lunes, 16 mayo 2022 |

Actualizado a las

15:10

h CEST

22.8 C
Madrid

Bloqueo del escritor: causas del bloqueo creativo y qué hacer para superarlo (esquemas, ideas, libros…)

5
(2)

En la antigüedad, para superar el bloqueo del escritor las musas eran invocadas con poemas y se les hacían ofrendas. Hoy día, las cosas han cambiado un poco y a los rituales se les denomina estrategias. Mediante éstas, las hijas de Zeus igualmente acuden a nuestro llamado y nos ayudan a evitar el bloqueo creativo, que afecta tanto a los escritores novatos como a los experimentados.

El bloqueo del escritor se produce en diversas etapas del proceso creativo. Famosos psicólogos han abordado el asunto estudiando a fondo el problema, el cual radica en la dificultad de generar ideas o desarrollarlas. Daniel Goleman (1946), quien ha llevado a cabo diversas investigaciones sobre la creatividad, es uno de los que tienen mayor autoridad en la materia del bloqueo creativo. Por lo profundo del tema, las estrategias no pueden basarse en dar un paseo, hacer dibujos o hablar con un amigo, como se enfoca en algunas ocasiones.

Cómo escribir poesía:
Principios, técnicas, ejemplos y 15 consejos infalibles para hacer un poema inolvidable

Leer artículo

Qué es un bloqueo creativo  

Las musas son caprichosas y frecuentemente no aparecen en el momento que las invocamos. El bloqueo al escribir se refiere fundamentalmente a esta metáfora, y suele manifestarse de diversos modos y en distintos momentos del quehacer creativo, lo cual produce frustración y puede ser causante del abandono de un proyecto.

Sin embargo, el bloqueo narrativo es parte del proceso creativo. Según dicen los autores de destacadas obras, la sensación de no tener un tema adecuado, no poder abordar el desarrollo de una idea, o perderse a mitad de camino, es como la noche que precede a la salida del sol.

Todos los creadores, aunque se trate de los más famosos y experimentados, hablan de que en algún momento han sufrido bloqueo artístico. Por esta razón, muchos de ellos han pospuesto durante largo tiempo obras que luego fueron grandes éxitos. Tal es el caso, por ejemplo, de Gabriel García Márquez, que renunció durante ocho años a su famosa novela “El otoño del patriarca”, después de haber escrito una gran parte de ella.

Según los estudiosos de este fenómeno tan usual, existen principalmente cuatro causas del bloqueo creativo del escritor, sobre las cuales comentamos a continuación.

No encontramos una idea relevante

En cuanto a esta circunstancia, puede suceder que no hallemos un tema, o que, por el contrario, acudan tantos a nuestra mente que no sepamos cuál elegir. Los dos problemas ocasionan parálisis, aunque por distintos motivos, y existen las respectivas estrategias para  superar el bloqueo del escritor en ambos casos.

No sabemos por dónde empezar

En este caso, el escritor ha concebido una buena idea y puede que hasta haya visualizado su desarrollo, pero no sabe cómo arrancar. Esto le sucede con frecuencia incluso a los escritores consagrados. Siguiendo con el ejemplo de García Márquez, quien ha hablado mucho sobre la creación de sus obras, él dice que a veces definir la primera frase de una novela le lleva más tiempo que escribir el resto.

Queremos escribir pero nos subestimamos

Muchas personas saben escribir muy bien y producen ideas brillantes, pero creen que no tendrán éxito y se autocensuran. Según Daniel Goleman, que ha estudiado a fondo el tema de la creatividad, existe la marcada tendencia a crearse barreras mentales, imponiéndose un bloqueo de la creatividad que impide desarrollar el potencial.

Empezamos a escribir pero no avanzamos  

El bloqueo creativo mayormente ocurre en esta fase. El escritor ha concebido un tema y lo desarrolla, pero llega el momento que no sabe cómo continuar o cómo concluir, abandonando en consecuencia la obra. De acuerdo a los expertos, esto sucede principalmente por no haber realizado la planificación adecuada. 

Quince maneras de evitar el bloqueo del escritor

Cada escritor tiene sus propios métodos para que las ideas fluyan, y también son muy valiosas las estrategias de los pintores ya que escribir y pintar son dos actividades artísticas muy parecidas. A continuación presentamos quince estrategias que se refieren a métodos para evitar el bloqueo, tanto por falta de ideas como por no poder desarrollarlas adecuadamente.    

1. Tomar nota de los sueños  

Las imágenes oníricas, que brotan de nuestro inconsciente cuando estamos dormidos, son una fuente inagotable de ideas. Dalí se acostaba con un cucharón pesado y dejaba el brazo fuera de la cama. Cuando se aflojaba la mano por el sueño, el ruido lo despertaba y entonces tomaba nota de lo que estaba percibiendo en ese momento. Esta estrategia, más allá de lo que hacía el famoso surrealista, indica la importancia de registrar las cosas que soñamos.

2. Escribir, escribir, escribir   

Un escritor debe escribir todos los días, no importa sobre qué. Bien sea acerca de alguna noticia que leyó o sobre un particular estado de ánimo. Esto se debe a que no sabemos en qué momento llegarán las musas, prendiéndose  la chispa y surgiendo la gran idea. Una famosa frase de Picasso es: “cuando llegue la inspiración que me pille trabajando”.

3. El poder de las imágenes  

A menudo recibimos imágenes poderosas del entorno, pero debemos estar atentos a ellas. Cortázar decía que las ideas le llegaban tal cual un pájaro que se posa en la ventana. Por su parte, Borges comentaba que no buscaba las ideas sino que éstas lo perseguían a él, y Gabriel García Márquez escribió “La siesta del martes”, que consideraba su mejor cuento, al ver una mujer y una niña que caminaban vestidas de negro bajo un sol inclemente.

4. Leer mucho y sobre cualquier tema

Se recomienda diversificar los materiales de lectura y no ceñirse únicamente a novelas o cuentos. La poesía es un insumo muy rico para generar ideas, porque los poetas trabajan con imágenes y expresiones de sentimientos muy potentes. Al respecto, otra anécdota del Gabo es que pudo retomar su libro “El otoño del patriarca” a partir de una lectura sobre animales, donde los elefantes le dieron la pauta para el perfil psicológico del personaje.

5. Visitar museos

Las pinturas transmiten sensaciones y emociones si nos exponemos a ellas durante el tiempo adecuado para que nos hablen. Las expresiones de los rostros pueden generar infinidades de ideas y muchas novelas y cuentos famosos han surgido a partir de la observación de un cuadro. Entre ellos, uno de los más conocidos es el relato corto de Aldous Huxley titulado “La sonrisa de la Gioconda”. Si te preguntas qué hacer cuando no tienes inspiración para escribir, una de las cosas más recomendables es que te des un paseo por los museos.

6. Los cuentos de la abuela  

Las abuelas y en general todas las personas mayores suelen contar cuentos, algunos insólitos, acerca de hechos que le acontecieron en su pasado. Igualmente, en todas las familias existen anécdotas, a veces hasta secretas, sobre alguna persona en especial. Volviendo a García Márquez, este autor dijo que su más famoso libro “Cien años de soledad” en gran parte está inspirado en la forma cómo su abuela le narraba algunas historias.

7. Qué pasaría si… 

Esta es una excelente estrategia, tanto para generar ideas como para construir las historias. Se trata de imaginar hechos inéditos, como por ejemplo qué pasaría si de repente la ciudad se llenara de violetas, o si una mañana amanecieras con alas. Aparte de que pueden surgir conceptos muy interesantes, es fácil visualizar su desarrollo al pensar en todo lo que podría suceder a continuación.

8. Tormenta de ideas  

Esta es una de las estrategias más utilizadas por los escritores. Se realiza una vez que el tema ha sido seleccionado para definir todas sus bifurcaciones. Por ejemplo, si vamos a escribir sobre los unicornios, existe mucha información en la memoria de largo plazo, pero además en el subconsciente, y según Jung también en el inconsciente colectivo. El objetivo sería escribir muy rápido todo lo que se nos ocurra sobre este mitológico animal, para luego concatenar las ideas.

9. La estrella de seis puntas  

Como la Estrella Polar que dirigía a los navegantes, ésta nos conducirá a través  de todo el proceso. Las seis puntas se refieren a las preguntas: quién o quiénes, dónde, qué, cómo, cuándo y por qué. Aunque no se vaya a ser explícito respecto a cada una de las interrogantes, ya que a veces lo que se insinúa tiene más poder de lo que se dice, la estrella es una guía para el escritor en cuanto al desarrollo de la trama.  

10. Planificar 

Si una historia no está bien planificada tiene pocas probabilidades de llegar a feliz término. En su libro “La cocina de la escritura”, Cassany explica muy en detalle lo concerniente a este aspecto. Se trata de delimitar lo que se pretende lograr con la historia, cuál será el tono y el ritmo, a quién estará dirigida, su extensión y cuáles serán los capítulos o partes de la obra. Definir el esquema para escribir un libro es una de las partes más importantes del proceso creativo para evitar bloqueos durante el mismo.

11. La estrategia de los círculos

El círculo es una figura de gran poder y significado. En esta estrategia el objetivo es visualizar tantos círculos como capítulos o partes vaya a tener el texto que vamos a escribir, y en cada uno de ellos anotar la frase de comienzo y la frase final de cada sección. Esto se convertirá en una importante dirección para la narración, porque nos señalará claramente la ruta a seguir.  

12. Escribir el capítulo clave

Aunque no se tenga claro cómo va a comenzar y a terminar la historia, seguramente en nuestra mente tenemos cuál será el meollo de la misma. Esta estrategia se basa en escribir ese capítulo crucial, donde se producen los acontecimientos más importantes de la obra, ya que a partir del mismo el autor puede moverse con mayor facilidad hacia adelante y hacia atrás de la narración.

13. No interrumpir la escritura   

Muchos escritores crean un cuento de un tirón en una sola noche si tienen la inspiración adecuada y han visualizado claramente la historia. Sin embargo, lo más probable es que la labor lleve varios días para su culminación. Al respecto, un consejo muy importante de Hemingway era no dejar la narración sin la claridad acerca de su continuación, ya que parar a destiempo podría implicar un bloqueo en la siguiente jornada. 

14. Superar el miedo

Uno de los factores más relevantes para vencer los bloqueos es eliminar los miedos y la autocensura. Esto se logra obviando la autocrítica y escribiendo con placer acerca de las ideas que hemos concebido. Hemingway también se refería con frecuencia a este elemento paralizante y bloqueador en los escritores, y decía que había que echar a un lado el temor sobre si la obra tendría éxito o no, así como despreocuparse del qué dirán.

15. El refrigerador  

Cuando hemos concluido el trabajo, es necesario “refrigerarlo” por algunos días y luego “descongelarlo” para su revisión. En este nuevo momento descubriremos importantes fallas de las que no nos habíamos percatado, tanto respecto al contenido como en cuanto a lo estético y la claridad en la exposición. Lo importante de esta estrategia es que, en la medida que estemos satisfechos con nuestra creación, será más estimulante continuar escribiendo.

Libros sobre el bloqueo creativo y las formas de superarlo

A través de sus obras, diferentes escritores han compartido sus experiencias y conocimientos acerca de cómo evitar o superar el bloqueo creativo. Los cinco libros que se presentan a continuación, y que recomendamos, son especialmente interesantes por su contenido práctico, que muestran diversas maneras de encontrar ideas para escribir y no perderse por el camino.

El espíritu creativo, Daniel Goleman (2009)

El psicólogo estadounidense Daniel Goleman (1946) se hizo famoso a raíz de su obra “La Inteligencia Emocional”. El principal planteamiento de “El espíritu creativo” es que todos podemos romper los bloqueos a través de ciertas estrategias y además enseña a desarrollar la creatividad en los niños, quienes tradicionalmente aprenden a cómo escribir derecho en una hoja blanca pero no a expresarse creativamente.

Bloqueo del escritor. El espíritu creativo. Daniel Goleman.
El espíritu creativo. Daniel Goleman. (Editorial B de Bolsillo, 2022).

Querer escribir, poder escribir. Javier Chiabrando (2007)

El escritor y facilitador de talleres literarios argentino Javier Chiabrando (1961) es el autor de este libro, que aborda todas las interrogantes acerca del proceso creativo. Mediante su lectura, se aprende cómo escribir tanto un cuento como una novela paso a paso siguiendo interesantes estrategias. Si quieres saber qué hacer cuando no puedes escribir éste es el libro ideal.

Bloqueo del escritor. Querer escribir, poder escribir. Javier Chiabrando.
Querer escribir, poder escribir. Javier Chiabrando. (Versión Kindle, 2018).

La cocina de la escritura, Daniel Cassany (1993)

“La cocina de la escritura” es uno de los tantos libros del filólogo catalán Daniel Cassany (1961) sobre el arte de escribir. Se enfoca en la enseñanza de estrategias para comenzar y la manera correcta de planificar un texto. Adicionalmente, trata sobre el dominio de las técnicas necesarias para que la escritura sea estéticamente atractiva. Si tienes la sensación de “se me ha olvidado escribir”, no puedes dejar de leer este libro.

Bloqueo del escritor. La cocina de la escritura. Daniel Cassany.
La cocina de la escritura. Daniel Cassany. (Editorial Anagrama, 1995).

Sobre el bloqueo del escritor, Victoria Nelson (1985)

Victoria Nelson (1945) es una investigadora y escritora estadounidense que tiene a su cargo el Programa de Escritura Creativa del Goddar College, una universidad de educación no tradicional especializada en creatividad. Éste uno de sus libros sobre el bloqueo creativo, el cual aborda las causas y propone estrategias acerca de cómo salir del bloqueo de escritor.

Bloqueo del escritor. Sobre el bloqueo del escritor. Victoria Nelson.
Sobre el bloqueo del escritor. Victoria Nelson. (Editorial Ariel, 2017).

La gramática de la fantasía, Gianni Rodari (1973)

Esta obra es uno de los clásicos que se utilizan en los talleres de literatura. Su autor es Gianni Rodari (1920-1980), un famoso pedagogo y escritor italiano que en este texto reseña 42 estrategias relativas al proceso de la escritura creativa. “La gramática de la fantasía” es el libro más recomendado para aquellos que han perdido la musa y se plantean cómo recuperar la inspiración para escribir.

Bloqueo del escritor. Gramática de la fantasía. Gianni Rodari.
Gramática de la fantasía. Gianni Rodari. (Editorial Booket, 2002).

Para concluir, y recapitulando lo dicho, el bloqueo creativo le ocurre a todos los que se dedican al arte en cualquiera de sus manifestaciones y sin importar su magistratura. En cuanto a la escritura, los expertos han desarrollado estrategias adecuadas para evitar el fenómeno conocido como bloqueo del escritor, de las cuales se han compartido quince recomendadas por reconocidos investigadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre