extraordinario, pues por lo general, el poema cuenta con un narrador o narradora en el  fondo y en el video el espectador puede disfrutar de las imágenes que complementan cada verso. Un ejemplo sencillo sería We Keep Searching (Seguimos buscando) un videopoema publicado en YouTube por J.ournals Poems.

Si quieres ver más ejemplos sobre esta forma de literatura digital, la ELO tiene un directorio extenso de obras de literatura electrónica y muchos otros trabajos que te pueden servir de inspiración.  También puedes escuchar Tienes la poesía a tu nombre de “La Chicha en el Andén”.

Es probable que en un par de años ya existan muchas más formas de literatura electrónica o literatura digital y que todo esto que hemos abordado se quede corto ante la magnitud de la evolución de las nuevas tecnologías. Cada vez más cambia y se transforman las formas en las que las personas consumen contenidos literarios (sea por ocio o por pasión). De forma acelerada irán surgiendo nuevos ejemplos de literatura moderna y digital y resistirse al cambio no parece una opción viable.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre