jueves, 6 octubre 2022 |

Actualizado a las

6:45

h CEST

17 C
Madrid

Aprendizaje flexible: concepto, características, método y beneficios de la educación flexible

Puntuación media: 5 | Votos: 1

La pandemia cambió drásticamente el modelo y la educación flexible se impuso de imprevisto. Los profesores y los alumnos tuvieron que enfrentarse con un escenario para el que no estaban preparados, pero ahora pocos quieren volver a lo de antes, ya que el aprendizaje flexible ha resultado ser más satisfactorio y efectivo.

Sin duda la epidemia del Covid-19, que fue declarada pandemia por la OMS el 11 de marzo de 2020, ha significado una crisis en la vida de los habitantes del planeta. Cambió todos los hábitos y se restringieron todas las libertades, afectando hasta la salud mental de las personas. Sin embargo también deja sus cosas positivas, entre ellas el desarrollo de nuevas competencias que los docentes y los alumnos tuvieron que asimilar en cortísimo tiempo, a raíz de que se implementó la educación flexible. Luego de dos años y medio donde parece que poco a poco todo vuelve a la normalidad, el cambio de modelo educativo no sólo se ha arraigado, sino que ha demostrado amplios beneficios, por lo que el aprendizaje flexible seguirá marcando la pauta.

Aprendizaje creativo:
Qué es, funciones, características y teorías sobre el aprendizaje creador

Leer artículo

¿Qué es el aprendizaje flexible?    

La definición de flexible se opone al concepto de rigidez. Por lo tanto, este tipo de aprendizaje implica la ruptura de los cánones tradicionales del proceso enseñanza-aprendizaje, en cuanto a horarios, asistencias y cantidad de contenidos a asimilar en un tiempo específico. También abarca la flexibilidad en el aula, refiriéndose en este sentido a los modelos donde los alumnos cuentan con áreas de aprendizaje y deciden qué estudiar, lo cual es propio de la Escuela Abierta.

El concepto de aprendizaje educativo ha evolucionado y existe una tendencia generalizada hacia la flexibilidad en la educación a nivel mundial. La idea está mayormente  relacionada con definiciones de educación a distancia de acuerdo a diversas modalidades, las cuales también incluyen el aprendizaje híbrido. Seguidamente exponemos un breve recuento histórico del modelo flexible en educación, así como también hacemos referencia a su método y mostramos algunos datos interesantes.

Antecedentes

La noticia más antigua acerca de la educación no presencial data de 1728, cuando a un profesor estadounidense de taquigrafía, llamado Caleb Philips, se le ocurrió dar un curso por correspondencia y lo anunció en la Gaceta de Boston. Transcurrió más de un siglo para que, en 1856, el francés Charles Toussaint y el alemán Gustav Langenscheidt crearan una escuela de idiomas por correspondencia en Berlín. Todavía en los años de 1970 existía una gran gama de cursos por correspondencia, muchos de ellos acompañados de cassettes.

En estas épocas no se conocía el significado flexible en términos educativos, era sólo una modalidad, digamos que más bien un negocio. También se utilizó la radio desde la década de 1920 y la televisión a raíz de su masificación más o menos por los años de 1960. El correo electrónico existe desde 1972 y muchas universidades comenzaron a usarlo.

Primeras universidades a distancia

La primera institución de educación superior a distancia del mundo fue la Correspondence University de Ithaca, en el Estado de Nueva York, fundada en 1889. En Estados Unidos para el año de 1930 ya había 39 universidades por correspondencia. En Europa nace la Open University en el Reino Unido, que comienza a operar desde 1972, y el mismo año la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), que se inaugura en el Caserón de San Bernardo en Madrid y actualmente es la que tiene el mayor número de estudiantes de España, con presencia en diecisiete países entre Europa, África y América.

Desarrollo de la tecnología

La definición de aprendizaje pedagógico flexible no sería posible sin la tecnología, específicamente la que se refiere al mundo digital, que no es tan antigua. A pesar de que la invención de Internet se remonta al año de 1958 como herramienta del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, no fue hasta 1983 que se convirtió en una red abierta. Por otro lado, los ordenadores personales aparecen a finales de la década de 1970, pero no se masifican sino hasta mediados de los años de 1980, y todavía su penetración es deficiente en muchos países.

Al principio, Internet era un ambiente aburrido, sin colores ni ilustraciones, y mucho menos sonido. Sólo servía para usar el correo electrónico y enviar archivos. Esto va a cambiar cuando la Organización Europea para la Investigación Nuclear crea la World Wide Web, que empieza a estar disponible en 1992 junto a los navegadores Netscape y Explorer. Posteriormente surge el desarrollo las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) aplicadas a la educación, también en la década de 1990.  

Metodología  

Antes de hablar sobre la metodología, es pertinente aclarar ciertos términos tales como qué es el aprendizaje híbrido, así como el método sincrónico y asincrónico. El aprendizaje híbrido se refiere a una mezcla de educación presencial con actividades online, y es el que mayormente se ha aplicado en los tiempos de pandemia. En cuanto a los métodos sincrónicos y asincrónicos, la diferencia es que en el primero los alumnos se conectan para recibir una clase online en tiempo real, mientras que en el segundo acceden a un video que ha sido grabado y está disponible en cualquier momento.

Las actividades docentes se realizan a través de plataformas educativas, existiendo algunas de software libre, como por ejemplo Google Classroom, que es una de las que actualmente tienen mayor demanda. Estas plataformas son espacios virtuales donde el profesor puede dictar una clase y permite que los alumnos interactúen mediante un chat. El docente crea su propio espacio de trabajo, donde incluye sus materiales, y también los estudiantes pueden enviar sus trabajos por esta vía. Además existen aulas virtuales que diseñan las instituciones para su uso particular, a las que pueden agregar otras funciones adicionales a las descritas.

Algunos datos interesantes

A partir del año 2020 los países se vieron obligados a aplicar la metodología online para todos los niveles educativos. La mayoría de los maestros y profesores tuvieron que entender, de forma bastante improvisada, la definición de educación flexible y sus implicaciones, para lo que no estaban preparados. Una encuesta realizada incluyendo a varios países de Europa arrojó que el 67% no tenía conocimientos previos y los participantes declararon haber sufrido mucho estrés.

Según investigaciones más recientes, sólo el 5% del profesorado piensa que la educación debe volver a ser igual que antes, las dos terceras partes de los alumnos totales se decantan por la modalidad flexible y el 75% de los universitarios encuestados dicen que logran un aprendizaje significativo. Los más pequeños no tienen idea de qué es flexible o qué no, sólo saben que disfrutan de mayor libertad y que no tienen que madrugar para ir a la escuela. Por esta razón, los planteles que vuelven a la normalidad se están encontrando con estudiantes desmotivados.

Características de la educación flexible   

Las principales características de la educación flexible, que a continuación enumeramos, se refieren a valores como democracia, inclusión y respeto a la diversidad, así como a la innovación.  

Es democrática

Una de las principales características en cuanto al concepto de enseñanza y aprendizaje flexible es su cualidad democrática. Esto implica que el alumno no está sujeto a normas estrictas de una institución, o a la visión pedagógica de un determinado profesor, sino que es el protagonista de su propio proceso y decide cómo y cuándo estudiar.

 Adicionalmente, el método flexible también es democrático en el sentido de que facilita el aprendizaje a personas que por diferentes razones no pueden acceder a las instituciones o adecuarse a sus horarios. Entre ellas: discapacitados, hospitalizados, reclusos, adultos mayores o amas de casa.

Resulta ideal para una educación diferenciada  

La definición de aprendizaje flexible también implica la posibilidad de atender a los educandos de manera particular, de acuerdo a la forma como cada uno de ellos aprende y al ritmo en que lo hace, ya que no todos son iguales. Por otra parte, hay estudiantes que requieren de un grado mayor de motivación o tienen necesidades especiales.

Las plataformas educativas facilitan la labor de dar asesorías individuales, así como proveer materiales específicos, proponer actividades adaptadas al alumno y diseñar evaluaciones acordes a cada caso, pero lógicamente esto va a depender de que el profesor esté en la disposición de dedicar el tiempo necesario.

Permite amplia cobertura y participación sin límites geográficos

A través de Internet se eliminan las distancias geográficas y no importa qué tan lejos estén los estudiantes del centro de enseñanza, lo cual implica que los niños, jóvenes o adultos de las zonas donde no existe un instituto o universidad puedan cursar estudios de calidad y, si se trata de educación superior, la carrera que elijan.

Sin duda esta característica es una de las más importantes, ya que incide en mejoramiento del nivel profesional de la población y por ende contribuye con el desarrollo del país. Por otra parte, las universidades pueden invitar a los mejores profesionales de cualquier parte del mundo para que eventualmente participen en las charlas.

Se fundamenta en las TICs  

El aprendizaje flexible se basa en las Tecnologías de la Educación y la Comunicación, las cuales son todos los recursos, tanto de hardware como de software, que facilitan el aprendizaje. Está comprobada su efectividad en cuanto a que proporcionan motivación y hacen más interesante el proceso de enseñanza. Pero hay que saber usarlas, porque no se trata de adaptarlas a la educación tradicional de siempre.

Por otra parte, estimulan la autonomía del estudiante, lo que se traduce al concepto de autoaprendizaje. De acuerdo a las declaraciones de los principales directivos de la UNESCO, las TICs son una herramienta importante para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible, debido a que sirven para enseñar a pensar y logran que la educación llegue a una mayor cantidad de personas en el mundo.

Sistema de enseñanza regulado

La educación flexible cuenta con regulaciones, ya que se debe cuidar que no baje la calidad ante la numerosa oferta de empresas privadas que pueden carecer del estándar necesario. En este sentido, existen agencias de acreditación que evalúan los planes de estudio así como la calidad y cantidad del personal docente con que cuentan las instituciones y extienden una certificación que debe ser renovada cada cierto tiempo. Adicionalmente, se aspira a que tanto los profesores  como los estudiantes desarrollen capacidades digitales, para lo que, por ejemplo en el caso de la Comisión Europea, existe un plan específico que cubre el período 2021-2027.

Beneficios del aprendizaje flexible

Las ventajas de la educación flexibles son muchísimas, tanto para los docentes como para los estudiantes. A continuación se enumeran las cuatro que resaltan a partir de las muchas investigaciones que se han realizado sobre el tema, haciendo referencia sobre todo a la educación a distancia.

Aprender a aprender

A través de la educación flexible el alumno se hace responsable de su aprendizaje, se convierte en gestor de su proceso y diseña su propio método según se va analizando y comprendiendo cómo asimila los contenidos. Ello significa que este tipo de formación no sólo sirve para aprender los temas que están incluidos en las asignaturas, sino que también facilita el autoconocimiento.

Al ritmo propio

Hay personas que aprenden más rápido y otras que prefieren ir lento para asimilar mejor los conocimientos. La educación a distancia permite que los estudiantes definan su propio ritmo ya que generalmente se establecen objetivos a cubrir en un lapso amplio de tiempo, por lo tanto el educando puede dedicar mayor o menor cantidad de horas a cada uno de los temas de acuerdo a su gusto o dificultad.

Los horarios son a preferencia del estudiante

Es evidente que los seres humanos tienden a diferir en cuanto a los momentos del día donde están más lúcidos. Hay quienes prefieren levantarse a las tres de la mañana para estudiar, y otros que se activan a partir de las diez de la noche. En la educación presencial es imposible que existan estos tipos de horarios, por lo que muchos estudiantes decaen debido a que no están en su mejor momento cognitivo ni anímico.

Resulta más económica

La educación a distancia resulta menos costosa para la institución, porque no tienen que invertir en infraestructura y mantenimiento  en la misma medida que lo hacen las instituciones presenciales. Por ende, para el alumno también resulta menos onerosa, además de que se ahorra los costos de los traslados y algunos otros.

Definitivamente el modelo educativo no volverá a ser igual que antes de la pandemia. El proceso ha sido difícil en términos de esfuerzo y adaptación, pero el aprendizaje flexible ha resultado ventajoso en muchísimos sentidos y pocos quieren volver atrás. La única desventaja de la educación flexible total parece ser su efecto en la socialización de los pequeños y más jóvenes, por lo cual los expertos recomiendan preferentemente un enfoque híbrido.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre