Industrias culturales: qué son, clasificación, ejemplos, teorías e influencia de las industrias creativas

5
(2)

La cultura es uno de los aspectos más importantes de un país, y ésta ha sido aprovechada para potenciar la economía local por medio de las industrias culturales. Conoce todos los detalles relacionados a las industrias creativas y sus aportes en tiempos actuales.

El ámbito cultural juega un papel fundamental en el arraigo de una localidad determinada, un aspecto que ha sabido aprovechar las industrias culturales, originadas con el fin de crear bienes y servicios relacionados con la cultura para ser difundidos dentro de la sociedad. El concepto de industrias creativas ha impactado en otros aspectos, siendo el más importante la economía, y sigue influyendo en muchos espacios sociales en la actualidad. Si deseas saber más sobre qué es la industria cultural, te invitamos a leer este artículo, que hace referencia a todo lo relacionado sobre las industrias culturales y creativas.

Series europeas:
Las mejores 40 series de Europa recomendadas por la crítica (Netflix, HBO, Amazon…)

Leer artículo

Conoce más sobre qué son las industrias culturales

Iniciamos este artículo con los rasgos claves para que puedas conocer qué significa industria cultural. Este interesante concepto que nació como una teoría crítica, ha ido evolucionando desde su origen en el siglo XX hasta el presente, modificándose a raíz de los avances y progresos que manifiestan las sociedades a lo largo de su desenvolvimiento histórico. ¿Quieres saber qué es una industria cultural? Lee a continuación:

Una definición de industria cultural

Para definir el concepto de industria de la cultura, se hace referencia tanto a los sectores como a los sujetos desarrollados para crear, producir, difundir, divulgar y distribuir bienes y servicios culturales, dando aportes tanto a la promoción de la identidad y protección y salvaguarda de costumbres y tradiciones, como a la economía de un país determinado. Profundizando, la industria cultural según Adorno, uno de los principales investigadores de esta teoría, pertenece a un sistema económico capitalista que desarrolla el surgimiento de productos para que sean adquiridos por las masas y así, satisfagan los intereses del mercado.

Ahora bien, hay que ubicarse en las circunstancias del presente para entender qué son las empresas culturales, ya que el concepto inicial ha ido variando. Según la UNESCO, se trata de «aquellos sectores de actividad organizada que tienen como objeto principal la producción o la reproducción, la promoción, la difusión y/o la comercialización de bienes, servicios y actividades de contenido cultural, artístico o patrimonial», surgidos a partir de la creatividad de un individuo o colectivo. Este concepto va mucho más allá del tema económico, también influye en la preservación identitaria y en el desarrollo de una nación.

Características de las industrias culturales

Como toda industria, empresa y compañía, las orientadas al sector cultural presentan cualidades específicas que nos permite asociarlas al ámbito para el cual han sido desarrolladas. Estas son las más importantes características de las empresas industriales dedicadas a la cultura:

  • Tienen como fundamento de sus bienes y/o servicios la creatividad humana, apoyándose en individuos, asociaciones, organizaciones y demás colectivos que se encargan de crear artículos destinados a cubrir las demandas de la sociedad
  • Promueven el desarrollo de contenidos artísticos, patrimoniales y culturales en general de una localidad en específico
  • Funcionan como elementos intermediarios entre la cultura y la economía, interrelación que se produce más que todo a través de los medios de comunicación masivos
  • Son ampliamente abiertas a la innovación y recreación, haciendo constantes llamados a la integración y participación a través de campañas publicitarias, para sumar productores independientes y hacerlos parte de las industrias culturales
  • La producción cultural de estas industrias generalmente está protegida por medio de la propiedad intelectual, por lo que se toman en cuenta los derechos de autor y derechos conexos
  • Poseen un doble propósito: el de generar fuentes de empleo y riquezas e ingresos, contribuyendo a la economía de un lugar en concreto, al mismo tiempo que da pasos firmes para fomentar la identidad nacional, la memoria colectiva y el patrimonio cultural.

Uso del concepto de industria cultural

El uso de la clasificación de las industrias culturales o, como se le conoció en su primer momento, industria cultural, comenzó a ser implementado luego de la Segunda Guerra Mundial, como respuesta pesimista y crítica de las empresas culturales de la comunicación con un claro objetivo ideológico, manejadas por lo general por el sistema capitalista que se impuso luego del conflicto bélico.

Posteriormente, respondiendo al modelo neoliberal, para los años 80 se determinó el uso del concepto de industrias creativas, como una manera amplia que abarcaba otros aspectos sociales, políticos y económicos, a fin de buscar resultados para el desarrollo de la sociedad y la estabilidad de las economías de los países.

No fue sino hasta finales del siglo XX que se concretó el uso del término industrias culturales para relacionar a los sujetos e instituciones que velan por la producción cultural y su posterior divulgación y distribución al público.

Rol de las industrias culturales dentro de la cultura de masas

Otro de los conceptos surgidos en el siglo XX, fue el de la cultura de masas, como el conjunto de bienes y servicios de corte cultural, siendo desarrollados por las industrias culturales y creativas. En dicho contexto, la cultura de masas respondía al éxito alcanzado por el capitalismo, promoviendo una cultura de corte comercial, con una sociedad consumista y una publicidad cultural orientada para tal fin.

Entre los ejemplos de cultura de masas de esa época, se encuentran la difusión publicitaria de forma totalitaria. Utilizando para ello a los medios de comunicación de ese entonces, quienes transmitían de manera frecuente determinados mensajes para hacerlos llegar al público, fomentando la necesidad de las personas por adquirir un producto determinado y así garantizar los intereses mercantiles de esos momentos.

Otro de los ejemplos de empresas culturales que fomentan la cultura de las masas, ya en tiempo presente, se fundamenta en la explotación producida por la industria cinematográfica de productos que, cada vez más, suman seguidores en todo el mundo, generando así un entorno de consumismo que, a su vez, deja exorbitantes ganancias monetarias.

A esta industria se suman otras que, a partir de un producto en específico, multiplican muchos más bienes que son adquiridos por los fanáticos que, cada día, buscan las últimas tendencias en el mercado relacionadas al artículo o servicio en cuestión, creado por la industria del entretenimiento, ya sean películas o series televisivas.

Tipos de industrias culturales

Los tipos de industrias culturales que existen en la actualidad están estrechamente vinculados con los sectores de la cultura donde se ofrecen los bienes y servicios concebidos por las industrias creativas, ya sean tradicionales, otros que han surgido en el tiempo, hasta los más recientes, adaptados a la era tecnológica. Conoce más sobre los tipos de industrias culturales y los ejemplos de productos culturales que hay en cada uno de ellos:

Editorial

Este es uno de los ejemplos de industrias culturales que se encuentra dentro de los sectores tradicionales. Abarca todo lo que tiene que ver con el mundo de las letras y  medio de difusión impresos, como libros, archivos, bibliotecas, revistas, periódicos, industria gráfica, editorial y de literatura. Por lo general, este tipo de industria tiene enlaces con el Estado, hasta el punto de que se ofrece la gratuidad de los artículos y servicios ofrecidos, con el objetivo de que la población pueda acceder sin complicaciones a estos productos.

Fonográfica

Otro de los sectores tradicionales que cuenta con industrias creativas es éste, donde se desarrollan bienes y servicios dentro de la industria de la radio y la discográfica. A pesar de las dificultades y embates que ha propiciado momentos de decadencia dentro de esta industria, la misma sigue imponiéndose entre las más importantes del mundo, esto gracias a que se ha adaptado a los nuevos tiempos, donde impera lo electrónico como técnica de difusión y divulgación de productos.

Audiovisual

Uno de los tipos de industrias culturales que más ha elaborado productos en tiempos recientes es el audiovisual. Entre los ejemplos de empresas industriales de esta tipología está la televisión, cinematografía, fotografía y la videografía. La cultura de masas que genera este tipo de industria es desmedida, ya que, por medio de diversos medios y plataformas, se hacen llegar los servicios para que sean disfrutados por la población en general.

Artes visuales y escénicas

Otro sector que ha desarrollado industrias creativas es el de las artes visuales y escénicas, que se manifiestan a través de galerías de arte, teatros, conciertos, orquestas, diseño, moda, artesanía y compañías de danza y ópera. A manera de fomentar el enriquecimiento intelectual y cultural de este tipo de industria, muchas veces el Estado trabaja en conjunto con las empresas privadas para garantizar a la población el disfrute de las actividades originadas en este ámbito.

Turismo

Dentro del sector cultural, se ha tomado en cuenta el turismo como ámbito económico para la promoción y difusión de las tradiciones y costumbres de un lugar determinado. Entre los ejemplos de productos industriales creados dentro de este tipo se encuentran el ecoturismo, museos, patrimonios y monumentos arquitectónicos, industria gastronómica y creación de productos típicos locales. Hoy en día, en muchos países, el turismo se consolida como uno de los sectores más importantes dentro de sus economías.

Deporte

El ámbito deportivo es uno de los más seguidos por las masas en todo el mundo. El desarrollo de federaciones, ligas, campeonatos mundiales, regionales, nacionales y locales, así como de infraestructuras destinadas para la práctica de estos deportes, es una producción cultural originada por esta tipología.

Multimedia

Respondiendo a los avances tecnológicos de los tiempos recientes, se ha determinado este tipo de industrias creativas, dando origen a productos como aplicaciones, software, videojuegos, publicidad y marketing, soportes, sistemas operativos, entre otros más. Hoy es uno de los más consumidos por la sociedad mundial.

Teorías e investigaciones sobre las industrias culturales

Desde el surgimiento del concepto, las industrias culturales han pasado por un proceso evolutivo que responde a los contextos socio-históricos que se presentaron con el pasar del tiempo, dando pie a numerosas teorías e investigaciones de parte de intelectuales destacados que han dado aportes interesantes para profundizar sobre esta concepción. Descubre las más teorías más resaltantes dentro del estudio de este término.

Teoría de Adorno y Korkheimer: el origen del concepto

Como se ha hecho mención, la aparición de la industria cultural como concepto teórico apareció en el siglo XX, pero para 1947, los teóricos alemanes Theodor Adorno y Max Horkheimer, pertenecientes a la Escuela de Frankfurt, daban luces de esta teoría por medio de su artículo «La industria cultural. Iluminismo como mistificación de masas», escrito en un contexto histórico dinamizado por las confrontaciones de la Segunda Guerra Mundial y el desarrollo posterior de sociedades de corte capitalista.

De acuerdo a esta publicación, la industria cultural según Adorno y Horkheimer, era producto de ese sistema que se impuso luego de terminada la guerra, respondiendo al fenómeno que se generó en ese entonces, denominado cultura de masas, que no era más que un medio para difundir las ideologías propias de dicho modelo político y económico e imponer los intereses del mismo dentro de la sociedad.

En términos simples, la cultura era un producto más explotado por el capitalismo, donde se desligaba la belleza intelectual y artística del sector cultural para convertirlo en una banalidad por medio de la producción en masa de bienes y servicios.

Las industrias creativas y la economía cultural

En una manera de ampliar el término hacia otros ámbitos, como el político y el social, en los años 80 el concepto inicial se transformó al de industrias creativas, donde se daba cabida a la inclusión social, desarrollo de nuevas fuentes de empleo y consolidación de nuevos mercados. Fue implementado en el Reino Unido como una política auspiciada por los primeros ministros de la época, en busca de mejorar la economía de la región.

En este período, se dan notables modificaciones a la teoría propuesta por Adorno y Horkheimer, desde el cambio del término a industrias culturales hasta su diferencia con las industrias creativas. Para 1978, la UNESCO definía a las primeras como sujetos dedicados a la creación, producción y comercialización de contenidos culturales creativos intangibles, orientados a los sectores tradicionales (audiovisual, fonográfico y editorial).

Por su parte, la institución daba potestad a las industrias creativas para la ampliación de las actividades dentro del campo cultural y artístico, teniendo como punto clave la creatividad del individuo y la propiedad intelectual.

Industrias culturales como concepto actual

Ya para finales del siglo XX, el concepto avanzó hasta lo que conocemos en el presente como industrias culturales, pluralidad que se utiliza para englobar toda industria cultural surgida a partir de los sectores detallados. A dichos sectores culturales tradicionales y a los artísticos, intelectuales y patrimoniales, se sumó uno como respuesta a la aparición de nuevas tecnologías que ha formado una nueva cultura de masas en tiempos actuales. Por medio de estas industrias culturales y creativas, se busca consolidar el arte como un medio funcional y utilitario.

Influencia de las industrias culturales en la actualidad

Hoy en día, la gran mayoría de países recurren a las industrias culturales para hacer promoción y protección de su identidad y costumbres, buscando salvaguardar estos elementos fundamentales para la sociedad, al igual que la memoria colectiva. Asimismo, la implementación de este concepto forma parte de las políticas de las naciones, con la finalidad de dar oportunidades de empleo a miles de productores y creadores de contenido artístico y cultural, garantizándoles la propiedad intelectual y a su vez, aportando ingresos económicos al Producto Interno Bruto del país donde se desenvuelve una planificación basada en esta teoría.

A lo largo del tiempo, muchas de estas industrias han generado cuantiosos recursos, pero a raíz de la pandemia que azota al mundo, han disminuido considerablemente los aportes producidos por estas empresas. Como respuesta a la nueva normalidad que se vislumbra, las industrias culturales buscan adaptarse para retomar el ritmo que venían siguiendo antes de la crisis sanitaria, reformulando la creación y producción de bienes y servicios para responder a las necesidades culturales de la población, lo que demuestra la fuerte influencia que tienen las industrias creativas y que predomina en la actualidad.

Las industrias culturales, surgidas como un concepto crítico a mediados del siglo pasado, hoy en día son una realidad que se refleja en los diversos tipos de culturas que se encuentran en el mundo. Cumpliendo el objetivo de preservar la identidad y dar espacio a la creatividad humana, son muchas las industrias creativas desarrolladas en todo este tiempo, como principales productos y ejemplos de la cultura de masas, concepto crítico expuesto en su momento por la Escuela de Frankfurt, y que ha ido ganando terreno en el presente gracias a la tecnología.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 2

Referencias:

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre