El velo y sus aplicaciones en las diferentes religiones

5
(2)

A pesar de lo que muchos pueden pensar, el velo no es un símbolo exclusivo de la costumbre musulmana. ¿En qué otras religiones, culturas y situaciones se utilizan los velos y cuál es su significado?

Desde hace milenios, el velo ha sido una pieza diferenciadora del vestuario femenino. Bien como adorno, estatus o símbolo para ciertas religiones y culturas. Hoy, es capaz de encender por sí solo acalorados debates acerca de su uso o no.

Ciencia vs. religión
Todas las respuestas a la batalla más larga de la historia

Leer artículo

El velo es una pieza diferenciadora del vestuario de la mujer (Crédito: Keira Burton)

Conoce a continuación las aplicaciones del velo en las diferentes religiones y cuáles son algunas de sus funciones.

Significados y usos del velo

Cortos, medianos o largos. Para cubrir apenas la cabeza, los hombros o el pecho. O incluso para envolver por entero el cuerpo y seguir hacia el piso. El largo y tipo de velo están asociados al mensaje sin palabras que se quiera transmitir.

Y aquí aún no estamos hablando de religión.

No es extraño que el día de la boda, una novia decida vestir con velo. En algunos bailes o estampas costumbristas en Latinoamérica, Europa y Asia, las mujeres también los llevan como parte del atuendo típico o de trabajo.   

Sin embargo, el velo también es objeto de fuertes confrontaciones políticas y sociales y rechazo. Comportamientos injustos, producto del racismo y la xenofobia, son alimentados por la intolerancia y la falta de comprensión hacia religiones como las del mundo musulmán.

Simbología del velo

Mientras en algunas culturas y religiones es símbolo de elegancia, belleza, pureza y estatus social, en otras es sinónimo de sumisión, imposición religiosa y cánones radicales de comportamiento. En algunas etapas de la historia, ha sido sinónimo de rebeldía social y política.

En muchas culturas, es sinónimo de elegancia, estatus social o sumisión (Crédito: Rizal Deathrasher)

Desde hace al menos 4.000 años, muchas mujeres han puesto velos sobre sus cabezas, de forma voluntaria o impuesta.

En la antigua Mesopotamia de hace 3.000 años atrás, era un artículo que ayudaba a diferenciar las clases sociales y los sexos. Las mujeres mesopotámicas que llevaban velo eran privilegiadas y lo usaban para diferenciarse de las esclavas y de las meretrices.

Las religiones y uso del velo

Esta prenda está cargada de múltiples significados para varios países y creencias. Estas son las religiones donde los velos tienen mayor presencia.

Islam

Para los musulmanes, existen 7 tipos de velos islámicos que pueden llevar las mujeres. Estos se usan siguiendo las vertientes de la religión islámica:

Hiyab

Esconde el cuello, cabello y orejas de las miradas, aunque no el rostro. Es símbolo de fe y feminidad. Se usa en varios tamaños, colores y tiene distintas formas de colocarlo.

El hiyab es usado en diferentes tamaños y colores (Crédito: Monstera)

El hijab se puede usar junto con una túnica o impermeable y con un gorro que facilite recoger el pelo.

Burka

Es uno de los velos largos más estrictos del Islam. Cubre por completo la cabeza y el cuerpo y solo deja una rejilla para ver. Es tradicional en las tribus pashtún (Afganistán), mientras que los talibanes lo exigen a sus mujeres de manera obligatoria.

La burka solo permite a la mujer ver por una rejilla (Crédito: Wikimedia Commons)

En países como España, Francia, Bélgica, Holanda y Dinamarca se prohíbe el uso de la burka.

Niqab

Es un velo integral tipo túnica que, a diferencia de la burka, solo deja despejada la zona de los ojos de la mujer. Envuelve completamente el cuerpo y se acompaña de piezas de telas que pueden tapar o no las manos.

El velo niqab solo deja una franja libre para el área de los ojos (Crédito: Jürgen Scheffler)

El niqab se usa frecuentemente en Arabia Saudita y en otras regiones de influencia wahabista. Algunas sociedades permiten su uso en colores o solo en negro.

Amira o al amira

Son dos piezas y es una forma práctica de vestir la hiyab. Una pieza se ajusta a la cabeza como una gorra y la otra es tubular. Así se envuelve el cuello y la cabeza, sin dejar el cabello a la vista.

La amira es una manera más confortable de llevar la hijab (Crédito: Wikimedia Commons)

A la amira se le denomina también “Pañuelos de princesa” ya que admite decoraciones como brillantes y broches.

Chador

Este velo largo cubre desde la cabeza hasta los pies. Solo deja libres y visibles las manos y la cara. Va con una túnica árabe denominada abaya, y un velo que cubre el cuello y el cabello. Suele ser de color negro y es más común entre las mujeres chiítas, sobre todo, de Irak e Irán.

Khimar

Es una capa que llega hasta la cintura. Cubre cabello, cuello y hombros, sin tapar el rostro.

Shayla

Este velo rectangular y largo, de colores, estampados o transparencias, se fija a los hombros luego de envolver la cabeza.

El velo shayla se lleva en varios colores y texturas (Crédito: Ehsan Ahmadnejad)

No cubre el rostro y se usa en varias naciones del golfo Pérsico.

Cristianismo

Las principales religiones del cristianismo son las religiones católicas, protestantes y el cristianismo ortodoxo. Los evangélicos son una corriente derivada del protestantismo. En todas ellas, el velo tiene usos y significados.  

Catolicismo

En la iglesia católica, el uso del velo o mantilla es una tradición de unos 2.000 años. Para asistir a misa y orar, fue durante mucho tiempo una práctica obligatoria.

La mantilla es una tradición que se remonta a unos 2.000 años (Crédito: Quino Al)

A partir del Concilio Vaticano II, de 1959, convocado por el papa Juan XXIII, comenzó el abandono de la tradición. Como el papa Pablo VI tampoco lo incluyó en el misal de 1969, fue decayendo su obligatoriedad.

Sin embargo, aún hay católicas que lo llevan al entrar en la iglesia, al estar frente al Santísimo Sacramento o como señal de respeto. También, como manifestación de humildad y entrega sin distracciones a las oraciones.

En las audiencias papales del Vaticano debe usarse el velo o mantilla clásica. En rituales de bautismo y comunión también se estila su uso, al igual que en las bodas católicas como señal de entrega y pureza ante el esposo.

Se mantiene de manera obligatoria y exclusiva para las monjas e institutos religiosos que así lo indiquen. Una monja con velo indica su vínculo con Dios, visto como “esposo”.

Protestantes, evangélicos y ortodoxos

En las iglesias protestantes, evangélicas y ortodoxas aún se utiliza en celebraciones, sobre todo, en las que siguen el ritual romano. También como señal de respeto y humildad ante Dios, al igual que en el catolicismo.

Llevar el velo en todas las corrientes del cristianismo se sustenta en una pasaje de la Biblia (1 Corintios 11:4-16), donde el apóstol San Pablo hace referencia a orar con la cabeza cubierta, solo en el caso de las mujeres.

Judaísmo

A diferencia de las musulmanas que empiezan a taparse la cabeza en la pubertad, en el caso de las mujeres judías pueden usar velos o no. La mayoría lo hace como señal de que están casadas y ya no están disponibles para los pretendientes.

Otro significado de taparse el pelo es que con ello se declaran devotas observantes. También, como señal de modestia, necesidad de mantener la privacidad o como forma de indicar su procedencia.

En el judaísmo, taparse la cabeza con velos, pelucas, gorros, pañuelos o cintas depende de la corriente a la que pertenezcan las mujeres y las indicaciones del rabino.

Algunas mujeres judías usan velos, pañuelos o pelucas (Crédito: Engin Akyurt)

En el judaísmo ortodoxo, las mujeres usan desde pelucas que cubren sus cabezas y pelos cortos o rapados, hasta el tichel, un tipo de pañuelo que les cubre el cabello y deja a la vista el cuello. Otras opciones son las cintas de pelo, gorros de fieltro, capuchas de puntillas, tocados pequeños de lazos para las jóvenes y gorros que siguen el nacimiento del cabello y dejan espacio atrás.

Hinduísmo

En áreas rurales del centro y el norte de la India, las mujeres hindúes (y también las musulmanas) aún mantienen reglas estrictas sobre cubrir su rostro y cuerpo. Las razones son religiosas y sociales. El objetivo es el aislamiento físico de la mujer, algo que logran con el purdah.

El purdah es una suerte de cortina o tela que actúa de separación física con el hombre y como cobertura para esconder la figura y la piel. Un tipo de purdah entre las hindúes es el ghunghat o pañuelo a modo de velo.

Se usa así:

  • Se toma el borde final del sari (pallu) como velo para taparse el rostro.
  • Otra forma es usar una bufanda larga llamada dupatta como velo.
  • Una manera más cómoda es halar la tela del traje para taparse el rostro, siendo este el uso más tradicional de ghunghat.

Algunas prefieren usar el sari para taparse el rostro y el cuello, mientras que algunas usan un velo desde la cabeza hasta el estómago. Este tipo es el más usado para el día de la boda.

El sari es también usado para cubrirse el pelo (Crédito: Tehzeeb Kazmi)

En muchas familias hindúes, el velo o ghunghat se usa para estar frente a parientes mayores del esposo. Solamente  es retirado hasta que los suegros de la novia lo decidan. Así creen que conservan la modestia en la recién casada.

El ghunghat es un velo que fue muy popular en la India hasta los años ’30 del siglo pasado. Hoy se mantiene en áreas como Haryana, Rajasthan, Madhya Pradesh y en zonas de Assam y Bengala.

En conclusión, todo depende del cristal con el que se mire. En qué momentos es llevado por decisión propia o por imposición social o religiosa, no hay dudas de que el velo es un elemento que nunca pasa desapercibido.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 2

Referencias:

 

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre