lunes, 3 octubre 2022 |

Actualizado a las

10:49

h CEST

15.5 C
Madrid

Literatura alemana: historia, temas, representantes y principales obras de la literatura de Alemania (siglos XIX, XX…)

Puntuación media: 5 | Votos: 2

La literatura alemana se consolidó perfectamente con los movimientos del romanticismo y el realismo, donde se tocaron temas como la política y la historia de la Alemania de Europa central. A continuación, en esta entrada definimos cómo fue la literatura de Alemania y quienes fueron sus representantes destacados.

La literatura de Alemania está conformada por aquellas obras que van adentrándose en el contexto sociopolítico con características como las fragmentación y discontinuidad. Los autores que le dieron vida a la literatura alemana se apoyaron en movimientos literarios como el realismo y el romanticismo para contar historias entrañables. Te invitamos a seguir leyendo para conocer más sobre autores y obras de la literatura alemana.

Literatura británica:
Historia, características, escritores y 10 obras importantes de la literatura inglesa

Leer artículo

Historia de la literatura alemana

¿Qué es la literatura alemana? La historia de la literatura alemana es muy distinta a la francesa o inglesa porque Alemania empezó a ser reconocida como estado-nación a partir de 1871. Además, el pasado estuvo muy marcado por guerras, disturbios por temas religiosos y períodos de declive económico; sin embargo, la literatura de Alemania se desarrolló en tres grandes periodos:

La alta Edad Media (1160 – 1230)

Los clásicos de la literatura alemana, que formaron parte de la alta Edad Media, casi todos se perdieron en el tiempo, porque en aquel entonces prevalecía la cultura oral de las tribus germánicas. Sin embargo, parte de lo que se pudo recuperar, se convirtió en poema; la poesía en alemán fue representada por poemas nórdicos eddicos, como Nibelungenlied, dedicado al príncipe Sigfrido, variedad de poemas del héroe Teodorico y The Hildebrandslied, un texto de 67 líneas de una canción que narra la tragedia ocurrida con el guerrero Hildebrand y su hijo, Hadubrand. 

En esta misma línea de tiempo, los pueblos germánicos se convirtieron al cristianismo, lo que supuso un arduo trabajo para los educadores de la corriente religiosa, ya que debían empezar desde cero con personas que no tenían tradición escrita. Sin embargo, más adelante, se vio el primer intento de escritura con la traducción de la Biblia del siglo IV, que fue elaborada por el obispo Ulfilas, y al mismo tiempo surgió el alfabeto gótico.

El cambio del siglo XVIII al XIX 

Antes de llegar a “la época de Goethe”, tras los eventos de la Guerra de los 30 años (1618-1648), Alemania empezó a ver el inicio de lo que sería el desarrollo del idioma alemán, gracias a los esfuerzos de las instituciones literarias de Hamburgo, Núremberg y otras ciudades. De estos trabajos conjuntos surgió la Primera Escuela de Silesia, liderada por poetas barrocos (los mejores escritores de ese entonces), como Martin Opitz y Johann Scheffler. 

Luego surgió la Segunda Escuela de Silesia con nombres como el de Christian Hofmann von Hofmannswaldau, Daniel Casper von Lohenstein y Hans Jakob Christoffel o ‘Grimmelshausen’. Pese a tener este nombre, fue cuestionado por otros eruditos barrocos que consideraban que su corriente estaba más orientada hacia el “preciosismo”, que se basa en el principio de la belleza. Avanzando en el tiempo, el romanticismo se inició en Alemania en el siglo XVIII, por los hermanos Friedrich, HW von Schlegel y Novalis. 

Seguidamente, otros poetas como Ludwig Tieck y Joachim von Arnim, dieron los primeros vistazos de la novela romántica incluyendo elementos sobrenaturales, prosa y poesía, y así definieron el literatura del Romanticismo alemán, liderada por Johann Wolfgang von Goethe.

Para beneficio de los alemanes, la literatura alemana del siglo XIX se empezó a fortalecer con el movimiento literario “Joven Alemania” que estuvo orientado a despertar el pensar críticos y políticos en la sociedad; a su vez, en la Alemania del siglo XIX floreció del romanticismo, el realismo y el naturalismo, y fue Gerhart Hauptmann uno de los principales autores de la novela realista, que destacó por su oposición al romance literario.

Transición del siglo XIX al XX

Ahora bien, la literatura alemana del siglo XX fue la que marcó el camino para lo que sería la literatura alemana actual. En esta época los representantes de la literatura moderna dejaron de lado las puntadas de los representantes del clasicismo literario y se establecieron en la innovación de diferentes estilos literarios; por ejemplo, el modernismo estuvo compuesto del Expresionismo (1910 a hasta la Primera Guerra Mundial), la Nueva Objetividad y el Dadaísmo. 

Ante el caos generado por la guerra, fue el Expresionismo el movimiento que destacó en literatura alemana contemporánea, sobre todo porque existieron grandes escritores alemanes del siglo 20 como Jorge Trakl, Georg Heym y Gottfried Benn, quienes mostraron una realidad vívida, caótica y poética en sus textos. Del expresionismo también nació el gran Fran Kafka, quien fue conocido por su obra de 1915, La Metamorfosis.

Luego de los hechos de la Segunda Guerra Mundial, Alemania vivió la “hora cero”, donde los representantes de la literatura alemana se encargaron de evolucionar en el arte de la posguerra con radio, drama, crónicas, teatro y poesía orientada hacia la reflexión. Los autores de la posguerra tuvieron influencias de la cultura europea y americana; Ernest Hemingway y Jean-Paul Sartre fueron algunas figuras importantes de esta época.

Características de la literatura alemana

A continuación enlistamos algunos de los aspectos claves que han marcado el desarrollo de la literatura alemana. 

Simbolismo

Los escritores del siglo XIX tomaron las influencias del simbolismo (sensibilidad y espiritualidad) francés para dar rienda suelta las plumas de poetas como Stefan George, Rainer Maria Rilke y Hugo von Hofmann, quienes crearon obras en las cuales las imágenes eran parte importante del desarrollo de la trama para poder expresar las emociones. 

Expresionismo y romanticismo

Otra de las características de la literatura alemana es que se movió por el expresionismo y romanticismo, dos corrientes literarias que usaron para mostrar la rebeldía, apelar a los sentimientos del individuo, la vida y el arte. Los grandes autores de la literatura se centraron en el espíritu y su conexión con el corazón y el alma. Al mismo tiempo, el romanticismo rechazó la vida de la modernidad  impulsada por la ciencia y la tecnología.

Realismo y la posguerra

Cuando finalizó la WW2, la literatura alemana empezó a retratar el caos y la destrucción que dejó la guerra, así que la mayoría de los textos modernos de la literatura de Alemania se apoyaron en el realismo para poder dar una visión de cómo era la sociedad y sus vivencias en tiempos oscuros.

Temas recurrentes de la literatura alemana

En esta sección desglosamos algunos de los temas recurrentes de la literatura de Alemania, tópicos que son recurrentes en los textos de las obras literarias alemanas.

Política

Entre el siglo XVIII y XX, varios de los representantes de la literatura de Alemania se enfocaron en que sus textos pudieran servir como piedra angular para despertar el pensamiento crítico y político de los alemanes.

Humanidad

A medida que pasaba el tiempo, y con la llegada de los movimientos de vanguardia que caracterizaron la literatura alemana, los autores del Romanticismo en Alemania (así como del expresionismo y el naturalismo), se decantaron por crear historias que estuviesen orientadas a conectar con el alma, los sentimientos, el corazón y todo lo que tiene que ver con ser humanos. Asimismo, ampliaron en sus tramas los espacios vívidos con imágenes para ilustrar a los lectores. 

Conflictos bélicos

Otro tema recurrente en la literatura alemana son los conflictos bélicos. Por supuesto, Alemania se desarrolló en un contexto histórico y político muy agitado y sombrío; es por ello  que los escritores alemanes actuales aún hablan de los horrores de la guerra, la posguerra y cómo todas esas vivencias impactaron al mundo como lo conocemos.

Grandes autores de la literatura de Alemania

En esta sección te presentamos los nombres de los autores que son responsables de que en el mundo existan libros alemanes famosos.

Johan Wolfgang von Goethe (1749-1832)

A Goethe se le consideraba “el Shakespeare de Alemania” y su forma de escribir no se comparó con ningún otro autor. El estadista, crítico, novelista y filósofo natural fue conocido por su versatilidad y por cómo hacía poesía, pero también se decantaba por formas épicas y líricas; debutó en el mundo de la escritura con Las penas del joven Werther (1774), pero también destacó con obras como Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister (1796) y Fausto (1808).  

Retrato de perfil en color sepia de Goethe.
Goethe es conocido como el «Shakespeare de Alemania» (nach einem Gemälde von Jakob Melcher, herausgegeben von Friedrich Bruckmann Verlag Münche., Dominio público, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Hermann Hesse (1877-1962)

A la lista de autores y sus obras más importantes anexamos a Hermann Hesse, quien fue un escritor alemán, mejor conocido por obras como Siddhartha (1922), El Lobo Estepario (1927)y El Juego de los Abalorios (1943). Hesse quien fue hijo de dos misioneros que trabajaron durante varios años en la India. Se nutrió de experiencias multiculturales pero también imprimió en sus obras la presencia del nacionalismo alemán en su vida; además, el autor se caracterizó por apoyarse con citas de la filosofías india y china. En 1946 fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura.

Retrato en blanco y negro de Hermann Hesse leyendo un libro.
«Siddhartha» es uno de los libros más conocidos de Hesse (Autor desconocido, CC BY-SA 3.0 NL, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Gunter Grass (1927-2015)

Por otro lado está Günter Grass, el escritor e ilustrador alemán que recibió el Premio Nobel de Literatura en 1999. Los trabajos de Grass se enfocaron en cuestionar qué significaba ser alemán luego de que el nazismo se apoderara de Alemania. En sus obras, que podían pasar del realismo mágico a una novela con tintes políticos, Grass logró conectar con los lectores del mundo con obras como El tambor de hojalata (1959), El Gato y el Ratón (1961 y Años de Perro (1963).

Foto de perfil de Grass sentado en un sofá.
Grass es reconocido mundialmente por su obra «El tambor de hojalata» (Blaues Sofa from Berlin, Deutschland, CC BY 2.0, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Anna Seghers (1900-1983)

En el ala femenina está, Anna Seghers, quien fue conocida por la forma en la que retrató el enigma moral de la sociedad alemana que fue “muy complaciente” ante los hechos de la Segunda Guerra Mundial; irónicamente, Seghers era judía y comunista. No obstante, se hizo notar con su aclamada novela La séptima cruz (1942), una obra que con descripciones vívidas deja ver cómo fue existir en los campos de concentración en ese momento. Otra de sus obras notables es La excursión de las muchachas muertas (1946). 

Fotografía en blanco y negro de Anna Seghers durante una entrevista.
Seghers es la autora de la aclamada historia «La séptima cruz» (Bundesarchiv, Bild 183-F0114-0204-003 / Hochneder, Christa / CC BY-SA 3.0 DE, CC BY-SA 3.0 DE, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

10 obras alemanas importantes

Luego de un repaso histórico por el desarrollo y establecimiento de la literatura alemana, a continuación, enlistamos 10 ejemplos de la literatura imprescindible de Alemania. 

1. El tambor de hojalata – Günter Grass

Este libro forma parte inicial de la Trilogía Danziger de Grass. Aquí el realismo mágico hace vida en con los comentarios políticos y religiosos en este clásico ejemplar de 1959 que figura como una de las mejores novelas alemanas; la historia está narrada por el protagonista Oskar Matzerath, un polaco que reside en un hospital psiquiátrico en la década de 1950.

La portada del libro muestra un dibujo de un niño con un tambor rojo con blanco.
Isliada.

2. Muerte en Venecia – Thomas Mann

En 1912, Mann lanzó Muerte en Venecia, una novela en la que se mezcla la filosofía con una obsesión erótica y la crisis de la mediana edad. La narrativa se centra en un famoso escritor en Venecia que cuenta cómo su vida es una especie de tragedia, pero a la vez hace un relato de liberación que le permite al lector conectar con su historia

El cover del libro muestra una ilustración de un hombre vestido de blanco con en una playa. A lo lejos está otro hombre saliendo del agua.
Debolsillo.

3. El lector – Bernhard Schlink

Bernhard Schlink escribió El Lector en 1995, un libro que rápidamente se convirtió en un clásico moderno. Es una novela de amor que revela al lector los secretos de un paisaje embrujado de la Alemania de posguerra, también movido por el horror y la compasión. Michael Berg, de quince años, es el protagonista de esta historia en la que se enamora de Hanna, una mujer misteriosa que le dobla la edad.

La porta del libro está compuesta por un collage de una pareja a punto de besarse.
Anagrama.

4. Effi Briest – Theodor Fontane

En esta novela, Theodor Fontane imprime su realismo para contar la historia de Effi Breist, de 17 años, una mujer casada con un hombre mucho mayor que ella. Este libro de 1895, puede ser muy polémico e interesante, pero también es un poco subversivo y añade un toque político. Al no tener mucha atención de su esposo, Effi busca calor en otro lugar, pero todo se va tornando más peligroso.

El cover del libro es una pintura de una pareja enfrentada en un paisaje colorido.
Anaconda.

5. Berlín Alexanderplatz – Alfred Döblin

Berlin Alexanderplatz es la obra más famosa de Alfred Dölin, uno de los clásicos de la literatura alemana realista y moderna. Este libro de 1929 aborda las luchas internas y externas de un criminal que vive en la clase baja de Berlín durante los tiempos de la Alemania nazi. Un punto interesante en la veracidad de la historia es que Döblin, fue un veterano de la Primera Guerra Mundial y psiquiatra, así que esta no solo es una obra realista, sino que también es expresionista.

La portada del libro es una pintura que muestra a representantes de una sociedad adinerada.
Cátedra / Letras Universales.

6. Todo tranquilo en el frente occidental – Erich Maria Remarque

Esta novela de guerra de 1929 narra las vivencias de un soldado alemán que se alista para ir al frente en la Primera Guerra Mundial. El libro explora la dificultad que presentan los soldados para volver a casa y retomar la “normalidad” de la vida civil, así como la insensatez y alcance oscuro de la guerra. 

El cover del libro es una imagen de un pelotón en medio de la guerra.
Edhasa.

7. El Cielo Interior – Rainer María Rilke

Esta es una selección de más de una docena de obras inéditas que gira en torno a imágenes e ideas relacionadas. El libro de 2009 es poesía simbólica y naturalista, donde los pájaros y árboles, el entorno, la niñez, crecer, trabajar, simplemente vivir, muestra una visión de cómo las personas se relacionan con lo interno y lo externo, con la imaginación y lo que supone la realidad.

La portada del libro muestra un paisaje verde difuminado.
David R. Godine Publisher.

8. Las penas del joven Werther – Johann Wolfgang von Goethe

Publicada en 1774, Las penas del joven Werther es una novela representativa de la literatura del Romanticismo alemán. El libro de Goethe narra la historia de un doloroso amor no correspondido, el cual se va desarrollando a través del desahogo de una colección de cartas del joven artista llamado Werther. 

El cover del libro está adornado por un hombre de aspecto clásico, quien reposa sobre un muro bajo.
Editorial Verbum.

9. La historia interminable – Michael Ende

La historia interminable es una novela infantil de fantasía de 1979 que narra la historia de las luchas infantiles por salir de la rutina y escapar a una tierra mágica, como si fuese el cuento de Peter Pan. Ende centra a Bastian Balthazar Bux como protagonista de la novela; él escapa de su miserable hogar para descubrir el mundo de Fantástica, el cual se encuentra en un libro llamado La historia interminable. En este viaje aprende sobre la compasión, la valentía y la amistad.

La portada del libro es la ilustración de dos dragones conectados que forman un pozo con los personajes de la historia.
Alfaguara.

10. La Metamorfosis – Franz Kafka

Finalmente, y no menos importante, está La Metamorfosis de Kafka, un libro de 1915 que cuenta cómo (inesperadamente) Gregorio Samsa, un vendedor ambulante, despierta siendo una cucaracha y de la nada debe acostumbrarse al brusco cambio que ha impactado en su vida. Es una historia profunda que escudriña en cómo las situaciones afectan directamente a la psique.

El cover del libro es rosa intenso y está adornado con la silueta de una cucaracha.
Edebé.

Sin lugar a dudas, la literatura alemana significó un gran peso en la historia de la literatura del mundo y sirvió para dejar en texto cómo afectó la guerra, cómo se vivió la posguerra y cómo el arte y la cultura florecieron en medio de la oscuridad. Los representantes de la literatura de Alemania siguen siendo autores de referencia que han servido de guía para estudiar los movimientos literarios. 

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre